Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
post
Cómo Calmar Los Ataques De Pánico Naturalmente
July 26, 2022
5 Remedios Caseros Para La Resequedad Del Cuero Cabelludo
July 28, 2022

5 Motivos Por Los Cuales Se Te Pueden Caer Las Uñas


La uña es una estructura anatómica, que protege los dedos de pies y manos. Además de ello evita lesiones, mejora el sentido del tacto y es indispensable para asir objetos pequeños. A lo largo de los siglos ha sido valorada por su valor estético, por ello su caída puede causar mucha preocupación, especialmente en las mujeres.

De este controversial tema voy a hablar a solicitud de Corinna, una seguidora de Florida. Ella es una consultora de imagen muy activa, por lo que ella posee un estilo muy particular para resaltar su aspecto. Entre otras cosas, lucir manos y pies con uñas realizadas por manicuristas profesionales.

No obstante, me comentó que a mediados de la primavera notó algo que le preocupó muchísimo. Comenzó a notar, que la uña del dedo gordo de su mano derecha comenzó a aflojarse, aparentemente sin una causa visible.

Ante esta situación acudió al especialista, quien le sugirió que detuviera temporalmente el empleo de productos de gel y acrílicos en sus uñas para evitar que ocurriera en otras uñas. Sin embargo, Corinna no estuvo muy convencida de esta recomendación y por ello acudió a mí.

Ella específicamente quería saber con más detalles si esto era del todo cierto. Ante esta gran duda y a los fines de evitar, que ella tomara decisiones equivocadas le contesté de inmediato. Lo primero que le recalqué, fue que la decisión del dermatólogo en su caso, fue la correcta.

Así, a los fines de clarificar con mayor profundidad le hice llegar información acerca de las causas más frecuentes de la caída de las uñas. Asimismo, le incluí ciertas recomendaciones para preservar la integridad de las uñas de manos y pies.

Dado que este problema ocurre muy frecuentemente hoy en día, consideré adecuado compartirlo en mi página.

Conociendo algunos aspectos acerca de las uñas

Estructuralmente el conjunto de la uña y sus componentes incluye la placa o lámina ungueal y las estructuras de soporte.

Lámina ungueal

La lámina ungueal es lo que comúnmente  se denomina uña. La uña es considerada una estructura altamente queratinizada, cuya función es cubrir el extremo de los dedos. Según los expertos, ella posee diversas funciones importantes en la vida cotidiana.

Según los estudiosos, está conformada por 196 filas de queratinocitos (células que producen queratina) compactos y bien diferenciados denominados onicocitos.

La curvatura, que posee la uña a lo largo de sus ejes transversal y longitudinal, coadyuva con su resistencia. Incluso, permite un ajuste perfecto dentro del pliegue ungueal proximal (PNF) y los pliegues ungueales laterales (LNF).

Según los especialistas, la uña es semejante al estrato córneo de la piel. De hecho al igual que él, la uña posee queratinocitos que han perdido sus núcleos, contribuyendo a que la uña sea traslúcida.

Estructuras de soporte

Matriz ungueal

Una de las estructuras de soporte de la uña lo constituye la matriz ungueal, de ella se origina la placa ungueal o uña.  Últimamente, la ciencia ha logrado desvelar ciertos aspectos del órgano ungueal (la uña y sus estructuras de soporte). Uno de ellos, es que posee en común con el folículo piloso ciertas características biológicas e inmunológicas.

De hecho, ambos se consideran sitios inmunes privilegiados. Estudios avanzados han logrado identificar incluso células madres en la matriz ungueal. Investigaciones recientes lograron demostrar, que posee la capacidad de organizar el proceso que conduce a la regeneración de los dedos.

De esta forma, la unidad ungueal presenta un enorme potencial para la medicina regenerativa del futuro.

Lecho ungueal

Esta estructura de la unidad ungueal se ubica justamente debajo de la placa ungueal o uña. Las células que lo constituyen presentan de una capa basal monocelular que permite una fijación fuerte entre la uña y esta estructura.

Según los especialistas, la dermis del lecho ungueal posee una elevada cantidad de colágeno y fibras elásticas. Además de ello, posee una red vascular que favorece la termorregulación.

Pliegues ungueales

La función principal de estos pliegues es la de ayudar a asegurar los márgenes de la uña. El pliegue ungueal proximal o PNF está constituido por una cuña de piel, la misma cubre la placa ungueal proximal, además de la matriz ungueal.

El pliegue ungueal o eponiquio es la parte de piel que limita entre la uña y piel del dorso. Esta zona cubre la zona donde nace la uña y le da su brillo característico, además el eponiquio genera la cutícula.

De acuerdo a los expertos, la cutícula constituye un sello que logra proteger la matriz ungueal de toxinas y microbios.

Muchos procedimientos de belleza como la manicura tienden a eliminar la cutícula, esto vuelve vulnerables a las uñas. Especialmente a la contaminación y paroniquia (denominado también “uñero” o “panadizo”). Esta es una infección, que afecta la piel alrededor de las uñas de pies o manos.

Hiponiquio

El hiponiquio hace referencia a la epidermis, que se ubica en la zona más distal de la uña. Es decir, la zona que mantiene adherida la uña al lecho ungueal en el margen libre de la uña. De acuerdo a los expertos, esta zona es muy resistente a los procesos infecciosos. Sin embargo, la hendidura que se forma entre el hiponiquio y la uña puede contener patógenos.

De hecho se ha determinado, que puede ser un foco potencial de infecciones. Ello es debido a la capacidad de los microbios de permanecer en esta zona, aunque sean lavadas muy bien las manos.

Istmo

Esta es considerada una zona de transición entre el lecho ungueal e hiponiquio. Se ha establecido, que posee un elevado contenido de queratina. Esto permite, que se logre un sellado adecuado de la superficie inferior de la placa ungueal o uña.

Funciones generales de las uñas

Según los especialistas, las uñas crecen en promedio unos tres milímetros mensuales. No obstante, las uñas de las manos pueden crecer a una velocidad cuatro veces mayor que la de los pies. Cuando perdemos una uña de la mano pueden requerirse de tres a seis meses para su restablecimiento.

En el caso de las uñas de los pies, este proceso tomaría de doce a dieciocho meses. Vale destacar, que el ritmo real de crecimiento que exhiben las uñas depende de diversos factores. Entre ellos destacan el sexo, edad, tipo de dieta consumida, estación del año, nivel de ejercicio realizado y genética.

Decorar las uñas por motivos estéticos no es algo actual. De hecho se ha estimado, que esta práctica se realiza desde el año 3.000 a.C. En la actualidad es un negocio, que genera solo en los Estados Unidos miles de millones de dólares. Todo este despliegue por la importancia decorativa de las uñas a veces nos hace olvidar, que ellas poseen diversas funciones.

Entre ellas resaltan: protección, termorregulación, percepción táctil y apoyo mecánico. Se sabe, que las uñas pueden brindar una barrera rígida que permite evitar la hipertrofia. Esto ha sido ampliamente demostrado cuando se produce la avulsión (retiro o pérdida de la uña), en especial del dedo gordo del pie.

A su vez, el borde libre de la uña puede ser utilizado como una herramienta útil para asir objetos pequeños. Además de ello, las uñas permiten obtener una mejor percepción táctil. Esto se logra gracias a la contrapresión ejercida sobre la yema de los dedos.

Motivos principales de la caída de las uñas

El término técnico empleado para referirse a la separación o caída de la uña del lecho ungueal es onicólisis. Se sabe, que esta anomalía afecta a hombres y mujeres de todas las edades. Sin embargo, se detecta con mayor frecuencia en mujeres adultas.

Este proceso ocasiona una zona muy bien definida de color blanco y opaco sobre la uña. Según los especialistas, puede tener un origen idiopático (desconocido) o diverso, por ejemplo, traumatismos o enfermedades.

Incluso, ciertos medicamentos pueden llegar a producir reacciones fotosensibilizantes y ocasionar también la caída de uñas. Esto se denomina fotoonicólisis. Dentro de las causas más frecuentes destacan:

Traumatismos

  • Contacto permanente con agua
  • Traumatismo violento (martillazo o aplastamiento con una puerta)
  • Traumatismos repetitivos (golpe en los dedos por zapatillas de ballet, zapatos deportivos, manicura)
  • Exposición química: aquí se incluyen los diversos limpiadores domésticos, disolventes, agroquímicos, además de los cosméticos empleados en las uñas. A saber, esmaltes, quitaesmaltes y polímeros.
  • Implantación de un cuerpo extraño (suele ocurrir al emplear uñas postizas).

Enfermedades de la piel

  • Psoriasis: este trastorno autoinmune produce manchas, engrosamiento y separación de la uña del lecho ungueal. Esta enfermedad ha sido identificada produciendo psoriasis ungueal en más del 80% de quienes padecen psoriasis en placas. Incluso, aproximadamente el 70% delos pacientes con artritis psoriásica, también se ven afectados
  • Dermatitis de las manos: suelen clasificarse según sus causas en dermatitis de contacto irritativa (DCI), dermatitis de contacto alérgica (DCA), dermatitis atópica (DA), dermatitis hiperqueratósica, dermatitis numular, dishidrótica y friccional. Estas enfermedades pueden ocasionar separación de la uña del lecho ungueal
  • Liquen plano: esta enfermedad inflamatoria poco común afecta la piel y mucosa oral. Su causa es desconocida, sin embargo, puede estar asociada a ciertas reacción alérgicas o inmunitarias, generalmente causa prurito.
  • Según los expertos, entre el 2 al 11% de quienes padecen liquen plano, también presentan afectación ungueal. No obstante, su frecuencia es más común en los hombres. Puede llegar a producir ocasionalmente distrofia de las 20 uñas, es decir en ambas manos y pies.

Infecciones

Existen diferentes agentes, que pueden ocasionar procesos infecciosos y provocar el desprendimiento de la uña del lecho ungueal. Dentro de ellos destacan:

  • Hongos, levaduras y bacterias: Trichophyton rubrum es un hongo que causa con mucha frecuencia ciertas enfermedades de la piel. Entre ellas destacan: pie de atleta, tiña inguinal y corporal. A su vez, la Candida albicans, Aspergillus  y Pseudomonas también pueden producir el desprendimiento de la uña
  • Sarna: se ha establecido, que la sarna humana es una infestación parasitaria causada por un ácaro microscópico que se introduce dentro de la piel, donde deposita sus huevos
  • Por lo general, esto desencadena una respuesta inmunitaria caracterizada por prurito intenso y exantema (erupción rojiza). En ocasiones una alta infestación puede acarrear el desprendimiento de las uñas.

Enfermedades y procesos sistémicos

Ciertas enfermedades sistémicas o bien procesos sistémicos como el embarazo, pueden conllevar a la caída de las uñas. Dentro de ellos destacan:

  • Hipertiroidismo
  • Hipotiroidismo
  • Pelagra
  • Hiperhidrosis (sudoración excesiva de pies y manos)
  • Diabetes
  • Vasculopatías periféricas
  • Quimioterapia
  • Enfermedades infiltrativas sistémicas: son un grupo de enfermedades relativamente raras. Ellas producen la infiltración de células o depósito de sustancias en múltiples órganos y sistemas de nuestro organismo, incluyendo las glándulas endocrinas. Dentro de ellas destacan la amiloidosis y sarcoidosis
  • Enfermedades malignas: mieloma múltiple (afecta células plasmáticas de la médula ósea). Síndrome de Sezary (variante de linfoma cutáneo que afecta las células T del sistema inmunitario)
  • Fotosensibilidad: algunas enfermedades denominadas porfirias cutáneas, causan diversos efectos a consecuencia de la sensibilidad a la luz solar
  • Síndrome de uñas amarillas: se presentan como uñas engrosadas de color amarillento, pérdida de la cutícula e incremento de la curvatura longitudinal y transversal, por efecto de la disminución del crecimiento. Pueden estar asociadas a patologías muy diversas como enfermedades pulmonares, sida, síndrome nefrótico e hipotiroidismo.

Medicamentos

  • Fotosensibilidad producida por fármacos: psoralenos y retinoides orales (medicamentos empleados en la psoriasis), antibióticos, tetraciclinas y antiinflamatorios no esteroideos (AINE)
  • Fármacos empleados en quimioterapia: se incluye aquí los medicamentos conocidos como taxanos, dentro de los más frecuentes destacan paclitaxel y docetaxel.

¿Qué aconsejan los dermatólogos para conservar las uñas sanas?

  • Mantener las uñas limpias y secas
  • Cortar las uñas en línea recta, empleando para ello cortaúñas o tijeras con el filo adecuado. La punta de las uñas debe estar ligeramente redondeada a fin de alcanzar una mayor resistencia
  • Evitar que los bordes de las uñas tengan irregularidades. Proporcionar una forma adecuada de las mismas empleando una lima
  • A fin de mantener la integridad y salud de la uña evitar “comerlas” y no retirar la cutícula
  • Las uñas no son una herramienta para realizar esfuerzos. Evitar utilizarlas inadecuadamente, como por ejemplo destapar con ellas envases muy sellados
  • Es importante mantener las uñas de los pies bien recortadas, esto permitiría disminuir los riesgos de lesiones
  • Si las uñas de los pies poseen mucho grosor, remojar los pies en agua caliente y sal durante diez minutos. La proporción es de una cucharadita de sal por cada medio litro de agua filtrada
  • Emplear zapatos, que permitan mantener el pie cómodo y alternarnarlos cada día por otro par
  • Emplear sandalias en piscinas y duchas públicas a fin de evitar infecciones
  • Si se observa que la uña se está desprendiendo, utilizar remojos para evitar las bacterias. Una buena medida es emplear el vinagre diluido. Sin embargo, es importante no dejar de acudir al especialista.

Concluyendo

Como se pudo apreciar, existen sobradas razones para cuidar nuestras uñas. A veces es cuestión de ser observadores, pues no todo lo que brilla es oro. Me refiero a la idea generalizada de mantener manicuras permanentes, que a la larga solo consiguen debilitar los componentes que integran el aparato ungueal.

Como vimos existen ciertos motivos de peso muy bien estudiados, que inciden sobre la caída de las uñas. En forma general, se incluyen los traumatismos ocasionados por golpes, movimientos repetitivos, productos químicos, cuerpos extraños (uñas postizas), ciertas enfermedades de la piel, infecciones, algunos medicamentos y enfermedades sistémicas.

Muchos de estos procesos, salvo el caso de algunas enfermedades autoinmunes o el empleo de ciertos medicamentos, pueden evitarse.

De allí la importancia de mantener una adecuada higiene y cuidado de las uñas. Esto como práctica rigurosa coadyuvaría en gran parte a evitar su caída. Para Corinna la información recibida, la cual comparto en el post, fue muy ilustrativa.

Ella me comentó, que nunca llegó a pensar que las cutículas tuvieran un papel tan importante para la preservación de la integridad de las uñas. De hecho, aunque aún se embellece las uñas ya no emplea acrílicos, no retira la cutícula y además lo hace en casa.

“Las uñas son una parte importante de su fisiología, aunque se utilizan sobre todo para fines utilitarios, como el agarre, o para fines de belleza, como la decoración de las uñas. Las propias uñas pueden sufrir infecciones que no tienen por qué tener causas subyacentes y por tanto, pueden causar daños en esa parte del tejido. Uno de estos trastornos de la uña es la onicolisis”

Dr. Aman Sharma

Dermatólogo

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.