Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
post
remedios-caseros-para-infecciones-en-ojos
6 Remedios Caseros Para Las Infecciones En Los Ojos
March 24, 2022
cascara-sagrada-origen-usos-precauciones-y-posibles-riesgos
Cáscara Sagrada: Usos, Precauciones y Posibles Riesgos
March 29, 2022

5 Cremas o Pomadas Cicatrizantes Caseras

cremas-cicatrizantes-caseras

Ocasionalmente, algunos medicamentos prescritos para el tratamiento de problemas dermatológicos como heridas en la piel, suelen causar algunos efectos indeseados. Entre ellos se incluyen el ardor, dolor y poca efectividad en el proceso de cicatrización. Dado lo recurrente de estos procesos adversos, la ciencia ha impulsado con mayor fuerza el proceso de investigación sobre alternativas naturales.

Muchas de ellas, han sido empleadas de forma exitosa como tratamientos alternativos en diversos países.

De este tema tan valioso voy a hablar considerando la solicitud hecha por Mindy, una seguidora de Wyoming. Ella es una mujer de mediana edad, que desde hace años se ha preocupado por impulsar pequeños proyectos comunitarios que permiten incorporar a personas con discapacidad.

Algunos de estos proyectos, apoyados por su esposo y amigos, están relacionados con la producción de vegetales en invernaderos. Mindy precisamente se comunicó conmigo para manifestarme su preocupación sobre una persona a la que considera íntima amiga.

Ella participa junto a Mindy en algunos proyectos, especialmente realizando labores físicas que ameritan el empleo de herramientas y productos químicos especiales. Algunas veces a pesar de las precauciones su amiga suele realizarse algunas heridas, que no sanan adecuadamente a pesar de emplear ciertos fármacos para dichos fines.

De acuerdo a lo planteado por Mindy, ella requería asesoría relacionada con algunas alternativas naturales, que permitieran ayudar a su amiga. Su interés creció, porque estuvo leyendo acerca de que muchas veces las opciones naturales protegen el tejido de la piel. Le comenté, que esto es muy cierto y le hice llegar información sobre ciertos cicatrizantes de uso externo.

Estos productos de fácil elaboración en casa, poseen un maravilloso efecto cicatrizante. Además de ello, protegen la piel de procesos como alergias, patógenos y cicatrización inadecuada, muy común al emplear ciertos fármacos. Por ello, consideré importante compartirlo en mi página.

Generalidades acerca de la cicatrización de heridas

Siempre es útil comprender, que la cicatrización de las heridas es un proceso biológico que ocurre naturalmente en nuestro cuerpo. De acuerdo a los especialistas, este proceso posee cuatro momentos imprescindibles y secuenciales. De no realizarse de esta forma, se produce una cicatrización inadecuada que supone riesgos adicionales.

cicatrizacion

Dichas fases han sido reconocidas como hemostasia (mecanismos internos para prevenir la hemorragia), inflamación, proliferación (generación de tejido de granulación inicial) y remodelación (formación de nuevas fibras de colágeno).

Es importante destacar, que se trata de la reparación del tejido, más no de regeneración como ocurre a nivel del feto de los mamíferos. Es decir, la regeneración estructural y funcional del tejido, solo ocurre a nivel fetal. Así, a nivel del tejido adulto solo se presenta un proceso de reparación, no habiendo una regeneración tisular completa.

Según los expertos existen diversos factores, que pueden comprometer el deterioro de la cicatrización de las heridas. Ellos podrían afectar algunas de las fases que forman parte de este proceso, siendo clasificados como factores locales y sistémicos. Para la ciencia, estos factores no se presentan aisladamente, pudiendo estar presentes en una o más fases de forma simultánea.

Dentro de estos factores destacan los procesos infecciosos, oxigenación, estrés, alcoholismo, tabaquismo, diabetes, edad, obesidad, hormonas sexuales, medicamentos y nutrición. Al considerar estos elementos, es importante buscar la forma de mejorar, optimizar y acelerar el proceso de reparación, impidiendo la aparición de procesos infecciosos.

5 cremas cicatrizantes caseras

Los extractos de plantas medicinales han sido empleados de forma ancestral para promover una adecuada cicatrización de heridas. En la actualidad muchos de sus componentes bioactivos son estudiados y algunos comienzan a emplearse en desarrollo de novedosas tecnologías.

cremas-cicatrizantes-caseras

Muchos de los cicatrizantes empleados en diversas medicinas como la ayurvédica de India y tradicional China, aprovechan las excelentes propiedades de ciertas plantas y productos naturales.

1. Aloe

De acuerdo a los diversos estudios realizados hasta ahora, se sabe que el gel de esta planta milenaria contiene diversos compuestos bioactivos. Entre ellos azúcares solubles, polisacáridos, glicoproteínas y diversos agentes con efecto antiséptico. Posee diversas propiedades, destacando las antiinflamatorias y antimicrobianas.

Se ha comprobado además, que puede estimular la proliferación celular, formación de nuevos vasos sanguíneos, síntesis de colágeno y la contracción de heridas.

Su uso es muy amplio y forma parte de diversos productos cosméticos en diversas presentaciones, incluyendo champús, protectores solares, gel bactericida y cremas para la piel.

Ingredientes

  • Una cucharada de aceite de coco orgánico
  • Una taza y media de gel de aloe orgánico recién extraído
  • Veinte gotas de aceite de rosa mosqueta
  • Veinte gotas de aceite de incienso
  • Una cucharada y media de aceite de germen de trigo

¿Cómo realizarlo?

  • En un recipiente pequeño mezclar una cucharada de aceite de coco orgánico fraccionado (grado cosmético) con una taza y media de gel de aloe orgánico recién extraído
  • Mezclar muy bien hasta obtener una pasta cremosa homogénea
  • Agregar veinte gotas de aceite de rosa mosqueta, veinte de aceite de incienso y una cucharada y media de aceite de germen de trigo
  • Remover hasta incorporar estos ingredientes
  • Reservar esta crema en un envase de vidrio con tapa hermética (podría funcionar un tarro tipo kilner)
  • Esta crema se puede guardar refrigerada y emplearla con toda seguridad hasta por quince días
  • Aplicar esta crema dos a tres veces al día en la zona afectada mediante masajes circulares y dejándola que se absorba.

Nota

No emplear en mujeres embarazadas o lactando. Tampoco en niños menores de diez años

2. Manzanilla alemana y Helicriso

La manzanilla alemana se denomina también manzanilla azul y posee un uso muy amplio como alimento, medicamento, cosmético y desinfectante. El aceite volátil extraído de esta planta posee efectos antibacterianos, antiinflamatorios, antioxidantes y antifúngicos.

De hecho, la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) aprobó su empleo tópico hace algunos años. Principalmente para aplicarse como cicatrizante de heridas, eccema e inflamaciones.

A su vez el helicriso o siempreviva amarilla, de acuerdo a los estudios presenta excelentes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Además de ello, se sabe que puede inhibir las enzimas que degradan el colágeno y ácido hialurónico. El compuesto responsable de esto efectos es un flavonoide conocido como apigenina.

La cera de abejas, es un compuesto capaz de proteger las células de la piel, favorecer su reparación y nutrirlas. Posee propiedades antioxidantes, antibacterianas, antialérgicas y antiinflamatorias.

Ingredientes

  • Dos onzas de aceite de coco orgánico fraccionado
  • Una onza de cera de abejas
  • Veinte gotas de aceite esencial de Helicriso
  • Una onza de aceite de jojoba orgánico
  • Una cucharadita de aceite de vitamina E (puedes utilizar mi fórmula VITAMIN E 400 IU)
  • Diez gotas de aceite esencial de manzanilla alemana.

 ¿Cómo realizarlo? 

  • Verter el aceite de coco, el aceite de jojoba y la cera en un recipiente pequeño
  • Llevarlo a baño de maría (no debe hervir)
  • Retirar el fuego cuando todos los compuestos estén completamente derretidos
  • Agregar los aceites esenciales de manzanilla, Helicriso y la vitamina E
  • Verterlo en recipientes de vidrio que tengan tapa
  • Dejarlos enfriar antes de cerrarlos
  • Cerrarlos, colocar una identificación y guardarlos en un lugar fresco, ventilado y lejos de la luz solar
  • Aplicar esta pomada dos veces al día masajeando suavemente la zona afectada.

3. Bálsamo de caléndula

Según los expertos, los efectos clínicos de la flor de caléndula se deben a una serie de compuestos bioactivos. Entre ellos resaltan los triterpenoides, considerados los componentes antiedematosos y antiinflamatorios de mayor relevancia en esta planta (especialmente el faradiol y el monoéster del faradiol).

Se ha logrado determinar incluso, que estos compuestos ejercen un efecto dependiente de la dosis comparable al de la indometacina, un antiinflamatorio no esteroideo.

Además de ello, se ha observado que otros compuestos como flavonoides, diversos micronutrientes, polisacáridos y saponinas potencian sus propiedades, actuando también como un poderoso antiinflamatorio. De allí sus excelentes efectos sobre la curación y cicatrización de heridas.

Ingredientes

  • 20 gramos de flores de caléndula deshidratada
  • Media taza de aceite de almendras o de girasol
  • Aceite esencial de lavanda
  • Dos cucharadas de cera de abeja.

¿Cómo realizarlo?

  • En una botella de cristal color ámbar agregar las flores de caléndula deshidratada
  • Verter el aceite sobre las flores de caléndula previamente troceadas (el aceite debe cubrirlas) y taparlo
  • Colocar el envase en un lugar cercano a una ventana en un lugar donde no le incida directamente la luz del sol
  • Agitar este macerado diariamente a lo largo de tres semanas
  • Colar las flores con una tela de algodón limpia un par de veces para evitar restos vegetales y exprimir muy bien las flores para extraer el oleato
  • Agregar este aceite en un recipiente pequeño e incorporar la cera de abeja
  • Llevar el envase a baño de maría hasta que la cera se derrita por completo
  • Retirar del fuego y añadir diez gotas de aceite esencial de lavanda
  • Verterlo en recipientes de cristal con tapa
  • Dejar que se enfríen y colocar una identificación
  • Aplicar dos veces al día masajeando suavemente sobre la zona afectada.

4. Bálsamo de llantén y aloe

Las hojas llantén cuyo nombre botánico es Plantago major, se ha empleado en la cura de heridas durante siglos. En sus hojas se encuentran ciertos compuestos como derivados del ácido cafeico, lípidos, glucósidos iridoides, terpenoides y polisacáridos.

El efecto conjunto de estos compuestos le confiere propiedades antiinflamatorias, analgésicas, inmunomoduladoras, antioxidantes, antibióticas débiles y anti ulcerativas.

El aloe como sabemos, se utiliza ampliamente debido a sus diversas acciones farmacológicas. Entre ellas destacan la curación y cicatrización de heridas, además de su potente actividad de reepitelización. Cabe destacar, que el gel del aloe además posee efecto inmunoestimulante, antioxidante y antiinflaamatorio.

Incluso se ha logrado establecer, que el gel del aloe posee la capacidad de incrementar los niveles de colágeno, favoreciendo la reparación del tejido deteriorado de las heridas.

Ingredientes

  • Media taza de hojas deshidratadas de llantén
  • Media taza de aceite de oliva virgen extra
  • Una hoja de aloe orgánico
  • Dos cucharadas de cera de abeja
  • Una cucharadita de aceite de vitamina E.

¿Cómo realizarlo?

  • En una botella color ámbar colocar las hojas de llantén
  • Agregar el aceite y taparlo
  • Llevar la botella a un lugar fresco y ventilado cerca de una ventana pero que esté protegido de la luz directa del sol
  • Agitar a diario durante cuatro semanas
  • Colar dos veces el aceite extraído (oleato) con una tela de algodón evitando los residuos
  • Verter este aceite en un recipiente pequeño y agregar una cucharada de gel de aloe recién obtenido y el aceite de vitamina E
  • Mezclar muy bien, añade la cera de abejas y llevar a baño de maría hasta derretir la cera por completo
  • Verter en tarros de cristal y dejar enfriar adecuadamente
  • Colocar la tapa y rotular el envase
  • Aplicar esta pomada tres veces al día masajeando suavemente la zona afectada.

Nota

No debe utilizarse en niños menores de diez años. Es conveniente realizar una prueba de parche antes de iniciar el tratamiento.

5. Pomada de lavanda y caléndula

Esta pomada es clásica y muy conocida. Se prepara de forma rápida sin tener que esperar semanas para contar con ella. Solo debes tener cuidado de realizar los pasos de forma organizada y sin prisas.

Ingredientes

  • 1/3 de taza de lavanda deshidratada
  • 1/3 de taza de caléndula deshidratada
  • Media taza de aceite de oliva virgen extra
  • Media taza de aceite de coco virgen orgánico
  • Cuatro cucharadas de bolitas de cera de abejas
  • Cinco gotas de aceite esencial de lavanda
  • Diez gotas de aceite esencial de árbol de té.

¿Cómo lo realizo?

  • En un recipiente mediano,  añadir el aceite de coco y el de oliva
  • Llevarlo a baño de maría y cuando el aceite de coco esté completamente derretido añade la caléndula y la lavanda
  • Mantener el fuego bajo y dejar infusionar estas plantas durante una media hora
  • Filtrar empleando una tela de algodón o colocando gasas dobles en un embudo
  • Este aceite obtenido, colocarlo en un recipiente mediano y llevarlo a baño de maría
  • Añadir la cera de abejas y removerla hasta que se derrita
  • Separar del fuego y añadir los aceites esenciales de lavanda y árbol de té
  • Verter esta mezcla en tarros completamente limpios de cristal
  • Dejar enfriar hasta que solidifique y colocar una etiqueta
  • Aplicar esta pomada dos veces al día masajeando de forma suave y circular sobre la superficie afectada
  • Esta pomada posee una vida útil aproximada de un año cuando se mantiene en un lugar fresco, seco y lejos de la luz solar.

Concluyendo

La piel desde siempre ha sido nuestra carta de presentación ante el mundo. Ella cubre todo nuestro cuerpo y por ello es reconocida como el órgano más grande del mismo. Además de su valor estético, cumple un papel fundamental como barrera contra diversos agentes externos, incluyendo los patógenos.

Todos hemos sufrido en algún momento heridas en la piel, bien causadas por algún objeto que la rasga, una quemadura, accidente e incluso ocasionadas por cirugías.

De esta forma, al enfrentarnos a la cicatrización pueden ocurrir ciertos procesos que alteren los pasos necesarios para que ello ocurra apropiadamente. Y en el peor de los escenarios, pueden llegar a producirse algunas infecciones secundarias muy peligrosas.

Por lo general esto se evita empleando algunos fármacos de uso tópico, sin embargo, existen muchas personas que no son tolerantes a muchos de ellos. Afortunadamente existe un legado ancestral, que ha trascendido hasta nuestros días y que ha sido corroborado por la ciencia.

Dichas alternativas poseen propiedades cicatrizantes, antisépticas, antimicrobianas, antioxidantes, antiinflamatorias, analgésicas inmunoestimulantes y antialérgicas. Dentro de ellas destacan la cera de abejas, aloe, lavanda, caléndula, llantén, Helicriso y diversos aceites como el de oliva virgen extra y de coco. Asimismo, se potencian con las propiedades de los aceites esenciales.

Para Mindy la información que le suministré, que ahora comparto en el post, fue de gran utilidad. Ella se considera una mujer emprendedora, pero me comentaba jocosamente que siempre hay una primera vez para retos que se deben realizar por amor y solidaridad.

De hecho me comentó, que se sintió muy contenta de enfrentar el reto de elaborar una alternativa hecha en casa. Esto le permitió conocer un mundo diferente del empleo de las alternativas naturales y lograr que su amiga lograra sanar adecuadamente sus heridas.

“Según estudios, el Aloe vera acelera la cicatrización de las heridas al promover fuertemente la proliferación de fibroblastos y queratinocitos y estimular moderadamente la migración celular. Estos efectos protectores del A. vera no se habían descrito anteriormente y pueden explicar algunos de los efectos positivos de esta planta sobre el tratamiento de las heridas”

Dr. Eric Teplicki 

Universidad de Miami, Florida

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.