Centella Asiática: 7 Principales Beneficios De Esta Planta Medicinal


Existe una planta empleada desde hace unos 3.000 años por sus conocidos efectos cicatrizantes, reparadores y regeneradores sobre piel y mucosas. Se trata de la Centella asiática, conocida actualmente a nivel mundial.

De este tema, que llama mucho la atención a nivel mundial, voy a hablar a solicitud de Evelyn. Ella es una joven seguidora de Carolina del Norte, estudiante universitaria y apasionada por las actividades al aire libre.

Ella me comentó que acostumbraba a realizar senderismo por lo menos unas dos veces al mes con un grupo de amigos también aficionados a esta práctica.

Evelyn tiene años realizando esta actividad. Sin embargo, en una salida realizada a mediados de la primavera, un enorme susto le hizo tropezar y caer aparatosamente.

Ella me contó, que escuchó un sonido grave como un rugido y ella y sus amigas salieron corriendo a toda prisa del bosque. Sin embargo, en un lugar con una ligera pendiente ella resbaló y cayó de rodillas. Esto le causó muchos raspones, además de que por un tiempo presentó algunos hematomas.

Evelyn me comentó, que al llegar a casa no dijo nada a su madre para que no se preocupara e incluso le prohibiera las salidas por un tiempo. Ella estuvo realizándose la curación de sus heridas a escondidas, pero siente que aún no están como ella quisiera.

Por ello, decidió comunicarse conmigo para que le sugiriera algún remedio natural para sus cicatrices poco agradables. A fin de apoyar a Evelyn, le preparé una información contentivo de las propiedades y beneficios de la Centella asiática.

Dada la importancia de los usos potenciales de esta planta, estimé conveniente compartir este artículo en mi blog.

Principales compuestos bioactivos presentes en la Centella asiatica

De acuerdo a las reseñas históricas, esta planta es denominada en la India, por su nombre sánscrito, Brahmi. Su nombre comúnmente empleado es Gotu Kola y tiene más de 3.000 años de empleo, donde se encuentra descrita antiguos manuscritos de medicina ayurvédica.

Esta planta ha sido ampliamente estudiada y presenta una serie de compuestos bioactivos. Vale destacar, que esta planta se encuentra entre las primeras 50 plantas medicinales de mayor importancia a nivel mundial. Dentro de los compuestos descritos hasta ahora destacan:

  • Ácido asiático
  • Asiatikosida en forma de glucósidos
  • Centellosida
  • Madekossida
  • Genina
  • Aceites esenciales
  • Flavonoides
  • Fitosteroles.

Propiedades de la Centella asiática

  • Anticonvulsivo
  • Antiinflamatorio
  • Analgésico
  • Antipsoriasico
  • Antipirético
  • Analgésico
  • Antiespasmódico
  • Antiepiléptico
  • Adaptógeno
  • Antiulceroso
  • Anticonvulsivante
  • Antioxidante
  • Antifúngico
  • Hepaprotector
  • Nootrópico (sustancia que favorece la función cognitiva)
  • Astringente
  • Cardiotónico
  • Cardioprotector
  • Diurético
  • Venotónico.

Beneficios más conocidos de la centella asiática

Son muchos los beneficios que la centella asíática otorga a la salud.  Entre ellos están:

1. Favorece la cicatrización

De acuerdo a la ciencia, esta planta, gracias a un compuesto bioactivo denominado asiaticósido, posee la capacidad de acelerar el proceso de curación de heridas, además de ejercer un efecto rejuvenecedor sobre la piel.  Ello incluye heridas ocasionadas por intervenciones quirúrgicas, cortaduras o heridas superficiales y úlceras, favorecido por sus efectos inmunomoduladores y antiinflamatorios.

Asimismo, coadyuva en los problemas cutáneos ocasionados por una circulación inadecuada, ocasionada por diversos factores. Entre ellos, la hipertensión, insuficiencia venosa crónica, várices y problemas circulatorios ocasionados por efecto de viajes aéreos.

Se emplea además en la prevención de cicatrices hipertróficas y queloides. También se ha empleado para tratar la lepra y quemaduras superficiales. Vale destacar que se han realizado pruebas, algunas en fase de estudio, de su efecto positivo sobre diversas dolencias cutáneas. A saber: quemaduras solares y por depilación láser, estrías, celulitis, tatuajes y afeitado.

La forma farmacéutica de los productos para uso tópico a base de centella asiática (CA) suele ser semisólida (pomadas o cremas). Pero también pueden encontrarse en forma líquida o en polvo al 1 o al 2%.

Existe también en forma de cápsulas.  También se puede aprovechar  las bondades de esta planta mediante una infusión de hojas deshidratadas. Para ello solo se debe añadir una cucharada de hojas deshidratadas en medio litro de agua filtrada hirviendo. Se retira del fuego, se coloca una tapa y dejar reposar por unos quince minutos. Luego consumirlo a lo largo del día, distribuido en unas tres tomas.

2. Contribuye a optimizar el proceso circulatorio

De acuerdo con diversos estudios, se ha observado que la centella asiática contribuye a mejorar el sistema vascular. Ello se debe al fortalecimiento de las venas y la mejoría sustancial de la circulación sanguínea. Este efecto promueve la mejoría de las varices y hemorroides.

Se ha observado que la ingesta de cápsulas de centella asiática favorece la desinflamación. Además de ello, combaten los calambres, el cansancio y el adormecimiento de las piernas.

Su acción venotónica  ha sido demostrada en distintos ensayos clínico-farmacológicos. Ello implica que puede reducir la fragilidad y la permeabilidad vascular, mejorando así la sintomatología de la insuficiencia venosa, por ejemplo, el cansancio y el edema.

No obstante, esto no es indicativo de que pueda mejorar esta patología. Algunas investigaciones han demostrado, que la centella asíática puede mejorar la estasis venosa (disminución del flujo venoso) y una mayor producción de tejido de granulación y epitelial.

Asimismo, se ha establecido su efecto positivo sobre las alteraciones relacionadas con la microcirculación, prevención de edemas y síndrome posflebítico. Esto es estimulado por los triterpenos de  la centella asiática y su efecto sobre la producción de fibronectina, proteoglicanos y colágeno.

Muchos de estos efectos repercuten positivamente en la prevención y tratamiento de ciertas enfermedades cardiovasculares. Allí se incluyen la aterosclerosis, hipertensión, derrames cerebrales e infartos de miocardio.

3. Potencia la respuesta de los procesos inflamatorios

Según los expertos, la centella asiática, gracias a sus efectos antioxidantes y antinflamatorios, se emplea de forma frecuente en el tratamiento de enfermedades inflamatorias. Entre ellas destacan el lupus y la artritis reumatoide.

Se ha comprobado además, que el tratamiento tópico a lo largo de tres a ocho semanas posee la capacidad de disminuir las lesiones de la psoriasis. Se ha observado también, que presenta un importante efecto dermoprotector y antiinflamatorio.

Por esta razón, es indicado con mucha frecuencia en el tratamiento de picaduras de insectos, forúnculos, eccema y dermatitis atópica.

Incluso, mejora los procesos de glositis (inflamación de la lengua) y gingivitis (inflamación de las encías).

A su vez se ha logrado comprobar, que empleado como colirio puede coadyuvar en el tratamiento de conjuntivitis, queratitis, córnea inflamada, párpados e inflamación ocular.

4. Facilita la mejora del proceso cognitivo y combate los procesos de ansiedad

Según la medicina ayurvédica, la centella asiática además de sus usos medicinales, es empleada como alimento. No solo se usa como hierba curativa en Ayurveda, sino también como alimento preparado con sus hojas. Esto es muy común en Srilanka, Bangladesh, India, Tailandia e Indonesia.

De hecho, en la India se consume con mucha frecuencia en forma de chutney, preparado con las hojas.

Dado el parecido de sus hojas con los hemisferios cerebrales, el sistema ayurvédico la emplea para potenciar las funciones cerebrales. De hecho, se ha mencionado que esta planta constituye uno de los mejores Medhya Rasayana (Nootrópicas cerebrales).

Ello implica que favorecen las habilidades de aprendizaje, funciones ejecutivas, cognición, creatividad, memoria e inteligencia.

Una investigación publicada en 2016 mostró los efectos de la centella asiática sobre la apoplejía. De acuerdo con los resultados obtenidos, se logró comprobar que su uso tuvo un comportamiento igual que el ácido fólico. Este estudio, que se realizó a lo largo de seis semanas, permitió la progresiva recuperación del deterioro cognitivo vascular que se presentó luego del ictus.

Vale destacar, que en la medicina ayurvédica, sobresalen desde hace siglos ciertas plantas medicinales. Ellas han sido reconocidas por su comprobado efecto sobre el retraso del envejecimiento cerebral y la mejoría de la memoria.

Ellas son la Ashwagandha, la Centella Asiática y la Cúrcuma. Esto fue corroborado en un estudio publicado en 2018 en Evidence Based Complementary Alternative Medicine. De hecho, podrían constituirse en alternativas potenciales para tratar los trastornos del sistema nervioso central, como la enfermedad de Alzheimer.

5. Ayuda a mejorar el tratamiento de las estrías, celulitis y flacidez de la piel

De acuerdo a los especialistas cuando se forman ciertos nódulos debajo de la piel, estamos en presencia de una acumulación de toxinas, líquidos retenidos y grasa.

Afortunadamente, las propiedades diuréticas de la centella asática,  permiten excretar los excesos de líquidos retenidos en nuestro organismo. Esto favorece la remoción de la celulitis y una mejor apariencia de la piel.

Vale destacar, que un estudio publicado el 2016 en Indian Journal of Pharmaceutical Sciences, mostró hallazgos interesantes sobre la CA. Además de tener propiedades diuréticas, la centella asiática posee la capacidad de hidratar la piel y combatir la flacidez.

De hecho, en este estudio se demostró su capacidad para incrementar el estado de hidratación y disminuir la pérdida de agua transepidérmica. Esto se demostró empleando extractos de centella asiática al 5%, en pruebas comparativas sobre la piel, empleando corneómetro, tewameter y cromameter.

Estas pruebas lograron demostrar que, las formulaciones cosméticas que contienen extracto de centella asiática poseen propiedades hidratantes y antiinflamatorias.

Asimismo se comprobó, que posee propiedades que estimulan el funcionamiento del sistema linfático. Ello permite eliminar las toxinas y el exceso de grasa que se acumulan debajo de la dermis. Este efecto es complementado también por el efecto estimulador de la centella asiática sobre la microcirculación.

Ello permite una adecuada oxigenación de los tejidos, impidiendo la aparición de la indeseable piel de naranja.

Mediante la ingesta de infusión de centella asiática, además de su uso tópico, en forma de crema, se pueden evitar y disminuir las estrías. Es de resaltar, que además de sus efectos hidratantes, estimula la producción de colágeno.

Esto coadyuva además a evitar la flacidez y las arrugas. Muchos de estos efectos, son debidas a los flavonoides, antioxidantes y vitamina C.

6. Previene y combate la formación de úlceras

Debido a los efectos de los antioxidantes, incluyendo la vitamina C, la centella asiática posee la capacidad de proteger las células, especialmente contra los daños ocasionados por los radicales libres, logrando prevenir diversos tipos de ulceraciones, incluyendo el cáncer.

Asimismo, la centella asiática se destaca por poseer un destacado efecto reparador sobre los daños de la mucosa bucal. De hecho, empleada como gargarismo, la centella asiática puede favorecer la curación de llagas y úlceras bucales.

Según un estudio publicado el 2021 en Plants, sus hojas se emplean para tratar diversos trastornos gástricos. De forma tradicional, en países asiáticos, esta planta ha sido empleada para tratar enfermedades de la piel.

Esta planta presenta diversos compuestos como el ácido madecásico, asiaticósido y ácido asiático, ampliamente estudiados por su efecto antiulcerogénico.

De acuerdo al estudio en referencia, se observó un efecto citoprotector de la mucosa gástrica. Vale destacar, que además de los compuestos antioxidantes, los compuestos bactericidas de la centella asiática favorecen la cicatrización de las úlceras estomacales.

Incluso se ha logrado establecer, que la centella asiática incrementa la producción de GABA. Este es un aminoácido que favorece la disminución de la ansiedad y el estrés, procesos negativos asociados con desequilibrios gastrointestinales.

7. Promueve un adecuado descanso

Desde hace siglos esta planta se emplea en la medicina Ayurvédica para conciliar el sueño. Como se ha sabido, un adecuado descanso, permite mantener las funciones mentales en un nivel óptimo, gracias a la participación del sistema glial  (células de soporte de las neuronas) y su efecto sobre la eliminación de las sustancias que deterioran las neuronas.

Por ello todas las medicinas tradicionales consideran que dormir adecuadamente, es una de los mejores regalos que se puede ofrecen al cerebro.   De hecho, diversas investigaciones han logrado determinar, que una mala noche de sueño disminuye las facultades mentales.

Vale destacar, que la  centella asíática es empleada desde hace miles de años como un somnífero natural, sin efectos secundarios sobre la salud. Es más, se emplea usualmente una infusión de centella asiática  endulzada con miel cruda. Esta fórmula sencilla aparece en los registros ayurvédicos.

Concluyendo

Una vez más, pudimos ser testigos de las bondades de una planta milenaria que ha llegado hasta nuestros días. Esta vez, el protagonismo fue para la centella asiatica, una planta que está inscrita en antiguos registros escritos en sánscrito desde hace unos 3.000 años.

Vale destacar, que gracias a la acuciosidad de los científicos, hoy en día se ha logrado profundizar sobre las bondades y propiedades de esta planta poco común en la naturaleza.

Esta planta presente en muchos lugares de Asia originalmente, antes de dispersarse por el mundo, posee una serie de empleos tradicionales. Dentro de ellos destacan lesiones leprosas, quemaduras, heridas, eccema y úlceras bucales o gástricas.

Muchos de estos efectos se deben a una serie de principios bioactivos presentes en esta planta, que le otorgan una serie de propiedades muy importantes para la salud física y mental.

Dentro de los beneficios reconocidos por la ciencia destacan sus efectos positivos sobre la cicatrización, la circulación y la inflamación. Además de ello, mejora el proceso cognitivo y combate los procesos de ansiedad, afecciones de la piel y las ulceraciones.

Para Evelyn, la información recibida, la cual comparto en el post, fue de mucha utilidad. Ella se sintió muy complacida por haber comprendido la importancia de esta planta para la salud, en especial para la cicatrización de heridas. De hecho, otra de sus amigas que también practican montañismo se vio beneficiada por los efectos del empleo tópico de la CE.

“Un número creciente de investigaciones sugiere el potencial terapéutico de Centella asiatica en el tratamiento de enfermedades neurológicas, endocrinas, cardiovasculares, digestivas, respiratorias y dermatológicas(…) En particular, varios estudios in vitro e in vivo sugieren que los extractos de C. asiatica y sus triterpenos son muy prometedores como remedios naturales que mitigan el acné, las quemaduras, la dermatitis atópica y las heridas”

Kyoung Sik Park

Universidad de Cheongju, Chungbuk, República de Corea

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

Compartelo en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print

¡Inspirate!

Publicaciones Relacionadas