contacto-con-naturaleza-reduce-riesgo-de-depresion
☑️ El Contacto Con La Naturaleza Reduce El Riesgo De Depresión
January 6, 2022
remedios-caseros-respaldados-por-la-ciencia
☑️ 9 Remedios Caseros Respaldados Por La Ciencia
January 10, 2022

☑️ ¿Cuál Es El Nivel Ideal De Azúcar En Sangre Para Prevenir Enfermedades Crónicas?

nivel-ideal-de-azucar-en-sangre-para-prevenir-enfermedades-cronicas

Según las estadísticas, actualmente más de cien millones de personas en los Estados Unidos sufren de diabetes o prediabetes. Esta condición hace, que ellos sean más propensos al desarrollo de enfermedades cardiovasculares. De hecho se han realizado estudios, que permiten establecer ciertos niveles ideales de glucosa en sangre que permiten prevenir los infartos.

De este tema tan importante les hablaré a solicitud de Ivette, una seguidora de Washington. Ella es una mujer, que actualmente tiene 65 años y a finales de octubre de 2021 fue diagnosticada con prediabetes.

Ella me mencionó, que su médico tratante le sugirió ciertas recomendaciones. Entre ellas mencionó: perder algunos kilogramos de sobra, mantener una dieta saludable y realizar ejercicio frecuentemente.

Ivette me dijo, que estuvo cumpliendo cabalmente las recomendaciones, sin embargo, quiso contactarme porque su médico había mencionado algo que le causó extrañeza. Él le comentó, que cuando una persona es diabética los niveles de azúcar elevados, pueden desencadenar infartos. Por esta razón, quiso contactarme a los fines que le aclarase acerca de esta duda.

Estilo de vida saludable Vs. Diabetes tipo II

Estudios e Investigaciones científicas han establecido que la Diabetes tipo 2 puede ser prevenible mediante un estilo de vida saludable.   La Ciencia ha mostrado que no solo puede ponerse en remisión, sino que  puede ser controlada y ser sanada.

El desarrollo de esta condición implica que existe una inflamación crónica de bajo grado establecida desde cierto tiempo, la cual tiene su  base en el sistema digestivo, y presentándose el problema que el sistema inmunológico no puede proteger al organismo.

Promover un estilo de vida saludable es muy importante en personas con prediabetes pues reduce significativamente la progresión de la enfermedad.

Así como resultado de muchos estudios, se ha determinado que el consumo de frutas y vegetales puede proteger al organismo de desarrollar Diabetes tipo 2, ya que son ricas en nutrientes, antioxidantes y fibra, las cuales han sido consideras como barreras protectoras contra las enfermedades.

Tener un cambio de estilo de vida es una necesidad urgente entre la población.  Adoptar un régimen de alimentación más saludable, apoyado por actividades físicas, higiene del sueño y pensamientos positivos son la mejor manera de combatir enfermedades crónicas.

Para mantenerme al día en mi especialidad en nutrición es necesario, que permanentemente indague acerca de los descubrimientos más recientes. Uno de ellos precisamente se relaciona con la duda de Ivette, de esta forma preparé para ella un material que le permitiera conocer acerca del efecto de la glucosa. Sobre todo, su impacto sobre el sistema cardiovascular.

Muchas personas en la actualidad, poseen prediabetes o diabetes tipo 2, por ello es importante, dar a conocer estos conocimientos.  Por eso, decidí publicar esta información en mi página.

Relación entre la diabetes y las enfermedades cardiovasculares

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) es posible reducir los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares realizando ajustes en el estilo de vida. Cabe destacar, que la diabetes y las patologías cardiacas con frecuencia se encuentran asociadas.

Relación-entre-diabetes-y-enfermedades-cardiovasculares

De acuerdo a las estadísticas, las enfermedades cardiovasculares se consideran la principal causa de muerte en los Estados Unidos. Incluso, se ha establecido que mientras mayor tiempo tenga una persona padeciendo diabetes, las probabilidades de padecer enfermedades cardíacas se duplican, con respecto al de alguien que no posee diabetes.

Asimismo, según la Asociación Americana de Diabetes, quienes padecen diabetes tipo 1 o tipo 2, poseen el doble de posibilidades de padecer un infarto.

No obstante, es posible reducir estos riegos tan solo incorporando algunos cambios en el estilo de vida. Entre ellos, la práctica de ejercicio moderado y la incorporación de una alimentación saludable. Por medio de su efecto positivo podrían protegerse el sistema cardiovascular y manejar la diabetes, previniendo o retrasando las complicaciones.

¿Cómo la diabetes afecta el corazón?

Al referirse a enfermedades cardíacas, se habla de las patologías que afectan el corazón. A su vez, cuando se hace alusión a enfermedades cardiovasculares, se incluyen también las enfermedades de los vasos sanguíneos. Incluso, se contemplan todas las enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y enfermedades arteriales.

La enfermedad arterial coronaria, es ocasionada por la acumulación de placa en las paredes de los vasos sanguíneos cardíacos. Los mismos, son responsables de transportar sangre y oxígeno al corazón. Se ha determinado, que la placa está formada por depósitos de colesterol, produciendo una disminución del interior de las arterias.

como-cuidad-la-salud-del-corazon

Esta reducción del tamaño de las mismas, provoca una reducción del flujo sanguíneo y podría ocasionar un ataque al corazón. A su vez, al reducirse el flujo de sangre al cerebro se producen accidentes cerebrovasculares. Y cuando ocurre el endurecimiento de las arterias de las extremidades inferiores (pies o piernas), se denomina enfermedad arterial periférica.

Según los especialistas, este suele ser el primer signo de que el paciente con diabetes presenta enfermedad cardiovascular. Asimismo, las personas con diabetes presentan más probabilidades de padecer insuficiencia cardíaca.

Se ha determinado, que elevados niveles de glucosa en sangre, afectan los vasos sanguíneos y nervios que controlan el corazón.

También, los diabéticos presentan mayor probabilidad de contraer otras afecciones, que incrementan los riesgos de padecer enfermedad cardíaca. Entre ellas destacan, la hipertensión, elevados niveles de colesterol malo (LDL) o de triglicéridos y bajos niveles de colesterol bueno (HDL).

Por lo general, estas afecciones no producen ningún síntoma. De allí la importancia de realizar pruebas rutinarias de la tensión arterial y análisis hematológicos para verificar los niveles de colesterol y triglicéridos.

Cabe destacar, que fumar, beber alcohol en exceso, alimentos ricos en grasas trans y sodio, incrementan aún más el riesgo de enfermedades cardíacas.

La importancia de realizarse chequeos regularmente

Según los especialistas, dos de cada tres personas con diabetes fallecen a causa de enfermedades cardiovasculares. De allí la importancia de realizar los tratamientos adecuados, a fin de reducir complicaciones vasculares o del corazón.

Las medidas, que permiten reducir los riesgos, incluyen el mantenimiento de los marcadores básicos de salud dentro de límites deseados. Dichos marcadores incluyen:

  • Nivel de hemoglobina glucosilada (A1C)

La realización de esta prueba debe hacerse de forma regular. Por medio de ella, se detecta el promedio de los niveles de glucosa sanguínea durante 2 a 3 meses. Es importante procurar mantenerse dentro del margen objetivo la mayor cantidad de tiempo

  • Presión arterial

Se ha observado, que la tensión arterial alta (hipertensión), es capaz de producir diversos problemas. Entre ellos destacan enfermedad renal u ocular diabética. Incluso, puede incidir en que las mismas se agraven.

Por lo general, la mayoría de los diabéticos presentan hipertensión, así como ciertas complicaciones circulatorias y cardíacas.  La tensión arterial elevada provoca graves sobresfuerzos en el corazón, de allí la importancia de procurar mantenerla por debajo de 140/90 mmHg (o en el valor que recomiende su médico).

  • Triglicéridos y Colesterol

Los niveles altos de triglicéridos en la sangre tienen a aumentar el riesgo de una enfermedad cardíaca.  Cuando una persona posee tanto diabetes como colesterol alto, suele presentar niveles elevados de colesterol malo (LDL) y triglicéridos. Asimismo, suelen disminuirse sus niveles de colesterol bueno o HDL. Este peligroso efecto incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

De hecho, elevados niveles de colesterol y triglicéridos producen el endurecimiento arterial, impidiendo el adecuado flujo de sangre. Cuando esto ocurre se incrementa el riesgo de padecer infarto e ictus (accidente cerebrovascular)

Otras medidas a considerar a fin de cuidar el corazón

  • Incorporar una alimentación sana y natural: incluir en la alimentación,  mayor cantidad de frutas y verduras frescas, proteínas animales magras (en especial el pescado graso), legumbres y cereales integrales.
  • Evitar la ingesta de alimentos procesados y evitar las grasas saturadas y grasas trans
  • Evitar las bebidas alcohólicas
  • Consumir menos bebidas azucaradas
  • Mantener el organismo hidratado: consumir suficiente cantidad de agua a lo largo del día, recordar la recomendación de ocho vasos de agua diarios
  • Mantener un peso estable:  con tan solo bajar entre 5 y 7% del sobrepeso, se logra un ajuste importante del colesterol total y los triglicéridos
  • Realizar actividad física constante: la actividad física no debe ser necesariamente intensa, pero si permanente. De acuerdo a la edad y el estado físico se deben realizar los ajustes, a fin de realizar unos 150 minutos a la semana. Esto produce una mayor sensibilidad a la insulina, efecto que permite mantener adecuados niveles de glucosa sanguínea, protegiendo a su vez del padecimiento de infartos
  • Dejar de fumar o no hacerlo.
  • Manejar adecuadamente el estrés mediante terapias, caminatas en la naturaleza o realizando hobbies grupales, meditación y apoyo con la ayuda de un consejero familiar

¿Existen niveles ideales de glucosa en sangre para prevenir infartos e ictus?

Desde hace años se ha establecido la importancia del control de la glucemia como medida preventiva frente a los ictus. Sin embargo, un nuevo estudio logró desvelar, que para las personas diabéticas que han padecido un ictus existe un rango ideal de glucosa sanguínea. Este valor, permitiría reducir el riesgo de diferentes tipos de enfermedades cardiovasculares incluyendo un ictus o un infarto a futuro.

niveles-de-glucosa-en-sangre

Según este estudio realizado en Corea del Sur existe un nivel de azúcar en sangre ideal para prevenir patologías cardíacas. Básicamente este estudio se enfocó en personas diabéticas y prediabéticas. El mismo, fue publicado en una edición online de Neurology el 29 de septiembre de 2021. Esta es una importante revista médica, perteneciente a la Academia Americana de Neurología.

De acuerdo a lo planteado por los científicos participantes, la presencia de diabetes se asocia a un mayor riesgo de padecer un primer ictus. Pero ellos detectaron, que existe un nivel óptimo de glucosa en sangre que puede minimizar el riesgo de otro ictus.

Este estudio contó con la participación de 18 mil personas diabéticas con una edad promedio de setenta años. Todos los que participaron en este estudio fueron hospitalizados por un ictus isquémico, ocasionado por un coágulo sanguíneo. Tan pronto ingresaron al hospital, todos ellos fueron sometidos a una prueba de A1C a fin de detectar el nivel medio de glucosa en sangre (dos o tres últimos meses).

Mediante esta prueba se mide el porcentaje de proteínas de hemoglobina con presencia de glucosa. De esta forma, un nivel inferior al 5,7% se considera normal, mientras 6,5% o mayor indica la presencia de diabetes. En general, los participantes de este estudio tenían una media de A1C de 7,5%.

Los investigadores realizaron un seguimiento un año después

Los investigadores de este estudio realizaron un seguimiento un año después. Esto se realizó a los fines de corroborar si existía una relación entre los niveles de A1C y el riesgo de sufrir otro ictus. Además de sufrir un infarto o morir a causa de ello u otras patologías cardiovasculares.

Se logró detectar, que unos 1.437 participantes (alrededor del 8%) sufrieron un ataque al corazón o perecieron por alguna enfermedad cardiovascular el siguiente año luego de iniciado el estudio. Se observó además, que 954 participantes (el 5%) volvieron a presentar otro ictus.

De acuerdo a los científicos, las personas ingresadas en el hospital con niveles de A1C superiores al rango de 6,8% y 7,0% presentaron mayores riesgos. Esto incluía el padecimiento de un infarto del miocardio, o de sufrir otro ictus.

Cuando los investigadores realizaron ajustes estadísticos, que incluía el sexo de los participantes y su edad descubrieron algo interesante. Aquellas personas que ingresaban al hospital con niveles superiores de A1C mayores al 7% presentaba un 27% más de riesgo de sufrir un infarto o un ictus. Ello en comparación con los pacientes, que ingresaban y tenían valores de A1C inferiores al 6,5%.

A su vez, se observó un 28% más de riesgo de sufrir otro ictus cuando se ingresaba al hospital con valores de A1C superiores al 7%. Esto comparado con quienes ingresaban con valores inferiores al 6,5%.

Según los investigadores existe un nivel ideal de azúcar sanguínea, que impide que se produzca un ictus o un infarto. Dicho nivel se encuentra en el rango del 6,8 al 7%. 

Concluyendo

Desde hace algunos años la ciencia ha podido establecer una asociación entre ciertas patologías y las enfermedades cardíacas. Específicamente, se han logrado ciertos avances que pueden tener aplicabilidad clínica, a fin de mejorar la calidad de vida de pacientes diabéticos. Sobre todo, lo relacionado con la prevención de infartos.

Así, mediante investigaciones recientes, científicos de Corea del Sur realizaron un estudio con 18 mil personas diabéticas. Quienes, a su vez habían sido hospitalizadas a causa de un ictus isquémico causado por un coágulo sanguíneo. Los investigadores, gracias al seguimiento realizado que incluyó un monitoreo un año después, lograron detectar hallazgos interesantes.

Dentro de estos hallazgos, revelaron que las personas ingresadas en el hospital con niveles de hemoglobina glucosilada (A1C) superiores al 7% presentaba un 27% más de riesgo de sufrir un infarto o un ictus. Ello en comparación con los pacientes que, al ingresar mostraban valores de A1C inferiores al 6,5%.

Nuevamente gracias a la ciencia podemos contar con valores aplicables en el ámbito clínico, lo cual permite el manejo adecuado de la diabetes y la prevención de infartos bien cerebrales o del miocardio.

Para Ivette la información recibida, que también comparto en el post, fue una gran noticia. Ella me comentaba, que el monitoreo de sus niveles de A1C hace dos meses se encontraban en el rango de la prediabetes, pero muy por debajo del 6,5%. Hace una semana, se comunicó nuevamente conmigo y me comentó que sus niveles se encontraban por debajo de 5,7%.

Esto para ella fue de mucha alegría, pues tan solo siguió el consejo de su médico tratante y cumplió por las recomendaciones que le envié. Esto se tradujo en mayor calidad de vida para ella y su familia y en una satisfacción indescriptible para mí.

“Sabemos que tener diabetes puede estar asociado a un mayor riesgo de sufrir un primer ictus. Pero nuestros resultados indican que existe un nivel óptimo de azúcar en sangre que puede empezar a minimizar el riesgo de sufrir otro ictus, un ataque al corazón u otros problemas vasculares y está justo en el rango del 6,8% al 7%”

Dr. Moon-Ku Han

Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Seúl, Corea del Sur

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.