Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
post
vegetariano-o-carnívoro
¿Ser Vegetariano o Carnívoro? Tú Decides
December 22, 2017
enfermedades-reumaticas
✅ Enfermedades Reumáticas Autoinmunes En Adultos
December 26, 2017

Cómo Tu Flora Intestinal Puede Salvarte Del Cáncer

decálogo-de-la-prevención-del-cáncer

Adriana me escribió recientemente para comentarme acerca de una información que leyó relacionada con la flora intestinal. Se trata de cómo la flora intestinal juega un papel muy importante en la prevención del cáncer. Ella me preguntaba qué tan cierto era y cómo podía mantener una flora intestinal saludable para protegerse del cáncer y otras enfermedades.

La verdad es que es muy cierto que la flora intestinal podría salvarte del cáncer. La revista Science publicó recientemente dos artículos sobre los gérmenes que habitan en nuestros intestinos. Éstos componen la flora intestinal y el sistema inmunológico.

Para mantener una flora intestinal saludable, a fin de prevenir el cáncer, es importante primero limpiar el intestino y el organismo de las toxinas que se han acumulado durante años. La mejor y más sencilla forma de lograrlo en con el Reto #Yo Puedo, un método completamente natural que te permitirá desintoxicar tu organismo en poco tiempo.

Importancia de las bacterias en el intestino

Nuestros intestinos contienen de dos a cinco libras de microbios, cientos de hongos, virus y bacterias diferentes. Realmente es difícil imaginar que podamos vivir tan tranquilos con esa población en nuestras vísceras. Pero estos gérmenes están allí por una razón.

La naturaleza no se equivoca. Algunas de estas bacterias producen vitaminas, del resto, se asumía que no producían nada de provecho para nuestra salud. Pero si la evolución les permitió habitar y desarrollarse en nuestros intestinos es para ayudarnos. Nuestra flora intestinal es una colonia donde cada individuo “trabaja” en solitario o en equipo, para ayudarnos a llevar una vida saludable.

Cómo el sistema inmunológico lucha contra el cáncer

Cada día son más numerosas las atenciones, investigaciones y pruebas que recibe el sistema inmunológico por su importancia en el tratamiento del cáncer. Este sistema controla las infecciones, y es también capaz de dominar el cáncer.

sistema-inmunológico-lucha-contra-el-cáncer

El proceso de combate entre el sistema inmunológico y el cáncer funciona de esta manera: al hacer contacto con los linfocitos del sistema inmunológico, en los llamados puntos de control, éstos pueden paralizar el crecimiento de las células cancerígenas, evitando ser atacado por ellas.

En la oncología, el descubrimiento de los puntos de control inmunológico, en inglés immune checkpoint, ha sido uno de los descubrimientos más relevantes en las tres últimas décadas.

Asimismo, pruebas realizadas en ratones han revelado que ciertas poblaciones bacterianas, favorecen la hidrólisis fermentativa de la fibra vegetal y la síntesis de ácido butírico. Este proceso induce a la creación de anticuerpos, responsables de eliminar células envejecidas del intestino que son susceptibles a convertirse en tumorales.

Además, la fermentación de la fibra en el último tramo del intestino, reduce el pH a niveles que previenen la formación de tumores.

¿Por qué es importante la flora intestinal para nuestro sistema inmunológico?

Hace ya un par de décadas que se descubrió que la flora intestinal es muy importante para desarrollar el sistema inmunológico de las ratas. En los humanos, se sabe que algunos trastornos autoinmunes se relacionan con la flora intestinal. Un ejemplo claro es el de los pacientes con la enfermedad de Crohn, así como los que sufren colitis ulcerosa. Las dos enfermedades son autoinmunes.

Ambos casos se han tratado con éxito, cambiándoles la flora intestinal, a través del trasplante de heces fecales de una persona sana. Este procedimiento podría parecer poco agradable, pero pronto podría ser convertido en “bacterioterapia”, usando una fórmula de bacterias libres de heces fecales.

Estudios revelan por qué las drogas de inmunoterapia fallan

Ahora, lo más fascinante y novedoso son los recientes estudios y experimentos realizados en animales. Esto se debe a que con las investigaciones más recientes se está demostrando que, a veces, las nuevas drogas de inmunoterapia resultan fallidas.

Esto se debe a que el sistema inmunológico, antes de activarse, necesita encenderse al igual que el motor de un automóvil. Aquí es donde surge el segundo descubrimiento, de gran impacto contra el cáncer, la ignición o detonante es la flora intestinal.

La flora intestinal es clave para el sistema inmunológico

La flora intestinal es la que estimula a las células dendríticas, las cuales son esenciales para activar el sistema inmunológico. Cada persona tiene una flora intestinal única, ya que posee una mezcla única de bacterias, y parece que unas combinaciones de estos microbios son mejores que otras.

Si esta flora no posee la combinación ideal, el sistema inmunológico falla y no se enciende.  Aquí es cuando las drogas de la inmunoterapia resultan ineficaces.

Quizás estos datos sean criticados porque provienen sólo de experimentos realizados con animales. Pero hace poco un estudiante de doctorado presentó un trabajo proveniente de MD Anderson, que echa por tierra estas críticas. El trabajo confirmó, por primera vez, este descubrimiento en 211 pacientes con melanoma metastásico que fueron tratados con inmunoterapia.

Con el estudio se ratificó que los pacientes con flora intestinal diversa, respondieron mejor al tratamiento y las respuestas duraron más tiempo. Además, demostró la presencia abundante de dos bacterias específicas en pacientes que respondieron al tratamiento.

Se detectó también que los pacientes con abundancia en su flora intestinal, de una familia diferente de bacterias, no respondieron bien a la inmunoterapia. Esto llevó a la conclusión de que esta última familia de bacterias, es perjudicial para el sistema inmunológico.

Finalmente, detectó que aquellos pacientes con abundancia en su flora intestinal de otra familia diferente de bacterias, no respondieron bien a la inmunoterapia. Por tanto, concluye que esta última familia se puede considerar como perjudicial para el sistema inmunológico.

Estrecha relación entre la flora intestinal la obesidad y el cáncer

Se tienen otros datos que certifican la importancia de la diversidad de la flora intestinal. Resulta que las personas delgadas tienen la flora intestinal más diversa que quienes padecen de obesidad. Ten en cuenta que la obesidad se relaciona con un alto riesgo de cáncer.

Un experimento realizado en ratas demostró que, al trasplantar la flora intestinal de una rata obesa a una delgada, la última engordó. Al hacer lo contrario, la obesa perdió peso.

Actualmente el tema de la inmunoterapia, la flora intestinal y el cáncer aún tiene interrogantes bajo estudios. Un ejemplo es la existencia de antibióticos que puedan disminuir más la diversidad de la flora y que, por tanto, lo más recomendable y saludables es evitarlos.

Otro espacio vacío que debe llenarse es si, a futuro, será necesario   un análisis de la flora intestinal de un paciente con cáncer, antes de aplicarle un tratamiento. O si será necesario, previamente, administrar probióticos de venta libre como prevención.

¿Cómo repotenciar tu flora intestinal?

Mantener una flora intestinal activa y saludable, aumenta tus posibilidades de tener un sistema inmunológico óptimo. Esto ayuda a su adecuado funcionamiento para prevenir y combatir enfermedades, en este caso específico, reducir el riesgo de cáncer.

flora-intestinal-sana-puede-salvarte-del-cáncer

La alimentación, juega un papel vital en esta misión. Lo que comes, cómo lo comes y de dónde proviene lo que comes es lo que te permitirá alimentar, repoblar y repotenciar tu flora intestinal.

Por eso, es importante procurar siempre consumir alimentos frescos, libres de aditivos químicos o provenientes de cultivos industriales. Ten en cuenta que allí, los vegetales son sometidos a pesticidas, abonos químicos y procesos que alteran su calidad y frescura. Te recomiendo incluir en tu dieta diaria los siguientes alimentos para ayudar a tu cuerpo a tener una flora intestinal saludable:

  • Vinagre de sidra de manzana
  • Frutas y bayas ricas en fibra
  • Raíz de jengibre
  • Verduras
  • Proteínas magras (carne de aves, ternera y pescado)
  • Almendras crudas
  • Té negro
  • Harina o aceite de linaza
  • Aceites de pescado
  • Pimienta de cayena en polvo

Consume alimentos fermentados

Los alimentos fermentados son cruciales para repoblar tu flora intestinal. Estos son los más importantes y más fáciles de adquirir:

  • Yogurt griego
  • Queso cottage
  • Chucrut
  • Kefir
  • Pepinillos en vinagre
  • Remolachas en escabeche
  • Rábanos en vinagre
  • Miso
  • Tempeh
  • Tofu

Prepara tu propio kéfir en casa

Quiero hablarte un poco del kéfir, un hongo vivo más saludable y digestivo que el yogurt, pues es rico en fermentos vivos y tiene menos lactosa. Su sabor es algo ácido, pero puedes endulzarlo con un poco de miel.

Para prepararlo en casa, sólo debes poner el kéfir en un recipiente con leche, que puede ser de vaca, oveja o cabra. Después de 24 o 48 horas, lo cuelas y consumes la bebida. Puedes reservarla en la nevera y colocar de nuevo el hongo en la leche para que fermente.

Las personas que no toleran bien la lactosa, pueden digerir los productos lácteos fermentados. Así que puedes consumir kéfir y yogurt con tranquilidad si tienes esta intolerancia.

Te recomiendo, además, comer entre 25 y 30 gramos de fibra durante el día. Añade a tu dieta lactobacilos acidophilus en cápsulas. Evita consumir alimentos ricos en grasas como frituras, salsas y bollería industrial.

Esto le ha sido muy útil a Adriana, quien me ha contado que desde que se ha procurado una alimentación saludable para mantener una flora intestinal sana, se siente cada vez con más salud y energía.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.