Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
post
cómo-prevenir-el-cáncer-de-colon
Cómo Prevenir La Aparición Del Cáncer De Colon
July 31, 2017
remedios-naturales-para-combatir-la-ansiedad
✅ Cómo Controlar La Ansiedad De Forma Natural
July 31, 2017

Hernia Epigástrica: Causas Y Cómo Recuperarte

hernia-epigástrica-cusas-y-cómo-recuperarte

Es bastante común encontrar bebés y niños con hernias epigástricas o conocidas como umbilicales. La bebé de una pareja amiga la tiene y ellos se sienten muy angustiados. Me comentaron al respecto y decidí darlos algunos consejos que también pueden servirte a ti para ayudarte a tratarla de manera que no tengas que hacerte una cirugía.

¿Qué es una hernia epigástrica?

Se puede decir que la hernia epigástrica o hernia umbilical es una especie de bulto o abultamiento de tu pared abdominal o del revestimiento que cubre los órganos de tu abdomen. Específicamente, en la zona tu ombligo. En los bebés se da porque no se cierra completamente la abertura por donde pasa el cordón umbilical.

¿Qué puede ocasionarte una hernia epigástrica?

La mayoría de estas hernias las asociamos con los bebés. Esto se debe a que ellos las presentan desde el nacimiento y se le manifiestan a medida que crecen. Pero, hay otros factores que pueden causarlas:

  • Cuando realizas una rutina de ejercicios físicos muy fuertes.
  • Durante un levantamiento de pesas.
  • Si levantas un objeto o persona muy pesada para tu capacidad corporal.
  • El padecer constipación crónica, lo que te lleva a hacer un gran esfuerzo para deshacerte de las heces resecas.
  • Ataques de tos fuertes y persistentes.
  • En los hombres cuando su próstata se agranda y se esfuerzan para orinar.
  • El aumento de la grasa abdominal debido al sobrepeso, debilita la pared abdominal.

¿Cómo saber si tienes una hernia epigástrica?

Casi siempre los síntomas de la hernia epigástrica se presentan como una inflamación blanda al tacto en el ombligo. Esta se vuelve más grade cuando te sientas o realizas alguna actividad que requiere esfuerzo. La mayoría de las hernias epigástricas no producen dolor, pero otras si. Como verás es muy fácil detectar las hernias por medio de un examen físico.

Tipos de hernias epigástricas

Los tipos de hernias los puedes identificar por la siguiente clasificación:

  • Hernia epigástrica primaria

La hernia epigástrica primaria es aquella que trae el niño en el momento del nacimiento y su causa es un defecto entre la pared abdominal y el cordón umbilical. Esto se origina en el desarrollo del feto.

  • Hernia epigástrica incisional

Estas hernias son consecuencia de algunas intervenciones quirúrgicas y que con el tiempo o por esfuerzos realizados se debilita la sutura interna.

¿Cómo debes tratar una hernia epigástrica en niños?

Depende del tipo de hernias te aconsejo tomar los siguientes cuidados para no llegar a complicaciones.

  • Cuando no requieren cirugía

Debes saber que la mayoría de las hernias epigástricas primarias que se presentan en los niños no se asumen como una enfermedad, ni requieren una cirugía. Ya que suelen cerrarse por si solas. Pero debes cuidar los siguientes aspectos.

  • Las complicaciones

Si la hernia no llega a cerrar en los niños antes de que cumplan la edad de 4 años, debe realizarse una cirugía. Ya que, algunos tejidos u órganos que penetran en ese orificio pueden perder el flujo sanguíneo. Es allí que, dichos tejidos y órganos terminan muriendo por estrangulación. Esto, puede llevarte a una cirugía de emergencia que algunas veces se complica.

Hernias epigástricas como consecuencia del embarazo

Durante el embarazo, tu cuerpo sufre una cantidad de cambios que no puedes evitar, lo mismo ocurre durante el tiempo posterior al parto. Algunos, desaparecen después que tienes el bebé, pero otros no. Dentro de ellos, está la hernia epigástrica que también se conoce como diástasis recti o prolapso.

Esta hernia se produce por pequeños desgarramientos de la pared abdominal, debido a, la presión que los órganos ejercen sobre ella. Esas rasgaduras, pueden ser atravesadas por las membranas de tu abdomen, e inclusive parte de un órgano. El ombligo es una parte muy débil de tu abdomen y también pueden provocarlas las siguientes causas:

  • Por la cantidad de líquidos que acumulas durante el periodo gestacional.
  • Si tu caso es, embarazos múltiples.
  • Cuando embarazada realizas esfuerzos físicos.
  • Al estar tener débiles los músculos de tu abdomen.

¿Cómo tratar una hernia epigástrica durante el embarazo?

Cuando estas embarazada y dependiendo de la condición de tu hernia, los médicos por lo general no recomiendan ninguna cirugía ni métodos invasivos, por lo que te aconsejo que:

  • Come sano, natural y aléjate de los alimentos procesados, con exceso de sal y azúcar.
  • Evita los movimientos que requieran un esfuerzo abdominal.
  • Benefíciate del uso de una faja que te proteja especialmente en la zona donde está la hernia.
  • Al término del embarazo chequéate con un médico para saber si requieres una corrección por laparoscopia u otra cirugía.

Recupérate de una hernia epigástrica de manera natural

Como pudiste apreciar en el punto anterior no todas las personas pueden ir a una intervención quirúrgica para corregir su hernia epigástrica. Otras, simplemente no lo desean. Por lo tanto, espero que puedas seguir estos consejos para tratar las hernias umbilicales, tanto en niños como en adultos, y que te sirvan de ayuda para recuperarte.

1. Aceite de coco o de oliva

aceite-de-coco-para-la-hernia-epigástrica

Cuando un niño presenta una hernia epigástrica, el aceite de coco te resultará muy efectivo para tratarla. Lo mismo pasa con el aceite de oliva, además son preventivos para evitar las estrías.

Uso: Deja caer sobre la zona afectada unas gotas de este aceite y masajea en forma de círculos muy suavemente. Trata de repetir esto por lo menos unas 5 veces al día. De la constancia con que la apliques dependerán los resultados.

2. El Benjuí

El benjuí es un árbol que tiene propiedades curativas y la resina que se desprende de su árbol también es muy apreciada en la industria cosmetológica. De su resina se extraen pomadas y cremas para tratar problemas de la piel. Dentro de sus atributos está el calmar el dolor y mejorar la irrigación sanguínea.

Uso: Prepara una cataplasma con el polvo de benjuí, polvo de incienso y sebo de cordero. Mezcla hasta conseguir una especie de crema homogénea. Aplica sobre la piel como un parche y luego sujeta con una venda en forma de faja.

3. Arcilla y Aloe Vera

arcilla-y-aloe-vera-para-la-hernia-epigástrica

Seguro conoces los beneficios de la Sábila o Aloe Vera para la piel, es antiinflamatoria y humecta la piel. Y que al combinar con la arcilla son favorecedores, ya que la arcilla tiene la capacidad de tonificar los tejidos, recogiendo la piel. Además, esta mezcla es muy tradicional y ha sido utilizada durante generaciones por las madres y abuelas.

Uso: Prepara una cataplasma mezclando arcilla con el gel obtenido de la penca de aloe. Por las noches, coloca sobre el ombligo del bebé o la persona que padece la hernia y sujeta suave, pero con cierta firmeza para que te sirva de faja.

4. Hawthornia

La hawthornia es una especie de mezcla preparada con espino, semillas de cítricos, semillas de lichis e hinojo. Es muy efectiva para dar fortaleza a la pared abdominal.  Si la consumes, detiene el crecimiento de la hernia y previene que se te formen futuras hernias. Este es un remedio natural que solo debe ser consumido después de los 2 años.

5. Bolsa de pastor

Esta es una hierba muy popular y que puede conseguirse en todo el mundo, tiene muchas propiedades medicinales. Es astringente, cicatrizante y tonificante. Lo que la hace muy práctica para el tratamiento de la hernia epigástrica. Por otra parte, tiende a prevenir y mejorar las varices, así optimizar el proceso circulatorio.

Uso: Utiliza su tintura que puedes conseguir en tiendas naturistas, puedes realizar infusiones y combinar con cremas para uso directo sobre la piel. Evita utilizarla durante el embarazo.

Algunos consejos para prevenir la hernia epigástrica

consejos-para-prevenir-la-hernia-epigástrica

La mejor alternativa para mantener tu salud es que puedas hacer prevención, esto no es más que, tomar medidas para que no te ocurran padecimientos como estos. Quiero brindarte estos consejos a fin de ayudarte:

  • Realiza una rutina de ejercicios que fortalezcan tu abdomen. De modo que disminuyas el riesgo de sufrir hernias.
  • Controla tu peso, recuerda que tu pared abdominal contiene ya el peso de tus órganos y si le sumas el peso de la grasa que se acumula alrededor de ellos, puedes causar roturas que terminarán en hernias.
  • Trata de mejorar tu digestión de modo que no sufras estreñimiento y tengas que hacer grandes esfuerzos para evacuar. Incluye fibra en tu alimentación.
  • Si necesitas levantar algún peso o el trabajo te lo demanda. Recuerda que existen fajas como en forma de corsés que pueden ayudarte a evitar que sufras una hernia epigástrica.
  • Infórmate acerca de las técnicas adecuadas para levantar el peso. Esto te ayudará a no poner tanta presión sobre la parte crítica de tu abdomen.

Mis amigos decidieron seguir algunos de estos consejos naturales para tratar la hernia epigástrica de su bebé y han visto como se ha cerrado de manera muy rápida. Están felices de evitar una cirugía.

A ti, te aconsejo que optes por ellos según sea tu caso. Recuerda que una vida de alimentación sana, ejercicios adecuados y prevención en el manejo de las condiciones ambientales puede mejorar tus probabilidades de recuperación y disminuir el riesgo de que padezcas este molesto problema.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

 

Referencias

https://www.medicalnewstoday.com/articles/318541.php

https://www.epainassist.com/abdominal-pain/treatment-for-epigastric-hernia-and-its-recovery-period-risk-factors

https://www.healthline.com/health/epigastric-hernia