3 Remedios Caseros Para Tratar Las Verrugas
November 25, 2022
Cómo Prevenir Las Ojeras de Forma Natural
Cómo Prevenir Las Ojeras de Forma Natural
November 29, 2022

3 Remedios Para Tratar Los Talones Agrietados

3 Remedios Para Tratar Los Talones Agrietados | Coco March

Los talones agrietados son una alteración de la dermis, que se produce cuando la piel de los pies está muy seca y ocasiona desgarramientos. Esto se produce por la pérdida de elasticidad, y en muchas ocasiones puede producir dolor y sangramiento.

De allí la importancia de actuar a tiempo, evitando así la posibilidad de padecer adicionalmente procesos infecciosos. Afortunadamente existen una serie de tratamientos (algunos de ellos naturales), que han demostrado su efectividad.

De este tema, que preocupa a muchas personas les hablaré a solicitud de Piper, una seguidora de Arizona. Ella es una madre de familia de mediana edad, que desde siempre le ha gustado mucho lucir sus pies.

No obstante, me comentaba que a mediados de verano tuvo que verse obligada a esconderlos empleando calzados cerrados.

Por esta razón Piper se comunicó conmigo, pues se extrañó de presentar algunas pequeñas grietas a nivel de sus talones. Ella previamente acudió a un podólogo, y él le comentó que su sobrepeso podría ser una de las causas.

Por esta razón, le sugirió realizar ejercicio y modificar su dieta a fin de mantener una piel sana, en especial la de los pies.

Cuando Piper me contactó quería principalmente, que le sugiriera algunas alternativas que le permitieran mantener sus pies completamente sanos.

Así, considerando la importancia de evitar daños en los pies y mantener además una adecuada apariencia le envié un material.

En el mismo le ahondé acerca de las causas estudiadas hasta ahora sobre la presencia de talones agrietados. También incluí ciertos remedios de comprobada eficacia.

Al considerar la importancia de tratar y prevenir esta dolencia, estimé conveniente compartir esta información en mi página.

Generalidades acerca del pie

De acuerdo a los especialistas, la estructura del pie es comparada con la de un arco romano. De hecho, desde el punto de vista mecánico es bastante complejo, y está conformado por veintiséis huesos.

Asimismo, presenta veintidós músculos (trece de los cuales pertenecen a la pierna y se unen a los huesos del pie), treinta y tres articulaciones y ciento siete ligamentos.

Los arcos del pie conforman la denominada bóveda plantar. Ello permite la presencia de espacios adecuado para albergar tejidos blandos, los cuales son indispensables para amortiguar los impactos que recibe el pie.

Igualmente, el arco logra una mayor estabilidad al desplazarnos, mantenernos de pie o correr. Este efecto permite, que el desplazamiento sea más armónico. Incluso, dichos arcos de la bóveda plantar descansan sobre tres puntos donde el peso se reparte de distinta forma.

Por ejemplo, en condiciones normales el apoyo antero-interno o el que se encuentra cerca de la base del dedo gordo recibe un 35% del peso corporal. A su vez, el apoyo antero-externo (cerca del dedo pequeño) soporta un 15% y el posterior (ubicado en la zona del talón) un 50%.

Según los especialistas, la bóveda del pie posee la capacidad de adaptarse a cualquier irregularidad del lugar donde nos desplazamos. Esto permite transmitir al suelo las fuerzas y el peso, optimizando las condiciones mecánicas y la amortiguación requerida.

El pie cuenta además con otro sistema de amortiguación. El mismo está constituido por un recubrimiento de grasa insaturada, ubicado principalmente en el talón. Dicho recubrimiento, puede resistir las fuerzas provocadas al caminar a velocidades menores de 5km/h.

De hecho, al caminar a velocidades mayores, se disminuye la eficiencia para absorber los impactos. En estos casos, se recomienda correr, para que así los impactos recaigan en el extremo libre del pie.

Generalidades acerca de los talones agrietados

La piel del pie es diferente a la del resto del cuerpo porque no posee glándulas sebáceas. Esto implica, que la cubierta hidrolipídica posee bajo contenido graso, lo cual se refleja en una menor protección.

Generalidades acerca de los talones agrietados

Asimismo, el estrato corneo de la epidermis posee mayor espesor que en otros lugares de nuestro cuerpo. Ello permite disminuir el efecto de fricción al caminar.

Se sabe además, que el pie presenta un elevado número de glándulas sudoríparas ecrinas. Ellas permiten la eliminación de agua, sales y ciertos compuestos de desecho.

Cabe resaltar, que la piel de los pies por efecto de la falta de lípidos antes mencionada tiende a ser más áspera y rugosa que la del resto del cuerpo.

La consecuencia de este déficit se traduce en la pérdida de elasticidad, sobre todo en las zonas que soportan una mayor fricción.

Como se vio, el talón soporta el 50% del peso que recae sobre el arco plantar. Por ello, es la zona donde se refleja un mayor daño, caracterizado por cuarteamientos del estrato córneo.

Esto ocasiona grietas perpendiculares en dicho tejido, que básicamente constituyen desgarros de la epidermis.

Para muchas personas, los talones agrietados tan solo representan un problema estético. Además de las grietas, suelen aparecer también ciertas callosidades. Incluso, la piel puede presentar un aspecto más oscuro y ocasionalmente presenta tonos amarillentos.

No obstante, en algunas situaciones se producen fisuras que ocasionan dolor. Ello ocurre sobre todo al hacer esfuerzos (levantar o cargar objetos pesados), principalmente si dichas fisuras alcanzan la capa más profunda de la piel (dermis).

Se ha detectado, que en los casos más graves las fisuras podrían llegar a sangrar e incluso  infectarse. Ello podría ocasionar diversas complicaciones, entre ellas la celulitis.

Causas más frecuentes de los talones agrietados

De acuerdo a los especialistas, las fisuras en los talones surgen a consecuencia de la sequedad de la piel (xerosis). Aunque este no es el único factor, pues también contribuyen a su presencia el hecho de que los talones soporten la mitad del peso corporal.

Causas más frecuentes de los talones agrietados

Debemos recordar, que cuando caminamos el impacto recibido por los talones es absorbido en parte por una almohadilla grasa que se encuentra presente debajo del hueso del talón.

Como se mencionó en condiciones normales la piel es flexible, sin embargo, cuando se camina se ejerce presión sobre dicha almohadilla grasa. Esta presión aunada a la sequedad de la piel (exterior), incrementa la probabilidad de que se formen grietas.

Se ha observado, que los talones agrietados aparecen con mayor frecuencia durante la época de verano. No obstante, el problema también puede producirse cuando las personas se exponen con mucha frecuencia a ambientes secos.

Ello puede incluir el aire acondicionado o situaciones de calor excesivo, especialmente si se anda descalzo.

Según los expertos, quienes sufren ciertas enfermedades como dermatitis atópica, pie de atleta (planta y talones), psoriasis y dermatosis plantar juvenil poseen mayor propensión a padecer fisuras en los talones.

Y aunque parezca contradictorio, se sabe también que la piel con exceso de humedad, posee una menor resistencia a la tracción. Esto favorece también, la formación de grietas en los talones.

Incluso, esto también puede ocurrir en las personas que sudan de forma excesiva o permanecen mucho tiempo con los pies dentro del agua.

El empleo de calzado abierto en la parte posterior como las sandalias producen grietas en los talones. Ello se debe a que la almohadilla grasa del talón no tiene soporte, como cuando se emplea calzado cerrado. Ello ocasiona una expansión lateral de la almohadilla grasa, incrementando así el riesgo de fisuras.

Remedios que si funcionan para tratar los talones agrietados

1. Bálsamos para los talones

Probablemente el tratamiento más frecuentemente empleado para el tratamiento de los talones agrietados son los bálsamos. Estos compuestos contienen una serie de componentes, que permiten suavizar, exfoliar las células muertas e hidratar los talones.

Remedios que si funcionan para tratar los talones agrietados

Dentro de los productos, que se recomiendan con mayor énfasis, destacan los que contienen:

  • Isomerato de sacárido: muy reconocido por ser un potenciador el ácido hialurónico
  • Urea: muy reconocida por formar una barrera en los queratinocitos de la epidermis y potenciar su estructura. Además de ello, mejora la flexibilidad y firmeza, favorece la producción de colágeno y estimula la producción de péptidos antimicrobianos
  • Ácido salicílico: este compuesto forma parte de ciertos medicamentos conocidos como queratolíticos. Estos poseen la capacidad de suavizar la capa exterior de la piel. Químicamente corresponde con un betahidroxiácido, con potentes efectos

Los bálsamos que contienen los compuestos mencionados deben emplearse al menos tres veces al día. Es importante, que apliques el bálsamo antes de realizar cualquier actividad. Asimismo, es necesario que emplees calzado que proteja tus talones.

2. Crema de miel, leche y naranja

De acuerdo a los estudios, se sabe que la miel posee un elevado poder humectante. Además de ello, contribuye a prevenir infecciones debido a sus propiedades antibacterianas y antisépticas.

La leche a su vez, contiene cantidades importantes de calcio y potasio, así como ciertas vitaminas del complejo B. Incluso se acostumbra a enriquecer con vitamina D y A, haciéndola una fuente importante de esta vitamina que permite nutrir y reparar la piel.

El zumo de naranja natural posee un elevado contenido de vitamina C, lo cual estimula la producción de colágeno. Este compuesto como se sabe, confiere flexibilidad y elasticidad.

Ingredientes

  • El zumo de media naranja mediana
  • Dos cucharadas de leche entera enriquecida
  • Una taza de miel orgánica.

¿Cómo realizarlo?

  • Verter la miel en un recipiente mediano
  • Llevarla al fuego y caliéntala ligeramente
  • Agregar la leche
  • Retirar del fuego y mezclar hasta homogeneizar la mezcla
  • Retirar con una piedra pómez o una lima la parte callosa del talón
  • Extender una capa de esta crema sobre la zona afectada
  • Masajear suavemente procurando cubrir todas las zonas secas y agrietadas
  • Dejar actuar durante unos 45 minutos y retirar la crema con agua tibia y seca muy bien
  • Realizar este procedimiento dos veces al día a fin de obtener resultados favorables.

Nota

Esta crema puede utilizarse perfectamente hasta por un mes, siempre y cuando esté refrigerada. Cuando la vayas a emplear puedes colocarla en baño de maría para facilitar su aplicación.

Si deseas, puedes también añadir en la bañera con agua tibia una taza de miel pura orgánica. Sumerge tus pies perfectamente limpios y masajea la zona afectada unos veinte minutos. Luego enjuaga y seca muy bien tus pies. Esto puede realizarlo a diario.

3. Aceite de coco

El aceite de coco no deja de sorprendernos por su versatilidad para la salud corporal. Este preciado aceite, ha sido empleado desde antaño en diversas medicinas tradicionales asiáticas.

Se ha establecido, que puede nutrir la piel, además de ayudar a retener los niveles de humedad.

Diversos estudios han logrado comprobar sus efectos antiinflamatorios y antimicrobianos, logrando proteger los talones agrietados de las infecciones.

Dentro de los compuestos antimicrobianos y antifúngicos estudiados destacan los ácidos láurico, mirístico, cáprico, caprílico y capróico.

Igualmente posee cantidades importantes de vitamina E, lo cual le confiere excelentes propiedades antioxidantes.

De acuerdo a los expertos, se obtienen mayores resultados cuando se emplea el aceite de coco después del baño. Sobre todo porque mediante el baño la piel se hidrata, y el aceite de coco actúa reteniendo la humedad.

Asimismo, puede ayudar a evitar el sangrado e infecciones.

¿Cómo realizarlo?

  • En un recipiente pequeño agregar dos cucharadas de aceite de coco
  • Calentarlo ligeramente
  • Luego del baño con los pies bien secos y antes de acostarte,  aplicar el aceite de coco
  • Masajear suavemente durante unos diez minutos
  • Realizar este procedimiento a diario hasta lograr resultados positivos.

Masajear los pies a fondo durante 5-10 minutos usando aceite de coco virgen caliente diariamente antes de ir a la cama. Se puede aplicar aceite de coco en el talón después de un baño de pies para obtener mejores resultados.

El aceite de coco contiene propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas, que curan los talones agrietados si son propensos al sangrado o a las infecciones. El aceite de coco ayuda a retener la humedad de la piel.

Concluyendo

Las grietas o fisuras a nivel de los talones se producen principalmente por la xerosis o sequedad severa. Es importante estar atentos, a fin de evitar que las grietas empeoren y produzcan dolor severo, hemorragias y procesos infecciosos de alto riesgo.

Dentro de los factores, que han sido detectados como causantes de deshidratación severa que ocasionan talones agrietados destacan baja ingesta de agua y una inadecuada alimentación, que conduce a deficiencias vitamínicas.

Incluyendo también, el empleo de zapatos sin adecuada sujeción del talón, exponer los pies a excesos de humedad o calor, caminar descalzo sobre superficies duras y pie de atleta.

Afortunadamente las grietas en los talones pueden ser controladas mediante prácticas disciplinadas de humectación y exfoliación. Actualmente existen muchos productos, que pueden coadyuvar a recuperar la salud de los pies, especialmente los talones agrietados. ç

Dentro de ellos destacan bálsamos comerciales contentivos de isomerato de sacárido, urea, ácido salicílico y cualquier hidroxiácido (ácido glicólico, cítrico o málico).

Además, existen algunas alternativas que se pueden hacer en casa empleando productos de reconocido efecto antiinflamatorio, antiséptico, antibacteriano antioxidante y estimulador del colágeno. A saber, la miel, leche enriquecida, naranja y aceite de coco.

Para Piper la información recibida, la cual comparto con ustedes en el post, fue realmente de mucha utilidad. Ella realmente se contentó mucho, pues pudo corroborar y entender que cuando existe sobrepeso una gran cantidad del mismo, recae en los talones.

De esta forma, además de emplear de forma alternada las alternativas mostradas, decidió seguir una dieta saludable y eliminar el peso en exceso.

Ella se comunicó conmigo para agradecerme por lo que consideró de gran ayuda para su salud física y mental. De hecho, en solo dos meses logró eliminar un alto porcentaje de las grietas en sus talones. Esto realmente me causó mucha alegría.

“Hay varias cosas que se pueden hacer para sanar la piel de los talones. Los talones agrietados normalmente aparecen cuando se seca y engrosa la piel alrededor del borde el talón y la mayor presión sobre la almohadilla adiposa bajo del talón ocasiona grietas en la piel.”

Dr. Lawrence Gibson

Dermatología de Mayo Clinic

Rochester, Minnesota

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.