4 Remedios Caseros Para Tratar La Foliculitis
4 Remedios Caseros Para Tratar La Foliculitis
October 19, 2022
5 Remedios Caseros Para Aliviar La Tortícolis
5 Remedios Caseros Para Aliviar La Tortícolis
October 24, 2022

4 Remedios Caseros Para Tratar Los Mareos

Los mareos son una de las causas más frecuentes por la que los adultos mayores acuden al médico. Las personas que experimentan mareos frecuentes pueden verse afectadas en algunas actividades cotidianas. Algunos medicamentos empleados de forma cotidiana para tratar los mareos, pueden causar adicción y somnolencia.

De allí la importancia de emplear estrategias alternativas para el tratamiento de los mismos.

De este tema, que afecta a muchos adultos mayores, voy a hablar a solicitud de Paulyne, una seguidora de Arkansas. Ella me comenta, que desde siempre ha sido un gran apoyo para su familia. Actualmente es abuela de tres nietos y disfruta mucho pasar tiempo con ellos.

No obstante me informó, que desde inicios del verano a consecuencia de la presencia de algunos mareos su médico de familia le sugirió dejar de conducir.

Paulyne me contactó porque su médico le había recomendado algunos medicamentos para combatir estos mareos. Sin embargo, al poco tiempo de estarlos empleando, comenzó a sentir aletargamiento y mucho sueño a diversas horas del día.

Para ella esta condición era insostenible, dada su responsabilidad en muchas labores de su hogar. Por esta razón decidió contactarme a fin de solicitar algunas alternativas no farmacológicas para lograr superar este problema.

Sé muy bien las molestias que causan los mareos, de hecho, tengo personas cercanas que los padecen. Por ello, sé que existen algunas alternativas que poseen bastante efectividad para ayudar a mejorar la calidad de vida. Así, a fin de honrar la solicitud de Paulyne, le envié información sobre estrategias naturales para controlar los mareos.

Muchas personas padecen actualmente de este desequilibrio, por ello consideré fundamental compartir esta información en mi página.

Generalidades acerca de los mareos

De acuerdo al neurólogo y especialista en mareos Kevin A. Kerber, de la Universidad de Michigan en Ann Arbor, las causas más comunes de los mareos involucran diversas actividades cotidianas. Una gran cantidad de ellas las hemos vivenciado desde niños, tales como disfrutar de atracciones giratorias o correr en círculos.

Según Kerber, dichos movimientos ocasionan una asimetría en las señales que se reciben del sistema vestibular. Este es un sistema sensorial ubicado a cada lado de la cabeza, específicamente en los compartimentos del oído interno.

Estas señales se procesan en el cerebro, y cuando ocurre esta alteración se produce una sensación conocida normalmente como mareo. Dicha sensación puede ser percibida mientras ocurre el evento provocador, pero también puede perdurar algún tiempo después del factor causante.

Sin embargo, el mareo también puede ocurrir a causa de factores no provocados. Los mismos podrían llegar a ser graves o incluso mostrarse de forma constante, ocasionando angustias en quienes lo experimentan.

Frente a los mareos se debe determinar inicialmente su causa, y establecer con exactitud lo que experimenta la persona. Según los expertos, existen tres tipos frecuentes de mareos: el desequilibrio, vértigo y mareo propiamente dicho. Sin embargo, se debe considerar el denominado presíncope y el mareo de origen cervical.

Conociendo acerca de los tipos de mareo que existen

El mareo puede presentar ciertas variantes, por ello este término puede emplearse para describir algunas sensaciones distintas.

Dichas sensaciones están relacionadas con diversas patologías o con diversos sistemas corporales. Cuando las mismas son notificadas a los médicos, se puede profundizar en un adecuado diagnóstico permitiendo iniciar las investigaciones.

tipos de mareo

Los tipos de mareo que existen son los siguientes:

Presíncope

Es una sensación de mareo, producida por algunas situaciones como:

  • Toser (síncope tusígeno)
  • Levantar un peso
  • Soplar con fuerza (por ejemplo, inflar globos)
  • Orinar (denominado síncope miccional)
  • Tragar
  • Defecar
  • Apretarse los ojos
  • Ponerse de pie desde la posición de sentado o acostado (denominado hipotensión ortostática)
  • Recibir una endoscopia o una intervención quirúrgica en los ojos
  • Emplear ciertos medicamentos
  • Padecer dolencias que disminuyen la cantidad de líquido corporal: vómitos, fiebre, estados diarreicos
  • Sufrir patologías cardiovasculares, que impiden una adecuada oxigenación cerebral. Por ejemplo, la obstrucción de una válvula, insuficiencia cardiaca y mixoma (tumor cardíaco primario).

El presíncope suele manifestarse con algunos signos y síntomas como debilidad, visión borrosa, palidez y sudoración. Gracias a esta sintomatología, el paciente posee la oportunidad de sentarse o tumbarse antes de perder el conocimiento. Este desmayo es conocido como síncope.

De acuerdo a los expertos, los presíncopes se presentan comúnmente en personas mayores y son ocasionados a consecuencia de la restricción de sangre cerebral.

Mareo de origen cervical (cervicogénico)

El denominado mareo cervical, se considera una sensación vaga de inestabilidad. Además de ello, presenta estas características:

  • Se intensifica al mover la cabeza y cuello
  • Está vinculado a la intensidad del dolor del cuello. Es decir, a mayor dolor, el mareo se incrementa
  • Se presenta con visión borrosa y náuseas sin vómitos.

Según los expertos, ese tipo de mareos se alivia mediante los tratamientos quiroprácticos a nivel del cuello. Actualmente no se cuenta con una prueba específica para diagnosticar esta dolencia. Sin embargo, el especialista podrá descartar la existencia de otras enfermedades de origen neurológico.

También se deben considerar las de origen vestibular y psicosomáticas, considerando la sintomatología que presente la persona afectada. Cuando se hayan descartado otras causas de mareo, se debe hacer hincapié en grupos de riesgo como:

  • Mujeres de mediana edad
  • Adultos mayores con afecciones a nivel de la columna cervical
  • Personas que hayan sufrido accidentes automovilísticos, en el cual se ha presentado un golpe en el cuello conocido como latigazo cervical.

Desequilibrio

Muchas personas, describen la pérdida del equilibrio como una sensación similar a girar, aunque en realidad estén parados sin moverse. Además de ello, puede generar una sensación de flotación. De acuerdo a los especialistas, por lo general a partir de los cincuenta años suelen empeorar los problemas de equilibrio.

Ello incluye cambiar de posición de estar sentado a incorporarse, mover la cabeza en dirección horizontal o vertical y caminar.

Ello se debe, a que el oído interno contribuye al sentido del equilibrio. Los órganos fundamentales para mantener el equilibrio son tres diminutos canales semicirculares, ubicados en el hueso temporal. Ellos se encuentran unidos entre sí y en su interior almacenan un líquido gelatinoso denominado endolinfa.

Este líquido se mueve cada vez que movemos la cabeza, ejerciendo presión contra pequeños cilios ubicados en el oído interno. Esta información es enviada al cerebro, junto a la que envían músculos, nervios y ojos. Al ser procesada, se coordinan los movimientos adecuados del cuerpo para evitar una caída.

No obstante, realizar movimientos circulares, como girar sobre nosotros mismos, provoca que la endolinfa siga moviéndose por unos momentos aunque nos hayamos detenido. Ello produce una pérdida del equilibrio momentánea, pero se pasa si permanecemos erguidos hasta que la endolinfa se detenga.

Según los especialistas, ciertos problemas del oído interno pueden ocasionar la pérdida del equilibrio. Esto puede volverse recurrente, mientras no se solucione dicha afección.

Vértigo

El vértigo suele describirse como aquella sensación, que se presenta cuando alguien gira rápidamente y se detiene bruscamente.

Ciertos tipos de vértigo son ocasionados por determinadas afecciones como procesos infecciosos, acumulación de líquido o inflamación del oído interno. Esto genera el denominado vértigo periférico. A su vez, si se trata de una afección del tronco encefálico (unión del cerebro con la médula espinal que regula el equilibrio y el balance) se llama vértigo central.

El oído interno contribuye al sentido del equilibrio. Los problemas del oído interno pueden llevarle a perder el equilibrio con frecuencia si no se soluciona la afección. Puede haber otros factores que contribuyan al vértigo, como la insuficiencia renal, accidentes cerebrovasculares, esclerosis múltiple, deterioro de la visión y presencia de toxinas.

De acuerdo a los especialistas, cuando nos encontramos en reposo se producen una serie de señales equilibradas y continuas del sistema vestibular periférico.

Esto ayuda a mantener los ojos inmóviles mediante las conexiones cerebrales. De esta forma, cuando movemos la cabeza se produce un desequilibrio fisiológico, que ocasiona pequeños movimientos de los ojos que favorecen una visión óptima.

No obstante, cuando se produce un desequilibrio en estas señales se origina un patrón de movimientos oculares denominados nistagmo. Esto ocasiona que cuando se gira la cabeza en ciertas direcciones estas partículas se desplazan, produciendo el nistagmo, lo que a su vez ocasiona el vértigo.

Dichos movimientos se realizan de forma repetitiva y de manera involuntaria. Así, cuando los ojos se mueven de este modo se percibe que todo gira alrededor, aunque permanezcamos inmóviles.

Tratamientos naturales para los mareos

1. Tomar agua antes de comer

De acuerdo a la ciencia existe una enfermedad muy común denominada hipotensión postprandial. Es decir, una disminución de la tensión arterial, que se produce después de comer. De acuerdo a los estudios se sabe, que afecta aproximadamente a un tercio de los adultos mayores.

remedios caseros para los mareos

Es importante resaltar que la digestión es un proceso complejo, su realización se basa en una serie de eventos perfectamente coordinados entre los sistemas circulatorio nervioso y digestivo. Cuando se ingieren alimentos nuestro organismo desvía sangre extra al estómago e intestino delgado.

A fin de compensar este desvío se produce un incremento de los latidos del corazón, además de un estrechamiento de los vasos sanguíneos, que se encuentran distantes del sistema digestivo.

Mediante este mecanismo se logra mantener la presión arterial y flujo sanguíneo hacia el cerebro, extremidades y resto de los lugares intermedios del cuerpo. Según los especialistas, en algunas personas el sistema cardiovascular no responde adecuadamente.

Ello ocasiona una disminución de la presión arterial en todo el cuerpo, menos en el sistema digestivo. Este descenso repentino de la tensión arterial se expresa mediante una sensación de aturdimiento o mareos.

¿Cómo realizarlo?

Una forma sencilla de aliviar este problema es ingiriendo un vaso de agua quince minutos antes de comer. Esto se comprobó en un estudio publicado el 2015 en Clinical Nutrition.

De acuerdo a los resultados obtenidos, los investigadores encontraron que beber un gran volumen (500 ml) de agua antes de una comida podría atenuar la hipotensión postprandial en adultos mayores.

Incluso, un estudio publicado el 2017 en Scientific Reports mostró que beber agua disminuye de forma dependiente del tiempo, la carga de trabajo cardíaco. Sin embargo, los resultados de este efecto cardioprotector se limitan solo hasta sesenta minutos luego de la ingesta de agua.

2. Tomar baños y duchas con agua tibia

Es muy importante destacar, que los adultos mayores deben evitar las duchas y baños calientes prolongados. De acuerdo a las investigaciones, tomar un baño o ducha caliente o permanecer mucho tiempo en una habitación caliente, ocasiona incrementos de la temperatura corporal.

Asimismo, provoca una dilatación de los vasos sanguíneos, estimulando una disminución de la tensión arterial. La conjunción de estos efectos puede producir mareos y aturdimiento.

Los expertos no recomiendan renunciar a las duchas calientes, sin embargo, sugieren limitarlas solo a diez minutos. En cambio, un baño con el agua cercana a la temperatura corporal puede tomarse por periodos mayores. Esta temperatura impedirá que tu presión arterial baje excesivamente.

3. Jengibre

Este milenario rizoma, actualmente de empleo universal, provee una serie de compuestos bioactivos. Este ellos destacan los gingeroles y shogaoles. Un estudio publicado en ORL: Journal for oto-rhino-laryngology and its related specialties, mostró que el jengibre puede reducir el vértigo y nistagmo.

Otro estudio publicado en American Journal of Physiology mostró el control del jengibre en personas con propensión a los mareos.

En un estudio doble ciego, aleatorizado y controlado con placebo publicado en American Journal of Physiology, la mitad de las personas con antecedentes de mareo recibieron suplementos de jengibre y la otra mitad, una pastilla de placebo.

Se les introdujo en un tambor que les hacía girar, simulando el mareo. Las personas que recibieron los suplementos de jengibre desarrollaron síntomas menos graves, que las que recibieron la píldora falsa. Si eres propenso al mareo, prueba a tomar té de jengibre.

¿Cómo realizarlo?

De acuerdo a los estudios se ha establecido, que tomar 1.000 mg de jengibre deshidratado cada cuatro a seis horas según las necesidades puede favorecer el control del vértigo.

También puedes emplear el jengibre en infusión. Para ello debes hacer lo siguiente:

  • En un recipiente mediano agregar un litro y 1/4 de agua filtrada
  • Agregar aproximadamente dos cucharadas de jengibre fresco cortado en discos finos
  • Llevar al fuego y dejar hervir a fuego lento unos diez minutos
  • Separar del fuego, colar y beber añadiendo si se desea, un poco de zumo de lima y stevia.

Nota

No emplear en mujeres embarazadas después del cuarto mes de gestación. Tampoco administrar en niños menores de doce años.

4. Ginkgo biloba

Desde hace años se ha logrado obtener un extracto estandarizado de Ginkgo biloba (GBE). De acuerdo a la ciencia, el GBE es el medicamento se origen natural, que ha sido más estudiado hasta ahora.

El extracto estándar de las hojas de esta planta es denominado EGb 761, y las diversas pruebas realizadas destacan su potencialidad para el tratamiento de mareos, vértigo y acufenos.

De acuerdo a los análisis, el extracto estándar de Ginkgo biloba contiene en promedio un 24% de glucósidos de flavona. Este grupo químico está representado principalmente por kaempferol, isorhanmnetina y quercetina. A su vez, contiene un 6% de lactonas terpénicas representadas por ginkgólidos A, B y C y bilobálido.

Dentro de sus efectos destacan la neuroprotección, reducción de resistencia vascular y mejora de la circulación sanguínea periférica. De acuerdo a los expertos, los extractos obtenidos según estas especificaciones estandarizadas se consideran inofensivas para la salud. Eso sí, siempre que se respeten las recomendaciones de dosificación.

¿Cómo realizarlo?

De acuerdo a un estudio multicéntrico publicado en el International Journal of Otolaryngology , comparó el Ginkgo con la betahistina. Este medicamento empleado bajo prescripción es administrado para el vértigo. Se comprobó, que el Ginkgo biloba tenía menos efectos secundarios y era tan efectivo como este fármaco.

Las cápsulas de Ginkgo son más fáciles de dosificar, protegen los ingredientes activos y producen liberación retardada. Según los expertos para el tratamiento de mareos y acúfenos o ruidos en los oídos se emplean 120 a 160 mg diarios.

Nota

No debe administrarse en mujeres embarazadas.

Concluyendo

De acuerdo a lo observado, frente a los mareos se debe determinar su causa exacta para poder actuar en consecuencia. Según los expertos, existen tres tipos frecuentes de mareos: el desequilibrio, vértigo y mareo propiamente dicho. Sin embargo, se debe considerar el denominado presíncope y mareo cervicogénico.

Muchos fármacos empleados para tratar el mareo producen ciertos efectos indeseables en los pacientes. Si notas, que posees propensión a sentirte débil o inestable posiblemente existen algunos procesos, que debes investigar con tu médico.

Si la condición no es de gravedad puedes emplear algunas alternativas naturales que te permitirán evitar los mareos y recuperar el equilibrio perdido.

Afortunadamente se han investigado algunas alternativas naturales para combatir los mareos, que no ocasionan efectos secundarios. Dentro de ellas destacan, el agua, jengibre, ginkgo biloba y bañarse empleando una temperatura cercana a la corporal.

Para Paulyne la información recibida, la cual comparto en el post, fue muy bien apreciada. Ella me comentó hace poco, que gracias al empleo del jengibre logró mejorar su condición.

Incluso lo reforzó evitando sobremanera ducharse con agua caliente, y el efecto fue formidable. Ella se sintió muy contenta y agradecida por poder solventar su problema sin depender de fármacos.

“La medicina herbaria es un tratamiento que se ha utilizado empíricamente para los pacientes con EGC, a veces combinado con otros tratamientos. Algunas pruebas clínicas han sugerido que la fitoterapia es eficaz para aliviar los síntomas de la EGC y promover la circulación sanguínea cervical, tal y como se ha informado en estudios anteriores”

Hyunjoo Oh

Universidad Kyung Hee, Seúl, República de Corea

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.