5 Maneras De Mejorar La Memoria a Corto Plazo
August 10, 2022
Efectivo Remedio Casero Con Vinagre Para La Caspa
August 15, 2022

10 Plantas Medicinales Para La Salud De La Mujer


Desde hace siglos el ser humano ha entendido, que las plantas son laboratorios químicos, fuente de fármacos naturales. Sin embargo, a pesar de los avances tecnológicos los compuestos sintetizados no superan en eficacia ni seguridad a los producidos por las plantas.

Por ello, cada día se afianza el empleo de plantas medicinales, especialmente en dolencias propias de la mujer.

De este tema tan apasionante les voy a hablar a solicitud de Mildred, una seguidora de California. Ella está próxima a cumplir cincuenta años, y desde hace más de un año ha venido experimentando ciertos cambios importantes.

Estos cambios propios de la finalización de la edad reproductiva de la mujer acarrean una serie de molestias. Entre ellas sofocos, dolores y cambios de estado de ánimo.

Mildred me comentaba, que al igual que muchas mujeres ella había optado por tomar ciertos analgésicos para aliviar los dolores abdominales y de cabeza. No obstante, ella sentía que se estaba descontrolando su digestión y muchas noches las pasaba desvelada.

Dada esta situación, decidió comunicarse conmigo a los fines de que yo le sugiriera algunos tratamientos alternativos naturales. l considerar la situación de Mildred, rápidamente le preparé un material donde le mostré ciertas alternativas empleando plantas medicinales.

Las plantas medicinales han sido utilizadas a lo largo de muchas generaciones e incluso han formado parte de diversas medicinas centenarias.

Al considerar, que esta información puede coadyuvar a mejorar la calidad de vida de muchas mujeres, decidí compartirlo en mi página.

Afecciones más frecuentes entre las mujeres

  • Amenorrea (ausencia de menstruación)
  • Ciclos anovulatorios (ciclo menstrual caracterizado por ausencia de ovulación)
  • Climaterio (periodo de transición de la edad reproductiva a la no reproductiva)
  • Dismenorrea (dolor menstrual)
  • Inflamación pélvica aguda
  • Dispareunia: (dolor genital durante las relaciones sexuales)
  • Hipogalactia (escasa producción de leche materna)
  • Leucorrea (secreción vaginal o flujo blanco)
  • Menopausia
  • Quistes ováricos
  • Mioma uterino (tumores uterinos benignos)
  • Vaginitis (inflamación infecciosa o no de la mucosa vaginal)
  • Várices pélvicas
  • Inflamación abdominal
  • Cefaleas
  • Procesos depresivos y emocionales.

Plantas medicinales empleadas en ciertas afecciones propias de las mujeres

1. Caléndula

Esta planta nativa el mediterráneo y Asia menor fue traída al nuevo mundo por parte de los primeros colonos europeos.

La gran mayoría de los principios activos de esta planta se concentran en sus flores. Dentro de ellos destaca su aceite esencial, el cual contiene: cubenol, alfa-pineno, gamma-cadineno y metilinoleato. Contiene además, ácido salicílico, carotenoides, flavonoides, taninos, saponósidos, alcoholes, ácidos fenólicos, carbohidratos, cumarinas y tocoferoles.

Todos estos compuestos le otorgan propiedades antioxidantes, cicatrizantes, analgésicas, antibacterianas, antinflamatorias, emenagogas (favorece la menstruación), analgésica y tonificante.

Suele emplearse para mejorar la dismenorrea, la amenorrea y la inflamación abdominal.

 ¿Cómo prepararlo?

  • Agrega a una taza de agua filtrada hirviente una cucharadita de flores deshidratadas de caléndula y coloca una tapa
  • Deja infundir diez minutos
  • Cuela y endulza con miel orgánica o emplea LIQUID STEVIA
  • Toma dos tazas al día preferiblemente ante de las comidas
  • Tómalo un máximo de diez días seguidos y luego descansa.

Nota

Evitar su empleo durante el embarazo, la lactancia y en niños menores de diez años.

2. Dong quai

Esta planta, que forma parte de la medicina tradicional China, recibe el nombre botánico de Angelica sinensis. En Asia es también conocida como ginseng hembra por sus excelentes propiedades sobre la salud femenina. Los principios activos de esta planta se encuentran en el rizoma y raíz.

La raíz deshidratada de esta planta se ha empleado de forma generalizada para tratar la dismenorrea y alivio de síntomas menstruales.

Esta planta posee un principio activo denominado ligustilida. Este componente, presenta propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas. Por ello, es capaz de mejorar la microcirculación y disminuir las contracciones del útero.

 ¿Cómo prepararlo?

  • Añade una cucharadita de raíces deshidratadas de Dong Quai en una taza de agua filtrada hirviendo
  • Permite que infusione unos diez minutos
  • Añade el edulcorante natural de tu preferencia a fin de mejorar el sabor
  • Bebe aún tibio, dos tazas al día.

Nota

Es importante no emplear esta infusión en mujeres embarazadas o en época de lactancia. Debe dejar de emplearse una semana antes de cualquier intervención quirúrgica.

3. Manzanilla

La infusión de manzanilla posee propiedades antiespasmódicas. Esto permite, que actúe efectivamente sobre el alivio de calambres dolorosos asociados a los períodos menstruales. Se cree, que gran parte de este efecto se debe a la presencia de apigenina.

Se ha determinado, que este compuesto posee la capacidad de reducir el efecto de ciertos neurotransmisores como la serotonina y dopamina. Ello permite disminuir la excitación mental, depresión y calmar la mente.

La manzanilla también posee efectos antiinflamatorios y analgésicos. Se sabe, que puede reducir la respuesta inflamatoria asociada al síndrome premenstrual. Incluso, puede ayudar a aliviar los periodos dolorosos y de abundante flujo.

 ¿Cómo prepararlo?

  • Vierte dos tazas de agua filtrada en un recipiente mediano
  • Lleva al fuego y cuando comience a hervir sepárala del fuego
  • Agrega tres cucharaditas de flores deshidratadas de manzanilla
  • Mantenla tapada dos minutos
  • Cuela y bebe aún tibio
  • En caso de que no tengas flores puedes emplear por cada taza de agua una bolsita de manzanilla en papel de filtro.

Nota

De acuerdo a los especialistas, es preferible evitar la ingesta de manzanilla durante el embarazo.

4.  Jengibre

Esta planta considerada una especia tradicional en países asiáticos, hoy en día es empleada a nivel mundial sobre determinadas dolencias. De acuerdo a los estudios se sabe, que el rizoma de esta planta contiene más de 60 compuestos bioactivos. Dentro de ellos destacan los compuestos volátiles como hidrocarburos monoterpenoides y sesquiterpenos.

A su vez, los compuestos no volátiles están representados por gingeroles, shogaoles, paradoles y zingerona. Los resultados de acuerdo a un estudio publicado el 2018 en Journal of the Chinese Medical Association, resaltaron la importancia del jengibre como antioxidante, analgésico y antiinflamatorio.

Así, se demostró se efecto positivo sobre el funcionamiento celular y homeostasis de los ovarios y endometrio. Incluso demostró efectos antiangiogénicos, pudiendo actuar como un factor de prevención para el padecimiento de cáncer de ovario.

 ¿Cómo prepararlo?

  • Agrega una taza de agua filtrada en un recipiente mediano
  • Lava un trozo de rizoma de jengibre de una pulgada y córtalo en discos
  • Agrégalo al agua
  • Ponlo a hervir y cocina a fuego lento durante unos cinco minutos
  • Cuela y bebe aún tibio
  • Puedes añadir una cucharadita de zumo de limón si lo deseas con cierta acidez.

Nota

El jengibre puede incrementar el riesgo de hemorragias. Por ello, no es conveniente emplearlo en pacientes con afecciones cardíacas. Se sugiere además, dejar de tomarlo unas dos semanas antes de cualquier cirugía programada a fin de evitar procesos de hemorragia.

5. Rosa mosqueta

Este antiquísimo remedio natural, se extrae del escaramujo de la flor de la rosa. Esto hace referencia al receptáculo maduro y seco, donde se encuentran las semillas. De acuerdo a los estudios se sabe, que posee elevadas cantidades de vitamina C.

Asimismo, posee diversos compuestos polifenólicos, entre ellos los flavanoles (quercetina, hesperidina, rutina y kaempferol).

Contiene además flavonas (tilirósido), pectinas, azúcares (glucosa, fructosa, sacarosa), taninos, proantocianidinas, leucoantocianinas y catequinas. Además de ello, presenta cantidades importantes de caroteno, luteína, licopeno, ácido málico y ácido cítrico.

El cáliz de la flor contiene igualmente cantidades significativas de vitaminas A, B, C, E y minerales como potasio y fósforo.

La infusión de escaramujo se ha utilizado ancestralmente en el alivio del dolor menstrual. También, la infusión de rosa mosqueta posee propiedades mucilaginosas, que protegen y alivias las membranas mucosas.

 ¿Cómo prepararlo?

  • Agrega una taza de agua filtrada en un recipiente pequeño
  • Lleva al fuego y apaga justo antes de empezar a hervir
  • Agrega una cucharadita de escaramujo deshidratado
  • Deja infusionar de seis a ocho minutos
  • Bebe aún tibio
  • Realiza este procedimiento dos veces al día.

Nota

No debe emplearse en mujeres embarazadas o en fase de lactancia. Tampoco debe emplearse en niños menores de diez años.

6. Hierbabuena

Esta planta se denomina también menta verde y su nombre botánico es Mentha spicata. De acuerdo a las investigaciones, es originaria de Europa y Asia, encontrándose actualmente en todos los continentes. La hierbabuena presenta una serie de compuestos polifenólicos, especialmente el ácido rosmarínico, luteolina, hesperidina y eriocitrina.

Posee además, limoneno, dihidrocarvona, cineol y cierto contenido de mentol.

De acuerdo a ensayos realizados en humanos, la infusión de hierbabuena mostró efectos positivos sobre los niveles de andrógenos femeninos. Asimismo, presentó impactos positivos sobre el hirsutismo en mujeres y también sobre el síndrome de ovarios poliquísticos. De acuerdo a ciertos estudios, esta planta puede mejorar el sueño y reducir la ansiedad.

 ¿Cómo prepararlo?

  • Añade una taza de agua filtrada en un recipiente pequeño
  • Ponlo al fuego y cuando empiece a hervir retíralo del fuego
  • Añade una cucharada de hojas deshidratadas coloca una tapa y deja reposar por siete minutos
  • Cuela y bebe aún tibio
  • Puedes tomar hasta tres tazas al día.

Nota

Dosis elevadas de hierbabuena pueden dañar el útero. Evite consumir grandes cantidades de menta verde durante el embarazo o en etapa de lactancia. No administrar en personas con trastornos renales.

7. Regaliz

Esta conocida planta originaria de Asia, Oriente Medio y el sur de Europa posee siglos de empleo como saborizante y medicina. Según los especialistas, posee la capacidad de producir efectos antiinflamatorios y mejorar los procesos digestivos.

Asimismo, se ha empleado ampliamente en el control de problemas vinculados con la menstruación y menopausia.

Se debe resaltar, que estudios recientes han permitido determinar que un compuesto presente en esta planta denominado liquiritigenina posee potentes propiedades estrogénicas sin exponer al cuerpo a la incidencia de tumores de mama.

Según los expertos, este compuesto podría resultar potencialmente en una alternativa más segura que las terapias hormonales actuales con estradiol. Cabe destacar, que la raíz de regaliz ha sido empleada ampliamente para el tratamiento del síndrome de ovario poliquístico.

 ¿Cómo prepararlo?

  • Vierte dos tazas de agua filtrada en un recipiente mediano
  • Agrega dos cucharadas de raíz de regaliz troceada
  • Lleva a ebullición y baja a fuego lento para cocinar durante unos diez minutos
  • Separa del fuego y deja reposar la decocción durante unos siete minutos
  • Cuela y disfruta aún tibio.

Nota

No administrar durante el embarazo, en mujeres amamantando ni en niños menores de doce años o que pesen menos de 50 libras.

8. Hinojo

El hinojo, cuyo nombre botánico es Foeniculum vulgare ha sido empleado tradicionalmente como alimento y medicina. Sus usos principales han sido como tratamiento para incrementar la producción de leche materna y corregir los procesos digestivos.

Asimismo, posee propiedades estrogénicas y favorece el control de la dismenorrea. De acuerdo a diversos estudios clínicos se ha corroborado su efecto sobre diversos síntomas posmenopáusicos.

De acuerdo a un estudio publicado el 2018 en Journal of Menopausal Medicine, el hinojo posee diversos efectos positivos. Entre ellos destacan, el alivio de diversos síntomas vasomotores, sequedad y picor vaginal, dispareunia, calidad del sueño, función y satisfacción sexual.

 ¿Cómo prepararlo?

  • Coloca una cucharada de semillas de hinojo en un mortero
  • Tritúralas suavemente hasta que se abran y se sienta la fragancia
  • Agrega una taza y media de agua filtrada en un recipiente mediano
  • Llévala al fuego hasta que hierva
  • Agrega las semillas en una taza y vierte el agua caliente
  • Deja que se infusione unos diez minutos
  • Cuela y bebe
  • Realiza este procedimiento una vez al día.

Nota

No se recomienda, que las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia empleen esta infusión. Tampoco debe ser consumida por las personas que poseen ciertos tipos de cáncer sensibles a los estrógenos. Evitar su empleo en niños menores de dieciséis años.

9. Ashwagandha

Las raíces de esta planta, cuyo nombre botánico es Withania somnifera, posee propiedades adaptógenas, antiinflamatorias, neuroprotectoras e inmunoestimuladoras. Se sabe además, que presenta efectos sobre la potenciación de la memoria, inducción del sueño y disminución de la ansiedad.

Un estudio reciente publicado en The Journal of Obstetrics and Gynaecology Research, realizó ciertos hallazgos importantes. Mediante este estudio, se evaluó la eficacia y la tolerabilidad de un extracto de raíz de Ashwagandha sobre los síntomas climatéricos, calidad de vida y parámetros hormonales en mujeres perimenopáusicas.

Según los resultados, la ashwagandha posee potencialidad para convertirse en una opción segura y eficaz, especialmente en el alivio de los síntomas climatéricos leves a moderados durante la perimenopausia.

 ¿Cómo prepararlo?

  • Agrega una taza de agua filtrada en un envase pequeño
  • Llévalo al fuego y tan pronto empiece a hervir separa del fuego
  • Agrega una cucharadita de raíz de Ashwagandha
  • Coloca una tapa y deja infusionar quince minutos
  • Cuela y bebe aún tibio
  • Si lo deseas, puedes añadir miel orgánica y zumo de limón
  • Puedes también emplear mi alternativa natural ASHWAGANDHA WITH BLACK PEPPER.

Nota

No debe administrarse durante el embarazo y el periodo de lactancia. No se recomienda su empleo en niños menores de doces años ni en personas que padecen hipertiroidismo. Tampoco debe administrarse en pacientes con tratamiento por procesos de ansiedad o depresión.

10. Hierba de San Juan

Esta distinguida planta, cuyo nombre botanico es Hypericum perforatum, ha sido bien reconocida por sus efectos antidepresivos. De acuerdo a los estudios contiene diversos compuestos bioactivos. Entre ellos destacan: cloroglucinol, naftodiantronas, proantocianidinas, xantonas, flavonoles y bioflavonoides.

De acuerdo a un estudio publicado el 2019 en Complementary Therapies in Medicine, se obtuvieron resultados muy prometedores. En este estudio participaron ochenta mujeres iraníes en edades comprendidas entre 45 a 60 años. El estudio se realizó a lo largo de ocho semanas.

Al finalizar el estudio, las mujeres que recibieron el tratamiento obtuvieron una disminución significativa de los sofocos y el 80% de ellas disminuyó sus niveles de depresión.

 ¿Cómo prepararlo?

  • Vierte un litro de agua filtrada fría en un envase mediano
  • Añade dos cucharaditas de hierba de San Juan deshidratada
  • Lleva a ebullición y cuando empiece a hervir separa del fuego
  • Deja reposar unos cinco minutos y cuela
  • Bebe esta infusión tres veces al día.

Nota

No debe emplearse en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. Tampoco puede emplearse en niños menores de doce años. No debe emplearse en quienes tienen tratamiento por tumores, VIH o estén tomando píldoras anticonceptivas.

Concluyendo

Existen una serie de dolencias que son recurrentes en las mujeres. A saber dismenorrea, inflamación pélvica aguda, dispareunia, hipogalactia, leucorrea, menopausia, quistes ováricos, vaginitis, cefaleas y procesos depresivos.

Existen infinidad de fármacos, que se emplean a menudo para contrarrestar estos efectos negativos. Sin embargo, los efectos secundarios son reportados constantemente.

Esto ha llevado a los investigadores a intensificar la búsqueda de alternativas naturales para abordar muchas de estas anomalías propias de la fisiología femenina. Dentro de las que se han considerado relevantes destacan: hierba de San Juan, Ashwagandha, hinojo, regaliz, hierbabuena y caléndula.

Se consideraron también la manzanilla, rosa mosqueta, Dong quai y jengibre.

Para Mildred la información recibida, la cual comparto con vosotros en el post, fue considerada un excelente apoyo. Ella realmente se emocionó al conocer, que existen plantas de uso común que pueden mejorar la calidad de vida.

Ella me comentaba muy contenta, que logró romper la dependencia de ciertos fármacos que estuvo empleando durante mucho tiempo. Considero que este tipo de cambios positivos, son uno de los mejores premios intangibles que puedan percibir los científicos.

“Los resultados sugieren que el extracto de raíz de ashwagandha puede ser una opción segura y eficaz para aliviar los síntomas climatéricos de leves a moderados durante la perimenopausia”

Dr. Sriram Gopal

Facultad de Medicina de la Universidad D Y Patil

Navi Mumbai, India

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.