Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
post
como-mejorar-mala-circulacion-en-piernas
☑️ ¿Cómo Mejorar La Mala Circulación En Piernas y Pies?
March 2, 2022
remedios-caseros-para-bajar-acido-urico
☑️ 4 Remedios Caseros Para Bajar El Ácido Úrico
March 7, 2022

☑️ 5 Remedios Caseros Para Tratar Los Cálculos Renales

remedios-caseros-para-calculos-renales

Las piedras o cálculos a nivel de los riñones constituyen una patología, que ocurre en diversas partes del mundo. De acuerdo a los expertos, la prevalencia e incidencia de esta enfermedad se está incrementando a nivel mundial. De hecho, es la tercera patología más frecuente del sistema urinario, luego de las infecciones de orina y trastornos prostáticos.

Existen muchas metodologías quirúrgicas, farmacológicas y clínicas para su control. Sin embargo, los remedios caseros pueden funcionar sin ocasionar efectos secundarios.

De este tema, que afecta a muchas personas alrededor del mundo les voy a hablar a solicitud de Lilian, una seguidora de Nueva York. Ella es una mujer de mediana edad, que a finales del 2021 sufrió una infección urinaria.

Ella me comenta, que cuando visitó al especialista, se detectó que la causa de esa infección estuvo ocasionada por cálculos renales. Para la infección le enviaron antibióticos orales y para los cálculos ciertos fármacos con efecto diurético.

Lilian cumplió el tratamiento al pie de la letra, pero me comentó que el diurético le produjo náuseas y dolor de cabeza. Para ella esto fue realmente muy incómodo, sobre todo para realizar sus labores cotidianas, que incluyen desplazarse manejando su vehículo. En vista de esta situación, ella decidió comunicarse conmigo a fin de que le sugiriera algunas alternativas naturales.

Como siempre, con mucho cariño y empeño le preparé a Lilian un dossier. En el mismo le incorporé una serie de remedios naturales, que han sido empleados a lo largo de generaciones para controlar los cálculos. Aparte de ello, la ciencia ha puesto su lupa y ha descubierto muchos de sus principios activos y beneficios.

Un tema tan notable, que puede servir para ayudar a muchas personas merece ser publicado. Por ello lo comparto en mi página.

Estilo de vida saludable Vs.  cálculos renales

De acuerdo a Estudios Científicos,  los cálculos renales son cada vez más comunes en países industrializados.  El estilo de vida saludable es un factor clave para evitar los factores de riesgos. Una alimentación con alta ingesta de líquidos, bajo consumo de sal, alto consumo de frutas y verduras y un bajo consumo de proteínas, además de grasas buenas, pueden constituir una forma eficaz para prevenir la aparición de cálculos renales. Como parte de prevención y dentro de ese estilo de vida saludable, están una alimentación con los nutrientes requeridos, un peso corporal adecuado, actividades físicas de forma regular, sueño reparador y pensamientos positivos que aporten beneficios emocionales.

Generalidades acerca de los cálculos renales

Según lo estudiado hasta ahora se sabe que, las sales se filtran de forma permanente a través del sistema renal y se expulsan de nuestro cuerpo a través de la orina.

calculos-renales

No obstante, cuando se producen procesos de deshidratación, éstas no se disuelven adecuadamente y comienzan a producir cristales. Cuando estos cristales crecen pueden obstruir los conductos renales o bien quedar atrapados a nivel del uréter.

Se ha logrado observar, que algunas personas que presentan cálculos de pequeño tamaño no presentan ningún síntoma. Sin embargo, la consecuencia de los cálculos en un 75% de los casos es un dolor agudo e intenso en el ángulo renal. Muchas veces, cuando se producen cólicos fuertes a nivel del uréter se pueden producir náuseas, sudoración y vómitos.

La deshidratación se considera la causa principal de la formación de cálculos, a pesar de ello, existen otros factores involucrados. Entre ellos destacan la vida sedentaria o el ejercicio excesivo, alimentos cargados en sales o azúcares, infecciones y ciertos medicamentos. Se pueden incluir también, la presencia de obesidad procedimientos quirúrgicos para adelgazar y antecedentes familiares.

5 Alternativas caseras para controlar los cálculos renales

Por lo general, el dolor ocasionado por los cálculos se manifiesta mediante oleadas que duran de veinte a sesenta minutos. Sin embargo, el empleo de ciertas alternativas naturales comprobadas podría coadyuvar a calmar esos dolores. Además de ello, podrían acelerar el proceso natural de curación del cuerpo.

remedios-caseros-para-los-calculos-renales

1. Diente de león

Esta conocida planta es originaria de Europa y de Asia, de acuerdo a los registros, ha formado parte de la medicina tradicional china desde hace unos dos milenios. Se cree, que fue introducida por los colonos en los Estados Unidos, donde prospera muy bien.

Los historiadores de plantas saben que, el diente de león ha sido un componente importante de la medicina tradicional china desde hace al menos mil años. Además de ello, fue conocida y empleada por los antiguos egipcios, griegos y romanos.

En la antigüedad se conocía poco sobre nutrición y deficiencias vitamínicas, sin embargo, esta planta solventó diversos problemas de salud. Entre ellos, trastornos hepáticos, estomacales y renales, diabetes, acidez estomacal, irritaciones de la piel, artritis, estreñimiento y anemia.

Actualmente, con los estudios realizados hasta ahora se han corroborado todos estos beneficios, incluyendo su excelente efecto en la prevención de cálculos renales. El diente de león posee elevados niveles de vitaminas A, C y D, E, lo cual le confiere un alto poder antioxidante. Posee además cantidades importantes de ciertos minerales como potasio, zinc y hierro.

Esta planta posee efectos diuréticos suaves y es considera un tónico que ayuda a disminuir la inflamación. Desde hace mucho tiempo se sabe, que muchos de sus compuestos bioactivos favorecen la producción e bilis y estimula la producción de orina. Esto ayuda a disminuir el dolor que producen los cálculos renales y favorece su expulsión.

¿Cómo realizarlo?

Decocción empleando raíces

  • Verter una taza de agua filtrada en un envase mediano
  • Añadir dos cucharaditas de raíz de diente de león
  • Llevar el agua a ebullición y cocina a fuego lento durante cinco minutos
  • Separar del fuego y dejar reposar unos quince minutos
  • Según los expertos se sugiere iniciar la primera semana con solo una taza al día en las mañanas y observar la reacción. Luego las siguientes semanas incrementar a dos o tres tazas al día.

Según los estudios realizados la dosis máxima diaria de raíz es de diez gramos, ingerido en varias tomas a lo largo del día.

Infusión empleando las hojas

En el caso de emplear las hojas, puedes utilizar una cucharadita de hojas deshidratadas e infundir en una taza de agua filtrada caliente durante diez minutos.

Infusión empleando las flores

En el caso de emplear flores, necesitas una media taza de flores por cada taza de agua filtrada. Realiza el rmismo procedimiento que con las hojas.

Nota

No debe administrarse en personas alérgicas a plantas de la misma familia como crisantemos, caléndulas y margaritas. No se emplee en mujeres embarazadas o en proceso de lactancia. Tampoco es conveniente emplear en niños menores de diez años.

2. Rompepiedadras (Chancapiedras)

Esta planta es conocida botánicamente como Phyllanthus niruri y pertenece a la familia Euphorbiácea, al igual que la planta de caucho, tapioca (yuca) y ricino (tártago o castor).

Ha sido empleada desde hace siglos en diversos sistemas medicinales asiáticos. Entre ellos destacan el Jamu de Indonesia, el tradicional de China y el Ayurvédico de la India.

Cabe destacar, que todos los órganos de la planta son empleados para el tratamiento de diversas afecciones, dentro de ellas podemos mencionar: hepatitis B, hiperglicemia, enfermedades virales y bacterianas, infecciones intestinales, enfermedades renales, dispepsia, disentería, gripe, vaginitis, tumores, diabetes, ictericia y cálculos renales.

Dentro de los compuestos bioactivos presentes en esta planta destacan la quercetina, ácido gálico y geranina. Dichos compuestos, son los responsables de las diversas propiedades identificadas de esta planta mediante los estudios. Entre ellas destacan: antihepatotóxica, antilítica, antihipertensiva, antiVIH y antihepatitis B, antiviral y antibacteriana.

De acuerdo a las investigaciones se ha logrado establecer, que esta planta puede inhibir la formación de cristales de calcio. Asimismo, tiene la capacidad de interferir en diversas etapas de la formación de cálculos.

De hecho, según algunas investigaciones puede despejar los fragmentos producidos por intervenciones como la litotricia. Este es un procedimiento no invasivo, que emplea energía ultrasónica para romper los cálculos renales y facilitar su salida.

¿Cómo realizarlo?

  • Agregar un litro de agua hervida en un recipiente mediano
  • Ponerlo al fuego hasta que hierva
  • Separar del fuego y agregar veinte gramos de la hierba Chancapiedras
  • Dejar infundir unos quince minutos
  • Colar y beber
  • Se puede añadir si se desea miel orgánica.

Nota

Esta infusión no debe utilizarse en mujeres embarazadas o en período de lactancia. Tampoco puede administrarse en niños menores de seis años.

3. Granada

Esta planta empleada desde hace siglos en la medicina tradicional se conoce botánicamente como Punica granatum. El zumo de granada se ha empleado a lo largo de los siglos para el tratamiento de diversas patologías renales.

El fruto de esta planta es conocido como una “farmacia en sí misma” dado sus elevados contenidos de polifenoles, antocianinas y alcaloides. De hecho, se considera que también favorece la eliminación de toxinas.

Se sabe también, que sus semillas pueden mejorar la sensación de ardor y la secreción de orina. Además de ello, el aceite de las semillas, zumo, flores y cáscara protegen contra la nefrotoxicidad. Es decir, evitan los daños ocasionados por algunos fármacos (sustancias exógenas) o de ciertos compuestos producidos en nuestro cuerpo (sustancias endógenas).

Diversos estudios han permitido corroborar, que posee efectos antihipercalciuria (excesiva eliminación de calcio en la orina) y antiurolitiasis (evita los cálculos renales). Se sabe también, que ciertos compuestos presentes en la granada pueden relajar los músculos del tracto urinario y biliar. Esto facilita la expulsión de los cálculos renales.

Estudios clínicos realizados en personas de 18 a 70 años mostraron que, la granada posee una función nefroprotectora sobre la formación de cálculos de oxalato de calcio. De acuerdo a otros estudios, la granada puede regular también los niveles de fosfato, urea, creatinina y ácido ureico.

Cabe resaltar, que muchos estudios han logrado demostrar que los diversos compuestos de la granada poseen una alta capacidad antioxidante y anticristalizante. Esto corrobora, que puede ser utilizada para tratar y prevenir la formación de cálculos.

¿Cómo realizarlo?

  • Lavar muy bien dos frutos de granada
  • Cortarlos a la mitad procurando que la corona quede en el extremo
  • Extraer los arilos (semillas conteniendo su jugo) dentro de una licuadora
  • Añadir una pequeña cantidad de agua filtrada
  • Licuar durante unos minutos
  • Colar y añadir miel orgánica al gusto
  • Realizar este procedimiento una vez al día.

Nota

No debe administrarse en personas que están tomando medicamentos para la tensión arterial o anticoagulantes. Tampoco es recomendable en niños menores de un año o en quienes tengan tendencia al estreñimiento o acidez.

Estos resultados demuestran la riqueza de la planta en compuestos bioactivos, ofreciendo una capacidad antioxidante y anticristalizante, por lo que puede ser utilizada en el tratamiento y prevención de la formación de cálculos.

4. Perejil

Esta conocida planta oriunda de la cuenca del Mediterráneo, ha sido empleada ancestralmente en el tratamiento de la hipertensión arterial, infecciones urinarias y cálculos renales.

Ella posee una serie de compuestos bioactivos, dentro de los que destacan aceites esenciales (apiol y miristicina), flavonoides (apigenina, apíina y luteolina) y cumarinas (bergapteno, imperatorina, xantotoxina, trioxaleno y angelicina). Posee además provitamina A (betacarotenos) vitamina E (tocoferol) y vitamina C.

De acuerdo a los estudios se ha detectado, que posee propiedades nefroprotectoras, citotóxicas, antioxidantes, inmunomoduladoras, antioxidantes y diuréticas.

Es una planta de uso frecuente en la preparación remedios naturales y en la cocina se utiliza para sazonar diversos platos. Se emplea también en forma de infusión y de batidos. Puede utilizarse de forma fresca y también deshidratada.

De acuerdo a los estudios se ha observado, que el perejil posee efectos semejantes a ciertos fármacos antiurolitiásicos. Se sabe, que este efecto se logra mediante la disminución de la excreción de calcio en la orina. Además de ello, logra incrementar el pH urinario, evitando que se formen cristales de oxalato de calcio.

También, incrementa la diuresis y el volumen de orina, disminuyendo así una sobresaturación de la misma y la excreción de proteínas.

Según la ciencia, esta planta posee elevados niveles de clorofila y magnesio. Por ello, posee efectos inhibidores muy potentes sobre la formación de cálculos de oxalato de calcio.

¿Cómo realizarlo?

  • Lavar muy bien una o dos ramitas de perejil y trocearlas hasta completar dos cucharadas de material fresco (puedes emplear también dos cucharaditas de perejil deshidratado en caso de no contar con perejil fresco)
  • Añádirlas a una taza de agua filtrada hirviendo y dejar reposar por cinco minutos
  • Colar y beber
  • Realizar este procedimiento una vez al día.

Nota

No debe administrarse durante el embarazo o la lactancia. Evite emplearlo en personas con trastornos hemorrágicos o en diabéticos. Tampoco debe emplearse en niños menores de doce años.

5. Orégano

Esta planta, es también originaria de Eurasia y su empleo se remonta a muchos siglos en el tiempo. Las partes utilizadas son principalmente los tallos y hojas. Su nombre botánico es Origanun vulgare y pertenece a la familia de las Labiadas, al igual que la menta y la hierbabuena.

Se denomina también comúnmente como mejorana silvestre. Esta planta se ha utilizado por mucho tiempo como especia, sin embargo, ha sido empleada en diversas medicinas tradicionales como diurético, antiespasmódico y litotrípico (desintegrador de cálculos).

De acuerdo a los estudios realizados, posee ciertos compuestos bioactivos, tales como beta sitosterol, triacontanol, ácido oleanólico y ácido ursólico. El efecto sinérgico de estos compuestos, le confieren asimismo efectos antinflamatorios, antioxidantes y antiurolíticos.

Se ha observado además, que posee potentes efectos antiespasmódicos e inhibidores de la agregación de cristales de calcio (hipocalciúricos).

¿Cómo realizarlo?

  • Añadir una taza de agua filtrada en un envase pequeño
  • Llevar a ebullición y separar del fuego
  • Colocar en una taza dos cucharaditas de orégano deshidratado
  • Añadir el agua caliente y dejar infundir tapado durante cinco minutos
  • Colar y beber despacio
  • Realizar este procedimiento dos veces al día.

Nota

No debe emplearse en personas diabéticas o con trastornos hemorrágicos. Tampoco es conveniente su empleo en mujeres embarazadas, lactando o niños menores de diez años.

Concluyendo

De acuerdo a la Asociación Estadounidense de Urología, hasta un 12% de los estadounidenses desarrollarán cálculos renales durante su vida. Incluso, según investigaciones realizadas recientemente, existe la posibilidad de que esta cifra se incremente.

Hasta donde se conoce, los cálculos renales se forman cuando existen elevados niveles de sales y minerales a nivel de la orina. Una vez formados, pueden movilizarse desde los riñones hacia las vías urinarias, ocasionando una serie de efectos negativos. Entre ellos destacan: dolor de espalda, dolor al orinar, dolor agudo a nivel del vientre y dolor en la ingle.

Estos dolores por lo general, acarrean escalofríos, náuseas, vómito y fiebre. Estos episodios suelen ocurrir más de una vez en personas que sufren de cálculos renales.

Afortunadamente existen ciertas alternativas naturales, que impiden la formación de cálculos renales y favorecen su expulsión sin consecuencias graves. Dentro de ellas destacan: el orégano, perejil, granada, diente de león y rompepiedras.

La información recibida por Lilian, la cual comparto con vosotros en el post, fue de gran utilidad. Ella me comentó jocosamente, que en su estado no se cultivan granadas, sin embargo, pueden conseguirse provenientes de California.

De hecho, existen algunos fabricantes, que producen jugos orgánicos 100% puros de granada que se encuentran todo el año. Como ven, esta opción junto al perejil fue las que ella eligió para tratar sus cálculos renales.

Nuevamente, la ciencia logra beneficiar a muchas personas mediante el empleo de opciones naturales. Ellas comienzan a destacar como alternativas válidas, que permiten sustituir costosos tratamientos y medicamentos que producen efectos indeseables.

“Los efectos clínicos beneficiosos del chancapiedras pueden estar relacionados con la relajación uretral, ayudando a eliminar los cálculos o a despejar los fragmentos tras la litotricia, o también con una putativa reducción de la excreción de promotores de la cristalización urinaria, como el calcio”

Dra. Mirian A. Boim

Universidad Federal de Sao Paulo, Brasil

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.