Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
post
cómo-eliminar-los-hematomas-con-remedios-caseros
Caminar Todos Los Días Puede Salvar Tu Vida
November 30, 2017
vph-y-cáncer-de-cuello-uterino
¿El VPH Está Vinculado Al Cáncer De Cuello Uterino?
December 1, 2017

¿Qué Hábitos Alimenticios Pueden Prevenir El Cáncer?

hábitos-alimenticios-para-prevenir-el-cáncer

El cáncer no es, como muchas personas creen, la enfermedad del siglo XX. Este padecimiento ya era conocido por los antiguos egipcios, quienes fueron los primeros en nombrarlo y describir algunos síntomas.

Los griegos ahondaron las investigaciones sobre esta enfermedad, descubrieron que tenía el poder de ramificarse. Además, la forma de los tumores les sugirió la forma del cangrejo, de allí el nombre de cáncer.

Durante siglos, se refirieron al cáncer como “penosa enfermedad”, “rara enfermedad” o “maligna dolencia”. Se ocultaba su padecimiento porque se creía contagiosa, vergonzosa y, definitivamente, incurable.

En diversas culturas y épocas se trató con hierbas e incluso con cirugía, sin mucho éxito. Pero también se supo que la alimentación estaba relacionada con el cáncer. Uno de los grandes descubrimientos que se ha hecho es que algunas costumbres gastronómicas reducían el riesgo de padecerlo.

Una sana alimentación y el consumo de ciertos alimentos pueden ayudarte a prevenir el cáncer. Te invito a leer mi e-book #Yo Puedo Con La Dra. Cocó, donde encontrarás el mejor método para llevar una vida saludable.

Importancia de una dieta saludable para prevenir el cáncer

Una alimentación equilibrada y sana reduce el riesgo de sufrir de cáncer. Mientras que si llevas una dieta poco saludable, este riesgo aumenta. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que se puede evitar 30% de los casos de cáncer con una dieta equilibrada y saludable.

Actualmente, existen muchas líneas de investigación abiertas sobre los alimentos que pueden promover el cáncer y cuáles lo evitan. Por ejemplo, se ha comprobado que consumir muchas grasas trans puede provocar cáncer.

Por su parte, el consumo regular de frutas y verduras frescas puede proteger al organismo de esta enfermedad. Pero un alimento en específico no provoca ni evita el cáncer por sí solo. Lo que puede provocar la enfermedad es una mala alimentación y hábitos de vida poco saludables.

¿Existen alimentos cancerígenos?

alimentos-cancerígenos

Como te acabo de comentar, no existe ningún alimento que por sí mismo provoque el cáncer. Lo que sí puede hacerlo es una dieta no saludable por mucho tiempo. Es la alimentación lo que puede aumentar mucho la posibilidad de padecer cáncer.

La oncóloga y miembro de la Sociedad Española Contra el Cáncer, Graciela García, ha dicho que una dieta rica en grasas de origen animal, carnes rojas y productos precocidos, pero pobre en verduras, frutas y fibra puede, a largo plazo, provocar el cáncer.

Esto se debe a que este tipo de dieta priva al organismo de muchos nutrientes, importantes para su óptimo funcionamiento.  Comer mal también provoca obesidad.

La obesidad está relacionada con el cáncer, pues algunos tumores están relacionados con el sobrepeso mantenido durante mucho tiempo.

Cuídate de las grasas saturadas no saludables

cuídate-de-las-grasas-saluradas

Siempre que pensamos en dieta saludable, pensamos en eliminar todo tipo de grasas. Poco pensamos en que el organismo necesita ciertas grasas saludables para funcionar adecuadamente. Entre las grasas saludables se encuentran los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6, muy beneficiosos para la salud.

Por el lado de las grasas malas, siempre escuchamos hablar acerca de lo dañinas que son las grasas saturadas. Pero algo importante a tener en cuenta es que no todas las grasas saturadas son malas.

Existen alimentos ricos en triglicéridos de cadena media, que son considerados grasas saturadas, pero que son muy saludables.

El coco es uno de ellos. Culturas en las que el coco forma parte de su dieta diaria, la incidencia de enfermedades, especialmente las cardíacas, es bastante baja. El aceite de coco es uno de los más saludables para cocinar, ya que al calentarse no pierde sus propiedades, a diferencia de otros aceites.

Pero sí existen grasas saturadas dañinas. Están presentes en la mantequilla, carnes rojas, queso y la leche entera. Un estudio europeo sobre cáncer y nutrición establece una relación directa entre el consumo excesivo de grasas y el cáncer de mama.

Las mujeres que toman más de 35 gr de grasas saturadas al día, tienen el doble de riesgo de sufrir de cáncer de mama, que las que consumen menos de 10 gr. También incluyen el cáncer de colon.

Aumenta tu consumo de frutas, legumbres y verduras

aumenta-consumo-de-frutas

Muchos estudios afirman que las frutas, legumbres y verduras tienen un efecto protector contra el cáncer. Estos alimentos aportan al organismo buenas cantidades de fibra, vitaminas y agentes fitoquímicos.

Pero ninguna fruta o verdura actúa contra el cáncer por sí sola. Por ejemplo, el brócoli es muy beneficioso para prevenir el cáncer, pero solo por comerlo no te haces inmune. Lo ideal es consumirlo dentro de una dieta balanceada junto a otros alimentos saludables.

Las técnicas para cocinar influyen en la prevención del cáncer

técnicas-de-cocinar-que-influyen-en-el-cáncer

La dieta que llevamos no es sólo los tipos de alimentos que consumes, también influye la forma o técnica de cocción.

Cuando cocinamos un trozo de carne a la parrilla, ésta se quema al fuego directo. En esa parte dorada, que ves más apetitosa, hay una gran concentración de aminas heterocíclicas.

Ese compuesto es cancerígeno y puede estar presente en cualquier tipo de carne que se quema. Esto solo afecta a las carnes a la parrilla, si las cocinas en sartén o en plancha no hay riesgos. Pero también es importante tener cuidado con el material de los utensilios, ollas, sartenes y planchas que uses para cocinar.

En algunos lugares, se comercializan estos productos elaborados con materiales que, al desprenderse algunas partículas durante la cocción, puede añadir tóxicos a nuestros alimentos, sin que lo notemos.

Evita el consumo de alcohol para prevenir el cáncer

evita-consumo-de-alcohol

Si bebes alcohol en grandes cantidades, éste puede provocarte cáncer. Según el Instituto Nacional del Cáncer de EEUU, 3.5% de las muertes por cáncer están relacionadas con el consumo de alcohol. Beber un vaso de vino o una cerveza en algunas ocasiones no es peligroso. Pero el consumo diario aumenta el riesgo de padecer cáncer.

Y si consumes alcohol y fumas, las posibilidades de padecer cáncer se disparan. Los tipos de cáncer más comunes en este caso son los de:

  • Faringe
  • Boca
  • Laringe
  • Esófago
  • Pulmón

Tips para crear el menú ideal

crear-menú-ideal-para-evitar-cáncer

El menú ideal parte de una dieta sana y equilibrada. Para establecer una alimentación saludable, te recomiendo seguir estos tips:

  • Consume entre 6 y 10 raciones de legumbres, cereales o patatas al día.
  • Bebe alrededor de 2 y 4 raciones de zumos de fruta o come esa cantidad de fruta entera al día.
  • Come entre 2 y 3 raciones de leche desnatada o derivados lácteos al día.
  • Incluye entre 3 y 5 raciones de frutas y hortalizas al día.
  • Consume de 1 a 2 raciones de pescado, carnes magras o huevo diariamente.
  • Come grasas y aceite con moderación, evita superar los 80gr al día.

Recientes estudios revelan que las mujeres jóvenes que comen más plátanos, uvas, naranjas, manzanas y col rizada, reducen el riesgo de sufrir cáncer de seno.

Recomendaciones para prevenir el cáncer

Es importante, además, para llevar una dieta saludable que sigas estas recomendaciones que te ayudarán a mantenerte saludable por mucho tiempo:

  • Evita el sobrepeso y la obesidad
  • Limita el consumo de bebidas azucaradas
  • Haz deporte
  • Mantente activo
  • Come más frutas, hortalizas y verduras
  • Reduce el consumo de carnes rojas
  • Evita la ingesta de bebidas alcohólicas

Alimentos claves para la prevención del cáncer

alimentos-para-prevenir-el-cáncer

Si bien no hay alimentos que por sí solos previenen el cáncer, algunos son claves por sus componentes. Pero siempre combinados dentro de una dieta saludable.

El alfa-caroteno es un compuesto que ayuda a prevenir el cáncer. Se encuentra en los vegetales color amarillo-naranja como la zanahoria, el camote y calabaza. Y en los que son de color verde oscuro como: ejotes, brócoli, hoja de nabo, lechuga, espinaca y berza.

Media taza de frijoles contiene fibra beneficiosa para combatir el cáncer. El brócoli contiene sulforano, el cual puede reducir el número de células madre del cáncer de seno.

El ácido oleico y los antioxidantes del aceite de oliva extra virgen, inhiben el crecimiento de células malignas. Por su parte, las grasas Omega 3, que se encuentran en pescados como el salmón salvaje de Alaska reducen la inflamación que contribuye al carcinoma ductal. Las nueces contienen antiinflamatorios en sus ácidos grasos linoléicos Omega 3.

La apigenia en el perejil inhibe el crecimiento de las células cancerígenas. Mientras que el café negro puede reducir el riesgo de receptores de estrógeno negativos de cáncer de seno. La cúrcuma contiene curcumina, un potente adversario del cáncer.

Consume alimentos ricos en carotenoides

Los carotenoides son importantes para prevenir el cáncer y reducir el número de células malignas. Las mejores fuentes de carotenoides están en estas frutas y verduras:

  • Zanahoria
  • Col rizada
  • Espinacas
  • Col berza
  • Hojas de mostaza
  • Acelga
  • Camotes
  • Calabaza de invierno
  • Melón
  • Chabacanos
  • Pimiento rojo
  • Tomates

Consumir alimentos ricos en fibra es importante para prevenir el cáncer. Entre los más efectivos por su alto contenido de fibra se encuentran los siguientes:

  • Cebada
  • Frambuesa
  • Coliflor
  • Hojas de nabo
  • Frijoles
  • Legumbres
  • Pepino
  • Mandioca
  • Melón
  • Sandía
  • Plátano
  • Manzana
  • Calabaza
  • Habichuelas

¿Cuál es la mejor forma de consumir los alimentos?

cómo-consumir-alimentos-para-prevenir-cáncer

Ya te expliqué que los alimentos asados a la parrilla reciben el fuego directo, la carne quemada contiene agentes cancerígenos. Este efecto se multiplica si acompañas las carnes a la parrilla con sodas y cerveza.

Los alimentos precocidos, procesados industrialmente son de alto riesgo. Igualmente, las frituras hidrogenadas, endulzantes artificiales, bebidas pasteurizadas, colorantes y conservantes artificiales.

Es mejor eliminar de la dieta los embutidos, ya que contienen químicos de alto riesgo no solo de sufrir cáncer, sino de dañar al organismo. Puedes comer con mucha moderación embutidos caseros.

Prepara tus alimentos al vapor, a la plancha, hervidos o ligeramente salteados en aceites como oliva extra virgen, canola, lino, coco o sésamo, pero usa muy poco aceite. Lo mejor es comer las frutas y vegetales enteros y crudos, hasta donde sea posible.

Consume los vegetales y las frutas en ensaladas y zumos. Puedes combinar los vegetales y frutas según sus colores, por ejemplo, verde oscuro y amarillo naranja. Para endulzar, hazlo con miel cruda de abejas o Stevia. Prefiere los vegetales, frutas, legumbres, huevos y carnes magras provenientes de granjas orgánicas.

Recuerda que una alimentación sana aumentará tus defensas y te ayudará a prevenir el cáncer. Pero para un mejor efecto, es mejor acompañarlo con buenos hábitos de vida como ejercitarse y alejarse del licor y el cigarrillo.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

 

Referencias: