Remedios Caseros Para Eliminar Cucarachas
January 9, 2023
Carcinoma De Células De Hürthle: Causas, Síntomas Y Tratamiento
January 11, 2023

Estudios Realizados Detectan Microplásticos En Leche Materna


Hace poco, por primera vez la ciencia logró establecer la presencia de microplásticos en la leche materna. Esto preocupó mucho a la comunidad científica debido a los impactos negativos que ello podría representar para los bebés lactantes.

De este tema, que ha disparado las alarmas de muchas personas alrededor del mundo, les hablaré a solicitud de Marianne. Ella es una seguidora de México, que actualmente se encuentra a mitad de su periodo de gestación.

Cuando me contactó, estaba un poco inquieta por una noticia que leyó. Ella me comentó, que se iba a estrenar como madre en pocos meses. Por ello, le preocupaba sobremanera el hecho de que se hayan encontrado residuos plásticos en estudios realizados en leche materna.

Marianne quería principalmente, que le orientara acerca de este hallazgo y sus consecuencias para los bebés y madres lactantes. Así, a fin de canalizar su inquietud realicé para ella un dossier acerca de las generalidades de la lactancia materna.

Le incluí generalidades sobre su importancia y también lo más relevantes del hallazgo sobre los microplásticos en la leche materna.

Dado lo trascendente de este tema, consideré importante compartirlo con vosotros en mi página.

La lactancia materna y su importancia

Según los expertos de Cleveland Clinic, la lactancia materna es altamente beneficiosa para la madre y el bebé. Diversas investigaciones han determinado, que la lactancia materna disminuye el riesgo de que el bebé se enferme de ciertas patologías.

Asimismo, coadyuva al fortalecimiento del sistema inmunitario.

Dentro de las diversas afecciones, que pueden evitarse por efecto de la lactancia materna destacan:

  • Procesos infecciosos respiratorios (tos ferina, bronquiolitis, virus respiratorio sincitial y neumonía)
  • Procesos infecciosos del sistema auditivo y digestivo
  • Celiaquía y enfermedad inflamatoria intestinal
  • Asma y alergias
  • Gases, vómitos, diarrea y estreñimiento
  • Patologías de la piel (por ejemplo, eccema)
  • Diabetes
  • Enterocolitis necrotizante prematura
  • Obesidad o problemas de peso
  • Síndrome de muerte súbita del lactante
  • Caries dental y problemas de ortodoncia
  • Meningitis bacteriana
  • Diabetes tipo 2
  • Leucemia (durante la infancia).

Vale destacar, que se ha demostrado ampliamente que los bebés amamantados presentan una menor tasa de hospitalización. Además de ello, suelen realizar menos visitas al pediatra por enfermedades debido a que gozan de mejor salud

La lactancia materna a su vez, conlleva impactos positivos sobre la madre. Es decir, reduce el riesgo de sufrir ciertas afecciones. Dentro de las más destacadas se mencionan:

  • Diabetes tipo 2
  • Cáncer de tiroides
  • Osteoporosis
  • Enfermedades cardiovasculares (cardiopatía coronaria, enfermedades cerebrovasculares y arteriopatía entre otras)
  • Hipertensión
  • Hipercolesterolemia
  • Depresión posparto
  • Cáncer de ovario
  • Cáncer de mama
  • Cáncer de endometrio.

Es importante señalar, que la lactancia materna favorece la producción de la hormona oxitocina. Esto permite, que el útero se contraiga después del parto y favorece que retorne a su tamaño original. Además de ello, coadyuva en la reducción del sangrado vaginal posparto.

Según los especialistas, la lactancia materna permite que la madre y el bebé establezcan un vínculo muy especial. Se ha establecido, que se fortalecen los vínculos físicos y emocionales.

Beneficios adicionales de la lactancia materna

Para algunos especialistas, la lactancia materna favorece un vínculo afectivo que podría coadyuvar a reducir problemas sociales y conductuales.

Esto es válido tanto en niños como adultos. Cuando se amamanta se aprende a leer las señales del bebé, y generar vínculos de confianza hacia la madre. Esto coadyuva a conformar el comportamiento del bebé desde fases tempranas.

Igualmente, estimula la pérdida de peso de forma más rápida después del parto en algunas personas.

Ofrece también la ventaja de poder amamantar en cualquier lugar sin tener que preparar biberones. Ello permite tener leche disponible, no disponiendo de diversos enseres para su preparación.

Vale destacar, que en comparación con la fórmula infantil, que puede costar en promedio unos diez dólares diarios, la lactancia materna es más barata.

Por supuesto, la lactancia materna conlleva algunos gastos iniciales como la crema para pezones y sujetadores. Sin embargo, a largo plazo resulta más favorable. De hecho, cuando una madre se extrae leche, esta no pierde sus propiedades nutricionales.

Composición nutricional de la leche materna

De acuerdo a los especialistas, la leche humana posee dos tipos de proteínas. Ellas son suero (60%) y caseína (40%). Según las investigaciones realizadas hasta la fecha, este balance existente entre ellas acelera y facilita el proceso digestivo.

Se ha establecido, que del 60 a 80% de las proteínas de la leche humana son proteínas de suero. Diversas investigaciones han logrado demostrar, que estas proteínas presentan una elevada capacidad protectora frente a las infecciones

Según los especialistas, la caseína se convierte en coágulos o cuajadas a nivel estomacal. Aunque el suero permanece líquido, siendo más fácil de digerir.

Según las observaciones, la proporción suero/caseína en la leche humana fluctúa entre 70/30 y 80/20 al principio de la lactancia. Se sabe además, que esta proporción disminuye a 50/50 al final de la misma.

Se ha establecido, que esta proporción supera los niveles proteicos de la leche del resto de los mamíferos. A manera de ejemplo podemos destacar, que la leche de vaca solo posee un 18% de proteínas lácteas.

Por lo general, las fórmulas infantiles presentan elevados niveles de caseína. Esto hace, que sean más difíciles de digerir, comparadas con la leche materna humana.

Los investigadores han determinado también, que los perfiles de aminoácidos de las proteínas de caseína y suero son diferentes. Incluso, el perfil general de aminoácidos de la leche humana, sufre cambios en función de la fase de lactancia.

Así la glutamina, el aminoácido libre más abundante, posee mayores niveles en la leche materna madura, que en el calostro. Según lo estudiado, este valor es unas veinte veces mayor.

Se sabe, que la glutamina posee mucha importancia debido a su suplencia de ácido cetoglutárico. Este compuesto favorece la formación de ATP, funciona como neurotransmisor cerebral y como sustrato energético en las células intestinales.

Compuestos más relevantes presentes en la leche humana

Proteínas

Según los investigadores existen ciertas proteínas de la leche materna, que poseen funciones clave. Dentro de ellas resaltan:

Lactoferrina

Una de las propiedades más importantes de esta proteína es el incremento de la absorción y fijación de hierro. Además de ello, permite preservar las reservas de hierro en el organismo favoreciendo su fijación.

Esta proteína adicionalmente posee la capacidad de prevenir infecciones bacterianas, tales como la Salmonella enteriditis o Escherichia coli.

Se ha observado, que puede combatir hongos y virus. Asimismo se ha establecido, que puede estimular el sistema inmune, en especial para el combate de infecciones y desarrollo de tumores. Incluso se ha detectado, que presenta una fuerte acción antioxidante.

De acuerdo a otras investigaciones, esta proteína puede minimizar la formación de lesiones previas al cáncer de colon.

También se logró corroborar, que podía incrementar la actividad de las células asesinas en tumores de bazo. Ello permite mejorar sustancialmente la actividad defensiva del organismo.

Inmunoglobulina A secretora (IgA)

Esta proteína, posee la capacidad de proteger al lactante de virus y bacterias, en especial los que representan peligros para él y su familia. Se sabe además, que impide el desarrollo de Escherichia coli y de ciertas alergias.

La leche posee además, otras inmunoglobulinas que también pueden proteger contra las infecciones ocasionadas por virus y bacterias. Dentro de ellas destacan, IgG e IgM.

Lisozima

Esta proteína se encuentra presente en la leche humana, sin embargo, no está presente en la leche de vaca. Este compuesto, logra potenciar la acción de la lactoferrina en contra de diversos patógenos.

De hecho se ha establecido, que posee la capacidad de desnaturalizar la pared celular de los microorganismos patógenos. Esta proteína, se encuentra también en la clara del huevo.

Se sabe además, que puede proteger al lactante de ciertos patógenos como E. coli y Salmonella. Además de ello, favorece el desarrollo de la flora intestinal benéfica, incluso posee efectos antiinflamatorios.

Factor bífidus

Este compuesto agrupa diversos oligosacáridos prebióticos, capaces de estimular el crecimiento de bifidobacterias (beneficiosas) a nivel intestinal.

Se ha establecido, que dichos organismos pueden reducir el pH intestinal, logrando suprimir el crecimiento de bacterias patógenas.

Lípidos

En la leche humana también se encuentran una serie contiene de compuestos grasos, considerados esenciales para la adecuada salud del lactante.

Se ha establecido su importancia para el desarrollo cerebral, además de ser fuente importante de calorías. Además de ello, favorece la absorción de las vitaminas liposolubles (A, D, E y K).

Según los especialistas, los ácidos grasos de cadena larga son indispensables para el desarrollo del cerebro, retina y sistema nervioso.

Estos compuestos se movilizan hacia el cerebro en la última fase del embarazo. Y su efecto se ve reforzado con la ingesta de leche materna.

Vitaminas

Según lo estudiado, los niveles y tipos de vitaminas (hidrosolubles y liposolubles) presentes en la leche materna se corresponden directamente con la ingesta de vitaminas.

De allí la importancia que la madre gestante se nutra adecuadamente. Por eso es primordial, que ella reciba una nutrición adecuada, incluidas las vitaminas.

Carbohidratos

De acuerdo a las investigaciones se ha detectado, que la lactosa es el principal carbohidrato de la leche materna. De hecho, representa alrededor del 40% de las calorías totales que provee la leche materna.

Se ha corroborado además, que la lactosa coadyuva en la disminución de gran cantidad de bacterias patogénicas a nivel estomacal. Este efecto logra mejorar la absorción de ciertos minerales, tales como el magnesio, fósforo y calcio.

Asimismo, coadyuva en el combate de enfermedades, favoreciendo también el crecimiento de la microbiota benéfica intestinal.

La leche materna tiene la combinación perfecta de proteínas, grasas, vitaminas e hidratos de carbono, no hay nada mejor para la salud de tu bebé.

Los leucocitos son células vivas encontradas solamente en la leche materna, que ayudan a combatir las infecciones.

Son los anticuerpos, células vivas, enzimas y hormonas lo que hace que la leche materna sea ideal. Éstas no pueden añadirse a la leche artificial.

Microplásticos en la leche materna: un problema recién descubierto

Un estudio publicado en Polymers en julio de 2022 mostró un hallazgo interesante encontrado por un equipo científico italiano. Se trata de un descubrimiento nunca antes mostrado, la detección de microplásticos en la leche humana.

Según la ciencia, se considera que los microplásticos son partículas de menos de cinco milímetros. Dichas partículas se originan a partir de la degradación de objetos plásticos presentes a nivel ambiental.

De acuerdo a lo estudiado hasta ahora, estas partículas pueden pasar del medio ambiente a los organismos vivos, incluidos los mamíferos.

A pesar de se requiere un mayor nivel de profundización, los investigadores responsables de este interesante estudio se mostraron alarmados. Principalmente porque los resultados del estudio comprueban que pueden producirse una serie de efectos negativos sobre los lactantes.

De acuerdo a los expertos, es importante encontrar algunos mecanismos que permitan reducir la exposición ante estos tipos de contaminantes. Sobre todo, en las etapas de embarazo y lactancia.

Este estudio contó con la participación de 34 madres sanas. A ellas se les tomaron muestras de leche una semana después del parto. Del total de muestras analizadas se encontraron microplásticos en veintiséis de ellas, lo cual equivale al 76%.

Adicionalmente, se revisaron las cantidades de alimentos y bebidas que consumían las madres que empleaban envases de plástico.

Ello también incluyó el empleo de productos de higiene personal con plástico. Sin embargo, los investigadores no encontraron relación alguna con la presencia de microplásticos en la leche materna.

De acuerdo a los científicos, este hallazgo permite corroborar la presencia generalizada de microplásticos a nivel ambiental. De allí, que sea prácticamente inevitable que las personas no estén expuestas a estos contaminantes.

Los microplásticos: un contaminante omnipresente

En enero de 2021 se publicó en Environment International un estudio realizado por el mismo equipo de investigadores, que descubrieron microplásticos en placenta humana.

De hecho, estudios anteriores demostraron la presencia de microplásticos en leche de vaca, sangre humana y biberones de polipropileno.

Investigaciones anteriores muestran los efectos tóxicos de los microplásticos en fauna marina, animales de laboratorio y células humanas. Sin embargo, aún se desconocen sus efectos sobre los seres humanos.

El estudio más reciente determinó, que los compuestos presentes en los microplásticos eran polietileno, polipropileno y cloruro de polivinilo. Todos ellos forman parte de los diversos envases de plástico empleados de forma generalizada.

Debemos señalar, que los investigadores que descubrieron los microplásticos en la leche, no pudieron analizar partículas menores a dos micras. Sin embargo, ellos resaltaron que existe una alta probabilidad de encontrar partículas aún más pequeñas en la leche materna.

Según los científicos, es importante que las mujeres embarazadas no consuman alimentos y bebidas que vienen en envases plásticos.

A su vez, es de vital importancia evitar el empleo de ropa confeccionada con fibras sintéticas, así como cosméticos con microplásticos.

Por ello, la insistencia de poner en relieve las ventajas de la lactancia materna. Sobre todo, al considerar que las mismas son mayores que las desventajas ocasionadas por la presencia de microplásticos.

Para los investigadores, este tipo de estudio no pretende reducir la lactancia materna, sino sensibilizar a la opinión pública. Esta acción permitiría crear procesos de presión hacia quienes pueden promover leyes que reduzcan la contaminación.

Concluyendo

La OMS ha determinado, que la leche materna contiene diversos componentes que pueden fortalecer el sistema inmunitario infantil. Ello incluye, un papel potencial destacado sobre las enfermedades alérgicas.

Por ello se ha impulsado en las últimas décadas la lactancia natural exclusiva durante los primeros seis meses del lactante. Según la ciencia, constituye la mejor forma de nutrición.

No obstante, por primera vez en la historia de la humanidad se detectó que existen microplásticos en la leche materna.

La lactancia materna conlleva una serie de ventajas para el lactante. Entre ellas destacan la protección frente a diversos procesos infecciosos, que abarcan los sistemas digestivo, respiratorio y auditivo. además de ello, protege de la diabetes, el asma y ciertas enfermedades de la piel.

A su vez, hace menos propensa a la madre lactante al padecimiento de diabetes tipo 2, diversos tipos de cáncer, hipertensión, osteoporosis, celiaquía e hipercolesterolemia, entre otras afecciones.

Según los científicos que encontraron este notable hallazgo, es importante que se evalúen formas de reducir la exposición. En especial en las fases de embarazo y lactancia.

Una forma adecuada en evitar ingerir alimentos que sean envasados en contenedores plásticos, además del empleo de cosméticos contentivos de microplásticos.

Para Marianne la información recibida, la cual comparto en el post, fue tranquilizadora. Ella me manifestó, que ahora más que nunca está convencida de amamantar a su bebé cuando nazca.

De igual manera, a fin de evitar ocasionarle algún prejuicio, me planteó que solo se alimentaría con productos no envasados en plásticos y procuraría evaluar el empleo de ciertos cosméticos.

“Es obligatorio aumentar los esfuerzos en investigación científica para profundizar en el conocimiento de los posibles perjuicios para la salud causados por la internalización y acumulación de MP, especialmente en los lactantes, y evaluar formas innovadoras y útiles de reducir la exposición a estos contaminantes durante el embarazo y la lactancia”

Antonio Ragusa

Campus Universitario Bio Medico de Roma, Italia

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.