Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
post
alimentos-ricos-en-serotonina
Los 7 Mejores Alimentos Ricos En Serotonina
August 14, 2018
cómo-eliminar-parásitos-naturalmente
☑️ Cómo Eliminar Gusanos Intestinales Rápidamente
August 15, 2018

6 Remedios Caseros Para Expulsar Las Flemas De Los Pulmones

eliminar-las-flemas-de-los-pulmones-naturalmente

Hace un par de años conocí a Helen, en  un edificio cercano. Ella era la asistente de una firma de Bienes Raíces. En ese tiempo ella me comentaba que durante todos los días a la hora del almuerzo, solía fumar en la terraza. Esto me llamó mucho la atención, pues decía que fumaba un cigarrillo tras otro con mucha prisa.

Hace seis meses volví a verla saliendo de ese edificio. Me abordó de forma directa, mencionando que necesitaba mi ayuda. Manifestó

que desde hacía un año, presentaba una tos persistente acompañada de mucha flema. Y le demostré, aparte de otros temas, la importancia de dejar a un lado el cigarrillo. Le hice una serie de recomendaciones que me prometió seguiría al pie de la letra.

¿Cómo funciona nuestro sistema respiratorio?

Cada vez que respiramos estamos realizando dos funciones: ventilación y hematosis.

  • La función ventilatoria

Se realiza por medio de las vías tubulares respiratorias: nariz, laringe, tráquea, bronquios y bronquíolos, y se facilita por la existencia de un esqueleto cartilaginoso. Dicho esqueleto garantiza la permeabilidad del aire, al impedir el colapso de las paredes de estas estructuras.

  • La función estrictamente respiratoria (hematosis)

Se realiza a nivel de los alvéolos, y comprende los cambios gaseosos que se efectúan entre la sangre desoxigenada que porta la arteria pulmonar y el aire que ocupan los alvéolos. El intercambio gaseoso se lleva a cabo a través de la barrera respiratoria, mediante una simple difusión a través de las estructuras que la componen y no de una membrana inerte.

flemas-en-los-pulmones

¿Con cuáles estructuras contamos para la correcta respiración?

Para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo el aire que inspiramos debe llegar a las zonas de intercambio gaseoso, completamente estéril, libre de partículas. Es por ello que disponemos de las siguientes estructuras:

1. Pelos en las cavidades nasales (vestíbulo): los mismos son denominados como vibrisas. Ellos actúan impidiendo la entrada de partículas mayores de 10 μm.

2. Cilios: Se encuentran en el epitelio que reviste las cavidades nasales, la laringe, la tráquea, los bronquios y los bronquiolos respiratorios y no respiratorios. Los cilios son los responsables de “barrer” las partículas comprendidas en el rango de 2-10 μm que logran llegar a las vías aéreas de menor calibre.

3. Células fagocíticas alveolares: Los macrófagos alveolares fagocitan aquellas partículas menores de 2 μm que logran llegar al alvéolo. Los fagocitos migran hacia los bronquiolos y de ahí son desplazados por los cilios para más tarde ser deglutidos.

4. Moco: Las células caliciformes del epitelio (desde las cavidades nasales hasta los bronquios intrapulmonares), elaboran moco que es capaz de atrapar las partículas que han penetrado al inspirar. Las glándulas que encontramos en las vías aéreas también contribuyen con su secreción al mecanismo de purificar el aire.

De esta forma, el cuerpo hace todo lo posible por librarnos de los millones de partículas irritantes que hay en cada litro de aire que inspiramos.

El moco respiratorio tiene tres funciones importantes:

1) Depuración mucociliar de material depositado dentro del tracto respiratorio; 2) como sustancia antibacteriana (El moco respiratorio contiene inmunoglobulinas, lactoferrina, que quelata el hierro necesario para el crecimiento de algunas bacterias y lisozima, que destruye las bacterias);y 3) como un humidificador de aire inspirado y en prevención de la pérdida excesiva de líquido de la superficie de la vía aérea a fuerza de su naturaleza hidrofílica.

¿Cuáles son las causas del moco excesivo o flema?

Cuando nos enfermamos o el sistema respiratorio se irrita, la flema se produce en grandes cantidades, con sus inmunoglobulinas trabajando duro para combatir cuerpos invasores o extraños. Este exceso de flema, junto con las células inmunes muertas y los virus o bacterias con los que las células estaban luchando, es expulsado a través de la tos.

La flema excesiva, o moco en el pecho, a menudo es causada por infecciones virales o bacterianas, como la gripe, la bronquitis, la neumonía y otras infecciones de las vías respiratorias superiores. También por la presencia de fibrosis quística, enfisema, sinusitis, asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

La presencia de flema suele estar indicada por una necesidad constante de aclarar la garganta, tos, secreción nasal, dificultad para respirar, fatiga y, a veces, fiebre. Tiende a acumularse y congestionarse en el tórax y la garganta, y generalmente se expulsa al toser.

¿Tradicionalmente cómo se combate la flema?

Los médicos especiailstas neumonólogos apoyan el uso de medicamentos para aliviar el malestar pero no buscan la raiz del problema, para buscar una solución definitiva al padecimiento.  Los broncodilatadores, los supresores de la tos, los expectorantes y los esteroides son algunos de los medicamentos más utilizados.

La mayoría de estos medicamentos favorecen la fluidificación de la flema y ayudan a mejorar la respiración. Según la Sociedad Americana del Tórax, existen tres tipos de broncodilatadores: Los agonistas beta 2, los anticolinérgicos y las teofilinas.

Tienen muchos efectos secundarios que afectan no solo la salud sino el bienestar de quien lo esté padeciendo. Sus efectos secundarios generales son: aceleración de los latidos (y otros problemas cardíacos), temblores y calambres en manos, piernas y pies.

eliminar-las-flemas-de-los-pulmones

Cómo eliminar las flemas de los pulmones naturalmente

¡Hay tantas cosas que podemos hacer sin ir a una farmacia! Aquí les menciono las alternativas que a lo largo de mi experiencia han funcionado.

1. Beber líquidos calientes

¡Toma un poco de sopa de pollo un par de veces al día para despejar la flema de tu garganta! La sopa de pollo casera caliente ayudará a humectar las vías respiratorias y diluir la consistencia de la flema. También ayuda a calmar la irritación de la garganta y favorece tu relajación.

Para obtener mayores beneficios, agrégale jengibre y ajo a la sopa. También puedes añadirle pimienta de cayena. Te proporcionará cierto grado de comodidad, ayudando a aflojar la mucosidad del pecho y los conductos nasales.

¡Los tés de hierbas son siempre la mejor opción! Un buen ejemplo es el té de limón con miel. El ácido cítrico del limón y las propiedades antisépticas de la miel aflojan la flema y calman la garganta. Incluso si preparas té negro, puede agregarle una cucharada de jugo de limón fresco y miel.  El té de orégano también es una excelente opción.

2. Miel cruda

La miel es un remedio casero popular para la tos, y con buenas razones. Estudios científicos han demostrado que dar miel cruda  a niños de entre 2 y 18 años antes de acostarse los hace dormir mejor y toser menos. Dos cucharaditas de miel se pueden tomar directamente o mezclar en agua caliente o té.

3. Aceite de eucalipto

Inhalar los vapores del aceite esencial de eucalipto puede ayudarte a respirar y calmar la tos rápidamente. Realiza inhalaciones de vapor agregando dos o tres gotas de aceite de eucalipto a un recipiente con agua hirviendo. Lo ideal es inhalar los vapores durante 10 a 15 minutos. Eso sí, ten cuidado cuando lo manipules, ya que puede causar reacciones alérgicas, en algunos casos si toca tu piel.

4. Vinagre de sidra de manzana

Es el perfecto remedio para ayudar a disolver el moco. Alivia además la sinusitis crónica y los síntomas de alergia. Es rico en potasio y ayuda a eliminar las mucosidades nasales. Solo debes agregar una cucharada de vinagre de manzana cruda sin filtrar a un vaso de agua y beberla tres veces al día. Esto te ayudará a mejorar en pocos días.

¡No es muy sabroso pero vale la pena!

5. Leche y cúrcuma

La cúrcuma posee propiedades antisépticas que ayudan a reducir la flema. Esto lo logra, al eliminar un gran porcentaje de las bacterias que causan la producción excesiva de moco. El consumo de leche y cúrcuma mejora el sistema inmunológico del cuerpo y lo hace más fuerte para combatir infecciones.

¡Tomar un vaso de leche caliente con una cucharadita de cúrcuma antes de dormir te será de gran ayuda!

6. Dejar de fumar

El tabaco es increíblemente dañino para la salud y la calidad de vida. Fumar no es una decisión sensata, la tos y las flemas son los síntomas iniciales del padecimiento de EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), se le llama también enfisema o bronquitis crónica, las vías respiratorias se bloquean parcialmente y hay dificultad para entrada y salida de aire. Es el momento de entender que el tabaco te está haciendo daño y que requiere de tu atención.

Es posible que puedan pasar hasta veinte años antes de que comiences a notar la falta de aire o disnea. Esta es una clara señal de que ya existe una daño severo en tus pulmones. Para reducir tus niveles de flema y aumentar tu calidad de vida, deja de fumar por un día. Luego toma nota de los efectos que sientes en tu respiración. Esta debería ser más fácil, con disminución de la secreción pulmonar. Además experimentarás un mayor aumento de tu energía física.

Entiendo que para las personas fumadoras es una situación difícil, pero es necesaria si quieren evitar el endurecimiento de las arterias,  edemas pulmonares cuando estas cavidades se llenan de líquido, problemas cardiovasculares y el más delicado… el cáncer de pulmón.

Concluyendo…

Las recomendaciones que realizo en este post, para la mejoría de la flema pulmonar las he experimentado de forma personal. Ellas han permitido llevar alivio a muchas personas. Es satisfactorio cuando ves cambios positivos en su vida, partiendo de elementos naturales y de fácil acceso. Son muchos años de investigación y de experiencia sintiendo la emoción de hacer el bien.

Ella estuvo trabajando hasta hace cuatro meses en la firma de bienes raíces. Estuve sin saber de ella, hasta la semana pasada, cuando solicitó mi amistad a través del Facebook. Apenas lo vi le acepté. Recibí una grata sorpresa. Efectivamente siguió mis consejos de salud y actualmente se encuentra en franca mejoría de su flema pulmonar. Principalmente le favoreció la decisión de dejar a un lado el cigarrillo. Durante esta semana me ha enviado no menos de quince mensajes de agradecimiento.

¿Deseas saber más?

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro # Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Si la página te da un mensaje error es porque no has entrado la dirección bien. Vuelve a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.