Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
post
decálogo-de-la-prevención-del-cáncer
Conoce El Decálogo Para La Prevención Del Cáncer
January 15, 2018
¿En verdad Se Puede Prevenir El Cáncer De Pulmón?
January 16, 2018

¿Se Pueden Prevenir Los Tumores Cerebrales?

es-posible-prevenir--tumores-cerebrales

Hace poco, presté asesoría a un grupo de apoyo dirigido a pacientes por tumores cerebrales. En esas reuniones se trataron varios temas importantes como los riesgos del cáncer, síntomas, tratamientos, tipos de tumores y las cirugías que se podrían realizar. Yo me sentí muy bien en ese grupo. Fue enriquecedor y alentador escuchar los testimonios de los pacientes. Sin embargo, en oportunidades sentí que faltaba información importante.

Al analizarlo me di cuenta que no se había hablado acerca de la prevención del cáncer cerebral. Cuando les comenté a los organizadores, me dijeron que esas personas ya habían padecido tumores en el cerebro.

Entonces reitere que, más que nunca, ellos necesitaban esa información porque así podrían ayudar a sus amigos y familiares a disminuir los riesgos de padecer de este tipo de tumores. Las personas de la organización se mostraron abiertas y comprensivas y me pidieron que los apoyara brindando esta información a los pacientes y sus familiares.

Con todo gusto, les comparto a ustedes varias de las ideas que hable con ellos en esa oportunidad así que sé que también será útil para cada uno de ustedes.

Conoce el cerebro y su importancia

El cerebro es un órgano maravilloso, se puede decir que el cerebro es un sistema de comunicación que está compuesto por células llamadas neuronas.

Las neuronas están interconectadas entre sí para enviar impulsos eléctricos o mensajes de un punto a otro, dentro de nuestro organismo y la mayoría de sus impulsos o mensajes provienen de estímulos externos.

Nosotros percibimos esos estímulos en todo momento. Por ejemplo: luz, temperatura, sonidos y ruidos, etc.

El cerebro también regula procesos internos e involuntarios. por ejemplo, la dilatación de las pupilas, la contracción de los músculos, los movimientos de los intestinos, los latidos del corazón.

prevención-tumores-cerebrales

El cerebro también coordina aquellas actividades y respuestas fisiológicas que, aunque son voluntarias, requieren pasos secuenciales. Por este motivo, el cerebro las realiza de forma automática. Por ejemplo caminar. Cuando caminamos no pensamos cómo lo vamos a realizar,  simplemente caminamos y nuestro cerebro se ocupa de otras actividades.

Es por esta razón que podemos conversar con la persona que está a nuestro lado o mirar lo que nos rodea mientras caminamos.

Otra función importantísima del cerebro es la homeostasis. Esta extraña palabra se refiere a la regulación y restauración interna a través de sustancias químicas que las glándulas secretan.

Pero el cerebro no sólo está conectado a nuestra parte física. En el cerebro se realizan importantes funciones y procesos cognitivos como pensar, recordar, prestar atención y desarrollar el lenguaje.

A pesar de todo lo que sabemos del cerebro aún falta mucho por descubrir.

Te preguntarás por qué te explico todas las funciones cerebrales y la importancia de este órgano.

Sencillo: para demostrarte que cualquier enfermedad o patología que ataque el cerebro terminará por impactar en la gran mayoría de nuestras funciones orgánicas. Esto incluye los procesos cerebrales como el pensamiento, la percepción, el aprendizaje y la memoria.

Los tumores cerebrales

Cuando se dice que hay un tumor cerebral, quiere decir que hubo un crecimiento anormal de células cerebrales y este crecimiento produce un tumor que puede ser benigno o maligno.

Si un tumor benigno no significa que no haga daño.  Más bien, se refiere a que es menos agresivo, crece más lentamente y no se extiende a otros tejidos.  El origen de los tumores benignos con las células dentro o alrededor del cerebro.

Los malignos son tumores cerebrales que contienen células cancerosas y casi no tienen bordes claros.  Son agresivos porque crecen muy rápidamente y también porque invaden el tejido cerebral que lo rodea.

Por otra parte, si el tumor se origina en el cerebro, se llama tumor primario.  Este se puede difundir hacia otras partes del cerebro y a la columna vertebral pero, muy rara vez, hará metástasis en otros órganos.

Un tumor también puede ser metastásico o secundario.  Es decir, son los que se inician en otras partes del cuerpo y se diseminan hacia el cerebro.  Estos son más comunes que los tumores cerebrales primarios y reciben su nombre del lugar donde comenzaron.

Por ejemplo, cáncer de mama que hizo metástasis en el cerebro. Los tumores de pulmón, riñón y piel también pueden diseminarse hacia el cerebro.

Hay muchos tipos de tumores cerebrales y del sistema nervioso central. De hecho,  se han contabilizado unos 120 tipos de tumores. Esta variedad incide en las diferentes opciones de tratamiento que pueden abordarse.

Causas y factores de riesgo de tumores cerebrales

Hay diversas causas o factores de riesgo que conducen al desarrollo de tumores en el cerebro, sin embargo, no se ha determinado cuál de estos factores de riesgo es más determinante que otros.

Por ejemplo, sólo del 5 al 10% de todos los cánceres son genéticos. Es raro que el cáncer cerebral se herede genéticamente.

Otro factor puede ser la edad, es decir, a mayor edad, mayor es el riesgo de desarrollar un tumor.

El origen racial también puede tener cierta incidencia. Entre las personas caucásicas son más comunes los tumores cerebrales. Pero entre los afroamericanos hay mayor propensión a contraer meningiomas.

El factor ambiental también pueden ser una causa o factor de riesgo de cáncer cerebral. El problema es que medir con precisión la exposición ambiental puede ser complicado por lo que los resultados resultan inconsistentes.

Otro factor ambiental es la radiación. Se ha demostrado claramente que sólo una exposición a radiación ionizante aumenta el riesgo de desarrollar tumores cerebrales.

Síntomas y signos de los tumores cerebrales

Los síntomas del cáncer cerebral son de dos tipos: generales y específicos.

Los primeros se producen ante la carcinogénesis de cualquier tipo de tumor cerebral.

Aquellos síntomas específicos dependen de la función cerebral afectada por ese tumor, recuerda que el cerebro cumple muchísimas funciones en el organismo.

Síntomas generales

Hay una serie de síntomas generales que evidencian la presencia de tumores cerebrales.

El primero, casi siempre es dolor de cabeza que puede ser grave y que empeora con la actividad del día. El cráneo es estructura ósea que encierra el cerebro, este es muy rígido y dentro del cráneo el espacio es pequeño, así que cualquier crecimiento dentro de él puede causar muchas molestias.

Otros signos generales son vómitos, visión borrosa o doble, confusiones y debilidad.

También es probable que se presenten convulsiones debido a los desórdenes eléctricos neuronales causados por el tumor. Las convulsiones pueden ser simples sacudidas musculares, pérdida de la conciencia y del tono muscular. Otras convulsiones más graves y profundas pueden conllevar a la pérdida de control sobre las funciones corporales.

Si se extienden por un período superior a 30 segundos puede presentarse cianosis, es decir, falta de oxígeno por parálisis pulmonar.

Síntomas específicos  

También hay síntomas específicos que dependen de las funciones cerebrales afectadas por el tumor. Por ejemplo, es posible que la persona perciba cambios sensoriales, es decir, variaciones en la forma en la que se perciben los estímulos externos.

Puede haber cambios de la personalidad o en la memoria y también afectaciones en la capacidad para caminar o realizar las actividades diarias.

Problemas en el equilibrio, mareos, somnolencia, dificultades para escribir o leer.

Es probable que las funciones involuntarias del sistema nervioso también se vean afectadas como la pérdida del control de la vejiga o el intestino, disfunciones cardiovasculares, entre otros.

Si los tumores ocurren en la hipófisis, entonces se presentan desórdenes químicos en el organismo. La hipófisis controla las glándulas y la producción de hormonas, por lo tanto, habrá desórdenes menstruales, desarrollo de tejido mamario en hombres, mayor cantidad de vello corporal e, incluso, secreción de leche en los pezones.

7 formas de prevenir los tumores cerebrales

cómo-prevenir-tumores-cerebrales

He explicado en anteriores oportunidades que no se puede prevenir 100% el cáncer pero si se puede tener control sobre los factores de riesgo para disminuir la posibilidad de desarrollar tumores.

Algunas de las cosas que nos pueden ayudar a prevenirlos son las siguientes.

1. Nutrientes de fuentes vegetales

Una dieta rica en fitonutrientes contribuye a prevenir y tratar los tumores cerebrales.

Las plantas contienen una gran cantidad de compuestos químicos antioxidantes que ayudan a reducir los efectos de los radicales libres.

También proporcionan alimentación a las células cerebrales y disminuyen la inflamación.

Particularmente, los vegetales de hoja verde oscura tienen propiedades esenciales para las funciones del cerebro. Además, agrega a tu dieta cúrcuma, albahaca, té verde, jengibre, tomillo y orégano.

2. Ayuno

Diversos estudios han profundizado en los beneficios del ayuno o ingesta de reducida de alimentos. Por esta razón, hay muchos tipos de dietas que incluyen ayunar.

Te recomiendo que hables con tu doctor para saber cuál puedes seleccionar, pero un ayuno que implique dejar de comer, al menos un día al mes, reinicia tu sistema inmunitario.

Además, contribuye a reciclar la glucosa almacenada en hígado y músculos, reduce los niveles de colesterol y elimina toxinas.

Algo importante es que el ayuno aumenta los niveles de endorfinas que son las hormonas que nos hacen “sentir bien”.

3. Reducción de calorías

Reducir calorías implica disminuir el consumo de alimentos con altos niveles calóricos como grasas y azúcares, ambas sustancias son nocivas para el organismo y para las funciones corporales, incluyendo el sistema inmunitario.

Los excesos de grasas y azúcares también interfieren con los procesos cerebrales y aumentan la respuesta inmune de inflamación.

4. El sueño

Otra forma de prevenir los tumores cerebrales es dormir adecuadamente porque el sueño es vital para la salud y la supervivencia.

Durante el sueño eliminamos desechos tóxicos que pudieran desencadenar el desarrollo de tumores y mientras dormimos se desarrolla la reparación celular y la recuperación de tejidos.

Ya sea que alguien quiera prevenir los tumores cerebrales o esté sometido a radio y quimioterapia para combatir tumores, el sueño permite mantener la salud neuronal y cerebral.

5. Elimina el estrés

Cualquier actividad que te ayude a reducir el estrés como el ejercicio, la meditación, ejercicios de respiración y yoga te protegen contra tumores en el cerebro.

Si durante estas prácticas inhalas aceite de incienso, el beneficio protector se amplifica.

6. Menos dispositivos móviles

La agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC) señaló que el campo electromagnético de los móviles podría ser un carcinógeno y es que, tanto el dispositivo como la batería emiten esas dañinas frecuencias de radio.

Los que corren más riesgos son los adolescentes debido a que están más expuestos a móviles cuando su cerebro se encuentra en una etapa de desarrollo. Es probable que la exposición a estas ondas pudiera aumentar la probabilidad de crecimiento celular anormal.

Algunas investigaciones han asociado el uso continuo de dispositivos móviles por más de 10 años con un diagnóstico de cáncer cerebral.

La recomendación es enviar textos en vez de hablar y si se hacen llamadas, usar el altavoz. Además, sólo llamar cuando la recepción de la señal sea fuerte. En cualquier caso, es preferible utilizar un teléfono fijo.

También es importante aumentar la edad en la que se le da a un celular a un hijo y apagar los teléfonos móviles cuando sea posible. Evita dormir con ellos en el dormitorio.

7. Oxigenoterapia 

La oxigenoterapia se recibe en equipos especiales llamados cámaras de oxigeno hiperbárico (OHB), su función es administrar a la persona tres veces más oxígeno del que hay en el ambiente. De esta manera aumenta la cantidad de oxígeno en la sangre y permite que las células puedan “respirar” mejor.

La oxigenoterapia es especialmente beneficiosa para las personas que están sometidas a tratamientos que causan daño celular.

Compartir esta información con los pacientes de cáncer cerebral y sus familias los ayudó a sentirse más seguros.

Fue especial verlos hacer conciencia sobre la prevención de cánceres en el cerebro y sentirse motivados a compartirla con sus amigos y vecinos.

“Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.”