¿Qué Puede Ocultar El Insomnio?
January 23, 2023
10 Beneficios Del Salmón Para La Salud
January 25, 2023

Para una gran cantidad de especialistas, la nicturia es referida como el más frecuente y molesto de todos los síntomas urinarios. De acuerdo a las estadísticas, la mitad de las personas mayores de 65 años a nivel global se levantan al menos una vez por noche para orinar.

De hecho, solo en los Estados Unidos, unos cincuenta millones de personas padecen esta afección. Sin embargo, menos del 5% de ellas recibe tratamiento específico.

De este problema, que afecta a una gran proporción de adultos mayores, les voy a hablar a solicitud de Pamela. Ella es una seguidora de Georgia cuyo esposo desde hace algunos meses comenzó a orinar con mayor frecuencia de lo normal durante la noche.

Ella se comunicó conmigo, porque le preocupaba que su esposo se negara a visitar al médico. Pamela me comentó, que su esposo era muy esquivo para acudir a los médicos, y muchas veces tendía a automedicarse.

Por esta razón decidió solicitar mi apoyo a los fines de conocer un poco más acerca de esta afección. Al conversar con ella, me enteré que su esposo posee un tratamiento con diuréticos para su padecimiento de hipertensión. De hecho, de acuerdo a lo que Pamela me dijo, la frecuencia urinaria nocturna coincidió con el tratamiento antihipertensivo.

Al considerar estos factores estimé conveniente mostrarle en que consiste esta afección denominada nicturia, y los tratamientos empleados más frecuentemente. De esta forma, el material que preparé para Pamela decidí compartirlo con vosotros en mi página.

Conociendo generalidades sobre la nicturia

Según los expertos, uno de cada tres adultos mayores de treinta años debe levantarse a orinar dos veces por noche. Esto ocasiona molestias en al menos un 70% de ellos. De acuerdo a las investigaciones se ha demostrado, que esta afección denominada nicturia presenta un origen multifactorial.

Cabe destacar, que existen ciertas condiciones subyacentes que estimulan la presencia de nicturia. Entre ellas destacan: la hipertensión, obstrucción de la vejiga por cálculos o disminución de su capacidad por cirugía o radioterapia.

Se incluye además la presencia de vejiga hiperactiva, obstrucción prostática, prolapso (pélvico o vaginal), parto, cistitis y síndrome de piernas inquietas. Sin embargo se ha determinado, que existen cuatro patologías principales que lo causan. A saber, problemas de almacenamiento funcional de la vejiga, trastornos del sueño, poliuria global y poliuria nocturna.

Poliuria global

La poliuria global, hace referencia al hecho de orinar más de tres litros en un plazo de veinticuatro horas. Se cree, que esto es ocasionado por un exceso de filtrado de agua a nivel renal. Incluso puede deberse a la extracción de agua sobrante por parte de la glucosa en la orina.

Dentro de las causas más estudiadas de la poliuria global figuran:

  • Presencia de diabetes insípida o gestacional (ocurre mayormente durante el embarazo)
  • Ingesta elevada de líquidos
  • Padecimiento de diabetes no tratada (ello incluye el tipo 1 y tipo 2).

Poliuria nocturna

Se ha observado, que la poliuria nocturna es la causa más frecuente de la nicturia. De hecho, se presenta en un 88% de los pacientes que padecen de nicturia. La poliuria nocturna generalmente se asocia con la disminución proporcional de la producción de orina.

Esta afección consiste en la producción de un volumen alto de orina principalmente por la noche. De hecho, quienes lo padecen muestran volúmenes de orina normales o reducidos en horas diurnas, debido a la retención de líquidos a lo largo del día.

Así, cuando la persona se acuesta a dormir, gracias a la gravedad, el líquido retenido ingresa al torrente sanguíneo filtrándose a nivel renal, y estimulando la producción de orina nocturna.

Según la ciencia, existen diversas causas de la poliuria nocturna. Destacan entre ellas:

  • Ingesta elevada de sodio
  • Edema de las extremidades inferiores
  • Insuficiencia cardíaca congestiva
  • Consumo elevado de ciertas bebidas antes de acostarse (principalmente bebidas con altos niveles de alcohol o cafeína)
  • Presencia de trastornos del sueño (por ejemplo, la apnea obstructiva del sueño)
  • Empleo de ciertos fármacos como diuréticos, glucósidos cardíacos, analgésicos inhalados(metoxiflurano) y sales de litio (para tratar patologías psiquiátricas)
  • Uso excesivo de vitamina D.

Problemas de almacenamiento de la vejiga

Según los especialistas, la disfunción de la vejiga urinaria que ocurre durante la fase de almacenamiento ocasiona ciertos efectos negativos. Bien, bajo la forma de contracciones involuntarias de la vejiga, o como la pérdida de relajación receptiva de sus paredes.

Las contracciones involuntarias son denominadas hiperactividad neurogénica del detrusor. A su vez, la relajación de la pared vesical se denomina disminución de la distensibilidad vesical. De acuerdo a lo estudiado, esto ocasiona un incremento creciente de la presión, asociada al llenado de la vejiga.

Ambas anomalías provocan ciertos síntomas incómodos. Dentro de ellos destacan el incremento de la frecuencia urinaria, además de la urgencia urinaria e incontinencia. Se ha determinado, que estas afecciones pueden ocasionar un deterioro de la función renal.

Ello se explica, por la incapacidad del tracto urinario superior para expulsar la orina. Según la ciencia, esto es ocasionado por las elevadas presiones en el interior de la vejiga urinaria.

La incontinencia y frecuencia urinaria en personas que padecen enfermedades neurológicas ocurren también como resultado del deterioro cognitivo. Según los expertos, ello es producto de los desequilibrios en la interpretación de las sensaciones del sistema urinario. Se incluye además, la pérdida de la apreciación del contexto social de la micción.

Trastornos del sueño

Investigaciones realizadas el 2017 determinaron, que la nicturia se considera una afección muy frecuente y además costosa. Su alta prevalencia en adultos mayores conlleva una serie de impactos negativos sobre la calidad de vida.

Incluso produce una serie de complicaciones consideradas de gravedad. Entre ellas, el incremento del riesgo de caídas y fracturas, procesos depresivos y una mayor tasa de mortalidad.

De hecho se ha establecido, que la nicturia es considerada una de las causas más frecuentes de caídas y fracturas. Ello se produce sobre todo en las personas mayores, por acudir de prisa al baño sin estar despiertas completamente.

Incluso, al ser su tensión arterial más baja propicia un escenario favorable para perder el equilibrio. Ello muchas veces propicia las caídas, incluyendo además el riesgo de fracturas.

Según los expertos el tratamiento de la nicturia, especialmente en adultos mayores es difícil, pues se desconocen ciertas causas subyacentes.

Actualmente se efectúan algunos estudios que involucran la asociación entre el sueño y ritmo circadiano. De hecho se pretende evaluar su efecto de disfunción e interrupción de la producción de orina en adultos mayores.

Estudios anteriores han logrado establecer, que la producción de orina muestra un patrón circadiano. El mismo generalmente se establece entre los tres y cinco años de edad, promoviendo un menor volumen y mayores concentraciones de productos de desecho en horas nocturnas.

No obstante, en muchos adultos mayores este patrón suele alterarse generando un incremento de la producción de orina nocturna. De acuerdo a ciertos investigadores se sospecha, que este desequilibrio está estrechamente vinculado a efectos hormonales.

Tratamientos frecuentes empleados en la nicturia

Por lo general, el tratamiento de la nicturia no era una prioridad. O por lo menos, que el paciente se sintiera molesto por las frecuentes emisiones nocturnas.

Muchas personas y una alta proporción de médicos, consideran que la nicturia es una consecuencia natural del envejecimiento. Incluso, muchos pacientes desconocen que esta afección puede ser tratada. Podría decirse, que la nicturia pasa a considerarse patológica cuando interfiere significativamente sobre la calidad de vida del paciente.

A una gran cantidad de personas no les molesta la nicturia hasta que esta se torna relativamente grave. Es decir, produce alteraciones del sueño, sobre todo cuando se tienen dos o más micciones nocturnas luego de acostarse.

De acuerdo a un estudio reciente se logró descubrir, que el tratamiento de la nicturia tenía el mismo éxito con independencia del grado de molestia del paciente.

Según los estudios realizados, los beneficios de un tratamiento exitoso no son evidentes hasta después de la terapia. Ello se debe a que los pacientes muchas veces subestiman las molestias, y el daño ocasionado por la nicturia. En especial sobre la calidad del sueño, actividades diarias, salud general, incluyendo la calidad de vida en general.

Cabe destacar, que idealmente la mayoría de los pacientes desea eliminar todos los episodios de micción nocturna. Sin embargo, los especialistas tienden a establecer en primer lugar objetivos razonables para el tratamiento.

Ello implica fijar como meta un objetivo razonablemente alcanzable, que produzca una reducción del 50%. Esto lograría, que se produjera un máximo de una o dos micciones por noche. De acuerdo a los expertos, actualmente no es posible lograr el cese completo de la nicturia.

Tratamientos empleados de forma inicial en la nicturia

Los tratamientos sugeridos para combatir la nicturia, incluyen diversas recomendaciones sencillas y fáciles de implementar.  Dentro de ellas destacan:

  • Realizar un protocolo de relajación una media hora antes de ir a la cama. A manera de ejemplo destaca: escuchar música suave instrumental, realizar ejercicios de respiración, leer y tomar un baño caliente. Se puede incluir también la meditación y práctica de yoga
  • Evitar o limitar la ingesta de líquidos a última hora de la tarde y durante la noche (principalmente entre el momento de la cena y antes de acostarse)
  • No tomar líquidos dos horas antes de acostarse. Los expertos sugieren limitar la ingesta total diaria de líquidos a dos litros. Incluso sugieren tratar reducir en un 25% la cantidad de líquido consumida con respecto al valor basal inicial
  • Disminuir la ingesta de sal y proteínas, sobre todo en la cena
  • Ajustar el horario del empleo de diuréticos de acción corta preferiblemente para la tarde
  • Colocar las piernas en alto después de la cena hasta el momento de acostarse
  • Utilizar medias de compresión para prevenir la acumulación de líquidos y reducir el edema periférico
  • Entrenar los músculos del suelo pélvico
  • Realizar actividad física de forma regular. Un ejercicio sencillo, puede ser un paseo en horas de la tarde, pero que no esté muy cerca de la hora de acostarse
  • Restringir la ingesta de bebidas en la noche, especialmente las que contienen alcohol y cafeína
  • Emplear la cama sólo para dormir o mantener actividad sexual
  • En caso de no poder conciliar el sueño, se recomienda realizar una actividad relajante, tal como leer antes de acostarse
  • Establecer un horario regular de sueño y disminuir el empleo de equipos electrónicos
  • Mejorar la temperatura, iluminación y acústica del dormitorio
  • Evitar largos periodos de inactividad a fin de evitar el edema.

Empleo de medicamentos para la nicturia

Las investigaciones han determinado, que los tratamientos farmacológicos son muy útiles para tratar la nicturia causada por una vejiga hiperactiva. Incluyendo la nicturia ocasionada por la poliuria nocturna, y obstrucción prostática en los hombres.

Se ha observado, que cuando se ajusta el horario de la terapia diurética se reducen significativamente los síntomas de nicturia. Ello fue comprobado en pacientes que utilizaban agentes de acción corta como la hidroclorotiazida o furosemida.

Por lo general estos diuréticos se administran por la mañana, sin embargo, cambiando su empleo para horas de la tarde proporciona beneficios notables en la mayoría de pacientes con nicturia.

Lo que se busca es ajustar el horario para que los efectos del diurético se pierdan al acostarse el paciente. Así, aunque los pacientes tomen dos dosis diarias, siempre es útil programar la dosis de la tarde. De esta forma, puede desaparecer al acostarse o bien aprovechando este período de producción de orina relativamente baja.

URINARY TRACT – Ayuda para la función urinaria

El Uranary Tract es una fórmula que se usa tanto  para hombres como para mujeres.  Otorga beneficios ,  de salud regulares y a largo plazo para la vejiga y el tracto urinario, ya sea que la use sola o como parte de un régimen diario.

Algunos atributos de la fórmua Uriinary Tract:

  • Brinda beneficios de salud regulares y a largo plazo para la vejiga y el tracto urinario
  • Sus extractos orgánicos altamente concentrados ayudan a mejorare la función de la orina.
  • Contiene entre otros ingredientes orgánicos: D-manosa, Flor de hibisco, Jugo de arándano en polvo

Concluyendo

Hoy en día se sabe, que el funcionamiento hormonal se encuentra desequilibrado en los adultos mayores. Esto se produce, a consecuencia del proceso natural de envejecimiento. Por ello es frecuente entre ellos la presencia de una disfunción denominada nicturia.

Es válido afirmar, que la poliuria nocturna es la causa más común de la nicturia. De hecho, se produce hasta en el 88% de los pacientes. Sin embargo, existen muchas causas y factores que pueden favorecer esta anomalía.

De acuerdo a la Sociedad Internacional de Continencia, la poliuria nocturna es la producción urinaria nocturna superior al 20% del volumen urinario total de 24 horas en adultos jóvenes. O superior al 33% en adultos mayores.

De acuerdo a los expertos, existen diversas opciones terapéuticas para mejorar la continencia, al optimizar la capacidad de la vejiga para almacenar orina.

Dentro de ellas destacan tratamientos conductuales, farmacológicos y quirúrgicos, destacando protocolos de relajación, limitar ingesta de líquidos, disminuir ingesta de sal y proteínas (especialmente en la cena), emplear medias de compresión y entrenar el suelo pélvico.

Se emplean además una serie de alternativas como diuréticos, alfabloqueantes, toxina botulínica, estrógenos y terapia hormonal.

Para Pamela la información recibida, la cual comparto en el post, fue de mucha utilidad. De hecho me comentó, que su esposo simplemente debió ajustar el horario de la ingesta de su medicamento antihipertensivo. De esta forma logró solventar el efecto que le ocasionaba nicturia.

“La nicturia es bastante común tanto en hombres como en mujeres. Los estudios y las encuestas han revelado que el 69% de los hombres y el 76% de las mujeres mayores de 40 años declaran levantarse para ir al baño al menos una vez por noche. La nicturia puede afectar a personas jóvenes, pero es más frecuente con la edad, especialmente en los hombres mayores. Se calcula que casi el 50% de los hombres de setenta años tienen que despertarse al menos dos veces por noche para orinar”

Dr. Abhinav Singh

Sleep Foundation

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.