Cómo Aliviar El Dolor De Estómago


El dolor abdominal es una afección, que ocasiona diversas molestias con distintos niveles de gravedad. Muchas veces, estas suelen estar causadas por problemas leves o intensos debido a afecciones estomacales.

En la actualidad, existe una gran variedad de medicamentos empleados para aliviar estos molestos síntomas. Sin embargo, muchos tratamientos alternativos continúan utilizándose a nivel mundial para el alivio eficaz de este dolor.

De este tema tan universal les hablaré a solicitud de Kylie, una seguidora de Nevada. Ella es una mujer de mediana edad, que por su trabajo como ejecutiva de ventas debe viajar con mucha frecuencia. Kylie me comentaba, que afortunadamente su esposo e hijos han comprendido su pasión por este trabajo y entienden sus ausencias.

No obstante, para ella no ha ido sencillo tener que comer muchas veces fuera de su casa durante la semana. Kylie me dijo, que en infinidad de ocasiones tuvo que emplear medicamentos para la acidez y dolor estomacal. Sin embargo, muchos de ellos últimamente le produjeron dolores frecuentes de cabeza e incluso náuseas.

Por ello, decidió contactarme a fin de solicitar algunas alternativas que no afectaran su salud. A fin de dar cumplimiento a su solicitud preparé para ella un material donde le mostraba las causas más frecuentes del dolor de estómago. También le incluí una serie de métodos naturales empleados a nivel mundial para el alivio del dolor estomacal.

Las afecciones estomacales, incluyendo las bacterianas, afectan a más de la mitad de la población mundial. Por ello, consideré importante compartir esta información en mi página.

Una mirada acerca del dolor abdominal

Según la ciencia, el dolor abdominal es una molestia que puede presentarse en cualquier órgano presente entre las costillas y la pelvis.

Por lo general, las personas suelen asociar el dolor abdominal como “dolor estomacal”, sin embargo, otros órganos también pueden ocasionarlo. Dentro de estos órganos se encuentran, los intestinos (delgado y grueso), hígado, bazo y vesícula biliar.

Aparte del dolor que ellos podrían llegar a causar, también puede producirse dolor abdominal por causa de los músculos de la pared del abdomen, pelvis, pecho y espalda.

El dolor abdominal, puede llegar a presentarse de distintas formas. A saber, leve, intenso, sordo (continuo y de difícil ubicación), intermitente, agudo, localizado y generalizado.

Según la Biblioteca Nacional de Medicina, los dolores más comunes, son:

Localizado

El mismo se presenta solamente en una porción específica del abdomen. La mayoría de las veces este tipo de dolor, está asociado a problemas en algún órgano. Dentro de los mismos destacan la vesícula biliar, apéndice o estómago.

Generalizado

Este tipo de dolor afecta a más de la mitad del abdomen. De acuerdo a los expertos, el mismo es un síntoma ocasionado por procesos de indigestión, afecciones virales o gases. De hecho, cuando ocurre una agudización del dolor puede ser indicio de un bloqueo a nivel intestinal.

Calambres

Este tipo de dolor no suele ser grave y con mucha frecuencia se produce a causa de gases y distensión. Es también muy común encontrarlo asociado con procesos diarreicos. Los calambres que deben preocuparnos son aquellos muy frecuentes, que perduran más de un día y ocasionan estados febriles.

Cólicos

Este tipo de dolor por lo general se presenta en forma de oleadas. Incluso inician y terminan repentinamente, presentando una alta intensidad. Se ha detectado, que este tipo de dolor está asociado muy frecuentemente con la presencia de cálculos (renales o biliares).

Podríamos decir que, el dolor abdominal, se considera un síntoma subjetivo que sólo puede ser descrito por quien lo padece. De hecho, dado que el médico no puede cuantificarlo, dicho dolor, indicará lo que usted logre describir. Cabe destacar que el profesional de la salud, nunca tomará a la ligera un dolor abdominal.

Síntomas  de dolor de estómago más comunes

Indigestión o dispepsia

  • Sensación de llenura después de comer
  • Ardor estómago
  • Náuseas.

Flatulencia

  • Sensación de inflamación
  • Acumulación y expulsión de gases
  • Eructos
  • Distensión abdominal.

Estreñimiento

  • Calambres
  • Pérdida del apetito
  • Inflamación abdominal
  • Náuseas y vómitos
  • Dificultad para orinar
  • Confusión.

Intoxicación alimentaria

  • Náuseas y vómitos
  • Sensación de molestias a nivel estomacal
  • Procesos diarreicos
  • Diarrea
  • Fiebre.

Otras posibles causas de dolor de estómago

  • Calambres menstruales
  • Alergias alimentarias
  • Síndrome de intestino irritable (SII)
  • Cálculos renales
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)
  • Apendicitis
  • Cálculos biliares
  • Gastritis
  • Úlcera péptica
  • Gastroenteritis (gripe estomacal).

Medicamentos más frecuentes empleados para combatir el dolor estomacal

  • Dolor ocasionado por los gases: fármacos que contienen simeticona
  • Ardor estomacal ocasionado por la enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE): antiácidos y reductor de ácidos
  • Estreñimiento: laxantes suaves o ablandador de heces
  • Retortijones ocasionados por procesos diarreicos: medicamentos que contienen loperamida o subsalicilato de bismuto
  • Otros tipos de dolor: paracetamol, aunque es importante no emplear antiinflamatorios no esteroideos (AINE). A saber ibuprofeno, naproxeno y aspirina debido a su efecto irritativo sobre las paredes estomacales.

Efectos secundarios de algunos medicamentos sobre el sistema gastrointestinal

Según los expertos, muchos fármacos de venta con y sin receta empleados para aliviar el dolor estomacal ocasionan efectos secundarios. Dentro de los problemas gastrointestinales más comunes destacan la inflamación, estreñimiento, procesos diarreicos, náuseas y vómitos.

Un ejemplo de estos medicamentos son los antipiréticos, analgésicos y antinflamatorios no esteroideos (AINE). Todos ellos, incluyendo el paracetamol, pueden ocasionar malestar digestivo. De hecho se ha establecido, que el naproxeno y el ibuprofeno causan lesiones a nivel de la mucosa estomacal.

Cabe destacar, que una gran cantidad de medicamentos empleados de forma cotidiana pueden causar efectos secundarios sobre el sistema digestivo. A manera de ejemplo destacan ciertos efectos negativos ocasionados por el empleo frecuente de antibióticos. Dentro de dichos problemas destacan los procesos diarreicos y el malestar estomacal.

Existe un fármaco denominado levotiroxina empleado frecuentemente en el tratamiento del hipotiroidismo. El mismo suele causar diversos efectos secundarios, que involucran el sistema digestivo. dentro de ellos destacan, dificultad para deglutir, náuseas, retortijones y diarrea.

Otro medicamento, que ocasiona ciertos efectos gastrointestinales, es la metformina. De acuerdo a los expertos de la universidad de California, este fármaco es el más recetado para la diabetes tipo 2 a nivel mundial. Se ha observado, que este medicamento ocasiona diarrea y calambres estomacales.

Las estatinas son un tipo de medicamento considerado muy eficaz para reducir el colesterol malo (LDL). Su empleo puede prevenir la aparición de un ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. Sin embargo, este fármaco puede ocasionar una serie de efectos adversos a nivel gastrointestinal. Dentro de ello se mencionan, náuseas, estreñimiento y dolor abdominal.

Los narcóticos empleados para el dolor abdominal fuerte también pueden incrementar el dolor al incidir sobre las terminaciones nerviosas intestinales.

Remedios naturales para el alivio del dolor estomacal

1. Jengibre

El nombre botánico del jengibre es Zingiber officinale, y pertenece a la familia Zingiberácea. Otras plantas destacadas de esta familia son la cúrcuma y cardamomo.

De acuerdo a los estudios, la mayoría de sus principios activos se encuentran en el rizoma. Hasta ahora se han encontrado más de cuatrocientos componentes, mayormente carbohidratos, lípidos, hidrocarburos orgánicos y compuestos fenólicos.

En esta planta, los hidrocarburos orgánicos están representados por componentes terpénicos como el alfa-curcumeno, beta-esquifelandreno, zingibereno, y alfa-farneseno.

A su vez, dentro de los compuestos fenólicos destacan el gingerol, paradol y shogaol. Gracias a estos compuestos bioactivos, durante siglos, el rizoma de esta planta se ha empleado en diversas medicinas tradicionales asiáticas. Se ha empleado de forma efectiva en el tratamiento de las náuseas, vómitos y malestar estomacal.

 ¿Cómo  realizarlo?

  • Enjuagar muy bien y elimina toda la suciedad del rizoma de jengibre orgánico
  • Añadir una taza de agua filtrada y aproximadamente una pulgada de jengibre rebanado finamente en un recipiente mediano.
  • Llevar al fuego y cuando comience a hervir, lleva a fuego lento durante unos siete minutos
  • Separar del fuego y cuela
  • Dejar enfriar y beber endulzando al gusto.

Nota

No debe administrarse en niños menores de dos años. Tampoco puede ser administrado en personas que toman anticoagulantes.

2. Manzanilla

El nombre de esta famosa planta es Matricaria chamomilla y se emplea en diversas medicinas tradicionales alrededor del mundo. Su uso es muy amplio y abarca el tratamiento de diversos tipos de enfermedades.

Entre ellas destacan diversos procesos infecciosos, trastornos hepáticos, gastrointestinales, respiratorios y neuropsiquiátricos. De hecho posee efectos antieméticos, sedantes, antiespasmódicos y antisépticos.

Los compuestos de esta planta han sido muy bien estudiados, habiéndose encontrado que posee más de ciento veinte sustancias bioactivas. Dentro de los aceites esenciales de esta planta, destacan los terpenoides.

Se sabe, que la manzanilla gracias a estos compuestos resulta muy útil para calmar el dolor estomacal. Ello se debe a su elevada capacidad antiinflamatoria, antioxidante, antifúngica, antibacteriana, antialérgica, antipirética y analgésica.

¿Cómo realizarlo?

  • Verter una taza de agua filtrada en un recipiente pequeño
  • Llevarla al fuego hasta que hierva
  • Agregar una cucharada o una bolsita de manzanilla
  • Asegurarse de que queden cubiertas por el agua y coloca una tapa
  • Dejarlo infundir unos siete minutos
  • Colar y beber aún tibio (endulzar al gusto).

3. Menta

Esta conocida planta ha sido empleada tradicionalmente para el alivio de gases, flatulencia, inflamación y dolores estomacales. Según los expertos, ello se debe a los dos principales componentes de la menta, el mentol y salicilato de metilo.

La eficacia de esta planta, también se ha observado en el alivio de algunos síntomas asociados al síndrome de intestino irritable como la inflamación y estreñimiento.

De acuerdo a un estudio reciente se determinó, que la menta posee un efecto analgésico atribuido a la presencia de mentol. Además de ello, posee un efecto relajante sobre el músculo liso intestinal. Parte de su efecto benéfico para el alivio de los dolores estomacales y síntomas asociados al SII se debe a sus efectos analgésicos y antiespasmódicos.

Estudios recientes realizados por científicos australianos corroboraron estas propiedades, empleando suplementos de menta con cubierta entérica.

¿Cómo realizarlo?

  • Al comprar, o cosechar del jardín las hojas de menta, elegir las que presenten un color uniforme dentro del tallo, no posean manchas y que no estén marchitas
  • Los tallos con las hojas seleccionadas puedes preservarlas refrigeradas dentro de una bolsa plástica con cierre hermético hasta por una semana
  • Agregar dos tazas de agua filtrada en un recipiente mediano y llevarlo al fuego hasta que hierva
  • Agregar el agua en una tetera donde previamente colocaste unas diez hojas de menta orgánica lavadas y machacadas suavemente
  • Dejar infundir unos diez minutos
  • Colar y beber preferiblemente durante las comidas.

Nota

La infusión de menta no debe ser empleada por quienes sufren de alergias o de reflujo ácido. Debe limitarse su consumo en mujeres embarazadas. Y no debe ser consumido por quienes emplean medicamentos para la diabetes, hipertensión y reflujo gastroesofágico.

4. Regaliz

El nombre botánico de esta planta es Glycyrrhiza glabra, y pertenece a la familia leguminosa al igual que la soya, frijoles y lentejas. Ha sido empleada durante mucho tiempo en la medicina tradicional China y en la medicina ayurvédica de la India.

De acuerdo a los expertos en fitoterapia esta planta es capaz de reducir la toxicidad e incrementar la eficacia de otros medicamentos a base de plantas. De acuerdo a los estudios realizados hasta ahora se sabe que, la raíz de esta planta además de aliviar los problemas estomacales también puede proteger y restaurar la mucosa gástrica.

La raíz de esta milenaria planta posee esteroles, gomas, resinas, pectina, almidones, aminoácidos, proteínas, azúcares simples, polisacáridos y sales minerales.

Gracias a estos compuestos, el regaliz presenta actividad antiasmática, antiaterogénica (evita el depósito e infiltración de sustancias lipídicas en las paredes de las arterias), anticancerígena, antimicrobiana, antidiabética, antiespasmódica y antiinflamatoria.

De hecho se ha determinado, que esta raíz puede inhibir el crecimiento de la bacteria Helicobacter pylori. Como se sabe, la misma ha sido asociada con la presencia de úlceras pépticas.

¿Cómo realizarlo?

  • Agregar una taza de agua filtrada en un recipiente pequeño
  • Agregar una cucharadita de raíz de regaliz troceada finamente
  • Al empezar a hervir, cocinar a fuego lento durante unos diez minutos
  • Colar la decocción, dejar reposar y beber cuando esté tibia
  • Para obtener resultados adecuados se sugiere ingerir esta decocción justo antes de comer o antes de acostarse (en el caso de padecer reflujos).

Nota

No debe administrarse en mujeres embarazadas. Tampoco es conveniente, que se consuma por quienes padecen de cardiopatía, hipertensión, insuficiencia hepática o renal.

No debe consumirse por más de una semana seguida. Por ello cuando se cumpla una semana de tratamiento, se debe descansar tres semanas a fin de evitar efectos secundarios. Entre ellos destacan, problemas cardiovasculares, disminución de los niveles de potasio y cefaleas.

Concluyendo

El dolor abdominal es una condición que afecta a las personas de todas las edades. Dentro de estos dolores el más frecuente es el que se produce a nivel estomacal.

Existen muchos factores que pueden ocasionarlo. Entre ellos podemos mencionar: procesos de indigestión, flatulencia, estreñimiento, intoxicación y alergias alimentarias, calambres menstruales y síndrome de intestino irritable.

Actualmente existen diversos fármacos empleados para combatir el dolor estomacal. Dentro de ellos destacan los antiácidos, medicamentos con simeticona, laxantes suaves, medicamentos con loperamida o subsalicilato de bismuto y paracetamol, sin embargo, todos estos medicamentos ocasionan efectos secundarios.

Así, a fin de evitar los efectos negativos causados por el empleo recurrente de estos medicamentos existen ciertas opciones naturales. Dentro de ellas destacan: el jengibre, manzanilla, regaliz y menta.

Para Kylie la información recibida, la cual comparto en el post, fue muy aleccionadora. De hecho me comentó, que decidió disminuir de forma sustancial las comidas chatarras. Esto le ha permitido junto con el empleo del jengibre disfrutar de un sistema digestivo saludable.

Esto realmente me alegró, de hecho cada día se incrementa el número de quienes decidieron mejorar su dieta y depender menos de los fármacos.

“Los efectos antiinflamatorios, antioxidantes, antitumorales y antiulcerosas del jengibre han quedado demostrados en numerosos estudios científicos y algunas de las antiguas aplicaciones del jengibre como remedio casero se han confirmado en seres humanos”

Mehrnaz Nikkhah Bodagh

Universidad de Ciencias Médicas Shahid Beheshti

Teherán, Irán

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

Compartelo en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print

¡Inspirate!

Publicaciones Relacionadas