semilla-de-apio-regulan-la-presion-arterial
☑️ La Semilla De Apio Podría Ayudar A Regular La Presión Arterial
April 27, 2021
que-es-acrilamida-como-evitar-esta-sustancia-cancerigena
☑️ Qué Es La Acrilamida y Cómo Evitar Esta Sustancia Cancerígena
April 29, 2021

☑️ El Consumo De Soda Aumenta El Riesgo De Artritis y Gota

consumo-de-soda-aumenta-riesgo-de-artritis-gota

La gota es una afección artrítica muy dolorosa, la cual ha acompañado a la humanidad desde tiempos ancestrales.  Se identificó por primera vez en Egipto, unos 2.600 años antes de Cristo. Se puede resaltar que, en el pasado estaba muy asociada a un estilo de vida, entre quienes vivían en opulencia y podían consumir enormes cantidades de alimentos y bebidas alcohólicas. Por ello, se llegó a designar como la enfermedad de los reyes.

De este tema hablo, debido a que una seguidora de Detroit, me solicitó información acerca de la gota, pues su esposo estuvo durante una semana sufriendo una serie de dolores muy fuertes en las articulaciones de una mano. Celmira, mi seguidora, no comprendía a qué      podía deberse, ya que su esposo evitaba alimentos con alto contenido de purina. Esto lo hacía él, porque alguna vez leyó, que los alimentos altos en este compuesto, elevaban los niveles de ácido úrico, causando artritis reumatoide, incluyendo la gota. Ella sin embargo, notaba que el consumía muchos refrescos no dietéticos y jugos azucarados, los cuales no habían sido restringidos para evitar niveles elevados de ácido úrico.

Pues bien, conociendo algunas teorías nuevas acerca de la formación de la gota y el efecto de la fructosa, le envié información acerca de su interrelación con el ácido úrico. Esto para ellos, fue un importante descubrimiento y lo tomaron muy en cuenta, evitando así, que la enfermedad avanzara. Dada la prevalencia en los Estados Unidos, de bebidas que emplean la fructosa, decidí compartir este interesante artículo.

Algunas generalidades acerca de la gota

De acuerdo a la ciencia, se trata de una enfermedad reumática sistémica. Esta patología se puede clasificar como un tipo de artritis inflamatoria, caracterizada por depósitos de cristales de ácido úrico. Estos depósitos, de forma general se localizan alrededor de las articulaciones de pies, manos, rodillas, tobillos y muñecas. Los mismos, son producidos por la acumulación de urato monosódico.

generalidades-de-la-gota

Se ha establecido que la gota, es una causa frecuente de artritis en personas mayores de cuarenta años. De acuerdo a diversos estudios, se ha logrado observar que los cristales de ácido úrico, se pueden también depositar en el líquido sinovial y en otros tejidos. Se ha demostrado, además, que está asociada con niveles mayores a 6,8 mg/dL de urato monosódico en sangre (Hiperuricemia).

Existen ciertos factores de riesgo que se han definido para esta enfermedad. Dentro de ellos destacan:

Además de ello, se ha asociado con procesos de insuficiencia cardíaca y renal, hipertensión y trasplante de órganos. Incluso, existen observaciones que indican que el consumo de fármacos como diuréticos tiazídicos, ciclosporina y aspirina, inciden en su aparición.

Esta enfermedad, presenta dos fases clínicas.

  • Primera fase: Se presentan ataques agudos e intermitentes de artritis, los cuales tienden a resolverse de forma espontánea (comúnmente entre siete y diez días). De no llegar a realizarse un tratamiento adecuado, esta enfermedad al cabo de unos años, puede proseguir a una segunda fase.
  • Segunda fase: Se conoce como gota tofácea crónica y puede llegar a inmovilizar las articulaciones.

¿Cuáles son las molestias más frecuentes de la gota?

Por lo general, esta enfermedad provoca episodios repentinos y severos de sensibilidad, dolor, calor, enrojecimiento, e inflamación de las articulaciones. De forma más común, se presenta en una articulación a la vez y como se mencionó anteriormente el dolor y la inflamación obedecen a la formación de cristales de urea (urato monosódico).

Y hay que destacar que, para que esta acumulación de cristales se realice, es necesario tener la condición de hiperuricemia. Es decir niveles mayores a 6,8 mg/dL de urato monosódico en sangre. Sin embargo, se ha observado que cierta cantidad de personas con niveles elevados de ácido úrico, no padecen de gota.

Se ha logrado establecer que, por lo general los episodios de gota se desencadenan de forma muy rápida. Suelen ocurrir en la noche, después de que las personas se van a la cama sintiéndose bien. Lo usual, es despertarse durante la noche sintiendo una serie de signos y síntomas. Entre ellos destacan:

  • Dolor repentino y agudo en una o más articulaciones
  • Inflamación a nivel de las articulaciones afectadas
  • Cambio de coloración de la piel en la zona afectada (se observan tonos rojos brillantes alrededor de la articulación)
  • Presencia de una sensibilidad muy intensa en el lugar donde se presenta el dolor.

Como ya se mencionó anteriormente, estos molestos episodios de gota, pueden durar hasta diez días y luego desaparecen por completo. Y se ha observado que, si no se llega a realizar un control, dichos episodios pueden producirse de forma más seguida y con mayor intensidad.

¿Cuáles mecanismos permiten el desarrollo de la gota de acuerdo a la ciencia?

Se ha logrado determinar, que la gota puede llegar a controlarse e incluso prevenirse. Para ello, se debe partir de un correcto diagnóstico realizado a tiempo. Claro está, mediante el empleo de los medicamentos adecuados y cambios importantes en el estilo de vida y la alimentación.

De acuerdo a las investigaciones, se ha observado que la formación del ácido úrico en el cuerpo humano, tiene lugar debido a la descomposición de ciertos alimentos con alto contenido de purina. Dentro de ellos encontramos: anchoas, sardinas, mariscos, carnes rojas y ciertas bebidas alcohólicas como la cerveza. Se incluyen también, hongos, extractos de levadura, avena, guisantes, lentejas, espinaca, frijoles, coliflor y espárragos. Por lo general, el ácido úrico formado en condiciones adecuadas de funcionamiento de los riñones, se excreta en la orina. En caso contrario se acumula en la sangre y genera los cristales de ácido úrico.

De forma técnica, el urato es la forma ionizada de ácido úrico presente en el cuerpo. Se ha logrado verificar, que los cristales de ácido úrico se empiezan a acumular en los tejidos cuando los niveles de ácido úrico en sangre se elevan por encima de 6,8 mg/dl. Vale destacar, que ciertas condiciones pueden llegar a afectar la solubilidad del ácido úrico a nivel de las articulaciones. Dentro de ellas se mencionan: niveles de electrolitos y proteoglicanos, concentración de agua y pH del líquido sinovial. De acuerdo a las investigaciones, el aumento de ácido úrico solo es responsable del 10% de los casos de gota. Se observa que el 90% restante ocurre por efecto de niveles deficitarios de excreción renal.

Surgen nuevas causales de la producción de gota

El nivel de ácido úrico en el cuerpo, está asociado al equilibrio entre ciertos elementos. Incluso se sabe que, se realiza una producción interna muy elevada debido al recambio celular acelerado. Sucede como en los casos de neoplasias malignas, enfermedades inflamatorias y hematológicas. Además, el aumento de la producción de purina puede resultar de la quimioterapia y el daño tisular. También el aumento de peso corporal conduce a una mayor producción de ácido úrico, agravando el riesgo de hiperuricemia. Se ha observado que la edad y el sexo condicionan también el nivel de ácido úrico en el cuerpo. Por lo general, dichos niveles tienden a ser bajos en niños y alcanzan sus niveles normales después de la pubertad. En los hombres, estos niveles son más altos que en las mujeres, sin embargo, luego de la menopausia se igualan.

  • Consumo de comidas rápidas

En los países occidentales, la gota se presenta entre el 3 al 6% de los hombres y del 1 al 2% de las mujeres. A partir de los ochenta años, se puede presentar en el 10% de los hombres y en el 6% de las mujeres. Dentro de las causales se mencionan el consumo de comidas rápidas, niveles inadecuados de ejercicio y presencia de síndrome metabólico.

  • Consumo de sodas y bebidas azucaradas

De acuerdo a un estudio del Journal of the American Medical Association, existe un nuevo motivo de preocupación. Se trata del riesgo de desarrollar gota, por el consumo desmedido de refrescos o bebidas azucaradas. Esto se demostró mediante un estudio, determinándose que las mujeres que consumían dos latas o más de bebidas gaseosas no dietéticos al día, tenían el doble de probabilidad de desarrollar gota. Este efecto se logró verificar también, al consumir doce onzas (354 ml) o más de jugo de naranja u otras bebidas azucaradas.

¿Cuál es problema detrás del consumo de refrescos y bebidas azucaradas?

Al parecer, todo apunta a que el problema se genera por la presencia de la fructosa. Por lo general, este tipo de azúcar, se encuentra presente en altas proporciones en la naranja y jarabe de maíz.  El jarabe de maíz se emplea como fuente edulcorante para muchas gaseosas comercializadas en la actualidad.

problema-detras-del-consumo-de-refrescos-y-bebidas-azucaradas

Diversos estudios han demostrado que el riesgo general de desarrollar gota, en mujeres premenopáusicas es muy bajo. La investigación se enmarcó en un estudio de Salud de las Enfermeras, un estudio de cohorte prospectivo de los Estados Unidos. El mismo abarcó un período de 22 años (1984-2006), logrando analizarse los datos de 78.906 mujeres. Ninguna de ellas presentaba antecedentes de gota al inicio del estudio. Se emplearon cuestionarios validados por el American College of Rheumatology, recabándose información acerca de la ingesta de bebidas y fructosa.

Este estudio permitió documentar, que solo el 1% de las mujeres presentó gota. Esto se atribuye, al efecto protector de los estrógenos, pues precisamente esta enfermedad se presentó en las mujeres que habían alcanzado la menopausia.

¿Está relacionada la fructosa con el ácido úrico?

A fin de corroborar la relación entre la ingesta de refrescos endulzados con fructosa y la incidencia de gota en hombres, se realizó un estudio prospectivo de doce años, con la participación de 46.393 hombres sin antecedentes de gota.

  • Se lograron verificar un total de 755 casos de gota, asociándose su mayor riesgo al consumo de dos o más porciones de refrescos al día.
  • Se incluyó además como fuentes de riesgo, el consumo de frutas o jugos con alto contenido de fructosa como las manzanas o la naranja.
  • Los refrescos dietéticos, no fueron asociados a la presencia de gota.
  • Se ha establecido que la gota es el tipo de artritis inflamatoria más común en los hombres.
  • La carga social de esta patología es bastante considerable y sigue aumentando.

Los investigadores, hacen todo su esfuerzo para identificar las diferentes situaciones de riesgo que pueden ser modificados con las medidas disponibles en la actualidad. Esto podría ser una iniciativa fundamental, para lograr la prevención y el tratamiento de esta importante dolencia. Sobre todo, porque en las últimas décadas la prevalencia de esta enfermedad se ha duplicado en los Estados Unidos. Lo que precisamente coincide con un mayor consumo generalizado de gaseosas endulzadas con fructosa, representando la mayor fuente de calorías de la dieta estadounidense. Se estima, que en la actualidad este valor llega a 29 kg per cápita (consumo anual).

¿Qué efectos ejerce la fructosa sobre el ácido úrico?

El interesante estudio prospectivo realizado en hombres, desvela algo muy interesante. Ello permite establecer que:

  • La magnitud de riesgo debida al consumo de fructosa presente en refrescos o jugos, es ligeramente mayor al de las bebidas alcohólicas. De hecho, el efecto del aumento de los cristales de ácido úrico (urato) por efecto de la fructosa, es mayor en pacientes con gota o hiperuricemia.
  • La ciencia ha establecido que, la fructosa posee el mismo mecanismo de incremento de urato que el alcohol etílico. Es decir, ambos compuestos degradan el ATP a nivel del hígado y propician la formación de ácido úrico. Esto no ocurre con la glucosa y otros azúcares simples.

  • La fructosa, podría también aumentar indirectamente el nivel de ácido úrico en sangre. Esto podría incrementar la resistencia a la insulina, incluyendo los niveles de insulina circulante.
  • Ciertos ensayos de laboratorio y estudios clínicos, han logrado establecer los efectos de una mayor ingesta de fructosa.
  • Se ha logrado determinar que, ello incide directamente sobre el incremento a la resistencia de la insulina, hiperinsulinemia e intolerancia a la glucosa.

¿Causa artritis reumatoide el consumo de sodas?

De acuerdo a un interesante estudio publicado el 2016 en Nutrition & Diabetes, se descubrieron hechos muy importantes. Por medio de él, se corroboró que la fructosa también es capaz de provocar otro tipo de dolencia a nivel de articulaciones denominada artritis reumatoide.

Este estudio se realizó a lo largo de tres años e incluyó 1.209 jóvenes entre 20 y 30 años. El objetivo de este estudio consistió en evaluar la asociación existente entre la ingesta de bebidas con alto contenido de fructosa y la artritis no asociada a la edad. Ello incluyó el empleo de sodas, bebidas endulzadas con fructosa y jugo de manzana. Por medio de este estudio se logró corroborar que, debido a procesos de malabsorción de fructosa a nivel intestinal, se generan ciertos productos finales de glicación avanzada (EnFruAGEs). Estos compuestos logran desplazarse hacia los tejidos y promueven la inflamación, en especial procesos de artritis reumatoide.

Concluyendo

A veces cuesta comprender que muchos productos de consumo cotidiano, pueden resultar nefastos para la salud. De esta forma, gracias a la ciencia, se ha logrado desvelar que el incremento de ácido úrico en sangre, no es solo producida por algunos alimentos o el alcohol. También se ha podido demostrar, que la fructosa, ingrediente central de muchas bebidas dulces de frutas y refrescos, posee efectos detrimentales sobre el organismo.

De esta forma, mediante estudios muy interesantes, que incluyeron un alto número de participantes por espacios de tiempo importantes, se logró determinar su participación activa en la formación de gota, la cual es considerada una afección artrítica muy dolorosa. Se determinaron así mismo, los efectos de la fructosa sobre la incidencia de artritis reumatoidea.

Los estudios analizados han logrado establecer, que la fructosa no es un ingrediente inocuo en los alimentos. Se ha determinado que su metabolismo a nivel del hígado logra estimular la producción de ácido úrico. De acuerdo a las investigaciones, a partir del ácido úrico se forman ciertos cristales de las sales de este ácido denominadas uratos, y son precisamente estos uratos, los causantes de una serie de malformaciones artríticas denominadas gota. Además de ello, pueden ocasionar en personas más jóvenes problemas de artritis reumatoidea.

Mi seguidora de Detroit, realmente respiró aliviada, pues su esposo de acuerdo a los síntomas y signos, estaba experimentando la etapa 1 de la enfermedad. Para ella el material recibido, el cual es el que comparto en el post, le mostró elementos interesantes. De esta forma, su esposo decidió alimentarse sanamente, incursionando en una dieta vegana. Así, las gaseosas, bebidas dulces y el sedentarismo, quedaron atrás. Nuevamente descubro, que no hay casualidades y estos desenlaces positivos, me hacen sentir feliz de poder transmitir esperanza.

.“Recomiendo encarecidamente a los pacientes que eviten beber gaseosas u otras bebidas con jarabe de maíz con alto contenido de fructosa añadido, no solo para la gota, sino para numerosos problemas de salud”

Dra. Tuhina Neogi

Universidad de Boston

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

VITA TIENDA