10 Plantas Medicinales Para La Salud De La Mujer
August 11, 2022
Función De Las Hormonas y Glándulas Endocrinas Que Las Producen
August 16, 2022

Efectivo Remedio Casero Con Vinagre Para La Caspa

De acuerdo a los estudios, el cabello se ha catalogado como una estructura compleja donde interactúan diversos componentes morfológicos. Uno de estos componentes es la capa continua y elástica que cubre el cráneo, denominada cuero cabelludo.

Cuando el proceso de renovación celular en esta capa se desequilibra se produce la caspa. Existen muchos productos químicos formulados para el control de la misma. Sin embargo, las opciones naturales como el vinagre han sido empleadas desde tiempos ancestrales.

De este tema tan habitual les voy a hablar a solicitud de Thais, una seguidora de Ohio. Ella es una madre de familia de mediana edad responsable de atender todas las labores de su hogar. Ella me comentaba, que atender a sus hijos, además de las mascotas del hogar, son las tareas que más tiempo le consumen.

Para Thais esta rutina le causa muchas satisfacciones, sin embargo, me dijo que casi no tiene tiempo para ella. Esto ha ocasionado, que descuide muchas veces su apariencia personal, incluyendo su cabello.

Ella me comentaba, que cuando logra ir donde su peluquera logra enmascarar un poco sus canas. Aunque no ha podido encontrar un tratamiento adecuado para el control de la caspa.

Ella se comunicó conmigo porque su peluquera le había sugerido emplear vinagre, a fin de combatir la caspa. Y como es algo nuevo para ella, decidió contactarme a los fines de solicitar mi opinión experta en alternativas naturales.

A fin de honrar su solicitud le preparé un dossier con algunos estudios, que mencionan las propiedades del vinagre. Posiblemente el vinagre no sea considerado un champú anticaspa, porque no existen estudios que lo comprueben. No obstante, existen registros de su efectividad sobre ciertos patógenos.

Al tomar en cuenta la necesidad de contar con alternativas naturales, decidí compartir esta información en mi página.

Conociendo acerca del cabello

El cabello es considerado un componente del sistema tegumentario, es decir forma parte de la piel. El mismo se extiende hasta la capa dérmica y allí se establece a nivel del folículo piloso. Esta pequeña cavidad se extiende desde la epidermis (capa superficial) hasta la capa profunda o dermis.

Incluso, penetra un poco en la capa grasa encontrada debajo de la piel (hipodermis). El cabello es un indicador apreciado socialmente y denota juventud y salud, además de ello posee una función sensorial. Es decir, posee un efecto protector de temperaturas extremas como el frío y radiación ultravioleta que impacta en la cabeza.

En ocasiones, cuando se producen alteraciones en su estructura o crecimiento, puede ocasionar fuertes impactos psicológicos y emocionales.

La caspa: una anomalía con diversas causas

La caspa o pitiriasis capitis es considerada una afección crónica del cuero cabelludo. Según las estadísticas, esta patología afecta a más del 50% de la población mundial y es conocida desde antiguo.

Se podría decir, que esta afección se circunscribe al cuero cabelludo, presentando una serie de síntomas característicos. A saber, procesos de descamación, inflamación leve y prurito. En muchas ocasiones esto está asociado a la presencia de piel seca del cuero cabelludo o también cuando se padece de piel grasa o seborreica.

Según los especialistas, esta afección suele comenzar cerca de la pubertad o posterior a la misma.

Vale destacar, que la caspa es considerada un trastorno cutáneo similar a la dermatitis seborreica. Aunque la dermatitis seborreica no se circunscribe al cuero cabelludo, sino que también afecta ciertos lugares del rostro, tórax y otras zonas con elevados niveles de glándulas sebáceas. Además, su aspecto es más eritematoso (enrojecido) e inflamado.

A pesar que la caspa constituye una de las afecciones dermatológicas más frecuentes a nivel mundial, ha sido insuficientemente investigada. Ello en comparación con otras afecciones dermatológicas como la pitiriasis.

De acuerdo a muchos dermatólogos, la caspa plantea muchos retos en cuanto a su patología y fisiología. De allí, que se han emprendido algunas investigaciones con mayor nivel de profundidad.

Con el transcurrir de los años se han llegado a realizar ciertos planteamientos relacionados con las causas de la caspa. Así, en el siglo XIX se creía que la caspa era una enfermedad sebácea. Principalmente por la observación en el cuero cabelludo del hongo Pityrosporum ovale, denominado actualmente Malassezia.

Podríamos resaltar, que en la actualidad la mayoría de los investigadores coinciden en que el origen de la caspa es multifactorial. Sin embargo, no existe un consenso acerca de los factores determinantes sobre su presencia.

Factores desencadenantes de la caspa

Por mucho tiempo se prestó más atención a las respuestas de la caspa frente a geles, cremas y champús anticaspa. En la actualidad, se presta más atención a los siguientes factores:

  • Desequilibrios de las especies bacterianas
  • Alteración de la función de la barrera epidérmica
  • Elevada colonización con especies de la levadura Malassezia
  • Incremento de los metabolitos de los ácidos grasos derivados del sebo y cierto componente del mismo denominado escualeno
  • Infiltración de leucocitos (glóbulos blancos) perivasculares. Esto podría desencadenar una respuesta inmunitaria, además de una leve inflamación del cuero cabelludo.

Todos estos elementos favorecen un incremento sobre la proliferación de los queratinocitos de la epidermis. Esto a su vez, estimula una mayor tasa de producción y desprendimiento de las células en la capa superior de la epidermis. Finalmente, esto se manifiesta clínicamente como caspa.

Muchos de estos factores muestran coincidencias importante con la dermatitis seborreica (DS). Por ello diversos investigadores coinciden, en que la caspa es una variante relativamente menor y menos inflamatoria de la Dermatitis Seborreica. No obstante, aún no existe un consenso claro que permita establecer de adecuadamente la diferencia entre la caspa y DS.

Cabe destacar, que la caspa posee ciertas características muy asociadas con la psoriasis. Esto le hace pensar a la ciencia, que la caspa presenta más un patrón de respuesta epidérmica que de enfermedad.

Se cree, que posee una gran variedad de estímulos que aún no se encuentran del todo definidos. Sin embargo, se expresan clínicamente en la pitiriasis, conformada por múltiples factores, incluyendo la genética individual.

Destacan también, la función de la barrera epidérmica, microbiota de la piel, estrés emocional, inadecuada higiene del cuero cabelludo, metabolismo de los lípidos y factores ambientales (humedad y cambios estacionales).

Tratamientos tradicionales para el control de la caspa

Por lo general, el escozor y descamación de la caspa son controlables en un alto porcentaje. Por lo general, cuando alguien presenta caspa leve se recomienda lavar el cabello a diario con un champú suave. Se ha observado, que esto permite reducir la acumulación de células cutáneas y grasa.

En caso de que esto no coadyuve a mejorar los síntomas, es preciso utilizar un champú anticaspa medicinal. De acuerdo a los expertos de la Clínica Mayo, muchas personas emplean sin problemas un champú medicinal de dos a tres veces por semana. Incluso, el resto de los días emplean un champú convencional en caso de necesidad.

Es importante considerar un menor empleo de champú por parte de quienes tengan el cabello más seco. Además de ello, se hace necesario que empleen frecuentemente un acondicionador de cabello con efecto hidratante.

Por lo general, los productos convencionales y medicinales diseñados para el cuero cabelludo y cabello, poseen diversas presentaciones. A saber, aerosoles, ungüentos, espumas, gel, aceite y soluciones. Comúnmente, las personas deben probar diversas alternativas hasta encontrar el producto adecuado.

Incluso, hay una alta probabilidad de requerir el empleo de un tratamiento a largo plazo para observar los resultados deseados.

No obstante, es importante suspender su empleo si se observan reacciones adversas. Esto incluye situaciones que provoquen reacciones alérgicas, sarpullido, dificultades respiratorias o urticaria, haciéndose necesario acudir inmediatamente al médico.

Ejemplos de champús medicados para el control de la caspa

Por lo general, los champús anticaspa son clasificados en función del principio activo que contienen. De hecho existen algunos de estos productos, que debido a la concentración del componente farmacológico deben adquirirse con prescripción médica.

Dentro de ellos destacan, champú con:

  • Acido salicílico
  • Base de alquitrán
  • Piritiona de zinc
  • Sulfuro de selenio
  • Fluocinolona
  • Ketoconazol.

Muchas veces, los champús funcionan bien por un determinado tiempo y luego dejan de producir los efectos deseados. Por ello, los especialistas recomiendan alternar entre dos tipos de champú medicado para el control de la caspa.

Es importante, que una vez que ya tengas controlada la caspa, disminuyas la frecuencia del empleo de los champús medicados. Lo ideal en estos casos, es emplearlos en el mantenimiento y prevención de la caspa.

Es importante seguir las instrucciones adjuntas al champú medicado empleado. Muchos de ellos suelen variar en función de la concentración del principio activo, y deben enjuagarse a los pocos minutos. Es importante asesorarse con el dermatólogo si has empleado un champú medicado por algún tiempo sin observar respuestas positivas.

Evitando el riesgo de desarrollar caspa

1. Opta por seguir una alimentación saludable

Para muchos dermatólogos, mantener una dieta saludable ayuda a prevenir la aparición de la caspa. De acuerdo a ciertos expertos, reducir el consumo de azúcar e incrementar el consumo de antioxidantes permite disminuir la caspa. Ello se debe al efecto proinflamatorio del azúcar.

Evitando-el-riesgo-de-desarrollar-caspa

Asimismo, el consumo de altos niveles de azúcar, grasas no saludables y alimentos procesados generan picos de insulina. Estos desequilibrios de la insulina pueden desencadenar desbalances hormonales, que conducen a la producción de grasa.

Por ello, cuando se reduce la ingesta de alimentos fritos, procesados, con alto contenido de grasas trans o saturadas, ricos en gluten o en azúcares, se puede minimizar la descamación.

De allí la importancia de ingerir más frutas y verduras. Vale destacar, que algunos científicos han detectado que los alimentos con alto contenido de levadura como el pan, vino y cerveza pueden favorecer el crecimiento de la caspa.

Igualmente, es también muy importante incluir alimentos grasas saludables, tales como los ácidos grasos esenciales. Entre ellos destacan los ácidos grasos omega-3 y omega-6. Aunque no han sido estudiados específicamente para la caspa, se sabe que ayudan a mantener la salud de la piel y cabello.

Según los científicos, estos ácidos grados poseen elevados efectos antiinflamatorios, jugando un papel fundamental en el funcionamiento y aspecto normal de la piel. De allí la importancia de incorporar aceite de oliva vírgen extra, aguacate y nueces en tu dieta.

2. Incluye algunos suplementos clave

Biotina

Es denominada también como vitamina B7 o vitamina H. Un estudio publicado el 2018 en Frontiers in Cellular and Infection Microbiology presentó un interesante hallazgo. Los investigadores notaron, que el cuero cabelludo sano presentaba mayores niveles de biotina que el cuero cabelludo con caspa.

De acuerdo a la ciencia la biotina es un cofactor necesario para la síntesis de enzimas, que poseen un rol determinante en diversos procesos del metabolismo.

Dentro de ellos destacan la síntesis de ácidos grasos, metabolismo de aminoácidos y glucólisis. Además, la biotina se considera indispensable para una adecuada salud del cuero cabelludo, la síntesis de queratina y crecimiento del cabello

De forma interesante este estudio mostró, que la bacteria Propionibacterium, fue la más abundante en el cuero cabelludo sano. De acuerdo a los investigadores, esta bacteria es capaz de sintetizar biotina y transportarla, un hecho muy importante para mantener el cabello sano.

Dentro de los alimentos que proporcionan elevados niveles de biotina tenemos: huevos, hígado de ternera, salmón, leche, semillas de girasol, plátanos, nueces y batatas. Puedes también obtenerla empleando mi suplemento especial MOLECULAR BIOTIN.

Zinc

El zinc, un mineral esencial, también ha sido detectado como un factor clave para evitar la presencia de caspa y dermatitis seborreica. Un estudio publicado el 2019 en Turkish Journal of Medical Sciences, mostró la importancia de este mineral.

Según los investigadores, el zinc posee propiedades que influyen sobre los procesos inflamatorios, diferenciación epitelial y sistema inmunitario.

Este estudio mostró por primera vez, que las personas que presentaban dermatitis seborreica, manifestaban niveles más bajos de zinc en sangre, que las personas sanas. Desde hace tiempo, el zinc ha sido empleado en la fabricación de champús empleando la molécula de piritiona de zinc.

El vinagre una alternativa natural para la caspa

Desde hace cientos de años el vinagre ha sido empleado para el tratamiento de diversas afecciones. Hasta ahora no existen estudios, que demuestren el efecto del control de la caspa por medio del vinagre. Sin embargo, a nivel popular esta alternativa ha sido empleada en muchos lugares del mundo.

vinagre-para-la-caspa

Asimismo, un estudio del 2003 publicado en Microbiological Research, demuestra ciertas propiedades del vinagre de sidra de manzana.

Entre ellas propiedades antifúngicas y antibacterianas, que pueden explicar porque ha resultado efectivo en su empleo a nivel popular. Además de ello, posee comprobadas propiedades desinfectantes y posee un pH ligeramente ácido. Ello se debe a su contenido de ácido acético lo cual favorece el equilibrio del pH del cuero cabelludo.

Incluso posee una serie de nutrientes, que incluyen elevados contenidos de zinc y vitamina C. De acuerdo a las observaciones, esta alternativa natural elimina el exceso de grasa, alivia el prurito, devuelve el brillo al cabello y equilibra el pH.

¿Cómo realizarlo?

De acuerdo a las sugerencias de la Universidad de California, Berkeley, debemos realizar lo siguiente:

  • En un recipiente mediano vierte una taza y media de agua filtrada a temperatura ambiente y media taza de vinagre de sidra de manzana orgánico
  • Lava y enjuaga tu cabello como acostumbras hacerlo
  • Aplica esta mezcla sobre tu cabello
  • Déjalo actuar sin enjuagar
  • Emplea un acondicionador si lo consideras necesario.

Nota

No administrar este tratamiento en niños menores de doce años. 

Concluyendo

Como se pudo observar la caspa es una afección multifactorial, por ello no es tan sencillo lograr su erradicación. Según algunas investigaciones ciertos alimentos como los azúcares, carbohidratos y comidas procesados producen efectos proinflamatorios.

Asimismo, causan ciertos efectos hormonales, tales como ciertos picos de insulina. Esto puede desencadenar algunos desequilibrios, que conducen a la producción de elevados niveles de grasa en el cuero cabelludo.

De allí la importancia de mantener una adecuada higiene a nivel del cabello, y también incorporar una dieta adecuada. La misma debe ser rica en frutas y verduras, así como alimentos que aporten elevados niveles de biotina y zinc. Existen muchos productos diseñados para el control de la caspa, sin embargo, todos presentan ciertos efectos no deseables.

Vale destacar, que aunque faltan pruebas de que el vinagre posee efectos anticaspa, su empleo popular ha sido efectivo. De hecho, según algunos estudios se ha logrado demostrar, que posee propiedades antibacterianas y antifúngicas.

Igualmente posee elevados contenidos de zinc, un mineral que ha demostrado un fuerte efecto en el combate de la caspa y dermatitis seborreica. Esto permite, que se pueda emplear como una alternativa natural sin efectos secundarios.

Para Thais la información recibida, la cual comparto en el post, fue de mucha utilidad. Para ella, no hubo dudas y empleó el vinagre de acuerdo a las sugerencias. Cuando se comunicó conmigo hace pocas semanas, este tratamiento le había hecho muy bien.

Y por supuesto, incluyó en su dieta altos niveles de frutas y verduras. Además de ello, decidió incluir alimentos ricos en zinc, biotina y ácidos grasos esenciales.

“Este estudio proporciona los primeros datos sobre el potencial funcional del microbioma en el cuero cabelludo sano y con caspa. Un añadido interesante en este caso es que, mientras que unas pocas especies del microbioma fúngico parecen influir fuertemente en la incidencia de la caspa, unas pocas especies del microbioma bacteriano participan en el suministro de nutrientes esenciales al cuero cabelludo para mantener un estado saludable.”

Rituja Saxena, PhD

Instituto Indio de Educación e Investigación Científica

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.