Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
post
¿Beber Alcohol Puede Reducir El Tamaño Del Cerebro? Cierto o Falso
June 22, 2022
¿Los Remedios Herbales Ayudan A Equilibrar Las Hormonas?
June 24, 2022

¿Es Lo Mismo El folato y El Ácido Fólico? ¿Qué Deberías Saber?

El folato, al igual que el ácido fólico, son dos formas diferentes de la importantísima vitamina B9. Por lo general se emplean de forma indistinta, llevando a la percepción errónea de que son lo mismo.

No obstante, es importante establecer que ambos compuestos son metabolizados de forma diferente en nuestro organismo, y su empleo inadecuado puede acarrear consecuencias.

De este tema tan intrigante les voy a hablar a solicitud de Evelyn, una seguidora de Carolina del Norte. Cuando me contactó, me dijo que desde hacía aproximadamente un año y medio, ella se había sometido a una dieta vegetariana estricta a fin de eliminar unos kilogramos de mas.

La dieta comenzó a mostrar resultados favorables, sin embargo, me comentó que a inicios de la primavera comenzó a experimentar mareos y fatiga. Por ello acudió a su médico tratante, y luego de ciertas pruebas le diagnosticaron anemia megaloblástica, que fue tratada con vitamina B12 inyectada.

Luego de finalizado el tratamiento, retomó su dieta habitual, y a sugerencia de una amiga comenzó a ingerir ácido fólico. Aunque al poco tiempo presentó enrojecimiento y prurito en la piel, el cual cedía al dejar de tomarlo.

Ella se comunicó conmigo, porque a pesar de que había escuchado acerca de la importancia del ácido fólico en el organismo, no llegó a profundizar sobre ello. Incluso tenía una gran duda, respecto a si el ácido fólico y el folato eran lo mismo. De manera que, pidió mi opinión acerca de cuál sería la mejor forma para emplearlo.

Dada esta situación, le preparé un dossier donde le mostré las diferencias entre folato y ácido fólico. Además, incluí información acerca de su importancia y cómo podría utilizarlo. Dado que muchas personas desconocen en profundidad sobre este tema, decidí compartirlo en mi página.

Importancia de la vitamina B9 en nuestro organismo

De acuerdo a los expertos, el término vitamina B9 o folato hace referencia a ciertos compuestos hidrosolubles considerados esenciales. Especialmente para el desarrollo y salud de nuestro organismo.

Los folatos forman parte importante de numerosas reacciones de nuestro cuerpo, ello incluye una serie de reacciones críticas, requeridas para el metabolismo de los ácidos nucleicos y aminoácidos. Por ello, cuando existe una deficiencia de folatos se presentan ciertas anomalías como la anemia (déficit de glóbulos rojos).

Asimismo, se ha observado que coadyuva en la prevención de los problemas neuropsiquiátricos más comunes (trastornos cognitivos y depresión). Se ha observado además, que su deficiencia acarrea problemas severos sobre la salud reproductiva.

Diversas investigaciones lograron destacar una asociación muy estrecha entre la deficiencia de folato e incremento de la prevalencia de defectos del tubo neural (DTN) en los bebés.

De acuerdo a los CDC, los DTN se producen cuando el tubo neural no se cierra adecuadamente. Es importante recordar, que el tubo neural da origen al encéfalo y la columna vertebral. Los defectos más comunes son la espina bífida (a nivel de la médula espinal) y anencefalia (a nivel cerebral).

Debido a este problema global de salud, en diversas instancias con competencia sobre las áreas alimentarias y salud, se exigió el enriquecimiento de diversos alimentos con ácido fólico. Este compuesto es una forma sintética y estable de folato.

Según la información recabada en diversos momentos posteriores al proceso de fortificación se ha podido establecer, que se han logrado reducciones importantes sobre los defectos del tubo neural.

El folato ayuda a prevenir el cáncer

Muchos investigadores han estudiado detalladamente los efectos de los niveles de folato sanguíneo, y su asociación con el cáncer. Según los resultados, bajos niveles de folato en la sangre podrían incrementar el riesgo de diversos tipos de cáncer. Incluso, elevados niveles de ácido fólico podrían aumentar el riesgo de padecer cáncer de colon y prostático.

Igualmente, ingerir niveles adecuados de folato coadyuva en la prevención del padecimiento de cáncer mamario y de piel. De acuerdo a los expertos, mantener niveles equilibrados de folato es la forma más inteligente de lograr los beneficios que esta importante vitamina ofrece.

Diversos estudios han mostrado, que el folato posee la potencialidad de proteger nuestro cuerpo del cáncer. Algunos experimentos han llegado a demostrar el efecto protector del folato frente al cáncer colorrectal.

No obstante, con el ácido fólico ocurre lo contrario, es decir la suplencia de altas dosis del mismo podría acelerar el crecimiento de tumores en pacientes con cáncer.

En la actualidad, muchos investigadores se encuentran preocupados porque la ingesta excesiva de ácido fólico mediante alimentos enriquecidos podría acelerar el crecimiento de tumores preexistentes.

Alimentos enriquecidos con ácido fólico y sus efectos a largo plazo

Actualmente se está produciendo un incremento de la preocupación acerca de la cantidad de ácido fólico presente en diversos alimentos. Algunos investigadores han detectado, que la ingesta excesiva de ácido fólico produce un enmascaramiento de la deficiencia de vitamina B12.

Incluso algunos estudios han establecido, que el exceso de ácido fólico incide en la presencia de ciertos tipos de cáncer. Esto ha llevado a los expertos a repensar en ciertas estrategias, para solventar el suministro óptimo de folato.

Es importante destacar, que nuestro cuerpo no absorbe el folato con la misma facilidad que el ácido fólico. Según los investigadores, alrededor del 85% del ácido fólico de los alimentos fortificados o de los suplementos es absorbido. Sin embargo, sólo el 50% del folato ingerido mediante los alimentos es empleado por nuestro cuerpo

De acuerdo a los expertos, los niveles elevados de ácido fólico sanguíneo acarrean una serie de problemas. Especialmente en personas con leucemia, artritis y arterias obstruidas. También, puede desencadenar problemas en mujeres tratadas por embarazos anormales.

Cabe destacar, que el exceso de suplementos de ácido fólico durante el embarazo acarrea problemas de resistencia a la insulina y afecta el desarrollo cerebral de los niños.

De hecho, niveles iguales o superiores de 1.000 mcg diarios de ácido fólico durante el embarazo, produjeron resultados negativos en pruebas de desarrollo cerebral realizado en niños. Ello comparado con aquellos cuyas madres ingirieron entre 400 y 999 mcg diarios.

Vale resaltar, que niveles excesivos de ácido fólico, podrían acelerar el proceso de deterioro mental. Principalmente en adultos mayores y con bajos niveles de vitamina B12.

Efectos del folato sobre el corazón y los riñones

Según los expertos, el folato puede ayudar a reducir los niveles de homocisteína. Este aminoácido se encuentra a nivel sanguíneo, y cuando sus niveles se elevan produce desequilibrios en el funcionamiento renal y cardiovascular.

Según los especialistas, los niveles de folatos sanguíneos poseen un efecto inversamente proporcional con relación a los valores de homocisteína. Es decir, adecuados niveles de folato activo reducen los niveles de homocisteína, protegiendo el desempeño cardiovascular y renal.

Un defecto genético impide el adecuado empleo del ácido fólico

Vale destacar, que para que nuestro cuerpo pueda emplear el ácido fólico se necesitan dos conversiones. En la primera de ellas, es convertido en dihidrofolato (DHF) y posteriormente transformado en tetrahidrofolato (THF).

A su vez, el THF se convierten en L-metilfolato o folato activo, considerada como la forma final del folato que nuestro cuerpo requiere para diversas funciones clave.

Existe una enzima muy importante denominada metilentetrahidrofolato reductasa (MTHFR), que es la responsable de lograr esta conversión del ácido fólico. Sin embargo, existe una mutación genética que impide que este proceso se efectúe.

De acuerdo a los expertos, esta mutación se encuentra en alta proporción en China, Italia, México y Chile. Incluso, se estima que más del 30% de la población mundial posee esta mutación genética, no pudiendo convertir el ácido fólico en folato activo.

En estos casos, podría producirse una elevada acumulación de ácido fólico a nivel sanguíneo.

¿Cuál es la solución?

Lo ideal sería el empleo de formas biodisponibles de folato. Entre ellas se encuentran las fuentes naturales que se encuentran en ciertos alimentos. También es posible actualmente emplear formas disponibles ya sintetizadas de folato bioactivo, en sustitución del ácido fólico.

De hecho se ha establecido, que cuando la mutación de la MTHFR está presente pueden ocurrir las siguientes complicaciones:

  • 5,9 veces más probabilidades de que la descendencia presente labio y paladar hendido
  • 2,6 veces más probabilidades de que la descendencia padezca síndrome de Down
  • 2 veces más probabilidades de que la descendencia presente defectos del tubo neural
  • 1,2 veces más probabilidades de que la descendencia presente problemas de cardiopatíal.

De allí la importancia de coadyuvar a incrementar los niveles de folato biodisponible.

Alimentos con elevados niveles de folato

  • Alubias de Arándano (Romanos): una taza aporta 366,4 microgramos, equivalente al 92% de la Ingesta Diaria Recomendada(IDR)
  • Lentejas (Cocidas): una taza aporta 358,4 microgramos (90% IDR)
  • Guisantes de ojos negros (Cowpeas): una taza aporta 355,7 microgramos (89% IDR)
  • Hígado de cordero (cocido): tres onzas (85 g) aportan 340 microgramos (85% IDR)
  • Alubias Mung (cocidas): una taza aporta 321,2 microgramos (80% IDR)
  • Frijoles pintos (cocidos): una taza aporta 294,1 microgramos (74% IDR)
  • Garbanzos (cocidos): una taza aporta 282,1 microgramos (71% IDR)
  • Alubias Adzuki (cocidas): una taza aporta 278,3 microgramos (70% IDR)
  • Espárragos (cocidos): una taza aporta 268,2 microgramos (67% IDR)
  • Espinacas (cocidas): una taza aporta 262,8 microgramos (66% IDR)
  • Frijoles Negros (cocidos): una taza aporta 256,3 microgramos (64% IDR)
  • Alubias blancas pequeñas (cocidas): una taza aporta 245,2 microgramos (61% IDR)
  • Hígado de ternera a la sartén: una rebanada aporta 210,6 microgramos (53% IDR)
  • Aguacate: una taza aporta 204,7 microgramos (51% IDR)
  • Pea Sprouts (Guisantes Germinados): una taza aporta 172,8 microgramos (43% IDR)
  • Hojas de nabo (cocidas): una taza aporta 170 microgramos (42% IDR)
  • Brócoli (cocido): una taza aporta 168,5 microgramos (42% IDR).

Consideraciones acerca del empleo del folato y el ácido fólico

Se hace necesario recordar, que el ácido fólico empezó a consumirse de forma generalizada hace poco tiempo.

Según ciertos investigadores, su empleo no conllevaría a ningún riesgo cuando se utiliza en la persona adecuada. Pero, la gran mayoría de las personas no conoce con exactitud sobre su genética, o acerca de la conversión de formas no bioactivas de vitamina B9 como el ácido fólico.

Esto genera una gran probabilidad de que la ingesta de ácido fólico no sea útil y produzca los efectos adversos antes descritos.

De esta forma, el empleo de ácido fólico de acuerdo a las circunstancias particulares (sobre todo durante el embarazo), consumido con moderación podría ser aconsejable.

No obstante, con una adecuada planificación dietética realizada por profesionales calificados, permitiría evitar la dependencia de vitamina B9 sintética. Es decir, emplear alimentos y complementos de ácido fólico activo como el L-metilfolato no supone ningún riesgo, mientras que los riesgos de un exceso de ácido fólico son alarmantes.

El peligro de un exceso de folato también es bastante grave. Todavía hay que investigar mucho antes de conocer con exactitud los pros y contras. Es probable, que las recomendaciones se basen en la genética y la capacidad únicas de cada persona para convertir el ácido fólico en su forma activa, en lugar de permitir que se acumule.

Deberán equilibrarse en función del estilo de vida, objetivos de salud, dieta y accesibilidad de los suplementos de folato activo.

Concluyendo

De acuerdo a lo que se observó, nuestro cuerpo posee la capacidad de absorber con mayor facilidad el ácido fólico, que el folato natural. Por lo general, él es añadido en los alimentos fortificados y en ciertos suplementos.

Medida que fue adoptada a finales de los años noventa, a los fines de lograr equilibrar los desequilibrios que existían sobre el consumo inadecuado de esta vitamina. Sin embargo, con el transcurrir de los años la ciencia ha comenzado a observar con detenimiento ciertos factores negativos.

Ello se debe entre otras cosas, al incremento de los niveles de ácido fólico no metabolizado. Esto bien puede ocurrir debido a que su metabolismo es realizado a nivel del hígado y es una vía más lenta, que satura la capacidad de este órgano.

Por otro lado existe una mutación genética, que ha sido detectada en el 30% de la población mundial, que impide al ácido fólico convertirse en su forma asimilable denominada L-metilfolato.

De allí la importancia de conocer, que el folato está presente en su forma asimilable en diversos alimentos y además se han desarrollado suplementos de L-metilfolato que son asimilables y al igual que el folato de los alimentos es completamente apropiado.

Para Evelyn la información recibida, que comparto con vosotros en el post, fue de gran ayuda. Ella por supuesto, decidió acceder a diversas fuentes naturales de folato, al comprender la importancia de su biodisponibilidad.

De hecho, me comentó que consultaría con su médico tratante acerca de adquirir un suplemento con biodisponibilidad inmediata de vitamina B.

Nuevamente gracias a la ciencia se ha podido constatar, que es válido corregir algunas directrices realizadas para solventar la salud de las personas, incluso desde el momento de su concepción.

“La ingesta excesiva de ácido fólico se ha vinculado a un enmascaramiento de la deficiencia de vitamina B12 y a la preocupación por el fomento de los cánceres sensibles a los folatos, incluido el cáncer colorrectal. Es posible que se necesiten nuevas estrategias para garantizar el suministro óptimo de folato a las poblaciones de riesgo”

Dra. Nassim Naderi

Universidad de Manitoba, Winnipeg, Canadá

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.