Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
post
los-mejores-alimentos-ricos-en-potasio
✅ Los Mejores 12 Alimentos Ricos En Potasio
August 17, 2018
para-qué-sirve-la-vitamina-a
✅ ¿Para Qué Sirve La Vitamina A? (La Guía Definitiva)
August 23, 2018

Cómo Aliviar Quemaduras De Sol Con Remedios Caseros

remedios-caseros-para-quemaduras-de-sol

Victoria es una surfista de 21 años de edad, quien me escribió vía email para consultarme cuáles eran los cuidados y recomendaciones que yo le daba para evitar y tratar las quemaduras solares, debido a que su piel se encontraba irritada por estar mucho tiempo expuesta a los rayos del sol.

Según lo que me expuso en su mensaje, desde hace varios años viene incursionando en ese deporte. No obstante, nunca ha sabido contrarrestar los efectos de los rayos UV y ha tenido que lidiar con el ardor que le ocasionan este tipo de abrasiones.

Yo le respondí y le dije que en mi proceso investigativo he atinado con una serie de remedios caseros que permiten hidratar, aliviar el dolor, regenerar la piel y favorecer la curación.

Remedios caseros para las quemaduras de sol

Las quemaduras solares son unas lesiones que se producen en la epidermis por una sobreexposición a los rayos UV. Suelen venir acompañadas de piel roja y sensible al tacto, peladura, ampollas y en casos extremos fiebre.

Según lo que explica la enciclopedia médica, Medline Plus, estos síntomas suelen ser temporales. Sin embargo, el daño que le hacemos a nuestra piel suele verse reflejado con el pasar del tiempo cuando su aspecto empieza a lucir envejecido o se presentan patologías como el cáncer de piel.

tratamientos-caseros-para-las-quemaduras-de-sol

Por eso debemos hidratarnos bien, usar protectores solares y evitar estar por largos periodos expuesto a la luz solar.

No obstante, si ya has sufrido daños en tu piel, te recomiendo estos tratamientos naturales que te ayudarán a eliminar los síntomas y regenerarán tu piel.

1. Aloe Vera

Es una de las plantas más efectivas para tratar los daños de la piel. Principalmente, porque sus propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias permiten que la piel se regenere y se recupere en un corto periodo.

Según investigaciones que se han hecho,  tienen la particularidad de absorber el 90% de las radiaciones solares. Es decir, alivian el dolor, inhiben la aparición de úlceras y previenen la descamación de la piel.

Es usada en distintos productos de venta comercial para este propósito. No obstante, es mejor usar el gel propio de la planta para que sean más efectivos los resultados.

2. Aceite de coco

El aceite de coco es una sustancia que por sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antimicrobianas y vitamínicas viene siendo usado dentro de la industria de la belleza  y la medicina alternativa con distintos propósitos.

Uno de ellos es  curar las quemadas que se producen por una sobreexposición al sol. Especialmente, porque sirve para revitalizar la piel, hidratarla y reducir la inflamación.

Se recomienda aplicar dos veces al día en la zona afectada mientras persista la abrasión. Algunos especialistas sugieren mezclarlo con aceite de Aloe Vera o Lavanda para potenciar y acelerar el proceso de recuperación.

3. Patata

Por muy extraño que te parezca, las patatas son unas excelentes aliadas para combatir las quemaduras leves. Especialmente porque son ricas en almidón, una sustancia que se caracteriza por dar la sensación de frescor, absorber los rayos UV e hidratar la piel.

Hay quienes sugieren picar las patatas en rodajas y aplicarlas  dos o tres veces por semana en las quemaduras. No obstante, hay otras personas que plantean que es mejor rallarla y mezclarla con pepino hasta conseguir una pasta.

4. Tomate

En las temporadas veraniegas, los remedios naturales para combatir las quemaduras solares deben formar parte de nuestro botiquín de primeros auxilios.

Uno de los más efectivos es el tomate, un vegetal que por sus propiedades humectantes sirve para hacer más tersa la piel, inhibir la descamación, cicatrizar las ampollas ocasionadas por los rayos UV y aliviar el dolor.

Se prepara en forma de cataplasma usando la pulpa y se aplica en la zona afectada por un lapso de 15 minutos. Generalmente se hace una vez al día, mientras se mantenga la irritación de la piel.

5. Agua fría

Investigaciones que se han hecho sostienen que las compresas de agua fría sirven para extraer el calor que ocasionan las quemaduras solares y permiten disminuir las inflamaciones que éstas producen.

Vale la pena mencionar, que no es recomendable aplicar directamente el hielo en las quemadas porque puede agravar la situación. Lo que se sugiere es usar alguna toalla que hayas sumergido en agua fría o usar una compresa de las que venden en las farmacias.

6. Hojas de Llantén

Es una planta oriunda del continente Europeo y Asiático, que se usa con distintos fines curativos dentro de la medicina alternativa por sus propiedades antimicrobianas, antihemorragicas, antiinflamatorias y cicatrizantes.

En el caso de las quemaduras solares sirve para aliviar la irritación, estimular la regeneración de la piel y permitir que la epidermis permanezca hidratada para que no se presente la descamación.

7. Leche fresca

La leche fría posee propiedades calmantes que sirven para proteger la piel de agresiones externas ocasionadas por el sol. Aunque, también se emplea para hidratar, nutrir y suavizar la epidermis.

Se recomienda aplicar en la zona de la abrasión con un paño lleno de esta sustancia y dejarlo por un lapso de una media hora. Algunos especialistas sugieren que este procedimiento se debe repetir unas dos veces al día mientras la piel se regenera.

8. Miel

Es una sustancia que por sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias e hidratantes sirve para desinfectar las ampollas, calmar el dolor y regenerar la piel que sufrió daños dérmicos. Se aplica unas dos veces al día, hasta que la irritación disminuya.

9. Bolsitas de té frías

Se caracterizan por calmar el ardor y absorber los rayos UV ocasionados por las quemaduras. La más efectivas son las del té negro, porque están compuestas de ácido tánico,  una sustancia que suprime la inflamación y estimula la regeneración de la piel.

10. Cebolla

Es un vegetal que por sus propiedades antimicrobianas y cicatrizantes se emplea para proporcionar cierto alivio y disminuir las ampollas. Se recomienda aplicar en formas de rodaja en las zonas afectadas, una o dos veces al día por un lapso de treinta minutos.

11. Aceite esencial de lavanda

Es un aceite que por sus propiedades antibacterianas y analgésicas sirve para aliviar las lesiones ocasionadas por el sol, hidratar la epidermis y suprimir el ardor que ocasionan este tipo de abrasiones en la piel.

12. Melón

La pulpa de melón es súper efectiva para aliviar las quemaduras leves. Esto se presenta porque por su alto componente de agua, vitaminas y nutrientes sirve para hidratar la piel, absorber el calor que se produce por la abrasión y dar la sensación de alivio.

Se emplea machacando la pulpa de la fruta y aplicándola en la zona del cuerpo en la que esté presente la quemadura.

13. Lechugas

El cataplasma de la lechuga es uno de los remedios naturales más potentes para combatir los casos de quemaduras ocasionadas por una sobreexposición al sol. Especialmente porque tiene propiedades analgésicas, antiinflamatorios y antimicrobianas.

Sirven para aliviar el dolor, hidratar, rejuvenecer la piel, suprimir la descamación y absorber el calor ocasionado por las quemaduras.

14. Cáscara de banana

Estudios que se han hecho arrojan que las cáscaras de banana son ricas en leucocianidina, una sustancia que contribuye a la cicatrización de heridas, impide la aparición de ampollas y hace que el proceso de recuperación de la piel tras una quemada sea más rápido.

15. Consume muchos líquidos

Cuando se presentan quemaduras en la epidermis, la parte interna del cuerpo también se deshidrata. Motivo por el cual es importante que consumas las cantidades de líquidos necesarias para reponer las que se perdieron y estimular la pronta recuperación de la piel.

aloe-vera-para-las-quemaduras-de-sol

Pequeñas medidas preventivas

Estas son algunas medidas que debes tomar para evitar las quemaduras de sol

  • Consumir la cantidad de líquidos suficientes para mantener hidratado el cuerpo
  • Usar protector solar cada 60 minutos, para evitar que su piel sufra daños
  • Reducir la cantidad de horas que permanece bajo los rayos UV

La piel no solo se mantiene hidratada con protectores solares y evitando los rayos solares.  Es necesario que tengas una buena alimentaciòn para que te hidrates de adentro hacia afuera.  La piel es el órgano más grande que posees por lo tanto su cuido debe ser proporcional a su tamaño.

En relaciòn a Victoria, me comentó en esta oportunidad que  ha estado experimentando con los  distintos tratamientos naturales que le comenté. Especialmente con el de las compresas frías, el de la leche y la sábila, porque son los más accesibles para ella.  Me dijo que han hecho que su piel recobre su fuerza, luzca más tersa, libre de ampollas y esas indeseables quemaduras que afectaban su apariencia y la hacían sentir dolor por periodos prolongados de  tiempo.

Asimismo, me manifestó que ha estado tomando una serie de medidas preventivas para evitar que este tipo de situaciones vuelvan a irrumpir en su vida.  Ha decidido además practicar surf en las horas en las que el sol no sea tan fuerte

Yo le comenté que me parecían magnificas sus iniciativas y aproveché para invitarla a leer mi libro Yo Puedo,  un texto que escribí hace algún tiempo para aquellas personas que tienen el afán de optimizar su salud.  Se trata de un método en el cual las personas deben consumir una serie de jugos naturales para purificar y mejorar las funciones de los distintos órganos de su cuerpo.

¿Deseas saber más?

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.