Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
post
cómo-aliviar-la-neuropatía-diabética
Cómo Aliviar Los Dolores Por Neuropatía Diabética
December 6, 2017
todo-sobre-el-cáncer-de-mama
¿Cómo Detectar a Tiempo El Cáncer De Mama?
December 11, 2017

Alta Incidencia Del Cáncer En Adultos Jóvenes

tipos-de-cáncer-y-cómo-combatirlos

Después de leer varios de mis artículos sobre el cáncer, una joven de 23 años llamada Daniella, me escribió. La inquietud de la chica se debía a que, según lo que leyó en mi blog, la mayoría de los pacientes de cáncer son personas mayores de 40 a 50 años. Sin embargo, ella conocía al menos tres diagnósticos de cáncer en adultos jóvenes, todos menores de 40 años.

El correo de Daniella, me dio la oportunidad de explicarle que, aunque la mayoría de los cánceres tienen una mayor incidencia en la población adulta mayor, hay algunos tipos de tumores que afectan a personas más jóvenes.

Sin embargo, la carcinogénesis no es común en menores de 40 años, por lo que es un desafío tratarlo y conseguir un oncólogo con experiencia para tratar tumores en personas de esa edad.

Tipos de cáncer en adultos jóvenes

Para este artículo me referiré como “adulto joven” a quienes se encuentran en el rango etario de 20-40 años.

No incluyo a pacientes infantiles y adolescentes, puesto que habría que considerar otros factores que complejizan las estadísticas.

Por ejemplo, los tumores que se producen en menores de 15 años son todavía menos comunes.

tipos-de-cáncer-en-adultos-jóvenes

Y son distintos a los que desarrollan los adultos, incluyendo a los que aún son jóvenes.

Por ejemplo, casi siempre, la carcinogénesis infantil se debe a modificaciones en el ADN que ocurren en los inicios de la vida.

Es probable que, incluso, esos cambios sucedan en la etapa fetal.

Muy rara vez la causa está relacionada con sus hábitos de vida o con el ambiente donde viven.

Como ya dije, el cáncer no es común entre personas adultas jóvenes, pero hay una serie de tumores que puede afectarlas.

Por el contrario, los cánceres en adultos mayores si tienen una fuerte influencia ambiental y de estilo de vida.

Sobrepeso, fumar, sedentarismo, son factores de riesgos en mayores de 40 años.

De estos casos, solo una pequeña porción se debe a mutaciones genéticas que heredan.

Si hay estas diferencias, entonces ¿qué puede producir cáncer en adultos jóvenes?

Pues, una mezcla de todos los tipos de cánceres que atacan a niños, adolescentes y adultos mayores.

No hay un tipo exclusivo de cáncer para los adultos de 20 a 40 años, pero a la vez difieren de los otros tipos de tumores.

  • Tumores en la tiroides.
  • Tumor del cerebro y médula espinal.
  • Cáncer de mama.
  • Linfomas, tanto No Hodgkin como Hondgkin.
  • Cáncer de testículos.
  • Cáncer colorrectal.

La incidencia de cada uno de estos cánceres varía entre los diferentes grupos dentro del rango de 20 a 40 años.

Para explicarlo mejor, los adultos jóvenes pueden clasificarse, a su vez, en tres conjuntos: de 25 a 29, de 30 a 34 y de 35 a 40 años.

Dentro de estos subgrupos, varía el número de casos nuevos de acuerdo al tipo de cáncer y la edad.

Por ejemplo, el cáncer testicular es un poco mayor entre los 25 a 29 años, que en edades superiores.

El cáncer de cuello uterino y útero aumenta en cada subgrupo de edad, al igual que el de seno.

Los tumores en la tiroides, colon y recto también se incrementan en cada conjunto.

Los casos de leucemia y linfoma son parecidos en grupos de 25 a 29 y 30 a 34, pero aumenta entre 35 a 40 años.

Cómo detectar cáncer en adultos jóvenes

Uno de los principales retos de detectar cáncer en adultos jóvenes es que, de este grupo, pocas veces se realizan pruebas de despistaje.

El despistaje permite estudiar a la población sin síntomas para detectar alguna enfermedad.

Normalmente, las personas de esta edad solo acuden al médico cuando ven comprometida su salud.

 

Mientras no tengan síntomas, no irán a consulta como forma de prevenir enfermedades.

El cáncer cervical es una excepción, puesto que a la población femenina se le recuerda continuamente que debe realizarse el Papanicolau.

Y muchas de ellas se realizan este examen como parte de su rutina ginecológica.

También hay muchas campañas para prevenir el cáncer de mama.

Desde la adolescencia se dice a las mujeres que deben examinarse las mamas con regularidad.

Pero la situación se complica para otros tipos de tumores.

Por este motivo, los jóvenes adultos deben estar conscientes de posibles síntomas de cáncer que no deben pasar por alto.

  • Sentir dolor de forma permanente en una zona corporal.
  • Fiebres continuas o recurrentes sin otros síntomas.
  • Inflamación extraña en algunas partes del cuerpo como testículos, cuello, pecho.
  • Manchas, lunares o bultos en la piel recientes.
  • Dolores de cabeza continuos. Si hay vómitos es un agravante.
  • Aparición de hematomas sin explicación.
  • Sangrado anormal y menstruación irregular.
  • Pérdida de peso sin una razón que la explique.

 Riesgos de cáncer en adultos jóvenes

Los factores de riesgo de carcinogénesis en personas de 20 a 40 años son distintos para niños y adultos.

Las causas por estilo de vida tardan años en ocasionar las condiciones para que se desarrolle el cáncer.

Por supuesto, también depende de la intensidad de estos factores.

Por ejemplo, los efectos de una dieta inadecuada, del excesivo consumo de alcohol, del hábito de fumar, incluso, de la contaminación, tardan varios años en manifestarse.

Estos son los factores más comunes del cáncer en personas mayores.

Pero en adultos jóvenes es distinto, básicamente se debe a cuatro causas.

Virus de Papiloma Humano (VPH)

Mantener relaciones sexuales con parejas desconocidas sin protección puede producir el contagio de VPH.

Esta es una enfermedad de transmisión sexual que consiste en la aparición de verrugas en la zona genital.

Los adultos jóvenes son más propensos a padecerlo por mantener una conducta sexual poco responsable.

Al VPH se le asocia con la carcinogénesis en el cuello uterino, ano, vulva, vagina, pene, boca y garganta.

Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH)

Al igual que en el caso del VPH, las víctimas más comunes son personas entre los 20 y los 40 años de edad.

El VIH está relacionado estrechamente con la aparición del linfoma no Hodgkin, también el sarcoma de Kaposi y otros tumores.

Luz Ultravioleta

La exposición continua y sin protección a los rayos de luz ultravioleta, pueden afectar la piel y producir lesiones cancerígenas.

El sol emite este tipo de luz, así que debes tener cuidado al salir a la calle, y más te expondrás mucho tiempo al aire libre.

También si asistes a sesiones de cama de bronceado puedes verte expuesto al riesgo de padecer cáncer.

Tratamientos contra el cáncer

Si alguien sufrió de cáncer en su infancia o adolescencia, es probable que sea víctima de otros tipos de tumores.

Esto se debe a la exposición temprana a la radio o quimioterapia.

La leucemia es el cáncer más común en estos casos.

El cáncer en adultos jóvenes

Un estudio publicado en la revista The Lancet Oncology, analizó los datos poblacionales sobre el cáncer entre adultos jóvenes de 20 a 39 años durante el 2012.

Los investigadores obtuvieron estimaciones mundiales y regionales de nuevos casos y muertes por cáncer.

Sus estadísticas señalan que hubo 975.396 nuevos y 358.392 muertes por esta patología en esta población.

En la gran mayoría de los casos, las víctimas fueron mujeres.

cáncer-en-adultos-jóvenes

Los cánceres más comunes fueron de mama femenino, cuello uterino, tiroides, leucemia y colorrectal.

Aquellos cánceres más letales fueron mama femenino, de hígado, leucemia y el cáncer de cuello uterino.

En comparación con niños y adolescentes hasta 19 años, la incidencia de cáncer fue cuatro veces mayor para nuevos casos.

También es aproximadamente tres veces mayor en relación a muertes asociadas al cáncer.

Sin embargo, estos resultados evidencian tasas considerablemente más bajas que en casos entre los 40 y 59 años o más.

Por otra parte, específicamente en Estados Unidos, más de 60.000 adultos jóvenes son diagnosticados con cáncer.

De este número de pacientes, 9.000 de ellos mueren cada año.

De hecho, la enfermedad es la cuarta causa de muerte entre adultos jóvenes, detrás de accidentes, suicidios y homicidios.

Quiere decir que, el cáncer representa casi el 10 % de las muertes.

Si discriminamos por género, los cánceres son la principal causa de muerte por enfermedad.

En cambio entre hombres ocupa el segundo lugar, después de enfermedades vasculares.

Respecto a las tasas de supervivencia, no han variado mucho en este rango etario como si ha ocurrido entre niños y adolescentes.

Tratamientos de cáncer en adultos jóvenes

Son muy pocos los oncólogos, médicos tratantes de cáncer, que se especialicen en adultos jóvenes.

Esto se debe a que la mayoría atiende a personas mayores y a niños o adolescentes.

Por esta razón, puede ser complicado conseguir un centro especializado y un médico si alguien entre los 20 a 40 recibe este diagnóstico.

La diferencia se centra en la capacidad del organismo de regenerarse tras los agresivos tratamientos que se utilizan en el cáncer.

Por ejemplo, los niños tienden a responder mejor a altas dosis de quimioterapia que los adultos mayores.

Algunos protocolos médicos para la infancia pueden resultar en adultos jóvenes, pero otros no.

Además, tanto la quimioterapia como la radioterapia afectan funciones del organismo.

En adultos mayores, se prioriza la curación del cáncer sobre estas funciones.

Por ejemplo, los tratamientos contra el cáncer afectan la fecundidad.

En personas mayores eso no preocupa porque la mayoría tuvo hijos o ya están en una fase de declinación hormonal.

Para los jóvenes adultos sí es importante la posibilidad de tener hijos en algún momento de su vida.

Prevención

Para prevenir el cáncer en estas edades, es necesario tener un comportamiento sexual responsable.

También lo es evitar exposiciones prolongadas a rayos ultravioletas y eliminar hábitos como fumar.

Aunque el estilo de vida no es un factor determinante en la carcinogénesis a esta edad, sí lo será después de ella.

Así que es aconsejable llevar una dieta lo más natural posible, hacer ejercicios con regularidad y eliminar adicciones o hábitos que afecten tu salud.

“Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

 

Referencias: