aceites-esenciales-que-ayudan-a-combatir-la-caspa
6 Aceites Esenciales Que Ayudan A Combatir La Caspa
April 29, 2022
nutrientes-para-conservar-una-vesicula-biliar-sana
7 Nutrientes Para Conservar Una Vesícula Biliar Sana
May 3, 2022

Vivir Saludable En La Menopausia Con El Ayuno Lunar

vivir-saludable-en-menopausia-con-el-ayuno-lunar

Cada día las mujeres hacen grandes esfuerzos por mantener una figura adecuada. Muchos de los regímenes para disminuir de peso han sido desarrollados o bien con animales de laboratorio o con hombres. Estos planes por supuesto no consideran los procesos hormonales propios de nosotras las mujeres.

Por ello, la gran mayoría de las veces solo nos traen decepciones. Afortunadamente existe un plan de alimentación que he denominado ayuno lunar, que permitirá que logres estabilizar tu peso, además de reforzar buenos hábitos alimenticios y de vida.

Desde hace tiempo he estado trabajando con mi equipo científico a fin de lograr un menú alimenticio natural, que considere la fisiología y metabolismo de las mujeres. Mediante esta dieta puedes lograr tu meta de bajar de peso, incrementar tus niveles de energía y modificar muchos procesos adversos de la piel como el acné.

Dado que he recibido multitud de solicitudes de información por diversas seguidoras (y algunos seguidores) de diversas partes de América y del mundo, decidí compartir esta información acerca del ayuno lunar aquí en mi blog.

La menopausia: un proceso natural que no debe tomarnos por sorpresa

Por lo general, del tema de la menopausia es algo del que poco se nos habla a las mujeres. A manera de ejemplo menciono que en los institutos educativos, se hace énfasis en la salud reproductiva, cambios fisiológicos sexuales y menopausia. Sin embargo, un cierto convencionalismo ha impedido que, en diversos entornos sociales y educativos se aborde abiertamente sobre la menopausia.

En ellos desafortunadamente se incluye también en gran medida el entorno doméstico. Es importante recordar, que la inflamación sistémica crónica juega un rol destacado en el desarrollo de diversas patologías metabólicas. A saber, las enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 y resistencia a la insulina, cuya prevalencia se incrementa con la menopausia.

Una de las razones esgrimidas hasta ahora, es el cese de la producción de estrógenos en esta etapa crucial de la vida de las mujeres.

Los estrógenos son capaces de impedir que se produzcan a nivel del organismo procesos de inflamación prolongada. De acuerdo a los especialistas, la inflamación prolongada puede afectar de forma negativa diversos subconjuntos de glóbulos blancos (leucocitos). Esto  indica, que cuando nuestro cuerpo deja de producir estrógenos, se podrían llegar a desencadenar procesos inflamatorios crónicos.

Algo que también es muy evidente durante la menopausia es el envejecimiento de los ovarios. De hecho, este efecto está vinculado estrechamente con el envejecimiento cronológico, asociado a procesos de inflamación sistémica. Ello ocurre, debido al incremento sanguíneo de citocinas inflamatorias y el factor de necrosis tumoral-α (TNF-α).

Incluso, se presenta una desregulación progresiva de la función inmunitaria, ocasionada por el incremento de leucocitos, monocitos y células T. Se sabe además, que la menopausia produce una acumulación de grasa visceral. De acuerdo a los expertos, el incremento de este tipo de grasa contribuye significativamente sobre los procesos inflamatorios sistémicos crónicos.

La menopausia puede producir ciertos efectos que debemos conocer y reconocer

Resistencia a la insulina

La grasa visceral, denominada también central, es una condición que se produce con mucha frecuencia durante la menopausia. De acuerdo a las investigaciones esta acumulación de grasa produce diversos desequilibrios, que generan la presencia de resistencia a la insulina.

Un estudio transversal publicado el 2021 en Scientific Reports, logró corroborar este hecho. En el mismo se evaluó la inflamación y morfología del tejido adiposo subcutáneo (SAT) y el tejido adiposo visceral (VAT). Este estudio incluyó mujeres en edades comprendidas entre los 45 y 60 años.

En el SAT de las participantes posmenopáusicas, se encontraron procesos de hipertrofia en las células grasas (adipocitos). Además de ello, se observaron procesos inflamatorios, hipoxia (deficiencia de oxígeno) y fibrosis (acumulación de colágeno que produce rigidez).

A su vez, en el VAT la menopausia produjo la hipertrofia de los adipocitos, infiltración de células inmunitarias y fibrosis. De acuerdo a los resultados obtenidos se concluyó, que la menopausia produce cambios en el fenotipo del tejido adiposo. Ello ocasiona procesos de disfunción metabólica a nivel del VAT y SAT, que acarrean procesos de resistencia a la insulina.

Enfermedad de Alzheimer (EA)

De acuerdo a los conocimientos actuales, la EA es una patología neurodegenerativa relacionada con la edad cronológica. Según los especialistas, esta enfermedad constituye la principal causa de demencia.

Aunque existen ideas encontradas con relación al desarrollo y progresión de esta enfermedad, se han identificado probables agentes causales. Entre ellos destacan, la proteína beta-amiloide (Aβ) y la proteína tau (responsable de la formación y mantenimiento de la morfología neuronal).

Cabe destacar, que muchos investigadores coinciden en que la EA esporádica no ocasionada por factores de herencia familiar es la más frecuente. De acuerdo a la ciencia esto probablemente muestra, que existe un efecto de interacción entre diversos factores. Dentro de los más destacados se mencionan el envejecimiento, cambios genéticos y factores de riesgo ambientales.

Cabe destacar, que cuando estos factores interactúan consiguen modificar ciertas vías que regulan las proteínas Aβ y tau, así como otros desencadenantes de la EA. Por ello, es importante establecer cuáles son los factores de riesgo que la producen al envejecer.

Hasta ahora, los expertos han identificado dos de los factores que inciden con bastante potencia en la EA. Ellos son la inflamación y la obesidad. Un claro ejemplo lo tiene Estados Unidos, con un 70% de adultos con sobrepeso. Según las investigaciones, el incremento del tejido adiposo predispone al padecimiento de enfermedades cardiovasculares, hipertensión, síndrome metabólico y EA.

De hecho, los procesos inflamatorios crónicos están relacionados de forma independiente con la  EA. Hallazgos científicos actuales han determinado, que existen ciertas vías proinflamatorias asociadas con ciertos factores que predisponen a la EA.

Incluso dentro de los mayores riesgos que padecen las mujeres que envejecen, se encuentran las enfermedades cardiovasculares, osteoporosis y EA. Esto se relaciona estrechamente con la disminución del estrógeno durante la menopausia.

Osteoporosis

Durante las últimas décadas se ha determinado, que la obesidad y osteoporosis se consideran dentro de los problemas de salud más importantes. De hecho se ha logrado constatar, que la asociación entre ambas patologías es bastante compleja, existiendo detalles no comprendidos.

Históricamente se creyó, que la obesidad podía proteger contra la osteoporosis, no obstante, estudios actuales han desmontado esta creencia. Así, muchos estudios mencionan que la obesidad ejerce una influencia positiva sobre la densidad ósea. Pero otra gran cantidad de ellos han encontrado efectos contrarios.

Actualmente se cree, que los efectos de la obesidad sobre la resistencia de los huesos depende primordialmente de su ubicación. De hecho se ha establecido, que las personas obesas poseen mayor propensión a presentar ciertos tipos de fractura.

En realidad, la presencia de la inflamación sistémica de bajo grado perjudica el tejido óseo. Incluso, un incremento de la adipogénesis en la médula ósea, puede inducir un decrecimiento de este tejido en personas obesas. El tejido adiposo visceral puede además producir efectos negativos sobre los huesos, comparado con el tejido adiposo subcutáneo.

¿Por qué engordan las mujeres en la postmenopausia?

El desencadenante más visible para la presencia de obesidad en mujeres postmenopáusicas es la disminución de los niveles de estrógenos. No obstante, diversos estudiosos coinciden en que se deben tomar en cuenta ciertos condicionantes ambientales.

Según los expertos, los estrógenos promueven la acumulación de la grasa subcutánea a nivel de glúteos, caderas y extremidades. Sin embargo, al llegar la menopausia los niveles de esta hormona decrecen, modificando el patrón de acumulación de grasa. De esta forma, la grasa se incrementa a nivel abdominal.

Existen además otras hormonas sexuales denominadas andrógenos, que promueven también la acumulación de la grasa abdominal. Además de ello, se incluye otro elemento más en esta ecuación del desarrollo de la obesidad central.

Se trata de la disminución a nivel hepático de la globulina fijadora de hormonas sexuales (SHBG). En condiciones normales esta globulina equilibra la disponibilidad de andrógenos, en su ausencia estos tienden a subir.

Algunos estudios han logrado establecer, que las mujeres posmenopáusicas poseen un riesgo 5 veces mayor de desarrollar obesidad abdominal. Ello en comparación con mujeres que se encuentran en la etapa premenopáusica. De hecho se ha observado, que la masa de grasa visceral se incrementa durante la menopausia en un 44% y la masa de grasa tradicional se incrementa aproximadamente en un 32%.

Todos estos desequilibrios producen una mayor propensión al padecimiento de diabetes tipo2, enfermedades cardiovasculares, dislipidemia e hipertensión. Cabe destacar igualmente, que se ha logrado comprobar que la obesidad también influye en la debilidad del suelo pélvico.

Aparte de su participación en un correcto desempeño de las relaciones sexuales, un suelo pélvico sano puede evitar las incontinencias y el prolapso. Recuerda que esta zona del cuerpo está conformada por músculos y tejido conectivo, de allí la importancia de disminuir de peso, realizar ejercicios e incluir una alimentación adecuada.

Viviendo adecuadamente antes, durante y después de la menopausia

Es importante recordar, que la menopausia es un proceso biológico natural. Su llegada hace que los ovarios dejen de producir óvulos, eliminándose así el proceso menstrual en las mujeres. Este proceso suele iniciar a la edad de 40 años y generalmente dura entre siete y catorce años.

antes-durante-y-luego-de-la-menopausia

Por medio de él, se produce una disminución de ciertas hormonas, dentro de las que destacan estrógeno y progesterona. Por lo general, esto viene acompañado de procesos de irritabilidad, depresión, sofocos, fatiga e incremento de peso.

Un indicador de que ya entraste en la menopausia, es la ausencia de menstruación por doce meses consecutivos. Al dejar de ovular, ya se considera una etapa postmenopáusica, una condición que se mantendrá el resto de la vida.

Ahora bien, todo lo que he mostrado hasta ahora son realidades que como se decía inicialmente, permanecen calladas. Pero lo importante, es que, el conocimiento es poder. Y si este conocimiento es empleado con fines nobles como la salud, estaremos ubicándonos en el lugar adecuado.

Es decir, no debemos desperdiciar la oportunidad de cuidar el preciado tesoro de la salud, para nosotros y nuestros seres queridos.

El ayuno lunar un aliado frente a los desequilibrios hormonales

De acuerdo a lo que mostramos al inicio, se ha comprobado que todas las enfermedades tienen un origen inflamatorio. A sabiendas de que no siempre las investigaciones han considerado la especial fisiología femenina, he trabajado incansablemente en una alternativa.

ayuno-lunar-aliado-dsequilibrios-hormonales

De esta forma en la búsqueda de soluciones naturales al alcance de las mujeres, he desarrollado un programa innovador. El mismo se ha denominado Ayuno Lunar y se trata de un plan de alimentación que equilibrará tu metabolismo. Por medio de él, podrás alcanzar un peso óptimo, además de aliviar el dolor y evitar los procesos inflamatorios.

Este plan fue creado a partir del ciclo menstrual. Como se ha demostrado por la ciencia, diversas especies sincronizan su comportamiento reproductivo con ciertas fases del ciclo lunar logrando incrementar el éxito reproductivo.

En los seres humanos, la influencia lunar sobre el comportamiento reproductivo es un tema controvertido. Sin embargo, un estudio publicado el 2021 en Science Advances, mostró que el ciclo menstrual humano presenta un período cercano al del ciclo lunar.

En este estudio se analizaron registros menstruales de diversas mujeres a largo plazo (quince años), empleando diferentes métodos de análisis. Según este estudio se demostró, que los ciclos menstruales superiores a 27 días se encontraban sincronizados de forma intermitente con los ciclos lumínicos y/o gravimétricos de la Luna.

A medida que la edad se iba incrementando, así como la exposición a la luz nocturna artificial, los ciclos menstruales se redujeron y desviaron además su sincronía. De acuerdo a los científicos, en la antigüedad el comportamiento reproductivo humano estaba perfectamente sincronizado con la Luna. No obstante, el estilo de vida actual ha cambiado la fisiología y comportamiento reproductivo.

Aspectos teóricos y prácticos del ayuno lunar

Es un plan que se fundamenta en el ciclo menstrual. Como recordarán, el ciclo menstrual posee tres fases:

  • Folicular (previa a la liberación del óvulo)
  • Ovulatoria (liberación del óvulo)
  • Lútea (posterior a la liberación del óvulo).

Para efectos prácticos hemos establecido para este método dos puntos importantes. El primero, coincidiendo con el primer día de la menstruación, momento en que los niveles de estrógeno y progesterona son bajos y se produce un ligero incremento de la hormona folículo-estimulante.

El segundo, coincide con la fase lutea (día catorce a partir del primer día de menstruación). En este momento, se inicia un incremento de las hormonas luteinizante y foliculoestimulante. A su vez, el nivel de estrógenos llega a su nivel más alto y el nivel de progesterona comienza a elevarse.

Como han demostrado las investigaciones, todas las mujeres poseen un ciclo lunar y este ayuno enseña cómo funciona el mismo.

En el caso de mujeres que ya alcanzaron la menopausia, este plan de ayuno lunar es también un método excelente. De hecho, puede ayudar a suprimir sus síntomas.

Esto se logra mediante el conocimiento de los procesos que experimenta el cuerpo de la mujer, por efecto del ciclo de las hormonas. Se aprende también a regularizar ciertas hormonas clave como el estrógeno y la progesterona, apoyadas en un régimen alimenticio saludable.

Al emplear este programa de forma disciplinada lograrás activar tu metabolismo. De hecho, el programa especifica detalladamente muchos elementos que a veces se descuidan o no se consideran. Por ejemplo, cómo cocinar adecuadamente los alimentos, además de qué debes comer, cómo hacerlo y la cantidad adecuada a ingerir. Incluso, se consideró la frecuencia con la cual debes consumir los alimentos.

ayuno-lunar

También se incluyó la forma en que debes romper el ayuno, cuales alimentos ingerir para hacerlo y como finalizarlo.

En síntesis

El ayuno lunar permite:

  • Activar el metabolismo
  • Eliminar dolores crónicos
  • Obtener un peso saludable
  • Aprender a comer para adquirir y mantener un peso saludable
  • Evitar los efectos inflamatorios de los prooxidantes (Sustancias que puede producir subproductos del oxígeno del metabolismo que pueden dañar las células).
  • Mejorar la calidad de vida: antes, durante y después de la etapa menopáusica
  • Prolongar la vida útil al impedir el envejecimiento prematuro

Todas las orientaciones necesarias las podrás conseguir en mi libro Ayuno Lunar. Puedes descargarlo en la página de Vitatienda o en www.ayunolunar.com.

Concluyendo

Como siempre, la ciencia viene en auxilio de la salud de las personas. Esta vez, mediante una iniciativa particular que realicé con mucho esmero para vosotras, formulé un programa para la salud femenina. El mismo toma en cuenta la delicada fisiología de la mujer, muy condicionada por el metabolismo de diversas hormonas clave.

La gran ventaja de este método integral denominado Ayuno Lunar, es que toma en cuenta el sistema endocrino. Como sabemos, los diversos tipos de ayuno existentes, incluyendo el intermitente, fueron evaluados solo en animales experimentales y hombres. En este caso, se ha considerado cada una de las fluctuaciones del ciclo menstrual y los niveles hormonales específicos.

Mediante la implementación de este ayuno, aprenderás qué comer desde el primer día de tu ciclo menstrual. Las recetas incluidas para esa fase, estimulan la formación de hormonas para una óptima ovulación durante todo este tiempo.

Luego, a partir del día quince, las recetas sugeridas promueven la producción de progesterona. Ella es denominada hormona maestra, porque posee efectos sobre la hipófisis, vías reproductivas femeninas, glándula mamaria y sistema nervioso central.

Muchos comentarios he recibido a través de las redes. Hay muchas mujeres que ya decidieron implementar el Ayuno Lunar y han notado diversos cambios en su cuerpo. Algunas incluso se han sentido con más energía y ánimo para afrontar todas sus labores cotidianas.

“El Ayuno Lunar es el primer plan de alimentación creado por una mujer para mujeres que quieren recuperar su salud y triplicar su vitalidad consiguiendo un peso óptimo y perfecto para su estatura, constitución y lo más importante para estar saludables y vivir sin dolor y sin inflamación”

Dra. Cocó March, N.M.D

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

VITA TIENDA