7 Beneficios Del Agua De Coco Para La Salud
July 5, 2022
Alimentos Transgénicos: ¿Qué Son?
July 7, 2022

Estos Son Los Tipos De Manchas Que Pueden Formarse En Tu Piel

Una de las grandes preocupaciones que enfrentan las mujeres con relación a su aspecto, es el tono irregular de algunas zonas de la piel. Muchas de ellas se forman con los años, otras por efectos hormonales y algunas por empleo de ciertos medicamentos.

Esto conlleva a la existencia de diversos tipos de manchas, que pueden afectar de forma sustancial su apariencia. Los problemas de la piel han generado la presencia de ciertos productos, que se han promocionado masivamente por laboratorios cosmetológicos.

Y precisamente Ruth, una seguidora de Florida, se comunicó conmigo para expresarme su preocupación por los efectos de un producto empleado de forma generalizada a nivel mundial: la hidroquinona. De este tema, que ha propiciado la aparición de diversas empresas dedicadas al tratamiento de la piel, es una industria que cada día expande sus fronteras,

Ella me expresó que, desde hace alrededor de un año comenzó a mostrar ciertas manchas sobre su rostro. Ruth pudo remediar su condición empleando hidroquinona, un producto sugerido por su dermatólogo. Sin embargo, al poco tiempo de empezar a utilizarlo, la piel se irritó e inflamó.

Ella se lo comunicó al dermatólogo y este le sugirió suspender su empleo durante una semana. Transcurrido este tiempo, retomó el tratamiento y volvió a experimentar estos problemas.

Por ello decidió contactarme, a fin de que le recomendara alguna alternativa natural. Así, en la búsqueda de soluciones para Ruth decidí enviarle un dossier con información sobre las generalidades acerca de las manchas de la piel y los diversos tipos que existen.

Le incluí asimismo, algunas alternativas naturales empleadas para combatir las manchas de la piel. Nadie está exento de padecer de manchas sobre la piel. Por ello, quise compartir esta información en mi página.

Generalidades acerca de la melanina

El término melanina designa una familia de pigmentos o biopolímeros presentes en la mayoría de los organismos. Los diversos pigmentos de melanina presentes en los seres humanos se ubican principalmente a nivel del cabello, ojos y piel.

Dentro de ellos destacan las eumelaninas, responsables de las coloraciones oscuras, presentando coloraciones pardo o negro. A su vez, las feomelaninas presentan coloraciones amarillas o rojo-parduscas, conteniendo una mayor proporción de azufre que las eumelaninas. Este tipo de melanina es responsable de las coloraciones claras.

A nivel cerebral también existe un pigmento similar a la melanina, denominado neuromelanina. Se ha observado, que el mismo se va acumulando con el transcurso de los años, favorecido por el envejecimiento. De acuerdo a los expertos, su presencia y funciones podrían estar asociadas con las enfermedades neurodegenerativas.

De hecho, algunos investigadores han realizado una analogía con este pigmento y los anillos de los troncos de los árboles. Es decir, se piensa que pueden considerarse como un indicador de la edad.

A pesar de que no se conoce con exactitud la función de este pigmento a nivel cerebral. Se ha especulado que puede ayudar a combatir la presencia de moléculas tóxicas en el cerebro. Sin embargo, estas neuronas pigmentadas al morir liberan neuromelanina, pudiendo ocasionar enfermedades neurodegenerativas.

A nivel de la piel, los pigmentos de melanina son sintetizados por ciertos organelos denominados melanosomas, ubicados en células especializadas. Dichas células epidérmicas se denominan melanocitos. Así, cuando los melanosomas se llenan de melanina, se transfieren a otras células de la piel denominadas queratinocitos.

Luego, al ocurrir la renovación celular epidérmica, estas células contiguas migran hacia la capa más superficial de la piel. De esta forma, las diversas combinaciones complejas de melanina originan múltiples matices de color de piel.

La evolución del ser humano y el color de la piel

Es importante resaltar, que las características biológicas no son ni buenas ni malas, simplemente se trata de propiedades que evolucionan. Esto permite, que las poblaciones sobrevivan y transmitan su carga genética a la descendencia. Dentro de los marcadores de variabilidad más evidentes resalta el color de la piel, una consecuencia de la cantidad de melanina.

Debemos recordar, que las longitudes de onda de la luz son reflejadas o absorbidas por la melanina. De acuerdo a los expertos, la radiación ultravioleta (UV) posee la capacidad de penetrar hasta el interior de las células y ocasionar mutaciones en el ADN.

No obstante, la melanina posee la propiedad de absorber la radiación UV, protegiendo nuestras células de sus efectos negativos.

Se ha determinado, que existe una asociación entre la intensidad de la radiación UV y la latitud (distancia desde un punto de la tierra medido en grados al ecuador). Según los estudios, la diferencia en la melanina de los seres humanos se originó cuando los diversos grupos humanos se adaptaron a vivir en diferentes condiciones de luz solar.

Incluso en los estadios iniciales de la evolución humana, nuestros ancestros perdieron la mayor parte del velo corporal. Esto conllevó a un incremento en la producción de melanina. De acuerdo a evidencias antropológicas y genéticas, se estima que alrededor de 1,2 millones de años atrás la mayoría de los seres humanos presentaban piel oscura.

Así, al desplazarse hacia los polos disminuyó la presión selectiva para piel oscura (para proteger el folato). Además, se incrementó la presión selectiva para piel más clara, permitiendo así la síntesis de vitamina D. De allí, que las personas con piel más oscura que vivan en áreas cercanas a los polos, poseen mayores restricciones para sintetizar vitamina D.

Trastornos hiperpigmentarios y sus causas

Hiperpigmentación postinflamatoria (HIP)

Según los estudios, las agresiones cutáneas que generan inflamación pueden llegar a producir HIP. Dentro de estos efectos negativos, destacan daños ocasionados por cosméticos, pelos encarnados, acné, rasguños y picaduras insectiles.

No obstante, la causa más común de hiperpigmentación es la respuesta postinflamatoria ocasionada por la radiación UV sobre la piel. Esta respuesta puede ser un daño agudo evidente como una quemadura solar o exposiciones subletales.

Vale destacar, que aunque en las exposiciones subletales no exista enrojecimiento o eritema visible, la piel expuesta posee un contenido celular inflamatorio elevado. Esto ocasiona un proceso inflamatorio denominado “subclínico”.

De acuerdo a los expertos, el proceso inflamatorio puede ocasionar hiperpigmentación a través de diversos mecanismos. A manera de ejemplo se menciona la estimulación directa de los melanocitos por diversos mediadores inflamatorios.

Incluso, el daño producido sobre las células epidérmicas induce la producción de ciertos compuestos endocrinos inductores de la pigmentación. Entre ellos, la hormona alfa-estimulante de los melanocitos.

Se ha observado, que la hiperpigmentación ocasionada por estos procesos puede otorgar cierta medida de protección frente a posteriores agresiones. Ello se debe, a que la melanina puede absorber la radiación UV y eliminar las especies reactivas del oxígeno.

Según los estudios, la melanina producida por efectos de procesos inflamatorios es capaz de ingresar en la dermis. Allí, son “engullidas” por cierto tipo de glóbulos blancos denominados macrófagos, generando células denominadas “melanófagos”.

Este tipo de células suele quedar retenida en la parte superior de la dermis durante períodos prolongados. Ello se debe a que la eliminación de la melanina dérmica es un proceso muy lento. Por ello, la HIP podría convertirse en un problema de largo plazo para la piel.

Lentigos solares (actínicos)

Los especialistas también denominan los lentigos como manchas de la edad y manchas hepáticas. Las mismas suelen presentarse en diversas zonas expuestas al sol (cara, manos y brazos). Por ello se cree, son ocasionadas por la exposición crónica a la radiación UV y a la inflamación resultante.

Según los investigadores, su aspecto oscuro se debe en gran parte a los melanófagos dérmicos presentes debajo de los lentigos.

Para la ciencia, estas observaciones son un indicativo de que se produce un cambio en la expresión genética de los queratinocitos como de los melanocitos del interior de la mancha. Ello, comparándolo con los melanocitos del resto de la piel circundante que no posee las manchas.

Cabe destacar, que son muy frecuentes ciertas modificaciones drásticas de la arquitectura epidérmica. Gran parte de ellas son ocasionadas parcialmente por el daño por exposición crónica a la radiación UV.

Los investigadores han encontrado, que los niveles de ácido ribonucleico (ARNm) de ciertos genes asociados a la melanina, se encuentran elevados en los lentigos.

Se ha encontrado además un incremento de ciertos compuestos y enzimas, incluyendo la participación de las células madre en la hiperpigmentación.

Incluso, se han detectado diversos desequilibrios en la melanina y los melanófagos, que tienden a ser permanentes. Esto ocasiona, que las manchas persistan aunque se evite una mayor exposición a la radiación UV.

Melasma

De acuerdo a los expertos, este trastorno hiperpigmentario no se conoce aún a fondo. Por lo general, se manifiesta en forma de lesiones simétricas sobre el rostro.

Según la ciencia, el factor desencadenante de esta anomalía es la exposición a la luz solar. El hecho de que se presente con más frecuencia en la cara (un lugar muy expuesto), y en época de verano, confirman esta sospecha.

Por lo general, una gran cantidad de personas que padecen de melasma presentan hipersensibilidad a la radiación UV. Expresado en términos técnicos, poseen una dosis eritematosa mínima. Ello puede estimular la hiperpigmentación, incluso a exposiciones breves a la luz solar.

Vale destacar, que este trastorno está asociado a un desencadenante hormonal. Los investigadores creen que probablemente sea la progesterona. Esta sospecha tiene su base en la presencia de melasma en mujeres embarazadas o aquellas que emplean anticonceptivos hormonales.

Por lo general, las lesiones de melasma están asociadas a un exceso de melanina. Esta se encuentra presente a nivel de la epidermis y la dermis superior, generalmente asociada a los macrófagos extravasculares.

En esta anomalía solo presenta un ligero aumento del número de melanocitos, por ello el melasma está muy correlacionado con las células de la piel.

En particular, con el incremento de la expresión de la hormona estimulante de los melanocitos. Así como a la sobreexpresión del factor de células madre en los fibroblastos.

Según los especialistas, en el melasma no se produce una fase inflamatoria como la que ocurre en la HIP. Se cree, que probablemente la predisposición para padecer esta afección posea un componente genético, aunque aún no se haya definido del todo.

¿Cómo se tratan las manchas de la piel?

Básicamente, existen dos tipos de tratamiento para tratar estas anomalías de la piel. El primero emplea diversos productos que, permiten que se produzca una exfoliación química. Por lo general, se busca que se produzca que la piel se regenere y repare, lo que preferiblemente debe realizarse luego de la época de verano para evitar las agresiones externas.

Este tipo de tratamientos usualmente se realiza utilizando ciertos compuestos ácidos. Dentro de ellos se mencionan los siguientes ácidos: láctico, glicólico, salicílico, tricloroacético, mandélico y azelaico. Estos ácidos logran eliminar las capas superficiales en la zona afectada.

El segundo tratamiento consiste en el empleo de la laserterapia. Este procedimiento se basa en “disparar” luz de alta intensidad sobre las zonas afectadas, permitiendo una mayor precisión.

Vale destacar que, a pesar de que estos tratamientos son comúnmente empleados, se consideran ligeramente invasivos para la piel. Incluso, existen diversos grados de susceptibilidad dependiendo del tipo de piel.

Así, estos tratamientos pueden acarrear procesos inflamatorios, irritaciones y quemaduras, provocando lamentablemente una hiperpigmentación postinflamatoria.

En los últimos años han ido surgiendo otros tratamientos, que han sido empleados con bastante eficacia. A saber, ciertos derivados del ácido retinoico, ácido kójico, ácido ascórbico y el butilresorcinol. Destacan además la arbutina y la hidroquinona.

No obstante, la hidroquinona debe emplearse con precaución porque genera ciertos efectos. Entre ellos, inflamación excesiva, eritema (enrojecimiento), prurito, ardor y presencia de ampollas. Además de ello debe evitarse su empleo durante el embarazo y la lactancia.

Ejemplo de tratamientos naturales para manchas de la piel

Mascarilla de zumo de limón

Este es el tratamiento más sencillo que puedes realizar. Sus efectos provienen de la riqueza que posee el limón, en cuanto al contenido de ácidos acético y ácido ascórbico. Compuestos con propiedades de exfoliación suave y clarificadoras.

Solo extrae el zumo de un limón fresco, mézclalo con una parte igual de agua filtrada y aplícalo con un algodón estéril sobre las zonas afectadas. Déjalo actuar diez minutos y aclara con abundante agua fría. Es importante realizar este procedimiento antes de dormir, en caso que debas hacerlo durante el día evita el sol sobre la piel.

Este es uno de los mejores remedios, que he probado personalmente y puedo dar fe de ello en cualquier día. Todo lo que tienes que hacer es exprimir un poco de jugo de limón fresco y con la ayuda de un algodón, simplemente aplícalo en las áreas donde tienes problemas de pigmentación.

Déjalo actuar durante 10 minutos antes de lavarlo con agua fría. Aunque todos conocemos las propiedades aclaradoras del zumo de limón en el tratamiento de las zonas pigmentadas, también quiero mencionar una precaución para las personas con pieles muy sensibles o secas.

Si crees que el zumo de limón es demasiado ácido para tu piel o te irrita la piel sensible, mezcla partes iguales de agua de rosas en el zumo de limón y ya puedes utilizar este remedio.

Yogur

El yogur es una fuente muy importante de ácido láctico. De acuerdo a ciertos estudios, se ha detectado que este ácido puede disminuir el crecimiento de los melanocitos. Además de ello, posee propiedades exfoliantes que favorecen la regeneración de la piel y la restauración de las zonas con manchas.

Simplemente toma una cucharadita de yogur natural descremado y aplícalo sobre la zona a tratar. Déjalo actuar veinte minutos y lava muy bien la zona con agua tibia. Ayuda mucho realizar este tratamiento unas tres veces al día.

Concluyendo

Existen diversos tipos de manchas, que se producen en nuestra piel. Esta condición hace que muchas mujeres se preocupen e incluso lleguen a deprimirse.

Algunas de ellas son provocadas por procesos proinflamatorios, dentro de los que destacan ciertos efectos producidos por productos químicos presentes en variedad de cosméticos, también entre otras causas destaca el acné. Aunque la radiación ultravioleta es una de las causas más frecuentes de la de las manchas en la piel.

En este caso, influye el efecto de la radiación crónica sobre la melanina y también factores de índole genético. Para los diversos tipos de manchas se han venido empleando una serie de técnica y productos. La gran mayoría de ellos, tanto los productos químicos como la terapia laser, provocan ciertos efectos sobre la piel.

De allí la importancia de emplear algunas alternativas naturales como le yogur natural y zumo de limón.

Ruth se sintió muy agradecida con la información recibida, la cual comparto también con vosotros en el post. Ella me comenta, que leyó atentamente el material recibido y notó que algunas costumbres debían ser erradicadas. Entre ellas, la exposición frecuente al sol sin protección.

Ella, además pudo comprobar que un tratamiento natural es capaz de rescatar la belleza de su piel. De hecho, me dijo que en solo cuatro semanas empleando yogur natural, comenzaron a desaparecer algunas manchas de su rostro.

“Además de ser un tentempié diario para la mayoría de las mujeres, el yogur natural también puede utilizarse para suavizar y pulir la piel. El yogur tiene propiedades blanqueadoras suaves que aclaran las manchas marrones de forma segura y natural sin dañar ni envejecer la piel”

Dr. Dale Isaacson

Dermatólogo y especialista en maquillaje cosmético

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.