4 Remedios Caseros Para La Tos Seca Y Garganta Irritada
January 4, 2023
Importancia De La Microbiota Cutánea En La Salud De La Piel
January 6, 2023

¿Cómo Proteger A Nuestros Hijos De Los Piojos?

Los piojos constituyen un problema para millones de personas a nivel mundial. De acuerdo a las estadísticas manejadas por los expertos, se han verificado tasas de infestación que oscilan entre el 5,8 y 35%.

Se ha establecido, que este ectoparásito afecta a personas de todos los niveles socioeconómicos, y constituye un problema en la edad escolar. Afortunadamente existen ciertas estrategias, que permiten prevenir sus ataques y también favorecen su control.

Este tema causa preocupación en muchos hogares, sobre todo al inicio de clases. Una de estas madres preocupadas es Nancy, una seguidora de Carolina del Norte. Ella es una joven madre de dos niños, uno pequeño de dos años y otro de siete años.

Ella decidió comunicarse conmigo porque el anterior año escolar su hijo mayor sufrió un ataque de piojos muy fuerte. A raíz de ello Nancy se vio en la necesidad de emplear un producto para controlarlos. Sin embargo, su hijo presentó ciertos problemas, entre ellos un escozor muy fuerte y enrojecimiento del cuero cabelludo.

Por esta razón, ella decidió comunicarse conmigo a los fines de solicitar algunas recomendaciones integrales, que le permitieran contar con más herramientas para el control de los piojos.

Como profesional de la salud y también como madre, he tenido que aprender algunas técnicas para el manejo de los piojos. Así, considerando las estrategias que sugieren algunos organismos con competencia y las que suelo emplear, preparé un dossier para Nancy.

Se puede afirmar, que ninguna familia y en especial sus niños, están exentos de una infestación de este parásito. Por ello consideré importante compartir esta información con vosotros.

Ahondando acerca a de los piojos

Los piojos de la cabeza son insectos que se alimentan de sangre, específicamente del cuero cabelludo. Son de pequeño tamaño (2,3 a 4 mm) pero observables a simple vista. Su nombre técnico es Pediculus humanus capitis, y su forma es plana y alargada, la hembra posee mayor tamaño.

Según los expertos, la hembra adulta pone de seis a diez huevos diarios a lo largo de treinta días.

Estos huevos poseen forma ovalada, son blanquecinos y miden 1 mm. Son conocidos como liendres, y la hembra del piojo los pone a uno o dos milímetros de la raíz del cabello, empleando una especie de sustancia adherente.

Estos huevos tardan aproximadamente una semana en eclosionar, y de ellos sale un piojo inmaduro denominado ninfa. Esta fase del piojo, tarda unos nueve días en volverse adulto. Luego de ello comienza a poner huevos durante un mes, completando así su ciclo de vida.

Los piojos no poseen alas, por ello están incapacitados para volar. Sin embargo, pueden permanecer en la ropa (sobre todo la que es tejida como los jerséis), toallas, mantas y accesorios para el pelo.

Por lo general esta es una de las formas usuales de transmisión. Estos insectos, podrían permanecer vivos en el agua (por ejemplo una piscina o un jacuzzi), durante algunas horas. Sin embargo, no es la forma común a través de la cual se transmite.

De acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC), no se conoce ninguna patología que sea transmitida por los piojos. Es por esta razón, que no se consideran un peligro para la salud pública.

No obstante, las infestaciones por piojos ocasionan problemas sociales a quienes los padecen, entre ellos vergüenza e incomprensión. Incluso, el costo de los tratamientos es significativo.

Cómo prevenir y tratar los piojos

De acuerdo a los CDC, es importante seguir algunos lineamientos para lograr controlar y erradicar los piojos de la cabeza de los niños. Entre ellos destacan:

Cómo prevenir y tratar los piojos

  • Revisar a cada uno de los integrantes de la familia

De acuerdo a los expertos, la revisión de la presencia de piojos es un paso fundamental para mantener los piojos a raya en el núcleo familiar.

Se sabe que eliminar las liendres y piojos que sobreviven al tratamiento, es una medida exitosa para controlar este insecto. Una estrategia que ha dado resultados favorables es emplear un peine especial para revisar la presencia de piojos o liendres.

Existen unos de acero inoxidable de muy buena calidad, y en ocasiones vienen con una lupa. Esto favorece su detección temprana, permitiendo así realizar medidas correctivas.

Se ha observado, que muchas familias logran deshacerse de los piojos empleando un peine especial, además de un secado adecuado del cabello. Esta es una forma diligente de evitar exponer los niños a los pesticidas presentes en los champús anti piojos.

  • Tratar los piojos cuando estos aparezcan

No se recomienda emplear tratamientos en los miembros de la familia, que no estén infestados. Así, solo se recomienda el tratamiento contra los piojos de la cabeza a quienes se les haya detectado una infestación activa.

Según los CDC, todas las personas infestadas que vivan en la misma casa, incluyendo las personas cercanas y quienes comparten cama con ellos deben ser tratadas al mismo tiempo.

  • Evitar el empleo de champús que contengan pesticidas

Se ha logrado establecer, que los tratamientos para piojos contentivos de pesticidas, perjudican la salud y ambiente. Por ello, no se consideran la solución más eficaz para combatir los piojos.

Lamentablemente, muchos productos utilizados para controlar los piojos contienen estos compuestos que poseen un efecto tóxico sobre el sistema nervioso. De allí, que resulta menos nocivo emplear un champú normal sin químicos tóxicos.

Por lo general, ellos logran eliminar los piojos pero no sus huevos, ello supone una segunda aplicación entre los siete y diez días. Sin embargo, quienes no realizan el segundo tratamiento corren riesgo de reinfestación.

Ello implicaría tener que recomenzar con otro ciclo de tratamientos, incrementando aún más el riesgo por contaminación con pesticidas.

Según los expertos, los piojos han logrado crear resistencia a frente a los champús pediculicidas. De hecho, estudios realizados por médicos de Gran Bretaña lograron determinar, que hasta un 80% de los piojos resistía a los compuestos más comúnmente empleados.

Entre ellos destacan la permetrina y fenotrina. Se sugiere evitar el empleo de estos productos en personas asmáticas.

Algunas investigaciones realizadas para determinar la resistencia de los piojos a la permetrina mostraron que, en 42 estados de los Estados Unidos, existe una resistencia del 100%.

Se sabe igualmente, que los piojos han desarrollado una importante resistencia a diversos ingredientes activos como lindano, malatión y piretrina.

De hecho se ha observado, que actualmente la resistencia es considerada la causa más común de fracaso al emplear champús con estos compuestos pesticidas.

Por ello, es preferible utilizar productos que contengan ingredientes activos a los que los piojos no presenten resistencia. Entre ellos destacan el spinosad, dimeticona y alcohol bencílico.

  • No utilizar sprays ambientales para controlar los piojos

Desde hace tiempo la Asociación Nacional de Pediculosis (NPA) ha advertido acerca del riesgo de emplear champús y sprays con pesticidas. Sin embargo, estos compuestos siguen empleándose en champús y sprays para la ropa de cama, muebles y diversos objetos del hogar, escuelas y guarderías.

Se ha encontrado, que los sprays antipiojos varían en su composición y en función del fabricante, pero todos contienen un piretroide denominado permetrina.

Se ha establecido, que la principal forma de contagio de los piojos es de persona a persona. Por ello, carece de rigor científico el hecho de hacer aplicaciones en el ambiente a fin de eliminar los piojos, pues los mismos no son plagas ambientales.

Los sprays antipiojos suelen comercializarse para ser empleados junto con los champús antipiojos. Esto produce un incremento significativo de la exposición a pesticidas en el mismo lapso de tiempo para los niños.

Es importante mencionar, que los riesgos respiratorios y oculares ocasionados por los aerosoles pediculicidas no solo afectan al niño con piojos, sino a la persona que los aplica.

De hecho, estos productos también pueden afectar a las madres embarazadas o que se encuentren amamantando. Es muy significativo, que estos aerosoles no llevan consigo una advertencia para los grupos de alto riesgo.

A saber, bebé en gestación, niño amamantado y personas con otros problemas de salud que vivan en el mismo hogar. Incluso estos productos afectan a las mascotas.

La mejor opción es evitar emplear los sprays ambientales para los piojos, pues además de ser innecesarios incrementan los riesgos para la salud del niño y su familia.

¿Qué hacer para proteger a los niños de los piojos cuando están en el colegio?

La vuelta al colegio produce mucho nerviosismo en los padres, sobre todo los que tienen varios niños y saben cuan incómoda y molesta es la presencia de piojos.

Básicamente la batalla puede ganarse mediante tareas sencillas de monitoreo, una adecuada higiene del cabello y desinfección de los objetos, ropa y lencería.

Dentro de las actividades importantes a realizar destacan:

Mantener el cabello bien limpio

Se ha demostrado, que una adecuada higiene del cabello, además del empleo de acondicionador, pueden jugar un papel determinante en la fijación de estos insectos.

De acuerdo a los expertos, lo ideal es que se realice el lavado del cabello de tres a cuatro veces por semana.

Peinarse el cabello varias veces al día, incluso antes de acostarse

Un peinado adecuado favorece nuestro aspecto. Si lo hacemos de forma regular sobre todo con peines de dientes finos, estaremos matando dos pájaros de un tiro. Porque también podremos eliminar los huevos y ninfas de este molesto insecto.

Revisar regularmente el cabello de los niños y extraer los huevos y piojos presentes

El chequeo periódico es una tarea, que debe priorizarse para proteger a nuestros niños. Esto es importante considerarlo porque al adelantarnos a la infestación de piojos podremos realizar algunas medidas para combatirlos tempranamente.

Es importante, que esta actividad se realice con disciplina, ya que la misma solo demora a lo sumo unos diez minutos, y la recompensa podría ser muy satisfactoria.

Lo ideal es realizar esta actividad dos veces por semana. Debes revisar en profundidad la zona de la nuca y orejas.

En caso de notar infestación por piojo, realiza el siguiente procedimiento:

  • Lava el cabello del niño con un champú normal, algunos expertos sugieren el empleo de acondicionador, pues facilita el proceso para extraer estos insectos
  • Divide el cabello en dos partes y en caso de que lo tenga largo, recoge la parte que no vayas a trabajar en ese momento (puedes ayudarte con algunas pinzas)
  • Emplea un peine especial de dientes finos, preferiblemente de acero inoxidable
  • Empieza peinando desde la base del cabello
  • Cuando recojas huevos y piojos lava inmediatamente el peine en una solución de agua jabonosa
  • Repasa con mucho cuidado en varias direcciones para eliminar los huevos de este insecto. Debes realizar este procedimiento despacio y prestando mucha atención
  • Resulta más cómodo repetir el proceso empleando pequeños mechones de pelo
  • Lava permanentemente el peine y al finalizar asegúrate que no quedó contaminado
  • Lava toda la ropa que el niño haya utilizado con agua caliente y seca
  • Es importante que cuando detectes la presencia de piojos, realices este procedimiento cada dos días hasta eliminar completamente los huevos y piojos adultos.

Combatir los contagios por parte de otros niños

Es importante educar al niño en cuanto a cómo se contagia de piojos. Debes decirle, que por lo general pasan de una cabeza a otra de forma directa. Las infestaciones de estos insectos se llevan a cabo a través del contagio.

De allí la importancia de que se pueda restringir el contacto con niños infestados. Una vía para ello, es evitar en la medida de lo posible, los juegos en el patio escolar.

Asimismo, es determinante que los niños que poseen pelo largo lo lleven recogido hacia atrás, sujetado con una coleta. Es importante, que el pelo esté trenzado para evitar que el mismo se mezcle fácilmente con el de otro niño.

Es importante convencer y animar a su hija, de que lleve el cabello recogido hacia atrás cuando va al colegio o cuando comparta con sus amigos. Se convierte en un punto clave, el enseñar a los niños a no compartir los artículos de higiene personal.

En muchos lugares como el colegio, gimnasios y piscinas suelen compartirse los peines, toallas, sombreros, bufandas, abrigos, uniformes deportivos, cintas del cabello, broches y gorras. Los piojos pueden permanecer en estos objetos, y luego pasar al cabello, produciendo infestación.

Una forma bastante eficaz de evitar los contagios es procurando que el niño se mantenga con el pelo corto. De hecho, un pelo corto facilita el monitoreo periódico para la detección de huevos y piojos.

Desinfectar frecuentemente los objetos de uso personal

Es importante, que los artículos empleados con frecuencia por los niños, tales como cepillos y peines para el cabello, ropa y juguetes se desinfecten adecuadamente.

Una forma sencilla es lavar todos estos objetos, es mediante agua y jabón a temperaturas superiores a los 55°C. se ha comprobado, que estos insectos y sus huevos no resisten estas temperaturas.

Se deben evitar, como se mencionó anteriormente, los sprays conteniendo pesticidas.

Mantener un contacto permanente con las autoridades del colegio de los niños

No cabe duda de que los colegios constituyen uno de los principales lugares de contagio de piojos. De allí la importancia de mantener una comunicación fluida entre los padres de los alumnos y responsables del colegio.

Esto permitiría manejar información de forma transparente, acerca de cualquier niño infestado. Esta metodología podría permitir, que se realice el tratamiento además de evitar el contagio a sus compañeros y profesores.

Concluyendo

De acuerdo a lo mostrado se pudo apreciar, que existen muchos riesgos de contagio con piojos al inicio de clases. Estos insectos se transmiten de forma frecuente cuando los cabellos de los niños entran en contacto (cabeza a cabeza).

Posiblemente muchos padres piensen, que proteger a sus hijos del ataque de estos insectos sea una tarea titánica. Sin embargo, puede lograrse un adecuado control de los piojos, coordinando adecuadamente las responsabilidades entre padres, niños y autoridades colegiales.

De acuerdo a diversos estudios se ha logrado determinar, que la gran mayoría de productos empleados para controlar los piojos contienen pesticidas. Esto los convierte en potenciales disruptores del sistema nervioso.

Asimismo, ocasionan procesos negativos sobre la salud en general. Por ello, es preferible ganar la batalla contra los piojos realizando tareas sencillas de monitoreo, una adecuada higiene del cabello y desinfección de los objetos de uso personal.

Vale destacar, que el control físico de huevos y piojos empleando peines de dientes finos de acero inoxidable es efectivo.

Es importante señalar, que actualmente se encuentran en marcha algunas investigaciones con remedios caseros como el aceite de anís, de oliva y coco. Según datos emergentes, el aceite de coco es más efectivo.

Para Nancy la información recibida, la cual comparto en el post, fue de gran utilidad. Ella me comenta, que nunca pensó que conocer un poco más acerca de la biología de este insecto pudiera ayudar tanto.

Realmente se contentó porque comenzó a observar el problema de los piojos bajo otra óptica. De hecho se animó a adquirir un peine especial de acero inoxidable, y a mantener un seguimiento más estrecho del cabello de todos los miembros de su hogar.

Incluso me comentó, que en caso de llegar a tener una emergencia se atrevería a emplear el aceite de coco.

“Hace catorce años veíamos sobre todo a niños de primaria y menores, pero ahora con las redes sociales y todos los selfis y el contacto cabeza a cabeza, así como los niños sociales que se quedan a dormir y a jugar, estamos viendo mucho más casos en niños de secundaria y de bachillerato.”

Jennie Lasater, Maestría en Ciencias Biológicas

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.