Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
post
¿Cuáles Son Los Beneficios Del Kiwi Para La Piel?
May 27, 2022
Aceite Esencial De Palmarosa: Beneficios, Usos Y Precauciones
May 30, 2022

¿Cómo Hacer Un Jabón Exfoliante De Café En Casa?

como-hacer-un-jabon-exfoliante-de-cafe-en-casa

El café, una infusión obtenida a partir de los granos de café molidos y tostados es una de las bebidas más consumidas actualmente alrededor del mundo. Muchas son las propiedades que presenta la semilla del café, incluyendo los residuos (posos), que quedan luego de su preparación.

Dados los beneficios comprobados de estos residuos sobre la piel, actualmente son utilizados para elaborar ciertos cosméticos como jabones exfoliantes.

De este tema, que llama mucho la atención sobre todo a las mujeres,  voy a hablar a solicitud de Christy, una seguidora de Arkansas. Cuando me contactó me dijo, que desde siempre le han agradado los productos cosméticos que emplean productos naturales.

A pesar de ello, no siempre su presupuesto alcanzaba para adquirir este tipo de cosméticos. Además, en ocasiones la calidad no respaldaba el precio pagado.

Ella decidió comunicarse conmigo a los fines de que le indicara formas sencillas de elaborar algún cosmético artesanal. Incluso, me hizo hincapié en uno que favoreciera el cuidado de la piel. Al considerar su solicitud le envié información sobre la elaboración casera de un jabón con posos de café.

A muchas personas les agrada el empleo de cosméticos artesanales. Realmente su elaboración es satisfactoria y permite acercarnos a una forma de vida más sustentable ambientalmente. Por ello, decidí compartir esta información con vosotros.

Los residuos de café pueden convertirse en aliados ambientales

El café se considera una de las bebidas más populares y preferidas a nivel mundial. Muchas personas la emplean por sus propiedades refrescantes y energizantes. Su elevado consumo acarrea la producción de millones de toneladas de residuos, principalmente los posos de café. Los posos de café son el residuo, que permanece cuando el café molido es sometido a vapor o agua caliente.

Cabe destacar, que la recuperación de los residuos de alimentos se presenta como una alternativa altamente sostenible. Ello es de alta conveniencia para la creciente necesidad de materiales, combustibles y productos químicos.

De acuerdo a los expertos, cada día se consumen más de 2.000 millones de tazas de café alrededor del mundo. La fabricación de las mismas, genera una gigantesca cantidad de residuos (posos) calculada de forma conservadora en unos seis millones de toneladas de material, que se deposita en los vertederos.

Este desecho es altamente dañino para el ambiente porque puede liberar metano durante su proceso de descomposición. De acuerdo a los ambientalistas, el metano se considera el segundo gas más abundante con efecto invernadero. De hecho, posee hasta ochenta y seis veces más potencial de calentamiento global que el dióxido de carbono.

La ciencia ha logrado establecer mediante diversas investigaciones, que existen formas sorprendentes de emplear los posos de café. Ello definitivamente contribuiría a la economía circular, es decir mantener por mayor tiempo el ciclo productivo de las materias primas. Dentro de estas formas, visualizadas hasta ahora destacan:

Elaboración de biocombustibles

Un estudio publicado en Chemical and Biological Technologies in Agriculture menciona, que los granos de café contienen ciertos aceites. Gran parte de ellos se mantiene en los posos una vez utilizado el café en polvo. Esto podrías comprobarlo, cuando dejas en reposo tu taza de café y observas una capa brillante sobre la superficie.

Esto tan solo es una parte del aceite que contienen los granos de café, permaneciendo el resto en los posos.

La extracción de estos aceites permite la fabricación de biocombustibles. Algunos ejemplos de sus aplicaciones, son su empleo en generadores de biocombustible de electricidad y pruebas realizadas en autobuses londinenses.

Pellets sustitutos de madera

Ya se están empleando sustitutos de la madera realizados con los posos de café. De acuerdo a los expertos, cien toneladas de posos de café producen 80 toneladas de pellets. Estos se pueden emplear para la calefacción de los hogares, incluso poseen un 20% más poder calorífico que la madera.

Asimismo, cuando estos pellets se emplean para generar calor producen 80% menos emisiones, que cuando se depositan en los vertederos.

Abono orgánico

De acuerdo a los análisis realizados hasta ahora, se ha establecido que los posos de café contienen nitrógeno, fósforo, potasio, magnesio, zinc, fósforo y calcio.

De acuerdo a un estudio publicado el 2021 en Environmental Science and Pollution Research se encontró, que el empleo de posos de café producía mejoras en la producción de plantas de hortalizas. Además de incrementar valores de nutrientes en el sustrato, se lograron efectos benignos sobre la cantidad de clorofila presente en las plantas.

Actualmente muchas personas reciclan los posos de café en su jardín, y numerosas cafeterías alrededor del mundo los obsequian. Asimismo, varias personas los compostan antes de emplearlos directamente en las plantas.

Elaboración de cosméticos

De acuerdo a los análisis, los posos de café contienen cantidades apreciables de lípidos, dentro de los que destaca el ácido linoleico. Se ha demostrado, que el ácido linoleico presenta propiedades antiinflamatorias, blanqueadoras, antienvejecimiento, emolientes y humectantes.

Es importante mencionar, que la barrera de lípidos presente en el estrato corneo de la piel posee ácido linoleico. Por ello, los productos cosméticos podrían ser una aplicación adecuada para los residuos de café. De hecho, muchas de las propiedades que posee el estrato córneo dependen grandemente de la integridad de sus compuestos lipídicos.

Incluso se ha observado, que el ácido linoleico aplicado de forma tópica puede ayudar a retener la humedad de la piel. Adicionalmente, el contenido de cafeína de los posos de café puede penetrar fácilmente a través de la piel y combatir la celulitis.

La ciencia ha investigado los efectos de los posos (borras, residuos) de café sobre la piel

Un estudio publicado el 2016 en Photochemical & Photobiological Sciences, mostró resultados muy prometedores al emplear posos de café. Este estudio se condujo en condiciones de laboratorio y se observó una disminución de la pérdida de agua transdérmica y disminución de eritema producido por la luz ultravioleta (UVB).

Se ha establecido, que la UVB posee la capacidad de suprimir el contenido de colágeno de la piel y acelerar el fotoenvejeciniento. De acuerdo a los expertos, la exposición reiterada al sol produce fotoenvejeciniento. De acuerdo a los estudios, se sabe que en este proceso participan una familia de enzimas denominadas metaloproteinasas.

Dichas enzimas poseen un papel relevante en los procesos de envejecimiento cutáneo, al favorecer la degradación del colágeno. Sin embargo, los componentes presentes en los posos de café impiden que estas enzimas produzcan efectos negativos. De esta forma, es posible atenuar el fotoenvejeciniento, preservar el colágeno y evitar la perdida de agua de la piel.

Cabe destacar, que este estudio mostró una disminución del área de arrugas en más de un 35%. Además de ello, los posos de café gracias a su textura abrasiva, poseen un comprobado efecto exfoliante sobre la piel.

Incluso, debemos mencionar que la cafeína es utilizada comúnmente como compuesto activo en productos anticelulíticos. Ello se debe, a que estimula la microcirculación e impide la acumulación excesiva de grasa en las células.

La cafeína posee una alta capacidad antioxidante y puede también estimular el crecimiento del cabello al promover un mejor desempeño del folículo piloso. Aparte de la cafeína, el café contiene otros productos que aún faltan por caracterizar en profundidad. Según estudios realizados hasta ahora, estos compuestos pueden minimizar ciertas patologías como rosácea, melanoma y cáncer de piel.

Algunas propuestas de jabón exfoliante de café

Para muchas personas elaborar jabones artesanales es un hobbie bien arraigado. Sin embargo, esto puede resultar un poco complicado para quienes no posean la costumbre de emplear algunos químicos como la lejía (hidróxido de sodio o soda cáustica). De hecho, algunas personas y por sobradas razones no se atreven a manipular este químico empleado comúnmente para elaborar jabones.

Al tomar en cuenta esta apreciación, además de mostrar la forma tradicional de elaborar jabones, incluí algunas menos complicadas.

Jabón artesanal exfoliante de café empleando lejía

Ingredientes

  • Cinco onzas de aceite de coco orgánico
  • Cinco onzas de aceite de oliva virgen extra
  • Seis onzas de aceite de soya
  • Una cucharada rasa de posos de café
  • Seis onzas de agua desmineralizada o purificada
  • Dos onzas de lejía (Hidróxido de sodio) en escamas o perlas (cristales).

¿Cómo realizarlo?

Es importante emplear guantes de goma y gafas de seguridad. Debes realizar todo el procedimiento en un lugar ventilado.

  • Calentar el agua en un recipiente grande y añadirle los posos de café
  • Mezclar muy bien y dejarlo que repose
  • Añadir la lejía en cristales y remover hasta que se disuelva por completo
  • Monitorear la temperatura con un termómetro infrarrojo. En caso de no tenerlo, se puede emplear uno de inmersión como los utilizados para fabricar caramelos
  • Verificar que esta solución alcance una temperatura entre 120 y 130°C
  • En otro recipiente mezclar todos los aceites y calentar a baño de maría
  • Verificar la temperatura empleando el termómetro hasta que alcancen la misma temperatura que la solución de lejía y los posos de café
  • Agregar los aceites en la solución de lejía y comenzar a mezclar empleando una cuchara de madera
  • Remover por una media hora a cuarenta y cinco minutos hasta obtener una consistencia pastosa
  • Si no se desea emplear la cuchara de madera, se puede emplear un batidor de inmersión y el tiempo se acortará a cinco o seis minutos
  • Verter esta mezcla en moldes que sean de lección. Se puedes emplear incluso moldes de silicona rectangulares
  • Almacenar los moldes en un sitio seguro y colocarles una tapa
  • Dejarlos reposar por varios días y después extraer el jabón del molde. Cortarlo en secciones de acuerdo a conveniencia y volver a almacenar por unas tres semanas
  • Después de este tiempo, disfrutar este jabón de especiales propiedades sobre tu piel.

Jabón exfoliante de café empleando jabón base

Como jabón base se pueden emplear el jabón de leche de cabra o el de karité, adquiridos en tiendas especializadas. Es decir, no requiere el manejo de productos químicos que a veces pueden resultar riesgosos.

De acuerdo a los expertos, estos jabones poseen altos contenidos de vitaminas, minerales y lípidos, sin contener químicos añadidos como colorantes o perfumes. Asimismo, son una opción muy sencilla y práctica para fundir y moldear.

Ingredientes

  • Una libra de jabón de leche de cabra o de karité
  • Un cuarto de taza de posos de café
  • Un cuarto de cucharadita de aceite esencial de vainilla (puedes utilizar si lo deseas la misma cantidad de fragancia de café).

¿Cómo realizarlo?

  • Seccionar el jabón en trozos pequeños
  • Colocarlo en un molde que pueda emplearse en el microondas
  • Añadir los posos de café
  • Calentar el microondas durante treinta segundos
  • Remover el jabón y volver a calentar en fracciones de 10 a 20 segundos
  • Una vez que se haya derretido por completo, verter esta mezcla en un molde (podría ser cuadrado de silicona o uno de pan)
  • Añadir el aceite esencial y remover muy bien
  • Una vez completamente solidificado (alrededor de una hora) desmoldar y cortar en secciones para crear barras manejables
  • Este jabón una vez enfriado por completo ya puede ser utilizado.

Nota

Es recomendable realizar una prueba de parche antes de emplear el jabón de café exfoliante. Sobre todo, en quienes no consumen café con regularidad. Incluso debe evitarse su empleo en niños menores de doce años.

¿Cuáles son los beneficios comprobados de este jabón exfoliante de café?

  • Combate la celulitis y previene su aparición
  • Ralentiza la aparición de las líneas de expresión previniendo el envejecimiento prematuro
  • Protege de los efectos de la radiación UV
  • Reduce los procesos inflamatorios
  • Favorece la exfoliación de las células muertas acumuladas en la piel y puede prevenir la aparición de manchas solares
  • Mejora los problemas de várices y microcirculación, favoreciendo el combate de las ojeras
  • Aporta un agradable olor a la piel (efecto desodorante)
  • Actúa como un excelente reafirmante de la piel.

Concluyendo

El hecho de que el café sea una de las bebidas de mayor consumo a nivel mundial, acarrea ciertas consecuencias. Muchas de ellas, están vinculadas a la enorme cantidad de residuos o posos que se producen a diario. Como sabemos, estos residuos son altamente contaminantes por su impresionante emisión de gases con efecto invernadero.

Afortunadamente, la ciencia en su afán por contribuir en un ambiente sano para las futuras generaciones han encontrado hallazgos importantes. Esto ha permitido proponer algunos usos para los posos de café, tales como abono, biocombustible, trampas de gases y cosméticos.

De hecho, existen muchas formulaciones reafirmantes y anticelulíticas que poseen componentes del café como la cafeína. De hecho, esta sustancia posee además efectos antiinflamatorios. Dentro de los usos cosméticos de los residuos o posos del café, destaca la elaboración de jabones artesanales exfoliantes.

Como pudimos apreciar, existe una forma de realizarlo empleando jabones base con excelentes contenidos de vitaminas y minerales como los de karité y de leche de cabra. Asimismo, pueden también realizarse mediante el empleo de la tradicional fórmula ancestral de la lejía o soda cáustica.

Las propiedades de este singular jabón exfoliante derivan de los fitoquímicos y aceites presentes en los posos de café. Al emplear este jabón protegemos nuestra piel de los rayos UV, retrasando la aparición de arrugas. Igualmente, se evita la aparición de manchas, enrojecimientos e incluso se puede combatir la celulitis.

Christy se sintió mu complacida con la información que le envié, la cual comparto con vosotros en el post. Ella bromeaba porque nunca había considerado, que ella podría algún día ser capaz de elaborar jabones en casa, sin embargo, logró perfeccionarse empleando lejía. De hecho, hace poco me envió una muestra de su aprecio representada en un hermoso jabón de posos de café.

“El aceite de ácido linoleico extraído de los posos de café se destaca como un prometedor material especializado para productos de reducción de arrugas y mejora de la elasticidad de la piel.”

Mayuree Kanlayavattanakul

Universidad Mae Fah Luang, Tailandia

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.