remedios-caseros-para-gastroenteritis
☑️ 4 Remedios Caseros Para Tratar La Gastroenteritis
February 17, 2022
plantas-medicinales-para-malaria
☑️ 5 Plantas Medicinales Para Combatir la Malaria
February 22, 2022

☑️ 7 Remedios Caseros Para Tratar La Gripe (Comprobados)

remedios-caseros-para-gripe

Ya es bien conocido, que en ciertas épocas del año , las personas son más  propensas a contraer ciertos tipos de virus. Dentro de ellos resaltan el de la gripe o influenza, una afección que ataca el sistema respiratorio, que suele propagarse rápidamente en forma de epidemias estacionales.

Este virus y sus variantes cuentan con vacunas, que se colocan anualmente como una forma de protección. Aun así mucha gente se infecta, pero afortunadamente existen ciertas alternativas caseras comprobadas para combatirlo.

De este tema, que en algún momento afecta la cotidianidad, hablaré a solicitud de Norah, una seguidora de Arkansas. Ella es una mujer de mediana edad, madre de familia y trabaja además en una empresa de paisajismo, donde se siente a gusto por expresar su creatividad.

No obstante, Norah me informó que a inicios de enero se contagió de gripe y se sintió con dolor de cabeza y muy congestionada. Ella cree, que se contagió en una visita realizada a un proyecto sobre un invernadero. Este trabajo fue solicitado por una familia, que lleva años cultivando plantas ornamentales y querían mejorar su infraestructura.

Ella me comentaba, que el día que realizó la visita había mucho frío y la señora de casa, se notaba ronca y empleaba un pañuelo con mucha frecuencia. Dos días después, Norah ya presentaba los síntomas de gripe y decidió tomar un medicamento de venta libre. Este le redujo los malestares, pero le elevó la tensión arterial y le produjo insomnio.

Estilo de vida saludable contra la gripe 

Un estilo de vida saludable es un factor importante para proteger al organismo, impidiendo que condiciones como la obesidad, enfermedades crónicas, hipertensión lo ataquen.. Es así como evitando el consumo de azúcar, grasas malas, alimentos procesados se ayuda al cuerpo a mantener una microbiota equilibrada.

EL consumo continuo y desmedido de antialimentos como los mencionados anteriormente generan procesos inflamatorios  y probabilidades de infección de gripe.

Este estilo de vida saludable comprende una buena alimentación con los nutrientes requeridos por el cuerpo, la realización de actividades físicas (huir del sedentarismo), un sueño reparador y buenos pensamientos.  La inactividad física puede ocasionar impacto en la función del sistema inmunológico y la protección del organismo.

Por ello decidió solicitarme algunas alternativas naturales para combatir la gripe, y así evitar los efectos negativos que producen los fármacos.

Rápidamente, honré su solicitud y le envié información acerca de algunas alternativas, que han sido comprobadas por investigaciones científicas. Dado lo recurrente de los contagios de gripe decidí compartir esta información en mi página.

Algunas generalidades acerca de la gripe

La gripe es una infección viral transmisible, que afecta las vías respiratorias superiores e inferiores. Diversos virus son los causantes de esta enfermedad, originada por un amplio espectro de virus de la gripe que poseen capacidad para infectar a los humanos.

gripe

Por lo general, los virus de la gripe se transmiten mediante las gotitas respiratorias que se exhalan. Esto ocurre principalmente al toser, estornudar o hablar. Incluso, estos virus pueden transmitirse fácilmente al tocar superficies y objetos contaminados (fómites), y luego llevarlos a las manos, ojos, nariz y boca.

Vale resaltar, que la gripe puede transmitirse antes de que la persona presente síntomas, incluso cinco a siete días posteriores a la infección. Luego de la infección la gran mayoría de personas, que no poseen enfermedades subyacentes, suelen recuperarse por completo en algunos días.

No obstante, existen algunas personas de alto riesgo que pueden llegar a complicarse con neumonía y llegar a fallecer. Dentro de ellos destacan:

  • Personas que presentan debilidad en su sistema inmunológico
  • Personas que se encuentran confinadas en lugares para convalecientes o en instituciones hospitalarias
  • Adultos de más de sesenta y cinco años
  • Niños menores de 5 años y en especial quienes tengan menos de seis meses
  • Mujeres embarazadas y hasta luego de dos semanas posteriores al parto
  • Personas que poseen patologías crónicas, tales como: enfermedades cardiovasculares, hepáticas, renales, asma y diabetes
  • Personas con obesidad extrema o de alto riesgo (Índice de masa corporal superior a 40).

Conociendo acerca de los virus de la gripe

Según los expertos hasta ahora se han encontrado cuatro tipos de virus de la gripe, ellos son A, B, C y D. Se sabe, que los tipos de gripe A y B son los que producen la infección en humanos en la temporada epidémica anual. El virus de la gripe A posee varios subtipos en función de ciertas proteínas, dentro de las que destacan la hemaglutinina y neuraminidasa.

De acuerdo a los estudiosos, hasta ahora existen dieciocho subtipos diferentes de hemaglutinina y once subtipos diferentes de neuraminidasa. Por ello, de forma internacional para referirse a los virus de la gripe, se emplean las letras H y N. Ejemplos muy conocidos el H1N1 y H3N2.

La gripe es considerada una enfermedad aguda, que produce inflamación en las vías respiratorias superiores (fosas nasales, nasofaringe y senos paranasales), además de la tráquea. Por lo general, los síntomas agudos suelen permanecer se siete a diez días. Asimismo, es una enfermedad autolimitada (se puede curar espontáneamente) en la mayoría de las personas sanas.

De acuerdo a los investigadores, la infección viral provoca en el organismo una reacción inmunitaria. Entre ellos, la producción de una proteína denominada interferón, la cual refuerza las defensas frente a infecciones virales.

Dentro de las reacciones más frecuentes que realiza el organismo se incluyen dolores corporales, fiebre elevada y coriza (inflamación de la mucosa nasal).

Se ha observado que, dentro de los grupos de alto riesgo existen algunos con mayor propensión a experimentar complicaciones graves. A saber, quienes padecen enfermedades cardiovasculares, enfermedades pulmonares crónicas, así como mujeres gestantes.

Dentro de estas complicaciones graves resaltan, neumonía (vírica primaria y bacteriana secundaria) y bronquitis hemorrágica. Algunas de estas patologías pueden complicarse y producir decesos, en tan solo 48 horas desde el inicio de la sintomatología.

Remedios caseros que pueden combatir la gripe

1. Miel y limón

Muchos investigadores han logrado determinar, que la miel posee diversas propiedades terapéuticas. Incluso, muchos de sus componentes bioactivos logran combatir los efectos de diversas enfermedades virales. Entre ellas destacan el herpes zoster, virus respiratorio sincitial, hepatitis, rinoconjuntivitis, gripe y el virus letal.

Según los investigadores, se ha podido determinar que la miel es capaz de interrumpir ciertas moléculas que requieren los virus. De esta forma, logra impedir que el virus de la gripe logre fijarse en la superficie de las células del huésped.

remedios-caseros-para-la-gripe

A su vez, el limón por su elevado contenido de vitamina C si bien no impide que se produzca el contagio de gripe, potencia el sistema inmunológico y permite controlar sus efectos.

¿Cómo realizarlo?

  • Añadir dos cucharadas de miel orgánica en una taza de agua filtrada caliente
  • Mezclar muy bien hasta que la miel se disuelva por completo
  • Añadir el zumo de un limón mediano recién exprimido
  • Mezclar nuevamente y beber despacio
  • Beber esta limonada tres veces al día para lograr efectos positivos, incluyendo la descongestión nasal.

Nota

No debe administrarse en niños menores de un año para evitar problemas de botulismo.

2. Ajo

Este tradicional ingrediente de numerosas comidas a nivel de diversos continentes, posee múltiples efectos sobre la salud. Es reconocido como un antioxidante natural, lo cual es una propiedad que posee debido a ciertos compuestos bioactivos. Entre ellos destacan compuestos organosulfurados, fenólicos, vitaminas del complejo B, A y C, aminoácidos y minerales.

De acuerdo a los estudios, el aminoácido aliina presente en el ajo pose reconocidos efectos antimicrobianos. Desde hace mucho tiempo se conoce que, la decocción de ajo favorece el proceso de expectoración de la flema y protege las vías respiratorias por su efecto antiséptico.

infusion-de-ajo

¿Cómo realizarlo?

  • Verter una taza de agua filtrada en un recipiente mediano
  • Triturar tres dientes de ajo grandes y añadirlos al agua
  • Llevar al fuego y dejar hervir por cinco minutos
  • Añadir una cucharada de miel y el zumo de medio limón orgánico mediano
  • Mezclar muy bien y colar
  • Beber aún tibio
  • Realizar este procedimiento una vez al día durante unos diez días a fin de lograr combatir los efectos de la gripe.

Nota

No debe emplearse en personas que consumen anticoagulantes o medicamentos para la regulación de la glucemia.

3. Jengibre

Esta milenaria planta asiática ha sido empleada con mucho éxito en diversas medicinas tradicionales de la India y China. De acuerdo a los estudios, se sabe que posee una serie de componentes bioactivos. Dentro de ellos resaltan diversos compuestos polifenólicos (gingeroles, paradoles, ácidos fenólicos y shogaoles).

Gracias a ellos el rizoma de esta planta posee efectos antioxidantes, antiinflamatorios, analgésicos, antipiréticos y antimicrobianos. Todas estas propiedades permiten, que el jengibre sea una opción empleada frecuentemente para combatir los efectos de la gripe, incluyendo el alivio el dolor de garganta.

¿Cómo realizarlo?

  • Lavar muy bien una pulgada de jengibre y fresco y rallarlo
  • Hervir una taza de agua filtrada y separarla del fuego
  • Añadir inmediatamente el jengibre y dejarlo tapado unos diez minutos
  • Colar y añadirir si se desear, miel y limón al gusto
  • Beber esta infusión dos veces al día para obtener los beneficios requeridos.

Nota

No es conveniente su empleo en personas que consumen medicamentos para la diabetes e hipertensión. No debe tampoco administrarse en niños menores de dos años. Si va a ser utilizado en mujeres embarazadas, se debe administrar como máximo un gramo al día de jengibre.

4. Anís estrellado

Las semillas de anís estrellado además de su uso culinario, son uno de los medicamentos naturales más empleados en China por sus efectos antivirales. Ha sido muy bien investigada y posee un componente denominado ácido shikímico. Este compuesto es empleado como ingrediente activo en un fármaco antiviral denominado oseltamivir, especial para combatir gripes A y B.

Adicionalmente, el anís estrellado presenta propiedades antibacterianas, antioxidantes, secretolíticas, antiinflamatorias, gastroprotectoras, sedantes y expectorantes. Por todas estas propiedades, se emplea con mucho éxito en el tratamiento de la gripe.

¿Cómo realizarlo?

  • Verter una taza de agua filtrada en un recipiente pequeño
  • Llevarlo a la estufa y separarlo del fuego cuando comience a hervir
  • Agregar una cucharadita de anís estrellado molido
  • Colocar una tapa y dejar infundir por diez minutos
  • Colar y beber a temperatura ambiente
  • Realizar este procedimiento unas tres veces al día para alcanzar el alivio requerido.

Nota

No emplear en mujeres embarazadas o en período de lactancia. Tampoco debe emplearse en niños menores de diez años.

5. Equinácea

Esta conocida planta originaria de América del Norte posee una larga historia de empleo para una gran cantidad de afecciones. Entre ellas destacan algunas que afectan las vías respiratorias como los resfriados y gripe.

Esta planta posee una serie de compuestos muy bien estudiados, destacando las alcamidas, derivados del ácido cafeico y diversos polisacáridos. Dentro de ellos, los que poseen mayor actividad biológica son el ácido cíclico, ácido clorogénico y ácido cafeico.

De acuerdo a un estudio publicado el 2016 en Holistic Nursing Practice se pudo observar, que esta planta puede prevenir a largo plazo los episodios de resfrío.

Asimismo, según otros estudios, se pudo comprobar que esta planta es tan eficaz como el oseltamivir en el tratamiento precoz de las infecciones de gripe. De hecho, favorece el sistema inmunológico y evita complicaciones y efectos adversos en personas con estados gripales.

¿Cómo realizarlo?

  • Hervir una taza de agua filtrada y agregar una cucharada de hojas deshidratadas de equinácea
  • Dejar infundir unos diez minutos
  • Colar y beber dos veces al día.

Nota

No debe emplearse en personas que posean VIH, SIDA, trastornos autoinmunes (como lupus), tuberculosis o esclerosis múltiple. Tampoco debe administrarse en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, ni en niños menores de diez años.

6. Diente de león

Según estudios realizados se ha logrado detectar, que esta planta posee una importante actividad contra el virus de la influenza. Entre estos efectos se ha observado, que la interacción de diversos compuestos presentes en ella inhiben la replicación de este virus. Ello se debe a la presencia de ciertos compuestos como los flavonoides, terpenos, cumarinas y compuestos fenólicos.

Diversos estudios han detectado, que posee otros compuestos que favorecen el combate de la gripe. Entre ellos destacan vitaminas del complejo B, A, C y D, además de ciertos minerales. Muchos de ellos, como el hierro, potasio y zinc favorecen el desempeño del sistema inmunológico.

¿Cómo realizarlo?

  • Colocar una cucharada de raíz triturada y deshidratada de diente de león en un recipiente pequeño
  • Añadir una taza de agua filtrada hirviendo
  • Dejar infundir diez minutos
  • Colar y bebee aún tibio
  • Realizae este procedimiento tres veces al día.

Nota

No administrar durante el embarazo y lactancia. Tampoco debe ser consumido por personas con eccema, quienes padecen trastornos hemorrágicos o personas con alergia a la ambrosía y plantas de la misma familia como crisantemos, caléndulas y margaritas.

7. Sauco negro

Esta milenaria planta es originaria de Europa y Norteamérica. Sus flores en infusión son utilizadas en el alivio de diversos problemas de las vías respiratorias. Entre ellas destacan la tos, bronquitis, resfriados, y gripe. Este efecto se logra gracias a sus propiedades antivirales. Incluso posee propiedades febrífugas, siendo un excelente reductor de estados febriles que a veces acompaña a la gripe.

Esta planta posee altos contenidos de polifenoles, reconocidos por su alto poder antioxidante. Contiene además sambunigrósido y ácidos triterpénicos, con propiedades antiinflamatorias, expectorantes, antiespasmódicas, antisépticas y venotónicas.

Esta elevada actividad antioxidante de las flores del saúco son responsables de muchas de sus propiedades terapéuticas. Se ha determinado además, que la infusión de flores de saúco también puede favorecer el combate contra el insomnio, ansiedad y ciertos trastornos nerviosos.

Contiene asimismo cantidades importantes de vitamina C, potenciando así sus efectos sobre el sistema inmunitario.

¿Cómo realizarlo?

  • Calentar una taza de agua filtrada sin que llegue a hervir (a unos 90°C)
  • Añadir una cucharada de flores de sauco frescas
  • Dejarlas infundir por unos quince minutos
  • Colar y añadir miel orgánica y zumo de limón si se desea
  • Realizar este procedimiento tres veces al día para obtener resultados favorables.

Nota

Muchos de los compuestos bioactivos no han sido evaluados en profundidad, por ello se recomienda no emplear en mujeres embarazadas o en proceso de lactancia. Tampoco es conveniente emplear esta infusión en niños menores de 10 años.  

Concluyendo

Año tras año se observa, que durante la temporada de gripe estacional son muchas las personas afectadas de todas las edades. Lamentablemente a pesar de los esfuerzos que se realizan en producir vacunas para las diversas variantes del virus de la influenza, muchas personas resultan afectadas, aun habiéndose vacunado.

Muchos investigadores están conscientes de esta realidad, y se han dedicado a investigar de forma exhaustiva acerca de las propiedades y beneficios de ciertas plantas. Las mismas poseen una serie de principios bioactivos, que permiten combatir el virus de la gripe y sus consecuencias negativas. Es decir, malestar general, fiebre, dolor de garganta y obstrucción nasal.

Dentro de estas alternativas destacan, el jengibre, sauco negro, equinácea, ajo, diente de león, miel, limón y anís estrellado.

Norah recibió la información que le envié con mucho entusiasmo, y es la misma que comparto en el post. Ella tuvo preferencias por la miel con limón, además del anís estrellado. De acuerdo a lo que me informó, logró recuperarse por completo en una semana sin ningún efecto adverso. Esto significó un triunfo más para los productos naturales, que han mostrado efectos beneficiosos durante siglos de tradición.

“La actividad antiviral de la miel y sus principales componentes suele asociarse, de forma similar a otros productos naturales como el resveratrol, o la curcumina, con efectos antioxidante y antiinflamatorios.”

 Dr. Farshid Abedi

Universidad de Ciencias Médicas de Birjand, Irán

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.