7 Remedios Naturales Para Cuidar El Cuerpo
August 5, 2022
5 Maneras De Mejorar La Memoria a Corto Plazo
August 10, 2022

Desde hace años se ha detectado, que la ingesta de bayas es una forma inteligente de adquirir ciertos compuestos con características únicas. Dentro de las bayas destacan los arándanos, un fruto caracterizado por la presencia de compuestos bioactivos, en especial las antocianinas.

De este tema, que ha sido mencionado por diversas revistas especializadas durante los últimos años, les hablaré a solicitud de Anika, una seguidora de Georgia. Ella es una mujer de mediana edad, ama de casa y madre de familia a tiempo completo.

Para ella, la limpieza de su hogar es algo muy importante, considerándose a sí misma como fanática de la limpieza y orden. Anika me comentaba que era tanto su afán de mantener la limpieza, que colocó tapetes prácticamente en toda la casa.

No obstante, un día tuvo que cambiar esta estrategia, pues una de sus hijas se resbaló y afortunadamente no se lesionó. Pero ella, no corrió con la misma suerte y se golpeó la cabeza. Esto ocurrió hace un año y las pruebas de tomografía, no arrojaron ningún tipo de lesión.

Me comentaba que, ocasionalmente sentía que le costaba recordar con fluidez algunas cosas a lo largo del día. A raíz de ello decidió contactarme para solicitar una solución natural, que le permitiera estabilizar su desempeño mental.

Desde hace tiempo conozco las propiedades de las bayas y suelo emplearlas comúnmente, en especial el arándano. Por ello, decidí enviarle a Anika información acerca de las propiedades y beneficios de este fruto. Sobre todo, acerca de sus beneficios para la salud mental.

Las lagunas mentales pueden empezar a ocurrir a partir de lo treinta años. Por ello, a fin de que se tomen las previsiones de forma natural, decidí compartir esta información en mi página.

Conociendo las generalidades acerca del arándano

La historia del arándano inicia con su empleo por parte de los nativos americanos. Este fruto, que crecía de forma silvestre les proporcionó diversos beneficios para la salud. Por lo general era empleado como saborizante natural y con fines medicinales.

Fue hasta el año 1893 cuando una granjera llamada Elizabeth White observó el potencial de este fruto como cultivo.

A su vez, en 1908 el Dr. Frederick Coville comienza a experimentar con los arándanos silvestres. El pertenecía al equipo de investigadores del USDA y estaba decidido a descubrir las plantas adecuadas para cultivar este fruto. A partir de 1911 ambos emprendedores se asocian y trabajan en la granja familiar de Elizabeth White.

La motivación de White ocurrió después de ella leer un informe de las investigaciones adelantadas por Coville. En 1912, se inician las primeras plantaciones de arándanos exitosas en los Estados unidos.

La primera cosecha comercial de arándanos se efectuó el año 1916. En 1932 el estado de Nueva Jersey premia a Elizabeth White por sus “destacadas contribuciones a la agricultura”

La granja pionera donde inició esta interesante historia de perseverancia se denomina Whitesbog Village. Esta granja posee 25 edificaciones de la época y está inscrita en los registros nacional y estatal de lugares históricos.

El año 1974 el USDA proclama julio como el Mes Nacional del Arándano. Se considera, que este mes es el momento de mayor intensidad del cultivo de arándanos en Norteamérica.

A partir del año 2000 se intensifican las investigaciones científicas sobre este singular fruto. De acuerdo a las investigaciones, posee efectos favorables sobre la salud gastrointestinal, cardiovascular, cerebral y metabolismo de la glucosa.

El 2019 la Asociación Americana del Corazón reconoció, que los arándanos son beneficiosos para la salud cardiovascular. Incluso, en el año 2020 el arándano estrenó su propio emoji en los smartphones.

Propiedades y beneficios del arándano

Muchos de los beneficios, que se han detectado acerca del fruto del arándano poseen un adecuado respaldo científico. Son numerosos los estudios realizados a nivel experimental empleando mamíferos, y a nivel clínico en humanos.

Gran parte de las propiedades de los arándanos se deben a ciertos compuestos bioactivos, en especial los pigmentos antociánicos. Así, según los estudios epidemiológicos el consumo regular y moderado de arándanos se asocia con la disminución de diversas patologías.

Entre ellas, el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, sobrepeso y procesos de neurodeficiencia. Vale destacar, que las diversas pruebas se basaron en biomarcadores obtenidos a partir de estudios clínicos.

Según la ciencia, los arándanos poseen efectos beneficiosos sobre el desempeño vascular, sistema renal y regulación de la glucosa. Se ha determinado además, que contribuyen con la salud de la microbiota benéfica intestinal. Se sabe, que esto favorece la ralentización de los procesos neurodegenerativos y envejecimiento.

El arándano es una rica fuente de flavonoides, dentro de ellos destacan: las antocianinas, flavanoles, ácido cafeico, e hidroxicinamatos. Según los especialistas, el consumo de arándanos puede prevenir el estrés oxidativo y procesos inflamatorios.

De acuerdo a estudios recientes se demostró, que los compuestos presentes en el arándano favorecen la mitigación de los efectos de dietas altas en grasas además de los trastornos neurodegenerativos.

El arándano frente a los trastornos neurodegenerativos

Cada vez se logran recabar más pruebas, que indican que el arándano posee efectos terapéuticos sobre los trastornos neurodegenerativos. Un estudio publicado en The British Journal of Nutrition muestra resultados interesantes, al someter la biotransformación del zumo de arándanos por efecto de la bacteria Serratia vaccinii.

De acuerdo a los resultados se logra elevar sus niveles de compuestos fenólicos, además de su actividad antioxidante. En el estudio empleando células neuronales se corroboró, que el zumo de arándanos biotransformado (BJ), logró incrementar significativamente la actividad de las enzimas antioxidantes, en especial la catalasa y superóxido dismutasa.

Incluso se pudo determinar, que el arandano biotransformado logró un efecto protector sobre las neuronas. Específicamente, pudo proteger a las neuronas contra la muerte celular inducida por el peróxido de hidrógeno. Según este estudio se demostró, que el BJ posee la capacidad de proteger a las neuronas del estrés oxidativo.

Se cree, que este mecanismo se logra al incrementar la actividad de las enzimas antioxidantes y activar las vías de supervivencia.

Por esta razón, el arándano representa potencialmente un nuevo enfoque para abordar la prevención y tratamiento de trastornos neurodegenerativos. Asimismo, puede representar una fuente novedosa de agentes terapéuticos para combatir dichas patologías.

De acuerdo a los expertos los avances en medicina molecular han situado la vía del amiloide-beta (Aβ), como causa central de la fisiopatología de la enfermedad de Alzheimer (EA). Este conocido efecto sigue mostrando objetivos prometedores para el desarrollo de terapias modificadoras de esta enfermedad.

Se ha establecido, que el desequilibrio en la homeostasis del calcio y acumulación de la proteína Aβ, favorecen el estrés oxidativo, envejecimiento y neurodegeneración. Ciertos estudios han reportado, que el tratamiento con extracto de arándano ofrece protección contra Aβ en neuronas de edad mediana y avanzada.

El extracto de arándano evita la toxicidad a nivel neuronal

De acuerdo a un estudio realizado empleando cultivos de células cerebrales, el extracto de arándano disminuyó la toxicidad del Aβ. Este efecto fue observado a nivel de las neuronas del hipocampo de personas de mediana edad y ancianas.

Se debe señalar, que el extracto de arándano induce un aumento celular de la síntesis de glutatión. Este importante antioxidante posee la capacidad de disminuir la producción de especies reactivas de oxígeno (ROS) celular. Ello es indicativo, que el extracto de arándano es un potente antioxidante.

La ciencia ha determinado, que el estrés oxidativo se incrementa con el envejecimiento. Incluso, se ha establecido que este efecto puede influir sustancialmente sobre los déficits funcionales del cerebro asociados con la edad. Según los especialistas, el cerebro es altamente propenso al daño oxidativo porque posee una elevada tasa de consumo de oxígeno.

Por esta razón, las estrategias que logran mejorar las defensas antioxidantes poseen un efecto determinante en la prevención del envejecimiento. Diversos estudios han logrado establecer, que distintos compuestos polifenólicos presentes en frutas y verduras poseen un alto efecto antioxidante.

Dentro de los compuestos, que exhiben esta importante actividad se encuentran los compuestos polifenólicos y antocianinas. Y precisamente, el arándano es uno de los frutos que los contiene en mayores niveles.

Estos compuestos poseen la peculiaridad de reducir la sensibilidad frente al estrés oxidativo relacionada con la edad. Esto permite, que cumplan una función de protección de las funciones cognitivas. Además de ello, logra disminuir la actividad de la acetilcolinesterasa.

Al inhibirse la enzima acetilcolinesterasa (AChE) se favorece el proceso de sinapsis neuronal, mejorando sustancialmente la neurotransmisión y memoria.

Estudio reciente muestra el efecto positivo del consumo de arándanos

A través de las investigaciones se ha logrado establecer, que el envejecimiento está muy asociado al deterioro cognitivo. Muchos investigadores están convencidos, que los factores de riesgo modificables tales como la dieta pueden proteger de este efecto.

Algunos alimentos, en especial frutas con alto contenido de polifenoles como el arándano son reconocidas por su efecto protector contra la neurodegeneración relacionada con la edad.

No obstante, faltaban elementos por profundizar acerca del impacto de los arándanos sobre la función cognitiva y el funcionamiento neuronal. Por ello, a inicios del 2022 se realizó un ensayo aleatorio de doce semanas de duración. En este estudio participaron sesenta adultos mayores entre 50 y 80 años.

A lo largo de este tiempo se administraron suplementos de arándano en polvo. Antes y después del estudio, se realizaron diversas evaluaciones. Ello incluyó muestras sanguíneas, de memoria, función ejecutiva y neuroimágenes. Esto permitió evaluar el proceso cognitivo y función cerebral, además de biomarcadores de señalización neuronal.

La memoria episódica es considerada aquella, que está relacionada con una serie de acontecimientos autobiográficos y otros eventos. Estos acontecimientos se encuentran asociados a una realidad espacial y temporal, pudiendo relatarse de forma explícita (clara y detallada).

Este tipo de memoria se considera importante porque este proceso mental se encuentra alterado en ciertas enfermedades neurodegenerativas. Entre ellas la enfermedad de Alzheimer y ciertas patologías psiquiátricas.

Por ello, al conocer en profundidad los mecanismos que regulan la función cerebral puede ser de mucha utilidad. Sobre todo, para el desarrollo de tratamientos más efectivos y específicos.

Según los resultados se pudo observar, que la suplementación diaria del equivalente a una taza pequeña de arándanos mejoró el rendimiento de la memoria episódica y funcionamiento neuronal. Según los investigadores del estudio, éste proporciona una base que permitirá establecer la eficacia del arándano frente al deterioro neurológico.

Los estudios preclínicos también confirman los beneficios del arándano

Cabe destacar, que estudios realizados a nivel preclínico con mamíferos de laboratorio mostraron la capacidad de los compuestos del arándano para revertir el deterioro cognitivo.

En una prueba realizada durante ocho semanas la suplencia de extracto de arándanos mostró compuestos no metabolizados de antocianinas a nivel del cerebelo, hipocampo, córtex y cuerpo estriado cerebral.

A su vez, cuando se administraron suplementos de arándanos durante doce semanas se logró una mejoría de los déficits. Principalmente en aquellos relacionados con el efecto de la edad sobre el adecuado funcionamiento cognitivo y motor.

De acuerdo a los hallazgos, el tratamiento con extracto de arándano logró revertir la pérdida de cognición al incrementar el nivel de glutatión. Así, se comprobó la eficiencia el arándano en la protección contra la neurodegeneración.

De esta forma se puede afirmar, que los compuestos bioactivos del arándano combaten los efectos producidos por la inflamación y estrés oxidativo, De esta forma es posible preservar la memoria y adecuado desempeño cognitivo.

Según observaciones acuciosas de los científicos, la distribución de las antocianinas a nivel del hipocampo podría estar asociada con el incremento de la señalización neuronal en dicha zona cerebral.

Esto corroboró el efecto de las antocianinas sobre la función cognitiva. Según la ciencia, estos compuestos bioactivos podrían prevenir los procesos degenerativos patológicos y relacionados con la edad a nivel cerebral.

Otros estudios realizados con mamíferos de laboratorio mostraron, que la suplementación de arándanos mejoró el rendimiento en la realización de tareas de memoria. Además de ello, ejerció un efecto protector sobre el deterioro del ADN del hipocampo y corteza cerebral.

Cabe destacar, que la suplementación dietética de arándanos a corto plazo es capaz de disminuir el nivel de estrés oxidativo. Incluso, logra mejorar los déficits de las funciones neuronales relacionados con la edad.

Concluyendo

Se pudo observar, que ciertos regalos de la naturaleza permiten el rescate de muchas funciones corporales importantes. En este caso, me refiero al fruto del arándano. Su empleo en Los Estados Unidos se inició desde hace siglos a partir de especies silvestres utilizadas como alimento y medicamento por parte de los habitantes indígenas.

Vale destacar, que gracias a Elizabeth White el arándano se comenzó a consumir de forma masiva en los Estados Unidos hace un poco más de un siglo. Su aprecio ha sido tal, que desde 1974 durante el mes de julio se celebra el mes del arándano. Durante los últimos veinte años se ha intensificado la investigación acerca de este fruto.

Esto ha permitido establecer su importante efecto protector sobre las enfermedades cardiovasculares, sobrepeso, diabetes tipo 2 y procesos neurodegenerativos. Gracias a estos efectos, los arándanos poseen efectos beneficiosos sobre el desempeño vascular, sistema renal y niveles de glucosa.

Gran parte de los beneficios del arándano provienen de sus elevados contenidos de flavonoides. A saber las antocianinas, flavanoles, ácido cafeico e hidroxicinamatos. Gran diversidad de estudios de laboratorio y clínicos han permitido desvelar los efectos favorables del arándano sobre el desempeño cerebral.

De hecho, sus efectos antioxidantes y antiinflamatorios coadyuvan en el mejoramiento del desempeño neuronal y la memoria episódica.

Para Anika la información recibida, la cual comparto en el post, fue de mucha utilidad. Ella se sintió muy emocionada, pues precisamente en esta época del año es posible conseguir muchos arándanos frescos.

Ella me comentaba, que a pesar de que a mucha gente le encantan los arándanos, nunca fueron su fruta preferida. Sin embargo, ella consideró que era hora de anteponer la salud por encima de los gustos.

Por supuesto me comentaba, que incluirá el arándano en su dieta, formando parte de diversos postres y batidos.

“Los arándanos contienen compuestos polifenólicos, sobre todo antocianinas, que tienen efectos antioxidantes y antiinflamatorios. Además, las antocianinas se han asociado a un aumento de la señalización neuronal en los centros cerebrales que median en la función de la memoria, así como a una mejor eliminación de la glucosa, beneficios que cabría esperar que mitigaran la neurodegeneración”

Dr. Robert Krikorian

Universidad de Cincinnati

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.