¿Conoces Los Beneficios Del Té Rojo Para La Salud?
¿Conoces Los Beneficios Del Té Rojo Para La Salud?
September 1, 2022
¿Ayuda La Alfalfa A Incrementar La Producción De Leche Materna?
September 5, 2022

Se dice constantemente que la boca es  una de las puertas de comunicación entre el cuerpo humano y el medio ambiente.  Esta interacción constante entre la cavidad bucal y el ambiente externo facilita la entrada y habitad de microbios y bacterias que pueden afectar la salud humana.

He recibido mensajes privados y comunicación por diferentes vías de personas que no se explican por qué los problemas con la cavidad bucal afectan la salud en general.  Una de estas personas es Abby.  Ella es una seguidora de Nasville y me cuenta que  desde joven tiene problemas con sus dientes.  La ortodoncia fue marcadora para ella por cuanto sufrió la extracción de unas piezas dentales para corregir la alteración de sus dientes.

Comenzó a sufrir problemas de inflamación continuamente, situación que afectó su salud.  Su ortodoncista le explicó que los diferentes accesorios que fueron utilizados como arcos, brackets, materiales elásticos hicieron que se acumulara placa en los dientes, lo que hizo que progresivamente tuviera nauseas, dolor de estómago, vómitos.

Todo este tipo de problemas afectan la salud y desequilibran la microbiota oral.  Por eso es necesario mantener una estricta higiene bucal y un estilo de vida saludable al consumir los nutrientes que el organismo requiere, así como otros elementos necesairos para estar sanos.

¿Qué  es la microbiota oral?

De acuerdo a Estudios de expertos se ha demostrado que el cuerpo está compuesto por más bacterias, hongos, levaduras, virus que células.  Es así como está formada la microbiota oral.  Son microorganismos que habitan en el interior de la boca.

La microbiota oral está compuesta por bacterias, pero también incluye  virus, hongos, protozoos, bacterias ultra pequeñas.   Se va desarrollando desde el momento en que un bebé nace, y se compone por más de 500 especies bacterianas diferentes.

La composición de esta microbiota oral varía entre las personas, dependiendo de algunos factores como la edad, el estilo de vida.  Las bacterias de la microbiota cohabitan en el cuerpo humano en un estado de simbiosis que permite que se mantenga un equilibrio.

La Ciencia manifiesta la existencia de dos equilibrios: uno entre el aumento de las distintas especias y las capacidades inmunológicas del organismo y  el otro entre las propias especies bacterias.   Al romperse este equilibrio, comienzan a proliferar uno o más tipos de microorganismos, debilitando el sistema inmunológico.

Dependiendo del tipo de bacterias en desequilibrio, pueden suceder  varias  condiciones en la cavidad bucal.  No obstante, la microbiota oral tiene una función que va más allá del área de la cavidad bucal. A través de esos microorganismos,  la boca se comunica  con todo el cuerpo humano.

La mayoría de estos microorganismos son bacterias, que no son son ni “buenas” ni “malas”, mientras que algunos son levaduras, virus y hongos. Algunos ejemplos de microbios que viven en la cavidad bucal son las especies de estreptococos y corinebacterias.

¿Cómo está compuesta la cavidad bucal?

La cavidad bucal o boca, es el primer eslabón del sistema digestivo.   La comprenden varios órganos, que trabajan efectivamente y realizan diversas funciones. Son: labios, lengua, paladar, y dientes.

La boca es esencial para digerir los alimentos y los líquidos.  Además es necesaria cuando las personas comienzan a hablar y vital para tener una respiración normal.

Los dientes, vienen a ser la principal estructura de la cavidad bucal, se encargan de que la persona mastique los alimentos, que se descompongan en pequeñas partes para que puedan digerirse bien en el estómago.

La lengua es el articulador más importante del habla, ya que junto con los dientes y el paladar forma el lenguaje oral y las palabras. Es utilizada para percibir el gusto  a través de las papilas gustativas. Además junto con los dientes ayuda a que se procesen los alimentos, se forme el bolo alimenticio y pase al estómago.

El paladar funciona como una barrera que separa la cavidad bucal del tracto respiratorio nasal, lo que permite que se pueda respirar e ingerir alimentos de una forma simultánea.

¿Cómo influencia la cavidad bucal en la microbiota oral?

La boca a través de la microbiota oral se comunica con todo el cuerpo.  Cuando hay desequilibrio en esa área, se produce un estado que puede contribuir a mantener la inflamación crónica de bajo grado. Esto puede generar graves consecuencias al organismo en general.

La cavidad bucal y la microbiota oral juegan un rol esencial en el diagnóstico del estado de salud de una persona, siendo un factor sumamente importante para efectuar prevención y tratamientos.

¿Cómo influencia la cavidad bucal en la microbiota oral?

La boca conforma un ambiente donde se alojan muchas comunidades microbianas. En los dientes también se depositan y acumulan gran cantidad de microbios. Estos se producen por el ambiente, alimentación, flujo salival, masticación.

Todos estos factores influyen en mantener una microbiota equilibrada.  Al presentar disbiosis microbiota oral, se comienzan a desarrollar enfermedades dentales y periodontales.

A pesar de que los microbios puede hacer que se presente un desequilibrio en la microbiota oral, hay microorganismos que tienen funciones positivas en la microbiota oral.  Dentro de ellos se puede señalar:

  • Ayuda a combatir las infecciones, protegiendo el cuerpo humano de elementos ambientales dañinos
  • Conduce los minerales ionizados (minerales con carga positiva y negativa) por la boca a través de la saliva
  • Contribuye a prevenir la inflamación y el estrés oxidativo
  • Elimina los desechos de la superficie bucal
  • Facilita el proceso de descomponer los alimentos por la saliva y convertir en energía los nutrientes de esos alimentos
  • Transporta oxígeno a los tejidos blandos y a las encías.

Señales de una microbiota oral desequilibrada

Al estar la microbiota oral en un estado de equilibrio u homeostasis microbiana, difiere mucho de cuando está en un estado de desequilibrio.

Una microbiota oral está equilibrado cuando tiene bacterias aeróbicas que dependen del oxígeno para vivir.  Ellas forman una película fina, sin olor, transparente y protectora.  Esto sucede porque los dientes están limpios, las encías se ven rosadas y bien  oxigenadas.  Significa que la microbiota está en estado de equilibrio.

Señales de una microbiota oral desequilibrada

Pero cuando la placa oral se torna espesa, con mal olor, y pegajosa, se forma una película blancuzca en los dientes por la mañana.  Esto es casi siempre, producto de    alteraciones constantes en la microbiota oral.

Es importante saber, y ya se ha dicho en anteriores ocasiones que los virus, hongos, bacterias son el hábitat natural de esos microorganismos y que coexisten en cada cuerpo humano.

No se habla de bacterias buenas o malas sino que existen bacterias que tienen una función benéfica como los probióticos y otras que son patógenas, dependiendo del cuido que se le dé a la cavidad bucal y por ende a la microbiota oral.

Existen bacterias en la cavidad bucal que han sido relacionadas con la caries y con la gingivitis, pero en  una microbiota oral equilibrada son totalmente  beneficiosas.

Los signos que pueden indicar una microbiota oral desequilibrado incluyen:

  • Accidente cerebrovascular
  • Amigdalitis
  • Caries
  • Enfermedades cardiacas
  • Infecciones endodónticas
  • Halitosis (Mal aliento)
  • Infecciones respiratorias
  • Peridontitis (enfermedad de las encías)
  • Retracción de las encías
  • Sangrado de las encías
  • Sensibilidad en la dentadura
  • Ulceras bucales

¿Cómo conservar una microbiota oral equilibrada?

Mantener una cavidad bucal  sana es esencial para que la microbiota esté equilibrada y ayudar al organismo a que se conserve saludable y así evitar la aparición de enfermedades.

¿Cómo conservar una microbiota oral equilibrada?

Un estilo de vida saludable implica tener una buena alimentación con los nutrientes adecuados.  Lo que se lleva a la boca es clave para la salud bucodental y la microbiota equilibrada. Así  mismo, la realización de actividades físicas y evitar  los   episodios de estrés ayudan a mantenerla saludable.

Algunas recomendaciones de cómo equilibrar la microbiota oral:

1. Realizar una buena higiene bucal

Consumir alimentos con nutrientes adecuados es importante, pero es aún más realizar una buena higiene bucal.  Esta implica una buena limpieza dental e interdental, realizar un buen cepillado con un dentífrico natural.  Estos ayudan a mantener una buena higiene bucal.

Según los expertos, el uso de dentífricos con demasiadas sustancias químicas, así como los enjuagues bucales que contienen alcohol pueden ser dañinos para la microbiota oral, puesto que son capaces de eliminar las bacterias beneficiosas de la cavidad bucal.  Esto puede desequilibrar la microbiota oral.

2. Mantener un régimen alimenticio con nutrientes esenciales

Llevarse a la boca los alimentos es el primer paso para poder tener una microbiota equilibrada. Los alimentos de origen natural provenientes de la tierra proporcionan bacterias al organismo.  Esto significa que alimentos como vegetales y frutas son beneficiosos para  el organismo.      Los vegetales ricos en antioxidantes ayudan al crecimiento de bacterias beneficiosas.

Estos alimentos promueven una salud bucodental:

  • Agua en gran cantidad
  • Vegetales crucíferos como el brócoli, coliflor, frutas cítricas y bayas.  Igualmente, huevos y carnes criados en pastos.
  • Pescados de origen salvaje como el salmón, sardina, caballa.
  • Caldo de hueso de pollo.
  • Grasas saludables como el aceite de oliva, de coco, semillas de chía, aguacate, mantequilla ghee, grasa de cerdo.
  • Probióticos: yogurt griego, kéfir, chucrut, kombucha

3. Evitar el consumo de bebidas azucaradas y productos ultraprocesados

Es necesario restringir al máximo el consumo de bebidas azucaradas y carbohidratos refinados. La razón primordial es porque las bacterias tienden a crecer en un consumo rico en azúcar. Además lesionan los dientes y las encías, promoviendo el daño al esmalte y la producción de caries.

El consumir azúcar y carbohidratos refinados en exceso puede generar un cambio en el pH de la microbiota oral, lo que tiende a generar infecciones en la cavidad bucal.

4.  Consumir probióticos

Así como los probióticos son excelentes para equilibrar la microbiota intestinal, lo son para beneficiar la cavidad bucal. Estos probióticos estarían funcionando de una forma directa en los dientes y encías, creando una placa muy fina que los protege.  Ayuda a reducir la inflamación, e impide que se alberguen bacterias malas en el esmalte dental o encías.

De igual manera,  los probióticos pueden ayudar a que el pH bucal se altere.  Esto ayuda a detener la formación de las caries y a mejorar la calidad de la saliva producida.

Es importante tomar suplementos de probióticos de buena calidad, es decir que sus cepas sean de alto beneficioso para la salud bucodental. Los probióticos para la microbiota oral vienen en forma de bebidas, enjuague bucal, pastillas y tabletas masticables.

5. Realizar actividades físicas

Si se quiere mantener un bajo nivel de inflamación en el organismo y superar las situaciones de estrés, es necesario realizar ejercicios.  Las actividades físicas pueden contribuir a estimular la circulación,  y a que el sistema linfático se desintoxique.  Todo esto ayuda que los elementos que integran la cavidad bucal como los dientes, encías, tejidos, se mantengan saludables.

Los expertos han demostrado que las actividades físicas refuerzan el sistema inmunológico. El aumento de la circulación con el ejercicio  ayuda a mejorar la prevención de las caries y mejora el flujo del líquido dentinario (ultrafiltrado de sangre en los capilares de la pulpa).  Este es un movimiento continuo de líquido que transita desde los tejidos dentro del diente, conduciéndose hacia el exterior por el esmalte y hacia el interior del diente.

6. Evitar episodios de estrés

El estrés tiene una relación con la microbiota oral, puesto que en estos episodios de ansiedad hay poca salivación.  Esto afecta a las bacterias que están en la cavidad bucal.

Al disminuir la salivación, se disminuye la acción de los microbios para transportar minerales desde la saliva hacia el esmalte dental.

De igual forma, la falta de salivación puede crear un pH más ácido en la boca, crear sequedad en la cavidad bucal, perder el apetito y  otros factores que comprometen la buena salud bucal.

El estrés y las emociones pueden provocar bruxismo en los dientes, lo que hace que se desgasten.  Cuando los dientes rechinan constantemente daña el esmalte y sensibiliza la dentadura.  Además , el bruxismo puede afectar las articulaciones, así como los músculos de la mandíbula y el cuello.

Concluyendo

La Ciencia ha demostrado que el cuerpo humano está compuesto por virus, bacterias, hongos,  que cohabitan y realizan sus funciones dentro del organismo.

La microbiota oral es la segunda microbiota más grande que posee el organismo.  Es la cavidad bucal su punto de entrada, siendo los alimentos los primeros que penetran  en la cavidad bucal y el primer eslabón del sistema digestivo. Es así como la microbiota oral  está conformada por labios, lengua, paladar, encías y dientes.

La placa dental es fina y transparente pero cuando se torna espesa, mal oliente y pegajosa, se forma una película blancuzca en los dientes. Esto se debe a desequilibrios de la microbiota oral.

Mantener una microbiota oral equilibrada es esencial.  Para ello el estilo de vida saludable es necesario, principalmente en el consumo de nutrientes, realización de actividades físicas y manejo del estrés.  Estos tres factores son influyentes para que se tenga una microbiota oral en buenas condiciones y sana.

Abby recibió la información contenida en este post.  Ella comprendió la necesidad de tener una buena higiene bucal, una alimentación nutritiva. Además que aprendió que la realización de ejercicios permitía una mejor circulación en el área dental, entendiendo que el estrés puede causar esos atropellos a la microbiota oral.

Es indispensable cuidar la microbiota oral para que se mantenga equilibrada.  Esto se logra con una buena higiene bucal y  un estilo de vida saludable.

“Si tienes una microbiota sana, es menos probable que experimentes problemas como enfermedades de las encías o caries porque tienes más bacterias sanas para contrarrestar las bacterias malas”

Brandford Family Dentistry

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

Referencias

  • https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8391932/
  • https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK545271/
  • https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6503789/
  • https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8457218/
  • https://goop.com/wellness/health/oral-microbiome/
  • https://www.webmd.com/heart-disease/features/never-ignore-symptoms