Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
post
¿Qué Es El Jiaogulan y Cuáles Son Sus Beneficios?
May 17, 2022
Hoja De Guanábana: Propiedades Nutricionales, Usos y Preparación
May 19, 2022

8 Plantas Medicinales Que Ayudan En La Endometriosis

plantas-medicinales-que-ayudan-en-la-endometriosis

La endometriosis es una enfermedad crónica, que afecta entre el 10 al 15% de las mujeres en edad reproductiva. Esta enfermedad suele ser dolorosa, siendo muy común emplear para su tratamiento medicamentos hormonales. Sin embargo, durante los últimos años muchas personas han comenzado a utilizar plantas medicinales para el alivio de esta patología.

De este tema que afecta a un gran número de mujeres alrededor del mundo, voy a hablar a solicitud de Martha, una seguidora de Colorado. Ella es una mujer de mediana edad con un hijo adolescente y una niña de nueve años. Cuando hizo contacto conmigo me comentó, que ella sufre de sangrado menstrual abundante y menstruaciones dolorosas, a causa de la endometriosis.

Ella me dijo que desde hace un tiempo, viene solventando esta situación con el empleo de fármacos. Los primeros que empezó a utilizar fueron algunos analgésicos, que luego debió dejar a un lado porque le produjeron a la larga frecuentes dolores de cabeza y somnolencia.

Luego cuando acudió a su ginecóloga, esta le recomendó el empleo de terapia hormonal. Después de un tiempo haciendo uso de estos medicamentos, comenzó a padecer de insomnio y sequedad vaginal. En vista de estos problemas, que le produjeron ciertos desordenes de salud, decidió comunicarse conmigo a fin de que le asesorase con relación a algunas alternativas naturales.

En vista de ello, le envié rápidamente cierta información sobre determinadas plantas medicinales empleadas para el tratamiento de la endometriosis. Le incluí además, información de respaldo generada por las investigaciones que avalan las bondades de estas plantas.

Al considerar que, son muchas las mujeres que padecen de esta anomalía, decidí compartir esta información en mi página.

Estilo de vida saludable Vs. Endiometriosis

Tener un estilo de vida saludable es necesario para tener un buen ciclo menstrual.  Aunque muchas mujeres jóvenes  aun están reacias a aceptar que lo que hagan en el presente, tendrá impacto en el futuro, es esencial recordarlo continuamente.  Una de nuestras metas es “transformar vidas a través de la salud”, esto implica que nuestras investigaciones apuntan cada día más a  contribuir con el bienestar de las personas.

Una alimentación con los nutrientes adecuados es realmente importante  para prevenir enfermedades. De igual manera la realización de actividades físicas, donde una caminata por 30 minutos aproximadamente puede ayudar al sistema cardiovascular y al organismo en general. Dormir en la noche produce un efecto notorio en la salud, pues mientras las personas duermen los órganos principales del cuerpo se reparan.

Así mismo, las situaciones de estrés son perjudiciales porque elevan los niveles de cortisol, llamada la hormona del estrés. Por eso es fundamental tener pensamientos positivos que conducen a tener una buena salud mental y emocional.

La calidad de la alimentación puede influir en la regulación de las hormonas, particularmente el equilibrio de estrógenos, que puede afectar a las personas con endiometriosis.   De acuerdo a investigaciones, se ha encontrado que las tasas más altas de diagnosticos de endiometriosis, se encuentra en las mujeres que consumen grasas trans, las cuales se encuentran en comidas ultraprocesadas,  fritas, aceites hidrogenados, rápidas.

El consumo de gluten es altamente dañino,  según estudio realizado, se mostró en mujeres con endometriosis, que cuando dejaron de consumir gluten, el dolor también disminuyó.

Todos estos aspectos influyen en un buen ciclo menstrual y en disminuir los riesgos de desarrollar endiometriosis.  Por eso es importante evitar el consumo de alimentos promotores de inflamación en el cuerpo  porque “no hay condición sin inflamación”.

Ayuno Lunar

En función de evitar condiciones como la endometriosis, ayudando a tener una  mejor salud y vitalidad, he creado el Ayuno Lunar, el cual es el primer plan de alimentación creado por una mujer para mujeres que desean lograr un peso óptimo y lo más importante para estar saludables y vivir SIN DOLOR y SIN INFLAMACIÓN.

La mujer tiene ciclos hormonales y cambios diarios en la fluctuación de estrógenos y progesterona que se deben respetar y apoyar mediante la alimentación. El Ayuno lunar te enseña qué comer para estar saludable mientras consigues tu peso perfecto.   Te invito  a visitar mi página donde conseguirás mayor información.

Generalidades acerca de la endometriosis

Como se sabe, cada vez que ocurre un ciclo menstrual, la capa interna del útero (endometrio) se renueva a fin de prepararse para albergar un embrión y mantener un embarazo. Cuando esto no ocurre, el endometrio se descama y produce el período o menstruación.

De acuerdo a la OMS, la endometriosis se considera una enfermedad caracterizada por la presencia de tejido similar al endometrio (revestimiento del útero) creciendo fuera del mismo. Esta patología genera una reacción inflamatoria crónica, que desencadena la producción de tejido cicatricial, entre ellos la fibrosis y adherencias.

Las lesiones pueden ser de diferentes tipos, además de ello se clasifican en función de la zona donde se ubican. Así, podemos mencionar los siguientes tipos de endometriosis:

  • Superficial: se presenta mayormente en el peritoneo pélvico. Ello incluye la zona superficial de los ovarios y el peritoneo
  • Ovárica quística: se denomina también endometrioma y afecta mayormente a los ovarios
  • Profunda: por lo general se ubica a nivel del tabique recto-vaginal, vejiga y la superficie externa del colon e intestino delgado
  • Externa: en algunas circunstancias, la endometriosis puede presentarse fuera de la pelvis. Así, se ha encontrado que afecta a ciertos órganos ubicados en la zona abdominal u otros órganos diferentes del sistema reproductor. Por ejemplo pulmones, uréteres y riñones.

La endometriosis suele generar una serie de síntomas, que pueden presentarse de forma conjunta o aislada. De acuerdo a los expertos, este tejido endometrial ectópico responde a las hormonas, al igual que el tejido endometrial normal. Debido a eso, posee también la capacidad de sangrar y producir dolor, sobre todo cuando se produce el período.

Asimismo, puede producir muchas veces la adherencia entre algunos órganos. La gravedad de los síntomas y sus efectos sobre la fertilidad y desempeño de los órganos, varía grandemente entre una mujer y otra.

Síntomas más frecuentes de la endometriosis

De acuerdo a los expertos, los principales síntomas que genera la endometriosis son el dolor e infertilidad. Se ha establecido, que el dolor frecuentemente varía a lo largo del ciclo menstrual. En algunas mujeres, los dolores ocasionados por la endometriosis se tornan menos fuertes, luego del proceso de menopausia.

No obstante, las terapias hormonales (estrógenos o píldoras anticonceptivas) empleadas para reducir los síntomas de la menopausia, pueden causar que el dolor y otros síntomas continúen. De hecho, puede incrementarse antes y durante la menstruación.

Asimismo, se presentan menstruaciones irregulares y hemorragias profusas o bien ligeras pérdidas de sangre antes del inicio del período.

Tal como se mencionó anteriormente, el tejido endometrial ectópico responde a las mismas hormonas (estrógenos y progesterona) que el tejido endometrial normal presente en el útero.

Por ello, este tejido ectópico ocasiona sangramientos en la menstruación, produciendo procesos inflamatorios, además de dolor y calambres. Estos calambres se consideran debilitantes y suelen empeorar con el transcurso del tiempo.

La endometriosis también suele ocasionar:

  • Sensación de dolor en el momento de las relaciones sexuales
  • Dolor a nivel intestinal o en la parte inferior del abdomen
  • Retortijones y trastornos gastrointestinales
  • Micción dolorosa o síndrome de vejiga dolorosa asociada con el período menstrual
  • Sangrados abundantes durante el período menstrual
  • Presencia de sangrados entre un periodo y otro (manchado premenstrual)
  • Dificultad para lograr el embarazo
  • Fatiga y falta de energía.

Plantas empleadas comúnmente para tratar la endometriosis

De acuerdo a la ciencia, la endometriosis se asocia con las cantidades de estrógeno. De hecho, cuando los niveles son elevados se ocasiona un mayor crecimiento del tejido y un mayor proceso inflamatorio. Esto trae como consecuencia, que dicha afección sea cada vez más fuerte y debilitante.

Afortunadamente se ha logrado determinar, que algunas plantas poseen ciertos componentes capaces de regular el ciclo hormonal y atenuar los síntomas. Dentro de ellas resaltan:

1. Cúrcuma

Esta planta ha sido empleada desde hace centurias para el alivio de la endometriosis en algunos países asiáticos. El compuesto bioactivo responsable de esta actividad, es la curcumina, un extracto monomérico polifenólico.

De acuerdo a los estudios, este compuesto posee la capacidad de estimular la microcirculación sanguínea. Asimismo, presenta comprobada actividad antiproliferativa, antioxidante y antiinflamatoria.

Según los expertos, la angiogénesis o formación de nuevos vasos sanguíneos, además del nuevo suministro de sangre, determinan la endometriosis. Es decir, estos procesos son requeridos para que el tejido ectópico pueda adherirse y sobrevivir para desarrollar la endometriosis.

Según algunos estudios, el líquido peritoneal de mujeres con endometriosis posee mayor actividad angiogénica, que el de mujeres sanas. De acuerdo a los investigadores, cuando se producen factores angiogénicos en el compartimento peritoneal, se incrementa la microvascularización. De acuerdo a los resultados de diversos estudios, el empleo de curcumina disminuyó la cantidad de microvasos.

Ciertos estudios han encontrado, que la curcumina actúa reduciendo la producción de estradiol, un cierto tipo de estrógeno. Incluso, de acuerdo a otro estudio la curcumina impide la migración del tejido, impidiendo la formación de endometriosis. Igualmente, los fuertes efectos antinflamatorios y antioxidantes de la cúrcuma, pueden calmar los síntomas de la endometriosis.

2. Corteza de pino

Estudios relacionados con la corteza de pino marítimo (denominado botánicamente Pinus pinaster) han corroborado su efectividad sobre la endometriosis. Este importante efecto se debe principalmente a las propiedades antinflamatorios de su principal compuesto bioactivo, el picnogenol.

Se sabe además, que este compuesto puede disminuir la concentración de tromboxano a nivel sanguíneo. Dicho compuesto, posee la propiedad de contraer las arterias y desencadenar la agregación plaquetaria. Además de ello, el picnogenol, posee efectos antimicrobianos y antivirales, siendo también capaz de promover el alivio de los trastornos menstruales y los efectos negativos de la endometriosis.

De acuerdo a un estudio, se comparó el efecto de la ingesta de picnogenol y de un fármaco hormonal, durante 48 semanas. Finalizado el estudio se observó, que el pignogenol logró reducir los síntomas de endometriosis de forma lenta pero constante.

A su vez, el tratamiento hormonal logró reducir los síntomas más efectivamente al principio. Sin embargo, 24 semanas después de finalizado el tratamiento, hubo un retorno de los síntomas.

3. Ashwagandha

Diversos estudios han logrado demostrar, que elevados niveles de cortisol y prolactina se asocian a procesos de estrés. Cabe destacar, que  la Ashwagandha es empleada a menudo como suplemento para ayudar a reducir el estrés. Diversos estudios respaldan que el empleo de esta planta, produce una disminución clínicamente significativa de estos procesos.

Diversas investigaciones han detectado, que las mujeres que padecen endometriosis poseen elevados niveles de cortisol (más altos que el promedio). Por ello, el empleo de esta planta puede impedir el desarrollo de la endometriosis. Además de ello, evitaría la progresión de la endometriosis a fases avanzadas. Una opción interesante es emplear mi fórmula ASHWAGANDHA WITH BLACK PEPPER.

4. Manzanilla

De acuerdo a los estudios realizados hasta ahora se ha logrado determinar, que la manzanilla posee ciertos compuestos muy interesantes. Entre ellos destacan la apigenina y luteolina.

De acuerdo a los estudios, la apigenina es la flavona con mayor actividad en la manzanilla y se consigue también en el apio, perejil y naranjas.

Se ha logrado determinar, que la apigenina es una fitoprogestina potencial, es decir una molécula natural similar a la progesterona. Ello hace posible, que pueda interactuar con el receptor de progesterona (RP) y evitar que suprima la proliferación de las células endometriales.

A su vez, la luteolina es un flavonoide capaz de inhibir la proliferación celular de las células que ocasionan endometriosis. Según la ciencia, la luteolina puede ser considerado un potente disruptor endocrino, logrando suprimir la progresión de la endometriosis al regular algunas proteínas de señalización clave.

5. Té

Este árbol de uso milenario no deja de asombrarnos por su enorme potencial sobre la salud. El nombre botánico de esta planta es Camellia sinensis y de ella se extraen diversas formas de té.

Las hojas de esta planta poseen un compues|to bioactivo muy particular denominado Epigalocatequina-3-galato (EGCG), el cual posee propiedades antiangiogénicas (impide formación de nuevos vasos sanguíneos a partir de los preexistentes).

Asimismo, se ha logrado determinar que exhibe potentes efectos proapoptóticos (propicia la muerte celular e impide la aparición de cáncer).

Este compuesto es considerado el de mayor actividad, presente tanto en el té negro, como el verde. De acuerdo a la ciencia, el EGCG podría llegar a emplearse de forma generalizada para el tratamiento de la endometriosis. De acuerdo a resultados experimentales realizados en mamíferos de laboratorio se observó, que este compuesto posee la capacidad de suprimir el factor de crecimiento endotelial vascular.

6. Lavanda

La aromaterapia, que consiste en emplear de forma terapéutica esencias concentradas derivadas de plantas. Esta práctica es muy común alrededor del mundo, utilizada con mucha frecuencia en el alivio de los dolores abdominales.

Dentro de las plantas más empleadas por sus efectos sedantes, moduladores del estado de ánimo y ansiolítico, destaca la lavanda. Un estudio publicado el 2019 en Journal of Herbmed Pharmacology, demostró hechos muy positivos el empleo de la aromaterapia.

Según este estudio, la inhalación de aceites esenciales de lavanda poseen la capacidad de disminuir la dismenorrea o dolores abdominales, incluyendo los ocasionados por la endometriosis.

El aceite esencial de esta planta puede emplearse mediante masajes, baños e inhalaciones. Se ha establecido, que su efecto se debe al estímulo ocasionado en el sistema límbico, ingresando a través de las células receptoras olfativas. Se ha demostrado, que la aromaterapia es un tratamiento seguro y considerado no farmacológico para el tratamiento de la dismenorrea asociada a la endometriosis.

7. Jengibre

Esta reconocida planta posee una larga historia de empleo (unos 2.500 años) en las medicinas tradicionales de la China e India. Ha sido empleada para tratar la artrosis, vómitos, náuseas, indigestión, procesos diarreicos, artritis reumatoide, migraña y dismenorrea. Como se sabe, la dismenorrea es uno de los problemas más frecuentes ocasionados por la endometriosis.

El jengibre es una de las plantas medicinales más empleadas por las mujeres a nivel mundial, para tratar la dismenorrea. Muchos de sus compuestos logran efectos analgésicos y antiinflamatorios muy potentes.

Algunas investigaciones preclínicas han logrado demostrar, que el jengibre puede suprimir la síntesis de prostaglandina. Este compuesto,  posee la capacidad de incrementar la intensidad de la contracción muscular uterina, muy común en el dolor menstrual.

Dada esta capacidad de los compuestos del jengibre, se emplea para el alivio de la sintomatología de la endometriosis.

8. Artemisa

Las hojas de esta planta se han utilizado durante mucho tiempo en el tratamiento de diversos trastornos ginecológicos. Entre ellos destacan la infertilidad y dismenorrea, dos consecuencias ocasionadas frecuentemente por efecto de la endometriosis.

Esta planta contiene diversos compuestos bioactivos, a saber: ácidos esterólicos, cumarinas, flavonoides y terpenoides. De acuerdo a las investigaciones, se ha determinado que posee propiedades antiespasmódicas, antiinflamatorias, antihemorrágicas, antiulcerogénicas, antitumorales y antioxidantes.

Se ha determinado además, que contiene un compuesto flavonoide con propiedades antiulcerativas, denominado eupatilina. La misma, posee importantes capacidades antioxidantes y antiinflamatorias.

De acuerdo a un estudio publicado en el Journal of Ethnopharmacology el 2013, se encontraron hallazgos muy relevantes. Destacando entre ellos, el potencial que posee esta planta para inducir la apoptosis de las células endometriales. Por ello, su reconocimiento como una alternativa natural contra la endometriosis.

Concluyendo

Se pudo apreciar, que la endometriosis es una enfermedad ginecológica benigna. Sin embargo, los síntomas que la acompañan producen efectos negativos sobre la calidad de vida de quienes la padecen. Son muchas las estrategias terapéuticas existentes para el tratamiento de esta patología. A saber, la cirugía, empleo de antiinflamatorios no esteroideos y terapias hormonales.

Lamentablemente, todos estos tratamientos poseen una serie de limitaciones para su implementación, o bien se realizan de forma irregular. Ello es debido mayormente a la presencia de una serie de efectos secundarios adversos. Es por ello, que muchas mujeres que padecen de endometriosis por lo general recurren a soluciones naturales.

Gracias a diversas investigaciones se han podido ubicar ciertas plantas medicinales cuyos principios bioactivos combaten los efectos de la endometriosis.

Muchos de estos compuestos le otorgan a esta plantas propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, inmunomoduladores, antiendometrióticas y proapoptóticas. Dentro de ellas destacan: la manzanilla, lavanda, artemisa, té, soya, ashwagandha, cúrcuma, corteza de pino y jengibre.

A Martha la información que le facilité, y que también comparto en el post, le pareció de mucha utilidad. Ella se contentó bastante, porque pudo comprender un poco más de que se trata la endometriosis. Además de ello, se sintió muy emocionada de saber que la ciencia ha determinado de forma muy seria los efectos positivos de algunas plantas medicinales.

De hecho, ella me comentó que había empleado mi fórmula exclusiva de ashwagandha. Este tratamiento natural en conjunto con la infusión de té verde, le han permitido mejorar su endometriosis. En consecuencia, actualmente ella posee una mejor calidad de vida.

“Varios estudios han verificado que los componentes aislados de las plantas, por ejemplo, el galato de epigalocatequina, curcumina, ginsenósido y el resveratrol, pueden utilizarse para tratar la endometriosis. Por lo tanto, el uso de plantas medicinales y de fitoconstituyentes de plantas medicinales se ha considerado un enfoque novedoso para tratar la endometriosis y mantener una vida saludable”

Mert Ilhan

Facultad de Farmacia, Universidad de Gazi, Ankara, Turquía

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.