remedios-caseros-para-hormigueo
☑️ 5 Remedios Caseros Para Tratar El Hormigueo
February 8, 2022
cremas-naturales-cicatrizantes
☑️ Las Mejores Cremas Naturales Cicatrizantes
February 10, 2022

☑️ 5 Remedios Caseros Para Tratar La Cistitis

remedios-caseros-para-la-cistitis

La cistitis es una infección muy común, que afecta mayormente la vejiga urinaria. Según las estadísticas, alrededor de un tercio de las mujeres habrán padecido cistitis a los 24 años y la mitad a los 32. Por lo general se prescriben ciertos antibióticos para su control, sin embargo, existen algunas alternativas caseras que pueden favorecer el tratamiento complementando la acción de los antibióticos.

De este tema tan frecuente en la mayoría de las mujeres sexualmente activas, les voy a hablar a solicitud de Vicky, una seguidora de Texas.  Ella es una joven universitaria y le encanta practicar deportes, en especial la natación. Para ella, es importante permanecer siempre en movimiento y armoniza esa pasión con sus estudios.

Vicky me comentó, que llevaba muchos años practicando natación y nunca había contraído ningún tipo de infección. No obstante, de acuerdo a un estudio que tuvo que realizar a raíz de una cistitis recurrente, se determinó que la causa era una bacteria muy común en piscinas.

A raíz de ello, le enviaron un tratamiento específico que resultó efectivo. A pesar de ello, al poco tiempo volvió a presentar infección urinaria.

Por esta razón, ella decidió contactarme a los fines de solicitar asesoría con relación a algunas alternativas naturales. Inmediatamente me dediqué a elaborar para ella un material muy sencillo, contentivo de remedios caseros comprobados. Incluí sus propiedades, beneficios y la forma como debía administrarse.

Dada la importancia de este tema por su alta recurrencia a nivel mundial, decidí compartir esta información en mi página.

Algunas generalidades acerca de la cistitis

La cistitis es una infección del sistema urinario inferior, en especial de la vejiga urinaria. Esta infección suele clasificarse de forma general en complicada o simple. Los especialistas se refieren a una cistitis simple o no complicada, cuando la infección se produce en la parte inferior del sistema urinario. Ello incluye, hombres y mujeres no embarazadas sin presencia de otras patologías.

cistitis

La Escherichia coli es la bacteria más frecuente en este proceso infeccioso no complicado. Se estima, que está presente en el 75 a 95% de los casos de cistitis en mujeres. Existen una serie de factores, que propician la aparición de cistitis no complicada. Entre ellos destacan, empleo de espermicidas, relaciones sexuales, y presencia de nuevas parejas sexuales durante el último año.

También, el haber padecido cistitis anteriormente, presencia de cistitis en un pariente femenino cercano (primer grado de consanguinidad) y edad posmenopáusica.

Vale destacar, que la cistitis complicada se asocia a una vejiga urinaria estructural o funcionalmente anormal en la que el huésped está comprometido y los patógenos desarrollan resistencia antimicrobiana. Dentro de los factores, que propician la aparición de una cistitis complicada se mencionan:

  • Presencia de sonda vesical (drenaje de la orina hasta una bolsa fuera del cuerpo)
  • Embarazo
  • Problemas a nivel del sistema urinario (cálculos renales, cirugía de trasplante de riñón)
  • Sistema inmunitario comprometido
  • Antecedentes de procesos infecciosos a nivel del sistema urinario durante la infancia.
  • Padecimiento de diabetes (tipo 1 o tipo 2)
  • Diagnóstico de hipertrofia prostática benigna.

Increíblemente, la E. Coli es también muy común en la cistitis complicada. Sin embargo, diversas bacterias pueden causar esa enfermedad. Por ejemplo: Staphylococcus, Enterococcus, Pseudomonas, Serratia, Citrobacter y Enterobacter. La cistitis complicada, podría producir infecciones más severas, de allí la importancia de un equipo interprofesional, ante el riesgo de la ineficiencia de la terapia con antibióticos.

Algunos remedios naturales que pueden ayudar a controlar la cistitis

Es importante destacar, que existen ciertos remedios caseros que permiten acelerar el proceso de recuperación de la infección urinaria. Sin embargo, debemos tomar en cuenta que de no tratarse de forma adecuada, esta infección podría desplazarse hacia los riñones.

remedios-caseros-para-la-cistitis

Por ello es importante caer en cuenta, que la cistitis puede superarse empleando antisépticos, antiespasmódicos, analgésicos y principalmente antibióticos.

De manera que, debemos considerar que estas alternativas naturales coadyuvan aliviando los síntomas y en la erradicación de la enfermedad. Sin embargo, deben emplearse como complemento a los medicamentos indicados por el urólogo y no sustituyendo a los mismos.

1. Jugo de arándano

Durante siglos, el jugo de arándanos rojos (jugo de cramberry) ha sido empleado para el tratamiento de las infecciones de la vejiga. De acuerdo a los expertos, el arándano puede lubricar las paredes de la vejiga, evitando el crecimiento de las bacterias. Incluso, posee la capacidad de disminuir la población de bacterias que se encuentran afectando la vejiga urinaria.

Posee 10% de carbohidratos (glucosa y fructosa), más de un 80% de agua y una serie de compuestos bioactivos. Entre ellos destacan: terpenoides, flavonoides, antocianinas, catequinas, ácidos orgánicos (málico, cítrico y quínico). Además de ello, posee también ciertas cantidades de cantidades de ácido benzoico, glucurónicos y ascórbico.

Se ha sugerido, que el ácido quínico estimula la excreción de ácido hipúrico en la orina en grandes cantidades. Dicho ácido es considerado un efectivo agente antibacteriano, igualmente posee la capacidad de acidificar la orina.

En la medida en que los investigadores profundizan en el mecanismo de la patogenia de la cistitis, se clarifica el modo de acción del arándano rojo. En especial por sus cualidades profilácticas y terapéuticas.

Se ha observado, que las cepas de Escherichia coli aisladas de la orina, poseen una adherencia tres veces más eficaz que otras cepas de esta misma bacteria aisladas de otras fuentes. Esto les ha demostrado a los investigadores, que existe una población única de E. Coli asociada con la cistitis.

De acuerdo a las investigaciones, se logró observar un efecto antiadherente del zumo de arándano contra estas bacterias. Esto se demostró después de la ingesta de este jugo por parte de algunos voluntarios. De hecho, el consumo de diversos productos contentivos de arándano rojo produjo mejorías en mujeres jóvenes y adultas mayores, demostrando su eficacia en el manejo de la cistitis.

Ingredientes

  • Ocho tazas de agua filtrada
  • Media taza de zumo recién exprimido de naranja
  • Media taza de zumo recién exprimido de limón
  • Ocho tazas de arándanos orgánicos frescos
  • Media taza de miel orgánica (o al gusto).

¿Cómo realizarlo?

  • Colocar el agua en un recipiente grande y añade los arándanos
  • Llevarlo al fuego hasta que hierva
  • Bajar el fuego y con el recipiente tapado, cocinar a fuego lento durante unos veinticinco minutos
  • Moler toda esta mezcla empleando un molinillo de alimentos con el plato de corte más pequeño
  • Colar esta mezcla empleando un colador grande sin presionar demasiado para evitar que se espese y añadir los zumos de limón y naranja
  • Añadir la miel y mezclar muy bien
  • Colocarlo en el refrigerador en un envase con tapa y dejar que se enfríe
  • Se puede servir con hielo, si se desea, a lo largo del día
  • Lo ideal es consumirlo a más tardar en dos días.

También puedes acceder a sus beneficios empleando mi fórmula exclusiva CRANBERRY CONCENTRATE 1000 MG.

2. Hibisco o Flor de Jamaica

Esta planta denominada botánicamente Hibiscus sabdariffa ha sido empleada desde hace siglos en diversas medicinas tradicionales. Los cálices deshidratados de esta flor se emplean para preparar una infusión que, posee un gusto ácido gracias a diversos compuestos como flavonoides, antocianinas, ácido clorogénico y ácido protocatecúico.

Se cree, que posee efectos sobre la aldosterona, una hormona que favorece la producción de orina y posee una importante capacidad antiinflamatoria.

Además de ello posee efectos antibacterianos, favoreciendo el control de la cistitis. De acuerdo a ciertos estudios, es capaz de controlar determinadas bacterias como Escherichia coli y Klebsiella pneumoniae. Se cree, que esto se debe a la capacidad de acidificación de la orina.

¿Cómo realizarlo?

  • Hervir un litro de agua filtrada en un recipiente mediano
  • Retirar del fuego y añadir dos cucharadas de cálices deshidratados de Jamaica
  • Colocar una tapa y dejar reposar por quince minutos
  • Colar y beber a lo largo del día (a la temperatura que desees).

Nota

No es conveniente su ingesta en quienes poseen tratamientos con diuréticos como la hidroclorotiazida, empleada en pacientes cardíacos e hipertensos. También debe evitarse en niños menores de doce años y mujeres embarazadas o en período de lactancia.

3. Perejil

Durante mucho tiempo esta planta ha sido empleada en la medicina popular para tratar infecciones del sistema urinario. Estudios de laboratorio anteriores y un estudio clínico publicado el 2018 en International Journal of Medical Research lo corroboran.

Según los investigadores los resultados comprueban, que el perejil es eficaz controlando la cistitis y combatiendo los síntomas asociados. De acuerdo a los científicos, esto se debe a algunas de sus propiedades y a los componentes activos que posee.

Dentro de los compuestos destacados se encuentran la apigenina, con un comprobado efecto diurético. Además de ello, posee efecto analgésico y la capacidad de tratar los cálculos renales de calcio y fósforo, que son muy frecuentes.

El perejil contiene también elevados niveles de ácido ascórbico y carotenoides, capaces de combatir eficazmente bacterias vinculadas a la cistitis no complicada. Entre ellas podemos mencionar Escherichia coli, Staphylococcus saprophyticus y Klebsiella.

Asimismo, es también capaz de controlar ciertas bacterias como Listeria monocytogenes, Salmonella enterica, Enterobacter cloacae y Pseudomonas aeruginosa.

Se ha logrado determinar, que muchos de los componentes bioactivos del perejil poseen efectos sobre diversas vías analgésicas de nuestro cuerpo. Gracias a ello puede aliviar ciertos síntomas clásicos de la cistitis como dolor al orinar (disuria), así como los dolores a nivel suprapúbico y de espalda.

¿Cómo realizarlo?

  • Verter una taza de agua filtrada en un envase mediano
  • Llevarlo al fuego y separarlo al comenzar a hervir
  • Agregar una ramita fresca de perejil orgánico muy bien lavada y troceada (unos 15 gramos)
  • Colocar una tapa y dejar infundir unos diez minutos
  • Colar y bebe despacio
  • Repetir este procedimiento unas tres veces al día.

Nota

No debe emplearse en mujeres embarazadas o en proceso de lactancia. Tampoco es conveniente emplearlo en pacientes tratados con medicamentos anticoagulantes o diuréticos.

4. Cola de caballo

Esta planta considerada un fósil viviente ha sido empleada durante siglos por sus diversas propiedades. Una de ellas, es su capacidad de incrementar la cantidad de orina producida, favoreciendo de esta forma la expulsión de las bacterias.

Incluso, se ha demostrado su alta capacidad para favorecer la eliminación de los cálculos renales. Ya que esta planta es una de las que posee los más altos niveles de sílice, un mineral muy necesario en el metabolismo del calcio.

De acuerdo a los estudios, la cola de caballo es capaz de mejorar el proceso de cistitis. Se cree, que favorece el tejido de las paredes de la vejiga, haciéndola más resistente al ataque de bacterias. Incluso logra tonificar el esfínter vesical, que es un músculo que rodea la abertura de la vejiga hacia la uretra.

El efecto diurético de esta planta, ha hecho que la misma sea muy empleada en diversas dolencias del sistema urinario, en especial la cistitis. Este efecto se debe además de su alto poder diurético, propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

¿Cómo realizarlo?

  • En una taza de agua filtrada hirviendo,  añadir una cucharada de cola de caballo deshidratada
  • Dejar infundir unos diez minutos
  • Colar y beber
  • Se recomienda beber dos tazas diarias (posterior a algunas de las comidas) para obtener resultados favorables.

Nota

Esta infusión no debe emplearse más de una semana seguida. Es importante no administrarla en mujeres embarazadas, personas alcohólicas, diabéticos o con deficiencias de potasio o de tiamina.

5. Uva ursi

Esta planta es también conocida como gayuba o arándano de las tierras altas. Se ha determinado, que posee efectos muy positivos sobre el control de la infección de la vejiga urinaria. De acuerdo a las investigaciones, las hojas de gayuba poseen elevados efectos diuréticos y astringentes.

Se cree, que estos efectos son debidos a su elevado nivel de compuestos bioactivos, entre ellos destacan ciertos ácidos (ursólico, tánico, gálico), además de aceites, resinas, arbutina y flavonoides. La arbutina posee actividad antiséptica a nivel de la vejiga urinaria. Sin embargo, puede tener efectos irritantes si se emplea por tiempo prolongado.

Es importante destacar además, que la uva ursi posee propiedades diuréticas, favoreciendo así la expulsión de la E. Coli, la principal bacteria asociada a la cistitis.

¿Cómo realizarlo?

La uva ursi por lo general se encuentra a nivel comercial en comprimidos y cápsulas de 150, 455 y 505 mg y se toma de una a tres veces al día. La dosis estándar se encuentra entre 2 a 4 gramos diarios.

También puedes preparar una infusión

  • Colocar dos tazas de agua filtrada en un recipiente mediano
  • Añadir una cucharada de hojas deshidratadas de uva ursi
  • Llevar al fuego y hervir a fuego lento unos 40 minutos hasta que se reduzca el líquido a la mitad
  • Beber media taza dos veces al día.

Nota

De acuerdo a los expertos no se recomienda tomar esta decocción más de cinco días seguidos. Incluso se sugiere consumirla menos de cinco veces al año. Su empleo en mujeres embarazadas, en periodo de lactancia y niños menores de doce años no es recomendado.

Concluyendo

De acuerdo a lo que se pudo apreciar, existe una correlación muy estrecha con ciertas bacterias presentes en el sistema urinario y la presencia de cistitis. Según lo estudiado hasta ahora, la principal bacteria presente en los procesos de cistitis es la Escherichia coli.

En muchas ocasiones cuando no se realizan los correctivos a tiempo para su control o no se siguen las directrices de los urólogos, puede desarrollarse una cistitis complicada.

De allí la importancia de seguir estrictamente las indicaciones de los especialistas. Ahora bien, gracias a las investigaciones ciertas plantas medicinales se consideran actualmente como “refuerzos” para el tratamiento de la cistitis. Es decir, a menos que sea muy leve no deben emplearse de forma aislada.

Dentro de estas alternativas, se encuentran una serie de plantas con efectos antioxidantes, antiinflamatorios, antibacterianos, diuréticos, antisépticos y analgésicos. Ellas son: uva ursi, hibisco, cola de caballo, perejil y arándano rojo.

Vicky realmente estimó mucho la información recibida, la cual comparto en el post. Ella me comentó, que nunca ha sido afecta a realizar tratamientos prolongados y menos si estos son medicamentos prescritos. Por esta razón, a ella le emocionó mucho contar con diversas opciones para tratar su cistitis.

Ella realmente decidió emplear la decocción de uva ursi y realmente quedó sorprendida porque sintió sus efectos de forma inmediata.

Para Vicky el empleo de esta planta, al igual que incluir frecuentemente el jugo de arándanos, resultó muy beneficioso. La última vez que se comunicó conmigo me comentó, que desde que inició estos maravillosos tratamientos naturales la cistitis afortunadamente no ha retornado.

“Durante siglos, los arándanos se han utilizado como tratamiento para las enfermedades del tracto urinario (ITU) y su actividad antibacteriana fue reportada hace mucho tiempo (…)  El consumo de diferentes productos de arándanos puede ayudar a las mujeres jóvenes y ancianas en la prevención y protección de las ITU ”

Dra. Sarita Das

Universidad de Berhampur, Bhanja Bihar, India

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.