¿Cuántas Bacterias Viven Sobre Nuestra Piel?
¿Cuántas Bacterias Viven Sobre Nuestra Piel?
December 20, 2022
Estudios Descubren Relacionan Entre El Lupus y Una Bacteria De La Piel | Coco March
Estudios Descubren Relacionan Entre El Lupus y Una Bacteria De La Piel
December 23, 2022

Neuralgia Del Trigémino, Uno De Los Dolores Más Intensos

Neuralgia Del Trigémino, Uno De Los Dolores Más Intensos | Coco March

El dolor es la causa más frecuente de consulta médica. Dentro de ellos destaca la neuralgia del trigémino, considerado un trastorno poco frecuente que ocasiona ataques recurrentes de dolor lancinante (dolor agudo de tipo punzante. en la distribución del nervio trigémino).

Hasta ahora existen diversas alternativas farmacológicas e incluso quirúrgicas, utilizadas para tratar este dolor. Sin embargo, aparte de estos tratamientos convencionales, existen métodos alternativos y complementarios que pueden ayudar a aliviar el dolor.

De este tipo de dolor, considerado uno de los más intensos, voy a hablar a solicitud de Maggie, una seguidora de Nebraska. Ella es una abuela joven de 56 años, que desde mediados del verano comenzó a padecer de un dolor que ella comparó con una descarga eléctrica.

Maggie me comentó, que este dolor se producía mayormente del lado derecho de la cara y duraba poco tiempo.

Extrañada por este tipo de dolor, que nunca había experimentado, acudió a su médico tratante y él la refirió a un neurocirujano. Este le recomendó el empleo de un fármaco anticonvulsivo pero a los pocos días de comenzar el tratamiento, experimentó mareos, sequedad en la boca y estreñimiento.

Por esta razón decidió contactarme a los fines de que le sugiriera algunas estrategias alternativas no farmacológicas para el alivio de este dolor.

cómo se produce este dolor, cuáles son los factores desencadenantes y tratamientos empleados.

A pesar de que la prevalencia de este dolor no es tan frecuente, considero que es importante conocer acerca de él,  cómo se produce este dolor, cuáles son los factores desencadenantes y tratamientos empleados.. Por ello consideré importante compartirlo en mi página.

Pinceladas científicas acerca del nervio trigémino    

Según la ciencia, el nervio trigémino corresponde al quinto par craneal. Es considerado el principal nervio sensorial de la cabeza y el rostro, además de ello, funciona como nervio motor de los músculos responsables de la masticación.

Este nervio es responsable de detectar los estímulos sensoriales, que se originan en el área craneofacial. El nervio se divide en tres ramas:

  • Oftálmica: inerva o actúa sobre el cuero cabelludo, frente, párpado superior, córnea y dorso nasal
  • Maxilar: actúa sobre los dientes caninos, incisivos, premolares y molares. Se incluyen además la conjuntiva, párpado inferior, mejillas, piel de la zona lateral de la nariz, labio superior y mucosa del seno maxilar
  • Mandibular: esta ramificación inerva el mentón, los dos tercios inferiores de la lengua y labio inferior.

Hablando acerca de la neuralgia del trigémino

De acuerdo a la Sociedad Internacional de Cefaleas (IHS, por sus siglas en inglés) la neuralgia del trigémino (NT) es un trastorno que produce un dolor recurrente unilateral y breve.

Hablando acerca de la neuralgia del trigémino

Según estos especialistas, este dolor es como una descarga eléctrica que inicia y finaliza bruscamente. Se sabe además, que está limitado a la zona donde se distribuye el nervio trigémino y se desencadena por estímulos inocuos (que no causan daño).

Esta sensación puede alcanzar diversos segundos de duración, que casi nunca superan el minuto. Por lo general, el dolor se produce por un estímulo sensorial a nivel de ciertos lugares de la cara, denominados zonas trigger o gatillo.

Las mismas están distribuidas a lo largo del territorio de inervación de las diversas ramas del nervio trigémino.

Dentro de los desencadenantes del dolor destacan ingerir alimentos, sonreír, lavar la cara, cepillar los dientes, tocar la cara, afeitarse, y el roce de la brisa fría sobre la piel.

De hecho cualquier vibración en la cara, incluso al hablar, puede activar este dolor. Sin embargo, este no aparece en horas nocturnas, porque mientras dormimos no se produce el estímulo de las zonas gatillo.

¿Cómo se clasifica la neuralgia del trigémino?

La neuralgia del trigémino puede dividirse en tipo 1 y tipo 2. El tipo 1 posee como característica resaltante la presencia de ataques de dolor intensos y punzantes.

Ello ocurre primordialmente a nivel de la mejilla, nariz y boca, además de otras zonas presentes a un lado de la cara. A su vez, el tipo 2 a pesar de ocasionar un dolor menos intenso, provoca ardor o un dolor sordo y constante.

Se ha observado, que ambos tipos de dolor pueden ocurrir de forma simultánea, produciendo una sensación intolerable e incapacitante.

Según los especialistas, la mayoría de las veces la neuralgia tipo 1 es producida por efecto de la presión de un vaso sanguíneo contra el nervio trigémino. Sin embargo, ocasionalmente no se puede llegar a identificar ninguna causa subyacente (idiopática).

A su vez, la neuralgia tipo 2 puede ser idiopática, a causa de la compresión del nervio trigémino. Incluso, puede producirse a raíz de ciertas patologías subyacentes, tales como la esclerosis múltiple o un tumor.

Hasta ahora no se ha logrado establecer por qué una persona presenta síntomas de neuralgia tipo 1 y no del tipo 2.

De acuerdo a los especialistas se cree, que posiblemente se deba a la cantidad de vasos (red de arteriolas, arterias, capilares, vénulas y venas) o por el grado de compresión.

La última clasificación del IHS también considera, que la neuralgia del trigémino (denominada anteriormente neuralgia del trigémino idiopática) hace referencia a la neuralgia ocasionada exclusivamente por la compresión neurovascular.

Criterios diagnósticos de la neuralgia del trigémino

La IHS, considera los siguientes criterios diagnósticos:

Criterios diagnósticos de la neuralgia del trigémino

  • Padecer al menos tres ataques de dolor facial unilateral (de un solo lado de la cara)
  • Estos ataques deben ocurrir en una o más ramas del nervio trigémino y el dolor no debe irradiarse más allá de la distribución de este nervio.

A su vez, el dolor debe cumplir con al menos tres de estas cuatro condiciones:

  • Crisis de dolor de tipo paroxístico (intenso) con duración entre un segundo y dos minutos
  • Intensidad severa
  • Presentarse a nivel superficial y producir sensación eléctrica o lancinante
  • Se desencadena en zonas gatillo o debido a la presencia de factores externos (brisa fría, beber, masticar, hablar, tocarse la cara o sonreír, entre otros).
  • Que no exista evidencia de déficits neurológicos asociados
  • Que no sea atribuible a otro tipo de diagnóstico incluido en la clasificación ICHD-3 (Clasificación de las cefaleas, 3ª edición).

Algunas dolencias asociadas con la neuralgia del trigémino

Con relación a la neuralgia del trigémino tipo 2 o secundaria, por lo general existe una dolencia inicial. Se ha observado, que la misma ocasiona la lesión estructural o funcional del nervio trigémino.

Dentro de las causas más frecuentes destaca la esclerosis múltiple, que provoca la pérdida de mielina del nervio. Además de ello, algunos tumores cerebrales pueden comprimir el nervio, ocasionando una neuralgia sintomática del nervio trigémino.

Vale destacar, que los pacientes que presentan esclerosis múltiple, poseen veinte veces mayor riesgo de desarrollar neuralgia del trigémino, respecto a la población general. Se ha establecido igualmente, que esto conlleva una prevalencia del 2 al 5%.

Es importante resaltar, que la neuralgia del trigémino tipo 1 o primaria suele presentarse en un 97% de los casos de forma unilateral (un solo lado de la cara). No obstante, la neuralgia del trigémino asociada a esclerosis múltiple puede presentarse bilateralmente hasta en un 30% de los pacientes.

De allí la importancia de considerar un diagnóstico de la esclerosis múltiple en quienes presentan una neuralgia del trigémino bilateral. En especial, si la persona afectada es relativamente joven o posee otros signos o síntomas neurológicos.

Diagnosticando la neuralgia del trigémino

Por lo general, la neuralgia del trigémino primaria o clásica suele perdurar durante varias semanas o meses. Esto es seguido de periodos sin experimentar dolor, sin embargo algunos pacientes podrían presentar dolor residual continuo.

No obstante, en la neuralgia del trigémino secundaria no existen estos periodos sin presencia de dolor. De hecho, suele presentarse un dolor basal permanente, acompañado de paroxismos o dolores intensos de baja duración.

Los especialistas realizan el diagnóstico de este trastorno basándose fundamentalmente en la clínica. Principalmente en la anamnesis o conjunto de datos acerca de la historia clínica del paciente.

Esto permite localizar con exactitud el sitio del dolor, tiempo sin su presencia y puntos sensitivos a nivel facial y bucal. Todos estos elementos sirven como orientadores para obtener un diagnóstico adecuado.

Es importante acotar, que cuando se realiza la exploración física se debe considerar la existencia de las tres ramas que conforman el nervio trigémino.

Asimismo, se debe realizar la evaluación sensitiva facial, reflejo corneal y examen de los músculos masticadores. Frecuentemente cuando los especialistas presentan dudas recurren a realizar una resonancia magnética como examen complementario.

Tratamientos frecuentes de la neuralgia del trigémino

De acuerdo a la experiencia, la mayoría de los analgésicos de venta libre y con receta no calman el dolor de neuralgia del trigémino. No obstante, diversos tratamientos actuales pueden coadyuvar a reducir o eliminar el dolor. Dentro de estos tratamientos destacan:

Medicamentos anticonvulsivos

Para tratar farmacológicamente la neuralgia del trigémino, se emplean algunos fármacos prescritos para el control de las convulsiones.

Entre ellos destacan la carbamazepina, la cual ha demostrado ser el más eficaz hasta ahora. Se han empleado también otros fármacos anticonvulsivos para tratar la neuralgia, entre ellos la oxcarbazepina, lamotrigina valproato y fenitoína.

Cuando el anticonvulsivo que se está empleando comienza a perder eficacia se debe incrementar la dosis o cambiar el medicamento.

Por lo general los anticonvulsivos ocasionan ciertos efectos secundarios. Entre ellos náuseas, somnolencia, confusión y mareos. Incluso, la carbamazepina puede ocasionar ciertas reacciones de gravedad, en especial en las personas de origen asiático.

Bloqueadores del nervio trigémino

Por lo general son inyecciones, que contienen medicamentos esteroides u otros compuestos. Estos se aplican en diversas partes del cuerpo y proporcionan un alivio temporal en quienes padecen de neuralgia del trigémino.

Por lo general se requieren varias inyecciones aplicadas en varias partes del cuerpo para reducir el dolor.

Cirugía para la neuralgia del trigémino

Cuando los medicamentos ya no funcionan para controlar el dolor, a pesar de incrementar la dosis, o si existe mucha intolerancia a los mismos se recomiendan los procedimientos quirúrgicos.

Si la medicación ya no controla el dolor de la neuralgia del trigémino a pesar del aumento de la dosis, o si los efectos secundarios son intolerables, hay varios procedimientos quirúrgicos que se pueden considerar. Entre ellas destacan:

  • Descompresión microvascular: mediante este procedimiento se reubican o eliminan los vasos sanguíneos que impiden el adecuado funcionamiento del nervio. Incluso podría eliminarse parte del nervio. Sin embargo, conlleva ciertos riesgos como el entumecimiento facial, disminución de la audición, debilidad facial y accidente cerebrovascular
  • Radiocirugía estereostática cerebral (Gamma knife): consiste en aplicar una dosis focalizada de radiación dirigida a la raíz del nervio trigémino. Este procedimiento puede requerir hasta un mes para su realización gradual. Este procedimiento logra eliminar el dolor en un alto porcentaje de personas, pero se ha observado un efecto de recidiva entre los tres y cinco años.

Rizotomía

Mediante este procedimiento se logra destruir las fibras nerviosas, permitiendo el aliviar del dolor. Dentro de los tipos de rizotomía destacan: inyección de glicerina, compresión con balón y lesión térmica con radiofrecuencia.

Estos procedimientos realizan un alivio, que en algunos casos puede reaparecer en tres o cuatro años. Incluso, la lesión térmica por radiofrecuencia ocasiona el entumecimiento facial temporal, luego de realizado el procedimiento.

Tratamientos alternativos y complementarios para la neuralgia del trigémino

Existen además una serie de prácticas, que se emplean en diversos países a fin de evitar el empleo de fármacos. Dentro de ellas destacan:

Tratamientos alternativos y complementarios para la neuralgia del trigémino

Biorretroalimentación

De acuerdo a la Clínica Mayo, esta técnica es denominada también “capacitación sobre biorretroalimentación”. Su uso ha sido ampliamente probado en el control de diversos problemas de índole mental y física. Entre ellos destacan:

  • Asma
  • Estrés o ansiedad
  • Hiperactividad
  • Estreñimiento
  • Dolores crónicos.

Mediante el empleo de esta terapia se logra incrementar la conciencia acerca de la respuesta fisiológica del organismo. Ello se logra empleando programas interactivos diseñados para computadoras o dispositivos móviles colocados en ciertos lugares del cuerpo.

Quiropraxia

De acuerdo a los expertos, cuando se emplea la manipulación quiropráctica es posible incrementar el flujo sanguíneo, además de aliviar la tensión y reducir el estrés.

Alimentos antiinflamatorios

El empleo de esta alternativa permite identificar los alimentos que favorecen la inflamación, a fin de sustituirlos por otros alimentos que posean propiedades antiinflamatorias.

De allí la importancia de evitar el consumo de alimentos fritos, gaseosas, bebidas azucaradas, carbohidratos refinados, grasa de cerdo, manteca, margarina, carnes rojas y procesadas.

En vez de ellos, se deben consumir alimentos como aceite de oliva virgen extra, frutos secos, pescados grasos y frutas con compuestos antioxidantes como las fresas, arándanos, cerezas y naranjas.

Deben incluirse, además, los tomates y hortalizas de hoja verde como las espinacas y coles (rizada y gallega).

Alternativas holísticas

Un estudio del 2019 publicado en Journal of Indian Academy of Oral Medicine and Radiology mostró, que los enfoques holísticos son útiles para tratar el dolor orofacial crónico.

Esto permite eliminar el riesgo de los efectos adversos, que supone el empleo prolongado de relajantes musculares y anticonvulsivos, empleados en el tratamiento de la neuralgia del trigémino.

Dentro de las terapias empleadas para mejorar el estado de ánimo, disipar el estrés y redirigir la mente lejos del dolor de la neuralgia destacan: la meditación, yoga, imaginación guiada y aromaterapia.

Suplementos nutricionales

Según un estudio publicado en Biomedicines el 2021, los denominados “nutracéuticos” han motivado a muchos pacientes que buscan alternativas naturales para autotratar el dolor neuropático.

Dentro de los suplementos fácilmente disponibles destacan las vitaminas B y D, además de ciertos minerales como el zinc y magnesio. Igualmente, destacan la cúrcuma y hierba de San Juan.

No obstante, es necesario realizar exploraciones a mayor profundidad en ensayos controlados de gran tamaño. Esto permitirá obtener información fiable para los pacientes y médicos sobre el empleo de estos suplementos para tratar el dolor neuropático del nervio trigémino.

Concluyendo

Lo presentado permitió conocer, que los síntomas de neuralgia del trigémino poseen una serie de patrones comunes. Dentro de ellos destacan eventos de dolor intenso, que pueden recordarnos el efecto de una descarga eléctrica.

A su vez, pueden ocurrir ataques de dolor que se presentan de forma espontánea o por efecto de acciones inocuas. Entre ellas tocarse el rostro, hablar, beber, masticar, cepillar los dientes o sentir la brisa fría sobre el rostro.

Por lo general esta anomalía se produce debido a una alteración en el funcionamiento del nervio trigémino. Por lo general, el problema se relaciona con el contacto entre un vaso sanguíneo y éste nervio.

A pesar de que esta es reconocida como la causa más frecuente, existen muchas otras causas posibles. Entre ellas patologías como la esclerosis múltiple o problemas similares que lesionen la vaina de mielina de los nervios.

También puede producirse por tumores, que compriman el nervio trigémino, traumatismo facial, lesión cerebral o quirúrgica y accidente cerebrovascular.

Existen diversos fármacos para tratar la neuralgia del trigémino. Sin embargo, ocasionan una serie de efectos negativos que impulsan la búsqueda de otras alternativas para controlar uno de los dolores más intensos que se conoce clínicamente.

Dentro de ellas destacan la biorretroalimentación, quiropráxia, alimentos antiinflamatorios, alternativas holísticas y suplementos nutricionales.

Para Maggie el material recibido, el cual comparto con vosotros en el post, fue decisivo para su salud. Ella se comunicó conmigo para agradecerme por la información recibida.

Asimismo, tomó muy en cuenta los tratamientos alternativos, prefiriendo el yoga y meditación acompañado de alimentos antinflamatorios. Ella coincide, en que estos tratamientos no actúan de forma inmediata, sin embargo, protegen el organismo de los nocivos fármacos.

“La neuralgia del trigémino, es la forma más común de dolor neuropático craneofacial y se considera la causa de uno de los tipos de dolor más graves que puede experimentar una persona. La incidencia se estima entre 4 y 13 personas por cada 100.000/año.”

Eder Gambeta

Facultad de Medicina Cumming, Universidad de Calgary, Alberta, Canada

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.