Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
post
cremas-cicatrizantes-caseras
5 Cremas o Pomadas Cicatrizantes Caseras
March 28, 2022
saponaria-propiedades-usos-medicinales
Saponaria: Qué Es, Propiedades Y Usos Medicinales
March 30, 2022

Cáscara Sagrada: Usos, Precauciones y Posibles Riesgos

cascara-sagrada-origen-usos-precauciones-y-posibles-riesgos

Desde siempre, muchas personas han incurrido en el abuso de laxantes. Sus usos han sido variados e incluyen la necesidad de perder peso, adelgazar o empleados erróneamente como una forma de eliminar calorías en exceso luego de haber comido copiosamente. Un laxante empleado desde antaño es la cáscara sagrada, el mismo posee diversos beneficios, pero conlleva ciertos riesgos en función de su empleo.

De este tema hablaré a solicitud de Alice, una seguidora de Indiana. Cuando ella se comunicó conmigo, me dijo que se consideraba como alguien que no se limita en su alimentación. Esta supuesta libertad, le ha acarreado la presencia de sobrepeso y estreñimiento. Muchas personas cercanas a Alice le han aconsejado practicar ejercicio, poner freno al apetito desmedido y procurar comer sano.

No obstante, ella me comenta que se ha sentido muy bien así hasta ahora. Alice se comunicó conmigo principalmente, para obtener mayor información acerca de una alternativa que le recomendó una amiga.

Se trata de una planta con efecto laxante conocida como cáscara sagrada, que Alice había oído elogiar muchas veces a esta amiga. Pero ella aún tenía dudas, las cuales se sembraron en ella porque alguna vez escuchó que los laxantes no son una estrategia adecuada para perder peso.

Estilo de vida saludable, estreñimiento y pérdida de peso

El estilo de vida saludable es el mayor indicador para tener un peso adecuado. Son millones de personas adultas a nivel mundial que sufren de obesidad, con consecuencias para el organismo como diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares, accidente cerebrovascular, artritis, depresión, e inclusive algunos tipos de cáncer.

Para perder peso y  evitar el estreñimiento, es necesario tener un estilo de vida saludable, que implica tener una adecuada alimentación con los nutrientes que el organismo necesita, realizar actividades físicas para tener el cuerpo en movimiento,  tener una buena calidad de sueño, este es fundamental para una buena salud, evitar situaciones de estrés y  pensar de una forma positiva.  Todos estos elementos son esenciales para evitar cualquier síntoma de condición en el organismo.

El estreñimiento crónico es uno de los diagnósticos más frecuente.  Los médicos sugieren modificación en el estilo de vida, teniendo una mayor ingesta de fibra y agua. Un régimen alimenticio adecuado y bien diseñado debe ser la punta de lanza para cualquier tratamiento efectivo para el estreñimiento.

Desde hace años conozco la cáscara sagrada y por ello le envié información acerca de sus propiedades, usos y algunos riesgos que conlleva su empleo. Al considerar que muchas personas tienden a emplear laxantes, estimé adecuado compartir esta información en mi blog.

¿Cuáles son los factores desencadenantes del estreñimiento o constipación?

De acuerdo a los especialistas, el estreñimiento se refiere a la disminución de la frecuencia de las evacuaciones intestinales. Esto puede ir acompañado de dificultades para evacuar e incluso la sensación de haber evacuado de forma incompleta. Por lo general, también se considera que existe estreñimiento cuando las deposiciones a la semana son menos de tres.

estreñimiento-o-constipacion

El estreñimiento posee diversos factores que lo propician, dentro de ellos destacan:

  • Inadecuados hábitos alimenticios: ingesta insuficiente de líquidos o alimentos, dietas pobres en fibra y la acción astringente que ocasionan ciertos alimentos y bebidas
  • Estilo de vida: inhibición del impulso de defecar (reflejo gastrocólico), falta de hábitos adecuados y sedentarismo (se produce atonía muscular y disminución de los movimientos peristálticos)
  • Procesos psicológicos: estados emocionales adversos, viajes largos (temor a utilizar baños desconocidos), mudanzas, además de la obsesión por la frecuencia y consistencia de las heces
  • Patologías preexistentes: enfermedades del sistema digestivo y hepatobiliares, lesiones a nivel del colon que impidan el paso adecuado de las heces (tumores, desequilibrios postquirúrgicos, diverticulitis, hernias), hipotiroidismo y trastornos sistémicos. Se incluyen también la presencia de hemorroides (internas y externas), fisuras anales, colitis, depresión, diabetes, ictus y enfermedad de Parkinson
  • Causas iatrogénicas: esto es producido por el empleo de determinados fármacos. Se ha observado la presencia de estreñimiento en personas, que han sido sometidas a tratamientos médicos continuados. Incluso en quienes han consumido elevadas proporciones de medicamentos, tales como antidepresivos, antiinflamatorios o neurolépticos
  • Abuso en el empleo de laxantes.

Algunas creencias erróneas acerca de los laxantes

A nivel generalizado, existe la convicción de que los laxantes son capaces de controlar el peso. Esto no es correcto, principalmente porque cuando los laxantes logran hacer efecto a nivel del intestino grueso, ya la mayoría de los alimentos han sido absorbidos por el intestino delgado.

Ciertamente, los laxantes pueden lograr estimular el vaciado del intestino grueso. Sin embargo, la “pérdida de peso” ocasionada por un laxante incluye pocas cantidades de alimentos, grasas o calorías reales. Sin lugar a dudas, lo que si se logra empleando laxantes es la pérdida de agua, electrolitos, fibra no digerible, minerales y desechos del colon.

Se sabe por experiencia, que el supuesto “peso perdido” vuelve nuevamente tan pronto como la persona bebe líquidos y el cuerpo se rehidrata.

Consecuencias del abuso de laxantes para la salud

Si se hace un uso incorrecto de los laxantes, empleándolos de forma prolongada, se corren graves riesgos de deshidratación. Según los expertos, la deshidratación grave puede acarrear la presencia de temblores, debilidad generalizada, desmayos, defectos de visión, desequilibrios renales y en condiciones extremas, podría llegar a causar decesos.

Estos procesos negativos en nuestro metabolismo se producen por la alteración del equilibrio electrolítico y de ciertos minerales indispensables. Entre ellos destacan el sodio, potasio, fósforo y magnesio. Ellos se encuentran en niveles, que son muy específicos en nuestro organismo, y poseen funciones vitales dentro del funcionamiento de los nervios y músculos.

Vale destacar además su enorme influencia sobre los sistemas gastrointestinal y cardiovascular, pudiendo provocar un funcionamiento inadecuado de los mismos.

Cuando las personas comienzan a depender de los laxantes a consecuencia de su empleo excesivo, se originan algunas anomalías.

Una de ellas se relaciona con las respuestas que el colon pueda tener frente a las dosis de laxantes. Es decir, el colon dejará de reaccionar frente a las dosis habituales y cada vez requerirá un incremento. Esto genera un empleo de dosis cada vez más elevadas de laxantes, para poder producir el efecto esperado.

Esta peligrosa tendencia al consumo de mayor cantidad de principios activos pueden generar una serie de daños. Entre ellos podemos mencionar infecciones a nivel el colon, síndrome de intestino irritable y “pereza” del colon. En condiciones extremas podrían producirse daños a nivel del sistema hepático e incremento del riesgo de cáncer de colon.

Generalidades acerca de la cáscara sagrada

La cáscara sagrada es un arbusto originario de la costa oeste de los Estados Unidos. Se ha establecido, que es nativa de las zonas comprendidas desde el norte de California hasta la Columbia Británica. Incluye además la zona ubicada al este de las Montañas Rocosas en Montana.

Es frecuente encontrarla creciendo naturalmente en bosques de coníferas y bosques húmedos de zonas montañosas. Esta planta también es conocida como gayuba, corteza amarilla, espino amarillo de California y corteza sagrada.

El nombre botánico de esta planta es Rhamnus purshiana  y sus principales principios activos se encuentran en la corteza. Cabe destacar, que en algunos sitios la gran demanda de corteza de cáscara en el mercado ha provocado una sobreexplotación de los árboles silvestres. Esto ha producido una reducción importante de las poblaciones de esta planta.

De manera que, esta disminución impulsó el cultivo de esta planta en los Estados Unidos, oeste de Canadá y Kenia. Sin embargo, al parecer estos esfuerzos no han sido del todo exitosos. Por lo general, la corteza se colecta desde mediados de abril hasta finales de agosto. Suele colectarse de incisiones del tronco o de la corteza de ramas que han sido taladas.

La corteza debe secarse al menos un año en la sombra y protegerse de la humedad y lluvia. Ello evita la pérdida de sus componentes y contaminación con hongos.

Actualmente muchas empresas prefieren emplear la corteza de la planta, que haya sido almacenada mucho más de un año. De hecho, su precio y valor medicinal se incrementan cuando lleva almacenada unos cuatro años.

Principales usos y principios bioactivos de la cáscara sagrada

La corteza de la planta de cáscara sagrada se utiliza principalmente en forma de extracto líquido, elixir o como comprimidos. Además de su empleo en la medicina humana, se utiliza también a nivel veterinario. Por lo general se emplea como laxante suave, restableciendo el tono de la musculatura intestinal, evitando empleo de dosis repetidas.

usos-de-la-cascara-sagrada

La corteza de la planta es obtenida a partir de árboles silvestres y ciertas plantaciones ubicadas al oeste de Norteamérica. De acuerdo a los expertos su recolección debe realizarse en otoño o primavera, preferiblemente un año antes de su empleo. Esto permite, que los principios activos estén menos concentrados y el efecto laxante no sea tan violento.

De hecho se considera, que la corteza de tres o cuatro años es la más adecuada. Se ha empleado desde hace tiempo para el estreñimiento crónico en personas de edad avanzada o con problemas de salud. Se ha establecido asimismo, que la cáscara sagrada posee propiedades tónicas, lo cual ayuda a incrementar el apetito y favorece la digestión a nivel gástrico.

Es también empleada en el tratamiento de problemas hepáticos, hemorroides, ictericia, afecciones gastrointestinales y cálculos biliares. También, ha sido empleada en el tratamiento de dolores articulares, gonorrea y disentería (infección en los intestinos que causa dolor, fiebre y diarrea).

Según lo estudiado se sabe, que la corteza de esta planta contiene del 6 al 9% de derivados antracénicos. Estos compuestos denominados antraquinonas, se encuentran presentes también en otros laxantes como el sen y aloe. Se ha determinado, que estos compuestos estimulan los movimientos peristálticos, mejorando el vaciado intestinal.

Precauciones en el uso de cáscara sagrada

La cáscara sagrada es empleada de forma generalizada para combatir el estreñimiento. Esta planta puede inhibir la absorción de agua y electrolitos a nivel intestinal. Ello permite un incremento del volumen de las heces, así como el de la presión interna del intestino. Esto trae como resultado que se estimule el peristaltismo, logrando así una óptima evacuación de las heces fecales.

Como ya se mencionó, la corteza de la cáscara sagrada contiene elevados niveles de antraquinonas, denominadas cascarósidos. Cuando ella se ingiere, dichos compuestos interactúan con las bacterias que viven en el intestino grueso, estimulando el movimiento intestinal. No obstante, a nivel de científicos y expertos se mantienen algunas preocupaciones acerca de su empleo.

precauciones-del-uso-de-la-cascara-sagrada

Según las investigaciones, emplear esta planta por más de una semana no es seguro. Dentro de las molestias frecuentemente reportadas destacan los calambres y el malestar estomacal. Incluso, este efecto podría incrementarse cuando se ingieren farmacos para el corazón, corticoesteroides, diuréticos o regaliz.

Asimismo, podría producirse una disminución de los niveles de electrolitos, debilidad del sistema musculoesquelético, deshidratación y afecciones cardiovasculares.

Esta planta debe ser empleada con precaución, pues ocasiona igualmente procesos diarreicos y vómitos. Por ello, no se recomienda en personas menores de doce años, mujeres embarazadas o en período de lactancia. Según ciertos estudios, los compuestos de esta planta pueden alcanzar la leche materna y causar diarrea en el lactante.

De acuerdo a los especialistas, la cáscara sagrada no debe emplearse por quienes presentan ciertos trastornos gastrointestinales. A saber, úlceras, colitis ulcerosa, dolores de estómago sin causa aparente, obstrucción intestinal, apendicitis y enfermedad de Crohn.

Cabe recordar, que a finales del siglo XIX, la FDA aprobó su empleo inicial como laxante de venta libre. Sin embargo, tal resolución fue eliminada en 2002, por falta de pruebas sobre su seguridad y eficacia.

Otras consecuencias que puede acarrear el empleo desmedido de la cáscara sagrada

Como se mencionó al inicio, la cáscara sagrada posee dentro de sus principales compuestos ciertas antraquinonas, denominadas cascarósidos. Según los estudios, que abarcan otras plantas que contienen antraquinonas, se han detectado otros efectos secundarios.

Dentro de ellos podemos mencionar:

  • Desarrollo de Melanosis coli: una afección en la que el revestimiento del colon adquiere un tono negro pardo oscuro. Esta afección, se detecta muy a menudo detectada al estudiar pacientes con estreñimiento de larga data. También ha sido detectado en pacientes que abusan del empleo de laxantes antraquinónicos (ruibarbo, sen, aloe y cáscara sagrada)
  • Dependencia: este efecto se ha detectado principalmente en aquellas personas, que han empleado la cáscara sagrada u otros con antraquinonas por períodos prolongados
  • Cuando se consumen niveles excesivos de antraquinonas se producen molestias a nivel gastrointestinal, mareos, dermatitis, calambres abdominales, diarrea con sangre, náuseas y vómitos
  • La ingesta crónica de cáscara sagrada puede acarrear también la presencia de hipocalemia, un trastorno electrolítico asociado a la baja ingesta de alimentos ricos en potasio
  • El desequilibrio electrolítico puede acarrear daños a nivel muscular
  • El proceso secundario de deshidratación por el abuso de cáscara sagrada puede además provocar contracciones reflejas en el útero, pudiendo acarrear abortos espontáneos en mujeres embarazadas.

Concluyendo

Muchas alternativas naturales en ocasiones son consideradas para su empleo sin tomar en cuenta estudios profundos de su composición y efectos. En el caso emblemático de la cáscara sagrada, la FDA tuvo que retractarse en el siglo 21 de una medida adoptada a finales del siglo 19. Esto no indica, que este medicamento empleado durante siglos por los indígenas americanos no deba seguir utilizándose.

Al contrario, la idea de los investigadores y los organismos con competencia es precisamente poner a disposición de muchas personas, ciertas alterativas naturales. Y aquí entra perfectamente la reflexión, que muchas personas destacan acerca de que lo natural no necesariamente es bueno.

No obsante, la cáscara sagrada empleada de forma correcta (no utilizarla más de una semana) puede emplearse por personas vulnerables y ancianas. Además de ello, siempre estar vigilantes de no administrarla en mujeres embarazadas, niños menores de doce años o personas con trastornos gastrointestinales.

Para Alice la información recibida, la cual también comparto en el post, fue altamente valorada. Ella realmente me agradeció la sinceridad al poner en una balanza el empleo de la cáscara sagrada y sus efectos sobre los problemas de estreñimiento y obesidad que ella presentaba. Me comentó hace poco, que siguió al pie de la letra les recomendaciones de los expertos y empleó la cáscara sagrada solo una semana.

De esta forma Alice logró superar con mucho asombro su estreñimiento y realizó un gran esfuerzo, valorando su salud por encima de la gula. Esto la llevó a cambiar radicalmente su estilo de vida, desechando la comida chatarra y azúcares e incorporando una dieta saludable. Es decir, rica en fibra, verduras y frutas, además de proteínas de buena calidad.   De esta forma, logró estabilizar el funcionamiento de su sistema gastrointestinal, sin necesidad de tener que recurrir a los laxantes.

“Las plantas medicinales están ganando una gran popularidad. Gran parte del público cree que las hierbas botánicas son inocuas y útiles para el tratamiento de diversos síntomas. Esta creencia contrasta con el hecho de que muchas terapias a base de hierbas han demostrado ser tóxicas. Tal es el caso de la cáscara sagrada, cuyo empleo se ha asociado al desarrollo de una hepatitis colestásica, complicada con hipertensión portal”

Dr. Abdul Nadir, MD

Universidad Tecnológica de Texas, Estados Unidos

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.