como-eliminar-las-boqueras-de-forma-natural
☑️ Cómo Eliminar Las Boqueras De Forma Natural
June 21, 2021
remedios-caseros-para-la-varicela
☑️ 4 Maravillosos Remedios Caseros Contra La Varicela
June 24, 2021

☑️ Endometriosis: Aceites Esenciales Que Acaban Con El Dolor

endometriosis-aceites-esenciales-que-acaban-con-el-dolor

Posiblemente muchas de ustedes han sufrido de dismenorrea, este trastorno ginecológico es muy frecuente y afecta a más de la mitad de las mujeres en edad reproductiva. Esta patología se presenta como un dolor a nivel de la pelvis, asociado al proceso de menstruación. Al ser tratada principalmente con hormonas, que pueden traer consigo efectos secundarios no deseados, bueno es saber que existen aceites esenciales naturales que logran controlar los dolores

Clínicamente esta enfermedad presenta dos variantes, dismenorrea primaria que conlleva solo la presencia de dolores y la secundaria o endometriosis. Ésta última presenta además de los dolores una patología ginecológica identificable.

De este tema, que a muchas mujeres nos ha tocado vivirlo en carne propia, hablo debido a la inquietud de Irene una seguidora de Florida. Ella es una joven que recién empezó sus estudios universitarios y me comenta que, desde hace unos dos años, fue diagnosticada con endometriosis.

Su médico tratante le prescribió un tratamiento hormonal, para el alivio del dolor. Sin embargo, me comentó que desde inicios de abril comenzó a experimentar dificultad para conciliar el sueño, dolor de cabeza y ansiedad.

Estos síntomas los conozco muy bien y se asocian por lo general con el empleo de terapias hormonales. A sabiendas de ello, decidí mostrarle a Irene, algunas alternativas que han sido probadas en diversas medicinas tradicionales. Dichas alternativas incluyen el empleo de aceites esenciales y su uso posee siglos de empleo en China y la India.

Considero que esta alternativa, es una forma de evitar ciertos tratamientos, que comúnmente a la larga, acarrean efectos secundarios. Por ello, lo comparto con mucha alegría aquí en mi página.

Algunas pinceladas acerca de la endometriosis

Según los Institutos Nacionales de Salud, la endometriosis es una enfermedad cuya caracteristica principal es el crecimiento de un tejido similar al que reviste el útero en otros lugares del cuerpo. Este tejido se denomina tejido endometrial y podría implantarse en sitios como trompas de Falopio, ovarios, vejiga e intestino.

De acuerdo a las estadísticas, su prevalencia puede oscilar entre el 5 y 10% de las mujeres premenopáusicas. Además de ello, puede alcanzar hasta un 35% en mujeres que sufren subfertilidad o fertilidad reducida, por lo que se asocia con la infecundidad.

que-saber-acerca-de-la-endometriosis

La endometriosis en muchas oportunidades puede ser asintomática, por ello en ocasiones no llega a diagnosticarse. Sin embargo, suelen presentarse algunas manifestaciones clínicas comunes como el dolor menstrual cíclico y el dolor pélvico crónico. También incluye, dispareunia (dolor durante la relación sexual), menorragia (sangrado menstrual intenso) y disquecia (dolor al deponer o evacuar).

Dentro de los factores de riesgo más conocidos de la endometriosis destacan el inicio de la menarquia o primera menstruación antes de los once años, además de menorragia. Se sabe que, estos factores incrementan la exposición del entorno extrauterino a la sangre menstrual, elevando el riesgo de endometriosis.

La endometriosis ha sido clasificada en cuatro estadios o etapas, que van desde leve (etapa I) a grave (etapa IV). La forma definitivamente aceptada pare el diagnóstico de la endometriosis es mediante el procedimiento quirúrgico denominado laparoscopia. Esta técnica permite visualizar los órganos de la zona pélvica y abdominal, empleando microcámaras y luces.

Tratamientos utilizados para la endometriosis

En los actuales momentos aún no existe una cura para la endometriosis, solo se cuenta con el empleo de fármacos para el alivio de los síntomas y los procedimientos quirúrgicos.

Dentro de las opciones farmacológicas, se incluyen: analgésicos (paracetamol, ibuprofeno), medicamentos hormonales y anticonceptivos (píldora combinada, parches y dispositivo intrauterino). Estos tratamientos permiten combatir la inflamación, suprimir la función de los ovarios y evitar el crecimiento del tejido endometrial.

Dentro de las opciones quirúrgicas, resaltan la cirugía de ablación, extirpación del tejido endometriósico y la histerectomía. La cirugía de ablación consiste en extraer de manera permanente una delgada capa de tejido del revestimiento del útero. Esta cirugía se realiza principalmente en mujeres cuya edad fértil ha terminado.

La endometriosis acarrea una serie de dificultades para quedar embarazada, además de favorecer la infertilidad. Por ello, algunas mujeres se someten a una cirugía para extirpar el tejido endometriósico y aumentar las posibilidades de embarazo. Sin embargo, este procedimiento no garantiza que se pueda concretar el embarazo.

Asimismo, estos procedimientos quirúrgicos ocasionalmente acarrean ciertos inconvenientes, como daños en los órganos involucrados, hemorragias e infecciones.

Vale destacar que, si la enfermedad es grave y no se planea tener niños, se procede a realizar una operación para extirpar parte o la totalidad de los órganos afectados. Esto incluye la extirpación del útero (histerectomía).

Recordando algunos elementos acerca de los aceites esenciales

Desde antiguo se ha observado, que los componentes responsables del aroma de las plantas, se producen y emiten al ambiente exterior desde las hojas, flores, frutos y raíces. El método más tradicional para la extracción de dichos compuestos, denominados aceites esenciales, consiste en la destilación mediante vapor.

De acuerdo a los análisis y estudios se sabe que los aceites esenciales están formados por diversos compuestos volátiles. Dentro de estos compuestos detectados, resaltan los terpenos, bencenoides y fenilpropanoides, siendo las clases de sustancias químicas dominantes en los aceites esenciales.

Se han identificado muchos terpenos, sin embargo, los más predominantes son los monoterpenos y sesquiterpenos. A su vez, estos compuestos sufren modificaciones mediante algunas reacciones químicas, generando sustancias como: alcoholes, fenoles, aldehídos, cetonas y éteres.

Dentro de las formas más comúnmente empleadas para administrar los aceites esenciales, destacan inhalación y aplicaciones cutáneas, incluyendo el masaje.

Inhalación

Vale destacar, que el término aromaterapia proviene de dos palabras: aroma, que significa fragancia u olor, y terapia, que significa tratamiento. La aromaterapia ha sido empleada desde hace unos 6.000 años, especialmente por civilizaciones antiguas como China, Egipto e India. Esta milenaria técnica ha sido empleada para tratar una gran cantidad de afecciones, basada en los beneficios aportados por los aceites esenciales.

Por lo general, dichos compuestos volátiles se inhalan desde algún objeto, un trozo de tela o se difunden en el aire mediante el empleo de difusores de aromaterapia. Se ha establecido que la inhalación es el método más seguro para el uso de los aceites esenciales.

Estudios clínicos realizados recientemente, han logrado demostrar una serie de respuestas farmacológicas sobre el sistema nervioso. Entre ellas destacan los siguientes efectos: antidepresivos, anticonvulsivos, ansiolíticos y sedantes.

Además de ello, han demostrado tener influencia sobre el metabolismo, las hormonas y algunas sustancias químicas cerebrales, tales como el cortisol y la epinefrina.

Uso Tópico

Muchas veces, los aceites esenciales se emplean sobre la piel para el tratamiento de dolores en diversas partes del cuerpo. Ello incluye los dolores asociados a la endometriosis. Se utilizan además, considerando sus propiedades antisépticas, antibacterianas, antivirales y antiinflamatorias.

Lo ideal es aplicarlos con un aceite portador, dentro de los que destacan aceite de almendra, jojoba, aguacate, oliva, coco y albaricoque. Estos aceites portadores, logran evitar procesos de irritación que podrían ocurrir al emplear los aceites esenciales directamente.

Sus beneficios conocidos, incluyen trastornos de sueño, enfermedades cardiovasculares, Alzheimer, cáncer y dolores asociados al parto. Se menciona además, su empleo como repelente de insectos.

Empleo de los aceites esenciales para aliviar el dolor de la endometriosis

Investigaciones realizadas hasta la fecha han permitido obtener pruebas experimentales, que sugieren que las bondades de los aceites esenciales sobre los síntomas asociados a la endometriosis. Ello incluye la dismenorrea primaria, dispareunia y dolor crónico no menstrual.

A manera de ejemplo, se menciona un estudio realizado en la Universidad de Mansoura, Egipto. Por medio de él, se pudieron comprobar los efectos beneficiosos de ciertos aceites esenciales. Este estudio, se efectuó con la participación de un grupo de mujeres jóvenes estudiantes de enfermería.

como-reducir-los-dolores-por-la-endometriosis

Previo al inicio de este ensayo clínico, se recogieron ciertos datos base. Ello incluyó: edad de las estudiantes, edad del inicio de la menarquia y la duración del ciclo y flujo menstrual. También, se recaudó información acerca de la duración del dolor y cantidad de sangrado menstrual.

Durante la primera fase del tratamiento, el grupo que fue designado para la prueba de aromaterapia, recibió un masaje abdominal de diez minutos. Este procedimiento se realizó una vez al día durante siete días consecutivos, previo al inicio de la menstruación.

Se emplearon los aceites esenciales de canela, clavo, rosa y lavanda. Su proporción fue de 1,5:1,5:1:1, respectivamente. Se empleó el aceite de almendras dulces como aceite portador, obteniéndose una concentración final del 5%.

Para el grupo placebo, se realizó el mismo tratamiento con aceite de almendras, pero sin añadir los aceites esenciales. Este efecto observado al mezclar varios aceites esenciales se denomina efecto de sinergia y es muy frecuente en la aromaterapia.

Los investigadores llegaron a la conclusión, que la aromaterapia tuvo un efecto significativo sobre el dolor y el sangrado excesivo. Al no encontrarse efectos secundarios, la aromaterapia puede considerarse segura y eficaz para la dismenorrea primaria.

Estudios realizados por aromaterapeutas reconocidos

Se han realizado muchos otros estudios empleando aceites esenciales para el alivio de los síntomas asociados con la endometriosis. Hubo un interesante estudio realizado en Inglaterra, liderizado por la Dra. Valerie Ann Worwood, una renombrada aromaterapeuta y reflexóloga miembro de la Sociedad de Fisiólogos de Londres. En este estudio contó con el apoyo de los Doctores Peter Davies y Stuart Pocock del Royal Free Hospital de Londres.

Este estudio se realizó a lo largo de 24 semanas, con la participación de mujeres en edad reproductiva (18 a 45 años). Se evaluaron los siguientes aceites esenciales: hinojo, salvia, ciprés, bergamota y geranio. Al finalizar el tiempo del estudio, se observó una importante mejoría en diferentes factores asociados con la endometriosis.

Entre ellos, disminución de la cantidad de flujo menstrual y reducción importante del dolor al defecar o mantener relaciones sexuales. Además de ello, se percibió una considerable reducción de los dolores abdominales y pélvicos, mejorando así la calidad de vida.

La Dra. Worwood lleva muchos años investigando el efecto de las medicinas naturales, en especial los aceites esenciales. Su estudio de los aceites esenciales permitió establecer sus incomparables cualidades medicinales sobre la endometriosis y la fertilidad. Hasta la fecha ha publicado más de 19 libros acerca de las bondades de los aceites esenciales y la aromaterapia.

Propuestas efectivas con aceites esenciales para combatir el dolor de endometriosis

Por lo general, el empleo de los aceites esenciales busca obtener un efecto relajante y antiespasmódico. Hasta ahora, se cree que la aromaterapia puede aliviar los efectos de la endometriosis debido a ciertas acciones. Una de ellas es la activación del sistema límbico, lo cual reduce el dolor. Esto se complementa al realizar el masaje, promoviendo un mejor flujo sanguíneo y reducción del espasmo.

aceites-esenciales-para-combatir-el-dolor-por-endometriosis

Los tratamientos que presento, se aplicarán en la parte inferior del abdomen o en la parte inferior de la espalda. Para ello debes masajear dichas zonas, suavemente y de forma circular hasta que la mezcla de aceite portador y esencial sea absorbida por la piel. Cuando el dolor esté muy intenso puedes realizarlo hasta cuatro veces al día.

Alternativa Nº1

  • Una cucharadita de aceite de macadamia
  • Dos gotas de aceite esencial de manzanilla
  • Dos gotas de aceite esencial de lavanda.

Alternativa Nº2

  • Una cucharadita de aceite de almendras dulce
  • Dos gotas de aceite esencial de naranjo amargo
  • Dos gotas de aceite esencial de menta.

Alternativa Nº3

  • Una cucharadita de aceite de uva
  • Tres gotas de aceite esencial de jazmín
  • Tres gotas de aceite esencial de bergamota.

Alternativa Nº4

  • Una cucharadita de aceite de aguacate
  • Una gota de aceite esencial de gaulteria olorosa
  • Dos gotas de aceite esencial de geranio.

Existe además un procedimiento que os mostraré, que permitirá que los episodios de dolor sean menos intensos.

¿Cómo lo realizo?

  • Acuéstate cómodamente boca arriba (emplea una almohada en tu cabeza y cojines debajo de las rodillas)
  • Empapa todos tus dedos a excepción de los pulgares con cualquiera de las alternativas descritas
  • Ubica tu útero mediante palpación: él se encuentra debajo del ombligo, unos tres centímetros por encima del hueso púbico
  • Coloca tus manos con los dedos índices y pulgares tocándose entre sí
  • Coloca tus dedos índices en el centro del hueso púbico y desliza suavemente hacia arriba hasta ubicar el tejido blando encima del mismo
  • Realiza una inhalación profunda y presiona suavemente con todos los dedos, a excepción de los pulgares sobre este tejido
  • Exhala despacio y a la vez sube tus manos en dirección al ombligo y detente unos cinco centímetros antes de llegar a él
  • Repite este procedimiento tres veces
  • Desliza los dedos a la derecha, uno de tus dedos meñique estará en el centro del hueso púbico y el otro estará en contacto con el hueso ilíaco (hueso grande de la cadera)
  • Nuevamente inhala profundamente y repite el movimiento ascendente anteriormente descrito presionante suavemente con los dedos al exhalar
  • Realiza este procedimiento tres veces y luego desplázate hacia la zona izquierda y realiza el mismo procedimiento
  • Para concluir el automasaje,  masajea nuevamente la zona central donde iniciaste
  • Este procedimiento se finaliza al observar que la mezcla de aceite portador y esenciales se ha absorbido por completo en la zona masajeada.

Nota

Este tratamiento se debe realizar por lo menos una semana antes del inicio de la menstruación. Este procedimiento previene los dolores y favorece la circulación.

Concluyendo

En la actualidad se están dedicando muchos esfuerzos al desarrollo y la promoción de nuevos tratamientos farmacológicos. El objetivo es el de encontrar una mayor eficacia, que conlleve la presencia de menos efectos secundarios. Además de ello, alternativas que ofrezcan opciones viables a largo plazo para las mujeres que padecen endometriosis grave.

Lamentablemente, muchos de los fármacos empleados de forma recurrente, tienden a generar diversos efectos negativos. Dentro de los más comunes resaltan: aumento de peso, descalcificación, sequedad vaginal, sofocos, cansancio, insomnio, dolores de cabeza y depresión.

Afortunadamente, algunos investigadores han considerado la importancia del legado de los aceites esenciales. Gracias a estos compuestos es posible obtener alivio para ciertas condiciones provocadas por la endometriosis, como los dolores abdominales. Además de ello, se han observado sus efectos sobre la disminución del flujo menstrual abundante o dolor al defecar.

Diversos aceites esenciales han sido estudiados y dentro de sus componentes destacan los terpenos, bencenoides y fenilpropanoides. Estos compuestos poseen una serie de propiedades que permiten aliviar muchos de los efectos asociados con la endometriosis. Dentro de ellas destacan antiinflamatorias, relajantes, antiespasmódicos, descongestionantes y estimulantes de la circulación.

Por ello, mostré algunas opciones que incluyen algunos de los aceites portadores y esenciales de mayor empleo en aromaterapia. A saber: aceites portadores de uva, almendra, macadamia y aguacate. Así como los aceites esenciales de manzanilla, lavanda, naranjo amargo, menta, jazmín, bergamota, geranio y gaulteria olorosa. Todas las opciones presentadas, se encuentran dentro del margen de seguridad (menos del 5% de concentración)

Para Irene, fue de mucha utilidad el material recibido. Dicha información la comparto aquí en  el post. Ella se comunicó conmigo hace poco y me manifestó muy contenta que el automasaje logro mejorar mucho los dolores y el sangrado. Estaba muy feliz de dejar a un lado los fármacos.

“Cualquier aceite esencial destilado de una planta cultivada con amor en un suelo no contaminado, bajo un cielo no contaminado, por personas que se preocupan, y distribuido por una empresa que trabaja con integridad y respeto, va a tener una buena energía”

Dra. Valerie Ann Worwood

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.